Últimas Actualizaciones del Evento

LIBROS PATROCINADOS Y GANADORES LIBRO DEL AÑO 2018

Posted on Actualizado enn

– LIBROS PATROCINADOS – 

EL DÍA DEL ADVENIMIENTO: COMPRA RESEÑA
EL ÚNICO HOMBRE VIVO: COMPRA RESEÑA
OSCURO AMANECER EN BERLÍNCOMPRA RESEÑA
HURACÁN. FUERZAS NATURALESCOMPRA RESEÑA
HERRAMIENTAS PARA LA GESTIÓN DE CALIDADCOMPRA RESEÑA
LÁGRIMAS EN LA LLUVIA: COMPRA RESEÑA
LAS ESTEPAS DE AVOKCOMPRA RESEÑA
MATEO EN EL CADALSO: COMPRA RESEÑA
MIEDO EN VIMEN: COMPRA RESEÑA
UN ESPÍRITU EN MI SOFÁ: COMPRA RESEÑA

 

– LIBROS GANADORES “LIBRO DEL AÑO 2018” –  

20181221_115034.png

– “Bajo nuestros pies“ – Francisco Javier Olmedo Vázquez (Autopublicación).

– “Betamax: Una comedia con superpoderes“ – J. Olloqui (Editorial Drakul).

 – “Perro ladrando a su amo” – Javier Sachez (Eolas Ediciones).

– “Remordimiento – Almas perdidas“ – F.J. Beristain (Autopublicación).

LAS AVENTURAS DE TXANO Y ÓSCAR. LOS VECINOS SUBTERRÁNEOS – PATRICIA PÉREZ Y JULIO SANTOS – EDITORIAL XARPA BOOKS, 2019.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

TyO L06 ES - Portada - Los vecinos subterraneos.jpg

TÍTULO: LAS AVENTURAS DE TXANO Y ÓSCAR. LOS VECINOS SUBTERRÁNEOS.

AUTORES: PATRICIA PÉREZ Y JULIO SANTOS

WEB INSTAGRAMFACEBOOK – TWITTER

EDITORIAL: XARPA BOOKS – WEB

PÁGINAS: 123.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

¿Te acuerdas del meteorito de nuestra primera aventura? Pues el profesor Antonov montó un laboratorio junto al cráter donde lo encontramos y descubrió que habían empezado a ocurrir cosas muy extrañas. Pero lo más alucinante fue que nos invitó a pasar unos días allí y acabamos descubriendo la verdadera naturaleza de la piedra verde y del increíble misterio que traía con ella.
¿Quieres descubrirlo tú también?

– AUTORES –

33510024--624x422.jpg
Soy una enamorada de los libros infantiles, las películas de animación, las bibliotecas y las librerías que visito frecuentemente con mi hijo. Fue cursando Diseño Gráfico hace dos años cuando vi claro que lo que más me apasionaba era la ilustración. Así que cuando Julio me presentó el proyecto de crear juntos una colección de libros infantiles, no pude resistir la tentación e inmediatamente me puse a diseñar los personajes y el universo gráfico de la serie.
Soy informático desde mucho antes de estudiar informática y me encanta la tecnología. Hace unos pocos años, lo dejé todo y me fui a viajar por el mundo con mi familia. Y en uno de esos viajes, mientras conducía aburrido por la pampa argentina, aparecieron Txano y Óscar. No sé de donde vinieron, pero consiguieron cautivarme y a partir de ese momento me dediqué a escribir sus historias mientras Patricia enriquecía mis textos con sus imágenes.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos los niños que viven en un estado de permanente aventura. A todos aquellos que todo lo que les rodea les parece especial y digno de exploración. A todos los que aún no han sido devorados por el sistema de encasillamientos de la vida adulta. Txano y Óscar somos todos los que, en algún momento, vibramos en un mundo de fantasía, acción, aventura y libertad creativa. Es fundamental regresar a las raíces de la pandilla, la camaradería, el trabajo en equipo y la sincera amistad forjada en el juego.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A todos aquellos que han sido fagocitados e intitucionalizados por el sistema y han olvidado lo que alguna vez fueron. Tampoco será del interés de los que buscan que las lecturas de sus hijos estén encorsetadas por la corrección política, de género, identitaria, o de perspectivas diversas… donde prima más el mensaje adoctrinador, político y reglado que el propio disfrute de la aventura y el libre pensamiento del muchacho que debe forjarse su propio camino.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Pero entonces, el suelo empezó a vibrar de nuevo y la cara de mi prima se contrajo en una mueca de terror. La tierra empezó a deslizarse hacia el agujero del cráter instantes antes de que una sacudida un poco más fuerte abriera un boquete más grande. Mi prima intentó lanzarse hacia el borde con la fuerza de la desesperación, pero fue demasiado tarde. Resbaló por la pendiente y, en un segundo, ella también había desaparecido tragada por el agujero”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

51CcmQKzPTL.jpgHoy traemos para reseñar Las aventuras de Txano y Óscar (Los vecinos subterráneos), sexta aventura de la pareja de mellizos exploradores e investigadores más inquietos de la literatura juvenil actual. Ellos junto con sus amigos, su hermana, una pequeña ardilla y su especial y valiente perro son testigos de su camino hacia la madurez (al igual que el propio lector). Este camino espinoso, agridulce, caótico, caprichoso, azaroso, frustrante en ocasiones, pero electrizante, sorpresivo y estimulante en otras necesita de metáforas, parábolas y enseñanzas preparatorias para enfrentarse a la fase de adulto. No son suficientes los reglamentos, las regañinas, y los consejos de los padres; el niño debe caerse del árbol y rasparse las rodillas de vez en cuando. Txano y Óscar son los compañeros de viaje, los cicerones vitales del cambio de etapa, los amigos invisibles con los que jugar y afianzar la posición personal para el futuro. El cuento y siempre el cuento es el que, al abrigo de la fogata desde los albores de la civilizaciones, ha servido para el aprendizaje del joven imberbe. En una sociedad dominada por el control tecnológico de los padres “helicóptero” que dan cobertura a sus hijos de cristal en un mundo de parques de bolas e instalaciones infantiles con suelos acolchados hay que recordar que en la vida hay dramatismo en cada esquina  y que la sobreprotección no soluciona el problema, lo posterga. Patricia Pérez y Julio Santos han creado una colección de aventuras donde la acción, el aspecto formativo y los postulados sociales, éticos y morales se dan la mano. Pero, sobre todo, la aventura clásica, aquella que conecta a los exploradores con sus descubrimientos creando un momento mágico; una unión perfecta que dará en el clavo de los jóvenes lectores. (Título de lectura obligada sobre este tema por su contenido y por sus notas a pie de página, Cuentos de hadas anotados de María Tatar). Los que todavía creen que los cuentos son inocentes pasatiempos de niños sin profundidad alguna, todos ellos se equivocan. Es bajo la protección de las sábanas donde los niños empiezan a imaginar el mundo que les espera fuera; el edulcoramiento solo sirve para retrasar lo inevitable.
51jGOokZfwL.jpgLas aventuras de Txano y Óscar son herederas del tono clásico de Enid Blyton, Robert Arthur, Andrew E. Svenson, Chris Columbus, Steven Spielberg… Los Cinco, Los Hollister, Los Siete secretos, Los Tres investigadores, Los Goonies, Aventuras en la gran ciudad, E.T., Los bicivoladores… a partir de aquí ya estarán preparados para que la pandilla tenga problemas de mayor calado como en El cuerpo o It de Stephen King. Es precisamente en el compadreo y la camaradería que se forjan en esos años tan inestables donde se ponen a prueba los límites de cada integrante y donde cada uno encuentra su lugar en la jerarquía del grupo. La pertenencia a cada pandilla tiene sus propias reglas de acceso, permanencia y salida. En el presente volumen podemos encontrar a un personaje que quiere entrar en el sanctasanctórum de los protagonistas. Este Área 51 es su fortaleza y ahí defienden sus normas de todo elemento ajeno (nos recuerda al fortín de los Tres Investigadores en El Patio Salvaje de los tíos del protagonista. Curioso que Jupiter Jones, el líder del trío, fuera huérfano como también lo son Harry Potter, Tom Sawyer, Frodo Bolsón, David Copperfield, Oliver Twist, Jean-Baptiste Grenouille, Cenicienta, Bambi, Superman, Pippi Långstrump… El camino del héroe solamente se puede alcanzar sin el influjo “castrante” de los padres (aunque en el presente caso Julio Santos ha decidido mantener a los padres en escena).
51jiwrQcunL._SY445_QL70_.jpgComentábamos al principio de la reseña que Los vecinos subterráneos es la sexta entrega de la saga de Txano y Óscar. Los libros son autoconclusivos, pero sí es verdad que según avanzan sus aventuras existen interconexiones que ensanchan la saga y la hacen más atractiva al lector. Pero esto no supone un problema ya que para que sea el propio lector el que enjuicie si estas aventuras le interesan, los autores han colgado en su web los dos primeros libros para su descarga gratuita. De esta manera se puede comenzar la saga desde el principio, y si gusta, adquirir el resto de los libros. En este volumen de Txano y Óscar los mellizos, siguiendo los pasos de Tom Sawyer y Huckleberry Finn y al más puro estilo Spielberg en Encuentros en la tercera fase, se adentran en el misterio de un cráter producido por un meteorito. Además de la propia aventura, los autores introducen conceptos científicos para abrir la inquietud por las ciencias de los más jóvenes. Suman y actualizan las técnicas y las tecnologías empleadas en sus investigaciones para adaptarlas a los nuevos tiempos digitales. Redondeando la función, también nos encontramos pequeñas perlas o reflexiones acerca de la amistad, el compañerismo, el trabajo en equipo, la integración, la empatía y el respeto al diferente; pero todo ello nunca desde el dogmatismo. La aventura es el núcleo principal de la narración. Los pequeños detalles educativos y emocionales fluyen de manera cohesionada y natural. 
51KQmrGjHkL.jpgEn el apartado ilustrativo, Las aventuras de Txano y Óscar tiene un apartado técnico y visual espléndido. La ilustradora Patricia Santos hace un excepcional trabajo de descripción de la trama narrativa, pero además va más allá. No se ciñe exclusivamente a ilustrar con potente colorido e imaginación (atención a la aparición de ciertos personajes iridiscentes). La ilustradora llega a todos los recovecos de las páginas del libro. Arriba, abajo, por la esquinas, en los títulos de los capítulos… Todo ello para que la sensación de inmersión en la aventura sea mucho mayor. Y aunque siempre se indica que el contenido debe ganar al continente y que los libros no deben elegirse por la portada, aquí debemos hacer una excepción; el trabajo con la calidad de los materiales empleados, la maquetación y la terminación del libro es sobresaliente. Nada está dejado al azar. Hay mucho trabajo en esta colección.
515Td4BEt2L.jpgDesde el ocaso de Kripton a la entrega de la luz o del fuego a los hombres (mito clásico de Prometeo) pasando por una pizca de Stranger things hasta la conjura clásica de la pandillas de amigos que, alejados del ruido de sus mayores, son capaces de resolver cualquier tipo de misterio o descubrimiento, estas aventuras son de obligada lectura. Somos testigos de la exploración del riesgo como piedra angular de la madurez en la compañía de los camaradas de andanzas, conquistas e infortunios. En un mundo demasiado reivindicativo, victimista, dogmático y de mensajería política que se cuela por cualquier espacio de la ficción y de la realidad es necesario que existan productos que se preocupen por recuperar la simple aventura, la desprejuiciada, desinhibida y natural, como son los propios niños que gritan y corren en la libertad de sus juegos infantiles antes de que la sociedad los encasille y les marque el camino. Txano y Óscar son unos exploradores que harán las delicias de todos aquellos niños que nunca abandonan el pirata, el caballero, el dragón, la princesa, el científico, el bombero, el astronauta, el hada o el guerrero medieval que llevan dentro, aunque de adultos olvidarán que fueron todo aquello y muchas cosas más.
Pero no está todo perdido, ya que como hacemos muchos cuando miramos hacia atrás, de vez en cuando observamos en el espejo a un pequeño mocoso que nos mira con el pelo revuelto invitándonos a jugar.

Banner L06 1024x340-2-01.jpg

DESCARGA GRATUITA DE LOS DOS PRIMEROS LIBROS

MISTERIOS EN MADRID – MANUEL G. SANAHUJA – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2018

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

51UCPC4rOcL.jpg

TÍTULO: MISTERIOS EN MADRID.

(EL GATO MADRILES NOS DESCUBRE LOS SECRETOS OCULTOS DE LA CAPITAL).

AUTOR: MANUEL G. SANAHUJAINSTAGRAMFACEBOOK – TWITTER

EDITORIAL: EDITORIAL CÍRCULO ROJO – WEB

PÁGINAS: 246.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Madrid es una ciudad bulliciosa y alegre, llena de luz y color, pero también tiene sus sombras y sobre todo, múltiples misterios que muchos desconocemos y que le dan a la gran urbe, un halo de magia que le hace más atrayente. El Gato Madriles, usando sus capacidades y su destreza (más bien irresponsabilidad e incapacidad) intenta descubrirnos esos enigmas que envuelven a la capital, y desenmascara los posibles fraudes, al tiempo que corrobora la inexplicable existencia de un más allá en el interior de algunos de los edificios más conocidos y destacados de la ciudad, en un conjunto de aventuras que nos divertirán, al tiempo que nos pondrán en alerta, tras el descubrimiento de entes de otra dimensión.

– AUTOR –

174c8681fabcbed99878c393a61812fa.jpg

Manolo G. Sanahuja nació en Madrid, y toda su vida ha residido en el centro de la ciudad, que conoce bastante bien. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, e hizo prácticas en algunas emisoras de radio, como Radio Intercontinental, Cadena Rato y Onda Madrid, pero el destino truncó su carrera, y su vida ha corrido por otros senderos distintos. Apasionado del deporte, sobre todo del fútbol y del baloncesto, pasiones que comparte con las nuevas tecnologías, llegó a dirigir la pequeña revista baloncestística Rugidos durante unos meses, aunque, pasados los años, decidió escribir un blog, primero, pluritemático, y más tarde, exclusivo sobre Madrid, y del cual nació la idea de escribir este libro, cuya primera edición data de noviembre de 2016. Posteriormente ha participado en la antología Ópera de Sueños, editada por el grupo de Facebook Escritores y lectores, y Que entre la luz, otra antología de relatos, esta vez en contra de la violencia de género y el maltrato infantil, publicada en junio de 2018.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A gatos, gatas y demás felinos ávidos de historias, algunas olvidadas, sobre lugares que patean diariamente pero que desconocen sus cruentas, fantasmagóricas y esotéricas leyendas e historias secretas. También será del interés de todos aquellos amantes del misterio en general, ocurra donde ocurra, y fieles seguidores de Fernando Jiménez del Oso, Javier Sierra, Iker Jiménez, Enrique de Vicente, etc…

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los temerosos de dormir con la luz apagada y a los que, aun amando el género de misterio, prefieren aquellas obras donde la profundidad ensayística sea mayor. La presente obra esboza cada misterio de una forma escueta; de esta manera se agiliza la narración, pero seguro que deja a algún lector por el camino con ganas de más.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“El hecho de ser intemporales nos daba un rasgo de singularidad respecto a los demás felinos, que no disfrutaban de nuestros privilegios, como el de hablar con los fantasmas o seres incorpóreos, lo que hacía que nuestro aislamiento respecto a los demás fuese manifiesto”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

¡Ha vuelto Madriles!, ¿se acuerdan?, el Gato Madriles que nos deleitó con su personal Historia de Madrid.
madriles_portada_arbol.pngSi aún no has podido hacer memoria sobre él quiere decir que todavía no has tenido la oportunidad de leer su anterior obra, pero eso no debe preocuparte, busca y encontrarás. En todo caso este peculiar minino se abre a su público, y desnudaría su alma si la tuviera cada vez que toma contacto con él. Es fácil conocerlo tal como se muestra y uno piensa que también comprenderlo, pero eso último es menos seguro. Resumiendo, el Gato Madriles se hace perfectamente reconocible y consigue que Manuel G. Sanahuja, su “negro”, lo plasme con sencillez y fidelidad, acompañado en esta ocasión por una variopinta tropa gatuna encabezada por su hermana del alma Cibelina, el amor de su vida Ágata y un nutrido grupo de familiares y amigos de diversas etapas de sus vidas y procedencia. La cuestión es que si has nacido, has vivido, o vives en Madrid, sus Misterios te atraparán. Pero también si eres forastero, con proyecto de visitar la Capital del Reino de España, debes prepararte para conocer las sorpresas que puedes encontrar en los rincones más insospechados. Sin desmerecer a los del “foro”, más o menos avisados, hay que recomendar a los visitantes las narraciones de Madriles, no sea que en cualquiera de sus visitas a un museo, una iglesia o un palacio se lleven un susto morrocotudo. Prevenidos quedáis.
joy-eslava_1321677823_49613_1300x731.jpgMadrid como ciudad castiza y vieja, en el mejor sentido, arrastra misterios y secretos, rumores y leyendas, que en la actualidad no son fáciles de divulgar y “diseccionar” por el método tradicional, es decir, en los corrillos de los mentideros, mercados, cafés o posadas de postas. Afortunadamente quedan entusiastas, como Madriles y su “negro” Manolo, que investigan, curiosean, reverdecen, escriben y divulgan lo que otros, de manera placentera y cómoda, “degustamos” sobre Madrid. Las llamadas nuevas tecnologías, cada día menos nuevas, contribuyen notablemente a ese empeño cuando son utilizadas con solvencia y sentido de la eficacia comunicativa. Ese pícaro ser intemporal, que es el gato narrador de los Misterios en Madrid, ha tenido el acierto de incorporar, en cada capítulo de su libro, un enlace (código QR) que, teléfono “inteligente” en mano, nos transportará instantáneamente al escenario de cada narración. De esta manera, cual viaje en alfombra mágica, podemos saltar instantáneamente del papel a la pantalla y conocer más detalles del interior de un cuartel, de un palacio o de un tanatorio. O simplemente amplificar las referencias históricas del lugar. Así, nos parece, que se cierra el círculo virtuoso pretendido por la labor divulgativa del autor. El libro nos ofrece sabrosas, curiosas, o inquietantes historias que se refuerzan con contenidos de apasionantes blogs, webs o foros. Que a su vez pueden devolvernos a los Misterios de Madrid, ya con una visión histórica más extensa de cada escenario y su entorno. Descubrimos que el círculo, una vez cerrado, tiene un diámetro notablemente mayor que el original.
8511226194_e1f2f03d50_b.jpgPor si aún algo faltara, la bibliografía que se nos ofrece en los Misterios de Madrid es como el cesto de cerezas de la fábula, si se te ocurre tirar de uno de sus títulos te verás enganchado y, muy probablemente, condenado a leerlos todos. Centrándonos más escuetamente en el libro en sí, intentaremos dar unas pinceladas sobre lo leído procurando no “destripar” ningún final feliz ni infeliz. En ese intento tropezamos desde el inicio con una “dificultad literaria”, que no por ser grata, deja de limitar nuestra expresión, a saber: en el Prólogo de Manu García del Moral (Secretos de Madrid), seguido de la Presentación de Manolo G. Sanahuja y concluyendo con la introducción del propio Gato Madriles, encontramos la mayor parte de las opiniones y comentarios relevantes y certeros que se pueden hacer sobre la obra. Pareciera que hubiesen acordado, entre los tres, conjuntar un atractivo mosaico. Volver o glosar sobre ello sería reiterativo, así que nos limitamos a recomendar su lectura de primera mano, o de primera pata.
138547.jpgEn todo caso, sabido es que los misterios tales son, si no lo fuesen serían certezas o hechos revelados, así que nos encontramos en un terreno de difícil transito para quienes no somos auténticos felinos intemporales como Madriles, aunque seamos genuinos “gatos castizos”. La consecuencia del interés despertado y aprovechando que, según narra Manolo G. Sanahuja, el minino en cuestión tiene una imaginación desbordante y sus fronteras entre lo real y lo quimérico no están nítidamente dibujadas, hemos seguido su estela y “jugado” como Robert Langdon en el bestseller Ángeles y Demonios de Dan Brown. Utilizando el socorrido Google Earth, ya puestos en interacción tecnológica, trazamos con la regla una ruta a partir de la Fuente Diabólica del capítulo 33 (Fuente del Ángel Caído) y la fuimos uniendo con otros lugares mencionados en el libro. Después sustituimos los orígenes y destinos por otros cuya casuística pudiese tener relación, o no, entre ellos. Los resultados, como era de esperar, nada tuvieron de científicos y la mayoría fueron definitivamente estrafalarios, pero algunos le hubiesen gustado al Gato Madriles y a sus gatunos compañeros de correrías. Que la razón no te estropee un buen dibujo o una buena leyenda.
En el mundo de los Misterios en Madrid todo es empezar, como en la citada cesta de cerezas, si tiras de la primera, Madrid te cautivará desde su lado más oscuro y enigmático. ¡Viva Madrid!
E id organizando la agenda de 2020, que la cosa no termina aquí…

IMG_0415.jpg

 

LUCES DE LA HABANA – JESÚS GREUS – EDICIONES EUROPA, 2019

Posted on Actualizado enn

libro-recomendado-fondo-blanco

1561732886_z978885508187.jpg

TÍTULO: LUCES DE LA HABANA.

AUTOR: JESÚS GREUSFACEBOOK – TWITTER

EDITORIAL: EUROPA EDICIONES, 2019 – WEB

PÁGINAS: 200.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La Habana es el escenario en el que se sucede una serie de historias, todas ellas desvinculadas entre sí, pero con un nexo común: la cultura cubana. A través de cada relato se describen los rasgos inherentes a una sociedad sumida en la cotidianidad del día a día, donde la ignorancia, la pobreza y las circunstancias hacen aflorar un estilo de vida que, en algunas ocasiones, acaba desembocando en un conflicto moral. En este contexto se desarrollan las peripecias de los distintos personajes, que ofrecen un retrato de la condición humana en todas sus vertientes, mostrando los comportamientos más oscuros, tales como la codicia, el engaño o la perversión; y explorando, a su vez, la vulnerabilidad de los protagonistas ante los sentimientos más primarios de amor, soledad o nostalgia. Un libro de relatos que nos hace partícipes de la fidelidad del pueblo cubano a sus raíces y orígenes.

– AUTOR –

FERIA DEL LIBRO.jpg

Jesús Greus nació en Madrid en 1954. Tras licenciarse por el Institute of Linguists de Londres, inició su carrera profesional como colaborador en los periódicos ABC y Diario 16 de Baleares, entre otros. Trabajó como traductor para diversas editoriales de Madrid y fue gestor cultural del Instituto Cervantes de Marrakech. A lo largo de los años, ha pronunciado numerosas conferencias, algunas de ellas en el Instituto del Mundo Árabe de París, el Centro de Estudios Luso-Árabes de Silves, la Fundación Arte y Cultura de Madrid y en la antena de Marrakech de la prestigiosa fundación TED Talks. Entre sus obras editadas figuran Ziryab (1988), Junto al mar amargo (1992), Así vivieron en al-Ándalus (2009), Aquella noche en el mar de las Indias (2015) y Sólo una sombra (2018). Actualmente, compagina sus publicaciones en revistas literarias digitales con su labor de escritor.

– GUSTARÁarrow-145786__340

Principalmente a aquellos lectores que disfrutan de la buena literatura, venga de dónde venga, la escriba quien la escriba y cuente lo que cuente. En concreto apasionará a los que las obras de personajes perfectamente delineados en una atmósfera auténtica y llena de matices les hacen seguir leyendo hasta bien entrada la noche. Luces de La Habana reivindica la mirada sin complejos y desinhibida hacia un fenómeno cultural único y particular que congrega a unos personajes que están sometidos a un reglamento férreo en las formas pero, normalmente, laxo entre sus bambalinas. Hecha la ley se manifiesta la trampa; esa que obliga a que los sucesos habaneros que aquí se reúnen tengan una densidad guionizada prodigiosa.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los que las colecciones de relatos o cuentos no sean de su predilección. Tampoco será del interés del lector de novela de género marcado y encorsetado en una temática concreta de librería de centro comercial. A los que no tienen tacto, empatía ni sensibilidad alguna por sus congéneres no querrán ponerse tampoco en la piel de este clown que ríe por fuera lo mismo que sufre por dentro.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Reinaldo era un anciano religioso, aficionado al culto y los rituales yorubas. Soltero y solo en la vida, Reinaldo vivía en casa de su hermana Greter. En la salita, bajo la lámpara de neón, yacía la piedra con dos ojitos que personificaba a Elegguá, el San Antonio de los cristianos, junto a su hermano Ogún y sus herramientas. Más o menos cada veintiún días, Reinaldo acudía a casa de su madrina de santería, reputada vidente, allá por el barrio de Ciénaga. Y es que la letra del santo, o sea, su admonición, perdura durante veintiún días, ni uno más; después cambia el astral y se debe hacer una nueva consulta. Omaida, la madrina de Reinaldo, cobraba a éste ciento cincuenta pesos cubanos por cada consejo espiritual. En una de aquellas ocasiones, como de costumbre, realizaron el culto con profusión de velas prendidas entre imágenes de santos afrocubanos. Cubierta de abalorios, Omaida echó los caracoles a la tenue luz de las bujías, escuchó la voz de Elegguá, escribió sobre un cuaderno, y luego dirigió a su ahijado una penetrante mirada. Reinaldo sintió un estremecimiento. Omaida pronunció:
-¡Cuidado! Elegguá dice que puede desaparecer alguien de tu familia. Debéis andaros todos con ojo, grandes y chamacos, pues un peligro se cierne sobre vosotros”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

perderte_por_la_habana_vieja_774_1400x.jpgHoy traemos para reseñar Luces de La Habana del polifacético lingüista, conferenciante, escritor y gestor cultural, Jesús Greus. Nos presenta un compendio de cuentos o relatos cortos con La Habana como clave de bóveda y Cuba como escenario catedralicio. En esta obra se abrazan en el gran teatro del mundo una sucesión de personajes que bien podrían haber parido Juan Rulfo, Gabriel García Márquez, Carmen Laforet, Rafael Sánchez Ferlosio o el mismísimo Miguel Delibes en Los Santos inocentes o Camilo José Cela en La Familia de Pascual Duarte o en La Colmena. Siempre se ha dicho que España tiene una gran tradición e interés literario en el género picaresco que ha exportado a otros países con obras inmortales como La vida del Buscón o Rinconete y Cortadillo. Pues bien, ¡agárrense a lo que viene ahora desde Cuba! Y así es, principalmente, en épocas de carestía donde nace “la inteligencia del hambre” que realiza todos los actos pertinentes para apaciguar, no solo la gusa, sino para saciar las ganas de vivir que han sido condenadas por la guerra o por el bloqueo económico. No solo el resonar de las tripas vacías hace espabilar al carpanta de su galbana, sino las ganas de proclamar a los cuatro vientos que el alma es inconquistable aunque las penurias hayan arrasado la inocencia de la mirada. En palabras del poeta inglés William Ernest Henley, que pasó las de Caín en su niñez postrado en la cama con tuberculosis durante un año con amputación de la pierna incluida: “…No importa cuán estrecha sea la puerta. Cuán cargada de castigos la sentencia. Soy el amo de mi destino: Soy el capitán de mi alma”. Palabras que pasarían a la posteridad por ser las que Nelson Mandela se repetía durante 27 años para poder soportar su cautiverio. Es esta lucha personal contra los elementos y por la salvaguarda de la dignidad intrínseca de toda persona sobre la que pivota este fresco costumbrista que se introduce en tantas almas del purgatorio habanero.
Iglesia-de-Jesus-en-Miramar-La-Habana.jpgDicen que para diferenciar un buen vino de uno del montón es suficiente con el primer sorbo. Una vez hecha la criba y desechados los caldos menos afortunados, ya puede uno sentarse y deleitarse con las diferentes notas y sensaciones de los taninos. En Luces de La Habana, con el primer sorbo de las primeras 12 páginas se alcanza a degustar un Crianza, en la 19 ya alcanzamos el Reserva, y en la 50 nos topamos con un Gran Reserva compartido con María Clara en Miramar (antes de que la visite un pícaro despiadado y sin escrúpulos, ya que si vamos después no quedará ni por quién preguntar). Ya desde el principio de la obra podemos asegurar que encierra una verdad arrebatadora que no es fácil de encontrar en el panorama literario actual. Y si no nos creen solamente lean las primeras 12 páginas de este libro, si luego no les gusta, abandónenlo como los zapatos viejos que declamaría el maestro Sabina. Pero lleguen hasta ahí, aunque sea solo para averiguar hasta dónde puede alcanzar la sensibilidad y la paleta del realismo de un autor. Si se animan a llegar al final de la obra les prometemos que habrán ganado años a la vida.
1528123947-este-nuevo-diseno-havana-club-anejo-especial.jpgLuces de La Habana introduce todos sus ingredientes en una coctelera bondiana que mezcla artesanalmente múltiples conceptos pero sin agitar soflamas reivindicativas ni “revolucionar” al lector con un exceso de aportaciones políticas ni idearios personales. El narrador de la presente obra prefiere mantenerse neutral, al margen. Se sienta muy atento en el Malecón con su cuaderno de campo y toma certeras notas de lo que allí se cuece. Escucha pacientemente y bosqueja lo que luego serán sus personajes protagonistas. De esa realidad, que solo conoce un “reportero de guerra” que ha tragado bilis y recibido metralla por doquier, Jesús Greus es capaz de dar puntadas con hilos de plata y sensibilidad delicada, vaporosa y humanista. Sucede con cierta frecuencia que en toda obra el continente y el contenido no consiguen equilibrar sus fuerzas, ocasionando que el lector se quede cojo de ciertos aspectos de la narración. Ocurre, que las descripciones del envoltorio no están a la altura de la historia contada o al revés, la historia no tiene un continente con suficiente entidad para merecer lo que se cuenta. El lector se enfrenta a autores que van desde el aldabonazo constante con el barroquismo descriptivo o otros que se sienten muy cómodos dentro de un guión de película de persecuciones y que no prestan atención a lo que sucede a su alrededor a tan alta velocidad. De Thomas Mann a Dan Brown para entendernos. Pues en Luces de La Habana podemos asegurar que el contenido narrativo y el continente descriptivo engarzan a la perfección. Se abrazan con tal delicadeza que se hacen inseparables. No podrían existir el uno sin el otro. El autor hace un encomiable trabajo de inmersión en la cultura cubana, sus gentes, sus costumbres, su idiosincrasia, el legado y sus raíces caribeñas y africanas, la religión reglada y la arraigada santería de los ancestros o la relación con el sexo en todas sus vertientes: desde la más lúdica y festiva, pasando por la clandestina, hasta la que es puro refugio transaccional para ganarse las habichuelas.
maxresdefault.jpgDe lo divino y de lo humano; de la filosofía de aquel que vio como llegaron los casinos y las luces de neón, para ser desplazados, a continuación, por la revolución que enrasó al vulgo por abajo dejando reservadas las prebendas a aquellos que venían, supuestamente, a liberarlos del azote de la tiranía del capitalismo; de las feromonas danzarinas que entre rumba, bolero y chachachá se sacuden la carestía material y la reemplazan por el goce espiritual y espirituoso; de la soledad de quien tuvo y ahora le cuesta retener; de la magia de lo inefable enraizada en el antiguo folclore de mitos y leyendas o de la rutina de aquellos que hacen de las piedras en su camino un canto a la esperanza y a la supervivencia. Jesús Greus introduce a sus personajes en este microcosmos y tira la llave. Desde dentro su trabajo de investigador y observador se torna en un ejercicio de rugiente desempeño. Al igual que en El ángel exterminador de Luis Buñuel, el autor espera pacientemente para encontrar lo mejor y lo peor del alma humana cuando el reducido espacio vital obliga a jugar al mismo juego, aunque algunos, los más espabilados, guarden las jugadas maestras en la manga. 
Y todo lo anterior con un autor que limpia, fija y da esplendor al lenguaje utilizado (con un pequeño glosario de cubanismos al final del libro incluido). La voz de cada personaje se eleva por encima de la del narrador, ocasionando un impresionante cuadro realista, sencillo y natural. No hay espacio para la impostura. De la sencillez del estilo empleado nace la complejidad. El mensaje es cristalino y transparente. Las pinceladas son perfectamente entendibles, pero al mismo tiempo, llevan inherentes una carga expositiva que hará de la lectura un ejercicio de comprensión de la realidad cubana desde la sensibilidad y el sosiego de quien cuenta sus historias sin aspavientos, hipérboles ni fanfarronería. Tras capas y capas la cebolla queda desnuda y aparece la esencia del relato.
Lean Luces de La Habana de Jesús Greus si les queda algo de sangre en las venas, en caso contrario se las verán con Changó y ese no hace prisioneros. Avisados quedan.

tzoo.98779.0.729674.havana.jpg

 

SINESTESIA GENERAL – PATRICIA COLLAZO – EDITORIAL PLATERO COOLBOOKS, 2019

Posted on Actualizado enn

libro-recomendado-fondo-blanco

edition-86707.jpg

TÍTULO: SINESTESIA GENERAL.

AUTORA: PATRICIA COLLAZO WEBFACEBOOK – TWITTER

EDITORIAL: PLATERO COOLBOOKS, 2019 – WEB

PÁGINAS: 155.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Selección de excelentes microrrelatos agrupados por sus peculiares combinaciones de colores y sonidos (…) Entre las líneas de cada relato, la autora nos regala muestras de su maestría en la escritura. No en vano, muchos de los micros aquí recogidos han merecido el reconocimiento y distinciones de los más importantes certámenes del género en nuestro país. Patricia es capaz, y lo demuestra con solvencia, de envolver las situaciones más abyectas en el celofán de lo habitual, de lo corriente, con lo que consigue hacérnoslas digeribles. Tampoco faltan el fino humor ni los giros sorprendentes que nos golpean las entrañas y nos obligan a detener la lectura y meditar antes de pasar al siguiente relato.

 

– AUTORA –

patricia-collazo.jpg

Cuando siendo pequeña me preguntaban qué quería ser de mayor, y yo respondía que sería escritora, recibía en general miradas de sorpresa y sonrisas condescendientes. Los años, la vida, pusieron las cosas en su lugar. Me convertí en escritora estudiando informática. Combiné ecuaciones diferenciales y relatos, derivadas matemáticas e historias con derivaciones, bytes y palabras, bits y vocales. Siendo ya Licenciada en informática fui a por las letras con determinación. Por suerte, en ese momento, apareció en mi vida mi profe Ana y sus talleres Antimusa. Y aprendí, cuánto aprendí durante más de diez años de encuentros semanales y muchos cuadernos repletos de historias. En el 97, me decidí a autopublicar mi Intermediarios abstenerse, un libro de relatos que me dio muchas alegrías. Luego vino el salto a España en el 2002, el aterrizaje, la inmersión en el español, las comparaciones inevitables con el argentino que siempre había escrito.
En el 2014, a raíz de que seleccionaran como finalista semanal el primer relato que envié al prestigioso concurso de Relatos en Cadena (referente para todos los microrrelatistas), me decidí a ir a por todas. Tres finales anuales de Relatos en Cadena después, habiendo sido premiada desde entonces en más de setenta concursos literarios, mimando siempre este blog que ha crecido conmigo y se ha renovado, se edita mi libro de microrrelatos Sinestesia general gracias a la confianza que ha depositado en mí la editorial Platero Coolbooks. ¿El futuro? El futuro nadie lo conoce, pero intuyo que el mío tendrá nuevas historias, más desafíos, una novela, otros libros, pero sobre todo muchas letras que tozuda e irremediablemente seguiré poniendo de pie.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos los lectores en general, y a aquellos en particular, que disfrutan con potentes píldoras de mensajes de apariencia inocente pero con una carga de profundidad condensada en su interior. Microrrelatos desinhibidos y valientes que golpean a diestro y siniestro. Será del interés del lector que tiene sensibilidad hacia temas complejos, cruentos en ocasiones, pero siempre paradigmáticos de la sociedad y del tiempo que nos ha tocado vivir. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

Principalmente a aquellos lectores que prefieren lecturas noveladas o ensayísticas o, en su defecto, que no estén tan parceladas como la siguiente obra, en la que hay que entrar y salir de cada relato a cada página. Tampoco será del interés de los que no quieren ser alterados por ciertos contenidos incómodos o perturbadores. Aquí nos encontraremos con algunos de ellos.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

– TRASTOS –
“El incómodo cadáver del mediador familiar había ido a parar al balcón. Al principio estuvo en la sala, justo donde se había desplomado. Allí estorbaba cuando hubo que reemplazar la moqueta. Mamá se enfadó y obligó a papá a colocarlo en la bañera. Hasta que tocó día de baño, y allí estaba mirando al techo. A sentarlo a la mesa de la cocina. Entonces, mamá dijo que no tenía dónde apoyar las fuentes cuando encendía el horno.
Ahora que papá lo ha puesto en el balcón, no podemos regar la albahaca, pero da igual, está casi marchita desde que en su tiesto enterramos a la abuela”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

cerebro_color_optimizado.pngHoy traemos para reseñar Sinestesia general, de la sinestésica autora, Patricia Collazo. Para entrar en materia comentaremos que la  sinestesia consiste en una condición o proceso que puede sucederle a un individuo que tiene la capacidad de escuchar colores, ver sonidos o apreciar texturas al saborear la comida. Un sinestésico puede percibir súbitamente las correspondencias entre los tonos de color, el sonido y la intensidad del gusto. Para los biólogos, la sinestesia es una sensación secundaria o asociada en la que un estímulo aplicado en una determinada parte de nuestro cuerpo se percibe de una forma diferente. La psicología considera que la sinestesia es la sensación en la que una percepción, típica de un cierto sentido, se fija por otra sensación que afecta a otro sentido. Los individuos que padecen (hay ciertas tipologías que sí pueden tornarse en limitantes o patológicas)  o tienen la fortuna de vivir en este cruce de caminos sensoriales, no ven muertos mediante el sexto sentido del niño de la película homónima, pero sí ven más allá que el “resto de los mortales”. Si ya de por sí el hecho de escribir hace de todo escritor un fagocitador de sensaciones y texturas que pululan a su alrededor, en el caso de la presente autora la sensibilidad para la palabra escrita, por su timbre y por su paleta cromática logran de la presente obra una aventura muy interesante. Haciendo un juego de palabras, la propia escritora en el prólogo del libro indica que el título de la obra parodia el término médico <<Anestesia general>>, y es precisamente durante la anestesia o entre los sueños nocturnos cuando la mente se eleva y vadea con arrojo los mares de la inconsciencia. De allí, del mundo onírico, nacen los cabos, aparentemente inconexos, que se conjugan para construir un relato (de la modalidad micro en el presente caso). Con razón el dios egipcio Tot, lo es a la vez de la escritura, de la música, de los sueños y del tiempo, entre otras disciplinas. Y del horno al plato; Patricia Collazo comparte con nosotros este collage multidisciplinar que, cual péndulo de Foucault, va pasando por todos los grados hasta cumplimentar los 360 que conforman la presente obra. 
1510167869_669337_1510169241_noticia_normalNo es la primera vez (y no será la última) que hemos comentado en alguna reseña la dificultad que tienen los formatos narrativos consistentes en relatos, cuentos, chistes, monólogos de humor, anécdotas, poesía… Todos muy diferentes entre sí, pero con un denominador común: el lector entra y sale a una gran velocidad de cada porción ofrecida por el autor. Mientras que en una novela o ensayo el lector tiene que realizar un ejercicio de aterrizaje, síntesis, avance y enjuiciamiento del planteamiento que le propone el autor, en el “género breve”, las normas del relato cambian. El crisol narrativo se ciñe a una escueta puesta en escena a la que inmediatamente le sobreviene un bofetón, un giro final, una filigrana poética, un trampantojo puñetero, un malo malísimo que se levanta por última vez para hacer gritar al espectador en su asiento. Si uno de los principales objetivos de todo escritor es dejar un poso duradero en el lector, ¿cómo puede conseguirse este propósito fuera de una aventura novelada?, ¿no nos olvidamos acaso rápidamente de los chistes recién contados o de los capítulos de las series televisivas mientras que recordamos películas que hemos visto hace veinte años? Creemos que la única manera de llegar al poso y sedimento que todo lector de mochila cargada exige es dejar la impronta de un sello identificativo de los micromomentos que explora la mente del lector. Al igual que los monologuistas, aunque varíen la temática de sus espectáculos, siempre mantienen un mismo registro y los directores de series televisivas dotan a sus proyectos de una pátina personal con la que con el paso del tiempo acaban siendo reconocidos; los escritores del mundo “micro” también pueden alcanzar su marca personal. Pensamos que Patricia Collazo está en vías de ello.
scrabble-1615793_1920.jpg¿Qué nos encontramos en Sinestesia general? Pues una interesante miscelánea que salta de oca a oca y cruza géneros por que le toca. Desde la denuncia social desgarradora, al realismo mágico que junta lo inefable con lo mundano, al esperpento de Valle Inclán, a las greguerías de Gómez de la Serna, a la afilada puntilla humanista de Forges, pasando por el humor negro con la parca de aliada argumental, hasta el puro juego infantil que rellena con fichas de Scrabble los huecos que deja la vacuidad de cada jornada. La autora juega y disfruta (no es posible escribir esta obra sin mirar a la pantalla del ordenador con fuego en los ojos y teclear con voluptuoso virtuosismo) de este guiso aderezado desde la base de un sofrito en el que el mundo familiar es su principal escenario. De él nacen muchos de sus microrrelatos. El abanico es amplio, desde el amor incondicional hasta los actos más aberrantes de crueldad hacia los más inocentes. Es en familia donde nacen y mueren las mayores esperanzas de todo ser humano. De los aprendizajes y de aquellos días de mocedad toma la autora el detonante de un alto porcentaje de la inspiración de la presente obra. Tampoco faltan las notas poéticas, las sinfonías de dobles sentidos y el humor correoso; ese que se queda en media sonrisa porque se avergüenza de sonreír plenamente. Queda tiempo para el tirón de orejas al poderoso, al sistema establecido, al vacío de la rutina del alma humana, a la soledad de mayores y no tan mayores y a los homenajes a los cuentos clásicos.
Sinestesia general, y no nos extraña, también cuenta con una serie de microrrelatos premiados entre sus páginas (indicados por la autora). De esta manera el lector se podrá hacer una idea del alcance de los mismos y enjuiciar si son merecedores de tales honores o no. El arte del microcuento radica en el arrojo, la concreción, la síntesis, el dominio del espacio y del tiempo narrativo, la versatilidad y el cruce de caminos del oxímoron, la ironía, la antítesis y la hipérbole. Todos estos elementos mezclados en un espacio muy pequeño. Y la imaginación como base de todo lo anterior. Sí, es verdad, en una sociedad donde cada vez se lee menos este tipo de formatos está cogiendo mucha aceptación entre los nuevos lectores. Pero como de todo hay en botica hay que saber escudriñar bien para encontrar los mejores productos y diferenciarlos de los que las cadenas hoteleras en ciertas ocasiones nos regalan en las mesillas de noche de sus establecimientos pensando, que total, cualquier cosa está bien para conciliar el sueño… ¡Ah! y no pasemos la ocasión para indicar el notable trabajo de maquetación, portada y acabado de esta obra. Pequeña colorista con empaque.
Dejen que los sentidos (y aparentes locuras de sinsentidos) de Patricia Collazo les acompañen durante un efímero ratito. Pero presten atención, no todas las conchas tienen perlas en su interior. Si encuentran alguna aquí dentro seguro que a la autora le gustará que la compartan con ella.

sinestesia-kwGI--1248x698@abc.jpg

 

EL ÚNICO HOMBRE VIVO – MARIO GÓMEZ GIMÉNEZ – UNIVERSO DE LETRAS, 2019

Posted on Actualizado enn

51YojjvXI-L.jpg

TÍTULO: EL ÚNICO HOMBRE VIVO.

AUTOR: MARIO GÓMEZ GIMÉNEZWEBFACEBOOKTWITTERINSTAGRAM

EDITORIAL: UNIVERSO DE LETRAS, 2019.

PÁGINAS: 422.

¿DÓNDE COMPRARLO?: AQUÍ

– SINOPSIS –

El día 28 de junio de 2019 el Hospital Clinic registra el ingreso de varios pacientes por una extraña enfermedad que parece ser la causante de varios altercados en las tranquilas calles de Barcelona. Tan solo doce horas después, el Govern de Catalunya sitia la ciudad siguiendo un misterioso protocolo de cuarentena. Reina el caos y el terror cuando la enfermedad se desata sin control por la ciudad, causando miles de muertes por enfrentamientos contra los infectados.
Alex Torrent, un joven policía de los Mossos d’Esquadra, luchará para sobrevivir en una ciudad conquistada por la supuesta enfermedad. Mientras, fuera de Barcelona, Eva Llull y su equipo de investigación periodística, tratarán de investigar la causa de los hechos, la desinformación de los medios de comunicación y las extrañas maniobras de los gobiernos detrás de esta trama para esclarecer la verdad.

– AUTOR –

thumbnail_20190425_100001.jpg

Mario Gómez Giménez, un día se fijó que la mayoría de historias de terror del género zombi tratan de la supervivencia de sus protagonistas en mundos postapocalípticos. Así que pensó que sería innovador incluir un sólido guion a la historia, por ejemplo, una trama política y conspiratoria con una investigación periodística alrededor de un suceso. Y así nace su obra “El único hombre vivo”.
Pese a su juventud y a su condición de escritor novel, le avalan años y años de inmersión en infinidad de títulos de terror en busca de experiencias e ideas para enriquecer sus obras.
Este autor, nacido en Barcelona en el año 1984, y reconocido fan del género, pone mucha carne en el asador en esta primera novela de lectura directa, fácil y vivaz. Su esperanza: entretenerte y sorprenderte con una historia muy bien trabajada.

GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores principalmente de la línea Z (zombis/infectados). También gustará a aquellos a quienes les interesan las novelas que se sitúan en su propia ciudad para que así puedan comprobar hasta dónde ha llegado el autor en sus descripciones. Al menos esta primera novela (que podría tener continuación), pese a su título, se acerca más a un 28 días después de Danny Boyle que se ha trasladado de Londres a Barcelona que al Soy Leyenda de Richard Matheson o a En La carretera de Cormac McCarthy.

NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png

A los que las novelas de zombis o infectados no les atraen los más mínimo. El riesgo de este género es que es querido y odiado a partes iguales y es difícil que sus detractores le den, aunque sea, una pequeña oportunidad. Tampoco gustará a aquellos lectores exigentes del género postapocalíptico que buscan una estructura imponente, densa y compleja al estilo del Apocalipsis de Stephen King o del El canto del cisne de Robert McCamon.

LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Sin embargo, me he percatado de que en las últimas noticias hablan ya de cinco mil muertos. Según he podido contrastar en esa infinidad de páginas que el ébola no tarda un día en matar a una persona infectada. El período de incubación, o sea, el intervalo entre la infección y la aparición de síntomas, oscila entre dos y veintiún día. Y provocar la muerte entre seis y diez días después desde que se confirma la enfermedad. Por lo tanto… ¿Qué coño nos están contando? Nos están mintiendo. Esto es mucho peor que el ébola”. Blog La Verdad y Solamente la Verdad.

RESEÑAletter-576242__340.png

ebola-galeria_0.jpgHoy traemos para reseñar la novela El único hombre vivo de Mario Gómez Giménez. Un aventura apocalíptica en la Barcelona actual. Una lucha por la supervivencia contra los zombis/infectados de un lado y contra el oscurantismo de los medios de comunicación y de los tejemanejes clandestinos de los gobiernos del otro. El débil equilibrio en el que se sustenta la sociedad puede resquebrajarse siempre que el golpe sea súbito e inesperado. Este puede estar relacionado con un crack bursátil o económico o bien por un brote infeccioso que afecte de manera exponencial a los integrantes de una comunidad. Cuando todo se ve arrastrado en un alud escaleras abajo la situación es de muy difícil reversión. Es precisamente en las sociedades modernas en las que las tecnologías de la información están llamadas a crear barreras de contención donde se encuentra su talón de Aquiles. La interconectividad e interdependencia de la mayoría de sistemas ocasiona que la caída en picado sea mucho más rápida. La falta de autonomía y de procesos analógicos conlleva que, una vez que cae la primera pieza del dominó, todas las demás vayan detrás sin cortafuegos ni antídotos. Son incontables los ejemplos que podemos encontrar en el cine, en la literatura y en la vida real. Cuando empieza el desmoronamiento, lo que antes creíamos que era imposible que ocurriera en nuestra “rutinaria y acomodada” vida, se torna palpable y verídico. Así sucedió en el crack bursátil de 1929, en la caída del muro de Berlín en 1989, en la peste negra que asoló Europa en el siglo XIV y que se llevó por delante a un tercio de la población, en el hundimiento del Titanic en las gélidas aguas del Atlántico en la madrugada del 15 de abril de 1912 o el mismo ébola que siempre está esperando pacientemente para convertirse en la nueva pandemia mundial el día que pueda saltarse todos los controles sanitarios (paradigmático el ejemplo de la película Estallido – Wolfgang Petersen, 1995 o Contagio, Steven Soderbergh, 2011).
los-ultimos-dias-ART1.jpgEn el único hombre vivo, Mario Gómez Giménez nos mete el enemigo en casa al crear una atmósfera parecida a Estado de sitio (Edward Zwick, 1998). Durante esta excepcionalidad se desata la mayor de las pesadillas en una ciudad clausurada que corre como pollo sin cabeza y en la que cada uno quiere poner a resguardo su propio culo. ¡Sálvese quien pueda! A partir de aquí, la novela se divide en dos temáticas y localizaciones diferentes. Aunque ambas tienen en común el mismo espíritu de supervivencia: una de ellas con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que intentan equilibrar la balanza y salvaguardar a los ciudadanos de las hordas de infectados, la otra, liderada por periodistas investigadores que luchan por llegar al fondo del asunto. Su prioridad será poner luz y taquígrafos ante los desbordantes sucesos que se desarrollan en la Ciudad Condal. Vital será su enfoque para encontrar la culpabilidad en aquellos que han desatado la ira del infierno al abrir la caja de Pandora (Un clásico conspiranoico de la corporación Umbrella en Resident Evil). Tanto la contención policial como la búsqueda de respuestas son tratadas con igual importancia por el autor. Una y otra son consustanciales a la trama. Para acercar la narración al realismo más puro, el autor introduce extractos periodísticos en varios puntos de la novela y, lo que es el mayor acierto narrativo, información tangencial producida y emitida por distintos blogs de noticias particulares y anónimos. Seremos testigos de cómo varía el mensaje entre las líneas editoriales regladas, influidas y supervisadas como marionetas del poder y aquellos medios minoritarios en manos de ciudadanos que pueden ejercer sus derechos de información en libertad y sin censura en su mensaje.
poster_0_3_900x0.jpgY no es la primera vez que Barcelona se ve envuelta en acontecimientos similares en la ficción y, tristemente, en la realidad. Jaume Balagueró se llevó su claustrofóbica y angustiosa Rec al número 34 de la Rambla de Cataluña (Edificio casa Argelich) y los hermanos Pastor la apocalíptica Los últimos días, protagonizada por Quim Gutiérrez y Jóse Coronado. En la primera vemos muy poco de los exteriores, en la segunda bastante más. Ambas nos hacen tener una idea bastante razonable del resultado de un elemento que distorsiona la paz social. (En la primera también cobra protagonismo la subtrama de la ocultación del incidente a los medios públicos.). El único hombre vivo es quizás la que más se mueve por la geografía barcelonesa y la que nos permite seguir a sus protagonistas de una manera más pegada al terreno, siendo muy reconocibles los escenarios y emplazamientos que recorren los personajes. Lógicamente no llega al virtuosismo de la Barcelona de Carlos Ruiz Zafón, pero claro, eso es harina de otro costal. Respecto a los hechos reales, es muy difícil abstraerse durante la lectura de la presente novela de los recientes incidentes violentos, saqueos, intimidaciones, incendios provocados, destrucción del mobiliario público y bloqueo de la ciudad de Barcelona por una horda zombificada de individuos que quieren imponer su criterio mediante actos de vandalismo. Al final, la zombificación de la sociedad que plasmó excelentemente Stephen King en su novela Cell queda de manifiesto cuando el individuo deja de pensar por sí mismo y lo hace como colmena. Estos actos de miseria, aunque a escala diferente, también los podemos descubrir en cómo han quedado muchos comercios tras el paso del tifón Black friday. Se han visto escenas sacadas de las peores pesadillas de The Walking dead, Soy leyenda o The last of us. No vemos mucha diferencia entre un zombi comecerebros y un consumidor que arrasa una tienda a la carrera para comprar productos que no necesita y que irá a devolver al día siguiente, una vez que se le haya pasado el “subidón” del virus de la compra compulsiva. Este es uno de los motivos del éxito de la narrativa Z; nos vemos identificados en esas mentes colectivas que caminan eternamente sin rumbo con el único ansia de alimentarse de sus semejantes y convertirlos en uno más de su colectivo desmemoriado. Esto puede aplicarse a las religiones, a las líneas editoriales, al sectarismo empresarial, al consumo irreflexivo, etc.
51AZKFHRDQL._SY445_.jpgMario Gómez Giménez se une a Juan de Dios Garduño, Carlos Sisi, o Manel Loureiro, entre otros muchos autores del panorama Z español, para seguir ahondando en este fenómeno que, aunque puntualmente pueda parecer una moda, va diseñando como avanza una sociedad con el miedo latente que tenemos en convertirnos en una sombra oscura de nosotros mismos. Desde el folclore de hace cientos de años cuando los que regresaban lo hacían desde los cementerios, pasando por el mito del vampiro, los experimentos del doctor Frankenstein, los muertos vivientes de George A. Romero, hasta las últimas concepciones cinematográficas más atléticas y postmodernas como Word War Z, 28 días después, la coreana Train to Busan o la magnífica I am a hero (basada en un manga japonés), la sociedad sigue mirándose al espejo de estos seres hambrientos. Esta adicción a ver lo que somos y en lo que nos convertimos es el ejemplo palpable de una sociedad decadente en la que vivimos donde la acción se premia siempre por encima del pensamiento. La presente novela marca un ritmo endiablado y, solamente cuando indaga en la reflexión sobre la ocultación y la conspiración de los hechos, frena un poco la marcha. Principalmente juega a ser un guion cinematográfico que avanza, en ocasiones, incluso más rápido que la progresión de los propios protagonistas. Peca eso sí, en ocasiones, de acelerada, atropellada técnicamente, y algo descompensada en la unión de ambas tramas y en la ejecución de la relación de los personajes, así como de falta de profundidad descriptiva en una ciudad que se enfrenta al caos absoluto y podría haberse dibujado más a fondo. Prima el ámbito conversativo al evocativo o analítico del entorno. Su final abierto da pie a una continuación en la que estamos seguros de que el oficio de escritor que lleva dentro Mario Gómez Giménez se irá puliendo página a página.
El único hombre vivo quiere hacerse un hueco en el panorama Z español. Denle una oportunidad. ¡Déjense comer el cerebro!

44472_barcelona-banner-guerra-mundial-z.jpg

EL PEZ GLOBO – JOSÉ ÁNGEL RÍOS – EDICIONES LABNAR, 2019

Posted on Actualizado enn

libro-recomendado-fondo-blanco

EAle0UcXkAEMG-p.jpg

TÍTULO: EL PEZ GLOBO.

AUTOR: JOSÉ ÁNGEL RÍOSFACEBOOK – TWITTERINSTAGRAM

EDITORIAL: EDICIONES LABNAR,  2019. WEB

PÁGINAS: 534.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

En 1992, Sevilla se convertía en un escaparate al mundo. Tras sanear las cloacas de sus calles, la capital afloraba en un jardín de azahar y progreso, donde las ratas más delincuentes encontraron oscuros rincones para anidar y esperar al gran día: la inauguración de la Expo’92. El evento que haría brillar a la ciudad, abría sus puertas para servir en bandeja a todos los visitantes lo que Sevilla les ofrecía. Entre edificios que pasarían a la historia, Luis Guevara y el Cobra, abogado y narcotraficante respectivamente, se frotaban las manos ante la exclusiva oportunidad de hacer del tráfico de drogas un estilo de vida. La inminente explosión de turismo provocó que toda organización criminal, por pequeña e insignificante que fuese, quisiera un trozo de aquel delirante pastel de polvo blanco, anhelado por influyentes empresarios, altos funcionarios del Estado, prostitutas, policías corruptos… Todos demandaban de la Exposición Universal algo más que un bonito recuerdo. El Cobra y Guevara tenían el plan perfecto, nada debía fallar. Hasta que el pasado se hizo presente. Y, como diría cualquiera de los dos, todo se fue a la puta mierda.

– AUTOR –

descarga.jpg
Nació en Sevilla en 1992. Graduado en Sociología por la Universidad Pablo de Olavide, es el autor de Anécdotas Futbolísticas (Ediciones Pura Tinta – 2015) y Hasta que el wifi nos separe (Editorial Seleer – 2016). Administra los blogs Mis peloteros favoritos y La poca razón. También ha sido redactor de una de sus grandes pasiones, el fútbol, con artículos en las revistas deportivas Káiser, Perarnau Magazine y en la página Vavel.com. El Pez Globo (Ediciones Labnar – 2019) es el resultado de mezclar su amor por la literatura y el cine de autor. Con esta novela pone un pie firme en el mundo del libro. José Ángel ha venido para quedarse.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores de libros bien armados, con piezas de repuesto de varios calibres y munición de sobra. Será del interés de aquellos que no les es suficiente el aquí te pillo y aquí te mato narrativo, sino que aplauden a los autores que arriesgan, proponen, juegan con el vocabulario, el humor negro, el golpe seco y certero y la ambientación pegada al terreno. Novela de personajes, atmósferas, luchas de poder en todos los estratos, pinturas costumbristas de lo peor del alma humana y de la sinrazón de la ambición desmedida. Con notas pulp, mala leche, regusto amargo, bocas soeces, chabacanería vital, pelanduscas descarriadas, corrupción sistémica de los dueños del cortijo, paciencia de mecha corta y miradas de Bukowski en la noche. Y Curro. Con Curro todo gana.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los que ciertos tonos lingüísticos les hacen taparse los oídos ni a aquellos que se les pueda atragantar una novela de un género tan concreto de ambientación completamente española sin las hipérboles de la novela o del cine americano de las mismas trazas. La legión de lectores de lo políticamente correcto hallará en esta obra motivos para encender la caldera de sus indignaciones. Tampoco será del interés de los amantes de las novelas ligeras de páginas.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Sevilla era oro de veinticuatro kilates. El futuro abandonaba esa nebulosa lejana y se condensaba en un ente líquido y volátil. Porque, según Víctor Hugo: <<El futuro es lo desconocido para los temerosos>>. Y algo tenían claro Guevara y el Cobra: el temor no tendría cabida en ese futuro que se abría ante ellos. Para levantar un gran negocio como este hacen falta años, pero para hundirlo sobra con cinco minutos. Con una Expo recién estrenada y un ascenso directo a la cima del crimen, se hallaban en la esfera adecuada para la exoneración de sus pecados. El destino había redactado un prólogo con nombre propio, y ese era el de Benny Blanco”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

expo-92.jpgHoy traemos para reseñar El pez globo de José Ángel Ríos. Hercúlea ficción pegada al aroma del albero de la capital andaluza. Sevilla a principios de los años noventa con la Expo 92 como el eje vertebrador y transformador (con permiso de los Juegos Olímpicos de Barcelona) de la España que se desperezaba paulatinamente de una dictadura de cuarenta años y que se creía que podía competir en identidad, imagen y fortaleza económica con el resto de sus socios europeos. Triste espejismo de lo que luego se comprobó que solamente fue algo fugaz, un simple paréntesis de lo que se concretó con una de las peores crisis económicas que ha sufrido el país: la de 1993. Pero antes, durante aquellos meses de vino y rosas de 1992, los ojos del mundo se posaran (levemente) en una acogedora ciudad española, sureña, guadalquivera, dorada al sol la mitad del año y tostada el resto, asaeteada de gracejo, bulerías, Feria, rebujitos y lunares de colores por el día pero que, al llegar el crepúsculo, se torna en una cueva de víboras donde los más espabilados y mejor preparados en la “pole position” de los bajos fondos salen a la superficie al olor de nuevas oportunidades de negocios ilegales. Históricamente los sectores más deprimidos y proscritos han ido a rebufo de las grandes concentraciones de masas o de los grandes acontecimientos políticos, culturales o deportivos. Así las prostitutas seguían a los ejércitos para ganarse unas monedas de la soldadesca al abrigo del fuego tras la batalla (hoy en día, el ejemplo habría que llevárselo a la final de UEFA Champions League donde la sede del evento importa meretrices del resto de Europa para un gran fin de semana de hacer caja), los carteristas celebran su particular día de acción de gracias en El Rastro de Madrid o en la Sevilla que hoy nos ocupa el polvo blanco daba asistencia, sustento, cobijo y divertimento a los cerca de 18 millones de visitantes de la Exposición Universal. Y de esta necesidad hicieron su baluarte y agosto El Cobra y Guevara (que bien podrían ser el Walter “Heisenberg” White y Jesse Pickman de la serie televisiva Breaking Bad. Aunque Guevara tiene un perfil más cercano a Saul Goodman… Ya saben: ante la duda “Mejor llamar a Saul“). Estas dos ovejas descarriadas pasarán las de Caín, capearán el temporal, bambolearán sus lealtades, acatarán y desacatarán recados, correrán como almas que lleva el diablo… Y todo ello para, al menos temporalmente, intentar alzarse con el cetro entronizado de los mayores narcotraficantes del momento. 
En 1972 Coppola nos hizo creer que la Mafia consistía en un grupo de señores serios, de inteligencia estratégica, rodeados de glamour, copas de coñac, mansiones a la orilla del lago, noches de ópera y coches de rugiente cilindrada. Mataban o mandaban hacerlo con una especie de desidia lisérgica entallados en un traje de tres piezas con mocasines recién encerados a juego. Al año siguiente Scorsese nos mostró en Malas calles que el mafioso es un ser despreciable, con códigos de honor muy discutibles, envidioso, ambicioso y que no ha pasado de la educación secundaria ni tiene reparos en matar vestido de chándal y en deportivas. (Véase el final de “Casino”). En El pez globo el autor se lleva esta dicotomía a su terreno para crear unos personajes que confluyen en distintos momentos de sus quehaceres criminales eliminando todo reducto de elegancia y pomposidad. El aroma a calles que emanan efluvios de supervivencia animal se palpa en el ambiente. Los smokings quedarán para otras ocasiones.
curro.pngEl autor, pillo y juguetón, nos conecta con referentes del imaginario colectivo que el atento lector agradecerá. Aquí se citan cómics, películas, canciones, jerga y moda de la época. Todos estos referentes se particularizan exponencialmente en relación con la idiosincrasia andaluza. Este conocimiento sobre la materia dota a la obra de una mayor profundidad didáctica y léxica. También, de la mano de lo anterior, va unido el quirúrgico conocimiento de la Sevilla de principios de los años noventa: su geografía, su lógica interna, sus flujos y su cotidiana vida procesional.
Sevilla, a finales de los años ochenta, como en muchas otras ciudades españolas, (El Madrid de La Movida, La Marbella pre Gil, Bilbao de los años de plomo, Kaleborroka y Punk) sufrió el azote de la heroína que se llevó por delante a los que muchos denominan la Generación perdida. Fue una de las consecuencias de La Transición y, en concreto, de la laxitud legal en ciertas materias del gobierno socialista de Felipe González. Paradigmático es la siguiente frase: “Rockeros: el que no esté colocado, que se coloque… y al loro” que proclamó en 1984 el entonces alcalde madrileño, Enrique Tierno Galván. La libertad pilló a muchos con el pie cambiado y no supieron (o pudieron) ponerse límites. De hecho, no fue hasta 1990 cuando se metió mano en serio al narcotráfico con la Operación Nécora impulsada por el juez Baltasar Garzón. Por entonces la fariña entraba a toneladas sin control en España. Mientras tanto, la juventud se perdía en ella al no encontrar un futuro mejor rodeados de un ambiente que no auguraba un horizonte de bonanza ni oportunidades laborales. Pero si Sevilla quería ser el escaparate del mundo no podía permitirse imágenes escabrosas en los telediarios. Se adecentó la ciudad y se alejó del centro a los parias del menudeo y a los toxicómanos y demás rateros mindundis. Pero las apariencias engañaron ya que en su lugar entraron en el tablero de juego aquellos que vieron la oportunidad de convertirse en el patrio Pablo Emilio Escobar Gaviria. Las organizaciones criminales cojean si no tienen el apoyo de los suelos enmoquetados y aquí es donde aparecerá la peor calaña heredera del Régimen que todavía piensa que el mundo es suyo y que les deben algo. Todos ellos participarán en este Monopoly de poder, ambición, vanidad y orgullo desmedido en el que solo hay un trono y no hay medalla de plata.
José Ángel Ríos construye un carrusel muy bien ornamentado, ambientado y documentado. No es un thriller al uso de carreras sin sentido, conversaciones que dan vergüenza ajena, polis buenos y malos sin matiz alguno y causas épicas, vacuas e irrisorias. El autor cuida el lenguaje, a los personajes, las situaciones, el contexto y la información aportada (incluidas notas y recortes de prensa muy particulares). La Expo late con fuerza de nuevo. De la nostalgia de aquellos años hay una proyección muy realista (allí los españoles aprendimos el arte de hacer cola por todo). Sus paseos y pabellones cobran vida. Por las páginas de este libro volvemos a sentir todo lo que allí pasó de manera pública. Lo que sucedió bajo la superficie de la fiesta y la algarabía se cuenta en El Pez globo de una manera directa, desinhibida y sin censura (la misma que no había en aquella época y que ahora nos asalta en cada esquina de twitter). Además, el autor consigue adaptar virtuosamente el lenguaje tanto a cada personaje como a la voz del narrador. Ocurre por ejemplo que, mientras el protagonista hace de vientre en todo el santoral cristiano, el narrador emplea notas de un lirismo y una poética muy interesantes que elevan el nivel de la obra. Aunque es una novela netamente conversacional, rauda y briosa, en su narrativa no podemos obviar a un compositor que toca todas las teclas necesarias para redondear la faena que sus diestros protagonistas llevan a cabo a portagayola.
¿Y por qué el nombre de El pez globo? Tendrán que averiguarlo. Si les suena de algo Los pollos hermanos ya llevan mucho avanzado. 
Y si con todo no les gusta, hagan que desaparezca como con Jimmy Hoffa. Nos referimos a la novela, no al autor 😉. Al autor hay que dejarle seguir escribiendo. Ganaremos todos.
“Lo que más me costaba era dejar aquella vida, me gustaba esa vida, nos trataban como a estrellas de cine peligrosas, teníamos todo sólo con pedirlo”. Ray Liotta – Uno de los nuestros. 

s2875.jpg

RESET – NOEMÍ MARTÍNEZ – AUTOPUBLICACIÓN, 2019

Posted on

41SyWxdhKdL.jpg

TÍTULO: RESET.

AUTORA: NOEMÍ MARTÍNEZ 

WEB –  TWITTER – FACEBOOKINSTAGRAM

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2019.

PÁGINAS: 433.

¿DÓNDE COMPRARLO?: AQUÍ

 

– SINOPSIS –

Una treintañera de la Generación X, amante del Heavy Metal, se muda de ciudad en busca de un trabajo mejor en los albores de la crisis económica de la primera década del siglo XIX. Una mala decisión a ritmo de música rock, tribulaciones y conquistas personales que harán de esta jovencita una mujer nueva. Una transformación personal y existencial que no te dejará indiferente.

– AUTORA –

FOTO-BLOG

Mi motor es la palabra. Escribo desde que tengo recuerdos, ya de niña inventaba cuentos y elaboraba sesudos tratados científicos con los conocimientos que adquiría en el colegio. Imaginaba historias, fundaba editoriales, una para cada área del conocimiento, y publicaba mis obras bajo el sello correspondiente. Maquetaba con lapiceros, dibujaba ilustraciones, escribía los textos. Siento que llevo desarrollando mi profesión de redactora y maquetadora desde mi más tierna infancia. 
Puede que a la postre uno se dedique a lo que le gustaba jugar en el patio del colegio. Tal vez por eso terminara, en 1994, estudiando Periodismo en la Universidad del País Vasco. En un principio mi motivación para abordar esa carrera fue más racional que emocional, pero con el paso de los años en mis amadas aulas y mi posterior inicio profesional, fui tomándole la medida al oficio. Cada día me gustaba más mi labor como comunicadora, aprendí a amar esa sensación de ser el vehículo entre una gran historia y el público final.
Supe querer cada género periodístico, pero de todos ellos, el que me enamoró fue la entrevista. Una materia que se convirtió en mi especialidad por el puro gusto de conocer, en apenas una hora de conversación, personalidades tan dispares e interesantes. La oportunidad de mostrar el alma de una persona a través de mis palabras se convirtió en uno de los mayores regalos que me ha dado la profesión.
Escribir es parte de mí, por lo que cada vez que publico una entrevista, un poco de mi ser queda dentro de ella para siempre. Mis pensamientos se entrelazan con los de la persona con la que he charlado y ahí permanecen, agazapados. Una realidad que se me antoja romántica en el universo digital actual, en el cual las palabras y los textos vuelan libres y veloces. Aprendí mi oficio en un contexto analógico, de corto alcance, pero el actual contexto digital me ha dado la oportunidad de que mis palabras lleguen a miles de kilómetros de mi casa. Esos pedacitos de mi alma, que se enredan en las palabras que publico, cruzan océanos a golpe de click. Increíble.
Mi pasión es la palabra. La literaria, la informativa, la poética. Todas ellas al servicio de un mundo más cercano, comprensible y emocionante.

GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores de novela contemporánea con tintes románticos pero no almibarados. Aquellos que vivieron los años de conciertos y bares con música en directo donde el rock, el heavy y el metal hacían las delicias de un público entregado a la causa que dejaba a un lado los sinsabores sociolaborales del momento. Gustará también a los lectores apasionados de la narración en primera persona que viven por los ojos de la protagonista todas las batallas que se libran entre copas, amoríos y decibelios.

NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png

A los lectores de una novela romántica más tradicional y menos reivindicativa. Tampoco será del interés de todos aquellos que por edad no hayan coincidido temporalmente con el período que aquí se narra ni con aquellos que no se dejan seducir por la música en general y por la guitarra eléctrica en particular.

LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Al cabo del concierto ya estábamos completamente derrotadas. Mientras tratábamos de salir de allí, poco a poco, entre miles de personas, volví a ver el deseo en los ojos de otros treintañeros rockeros de pelo corto, esos que, cómo nosotras, se calzan la “la chupa” cíclicamente para desatarse un poco. Como la salida era ciertamente lenta, tuvimos la ocasión de charlar con un grupo de ellos y, como manda la tradición, nos invitaron a que les acompañáramos a la zona heavy de la ciudad donde estábamos a tomar una birras. Nuestro cuerpo no estaba para mucho más ruidos, pero la perspectiva de coquetear con esos chicos nos animó y terminamos aceptando la proposición”.

RESEÑAletter-576242__340.png

Rock-Ola-4.jpgHoy traemos para reseñar Reset, de la polifacética escritora Noemí Martínez. Novela urbana con alma de autobiografía aderezada de idas y venidas canalizadas por el hilo musical de parte de una generación que optó por la chupa de cuero, los pantalones ajustados y el rock que fluía de cada pequeño y moderno neblinoso garito saturado de humo de tabaco y sudor de grandes esperanzas. Todas las generaciones han acuñado un código propio en el que han volcado sus sensibilidades, anhelos y ganas de libertad para comunicarse en un mismo lenguaje que se alejara de las generaciones anteriores. La autora concreta su mensaje en la experiencia vivida durante la aparición de la generación X (en la que se suele computar a aquellos nacidos entre la década de los setenta y principios de los ochenta). Muchos de los lugares comunes del imaginario colectivo de esta generación se sienten condensados en estas páginas: la incertidumbre económica, la desestabilización social (La Transición en el caso español con la consecuente aparición de La Movida madrileña y otras subculturas urbanitas que transgredieron el statu quo establecido), o la manera de relacionarse sentimentalmente en una mayor libertad (disminución del omnímodo poder religioso, aparición de las leyes del divorcio, aborto, etc) serán los elementos vertebradores que cambiarán el modelo tradicional para abrir camino en una nueva etapa en la que cada individuo le costará más o menos tiempo adquirir conciencia y aclimatación en la novedosa situación.
5b6663cad93ffEn Reset seguiremos los pasos de un alma, no tanto atormentada sino desubicada, que a base de experimentar con el proceso de prueba/error y tropezarse con los vaivenes vitales va tomando conciencia sobre la realidad que le ha tocado experimentar. Seducida por Iron Maiden, Judas Priest, Metallica, Wasp, Marvin Gaye, Kiss, Scorpions, Fito, Boney M, Dire Straits, Bob Marley, Paul Simon, Queen, Deep Purple o Mandwar, entre otros muchos, vadea sus tribulaciones internas entre trabajos temporales, precariedad laboral, mudanzas, viajes, encuentros y desencuentros con viejos amigos y con escarceos amorosos que van desde una mediana estabilidad hasta lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks que declamaría el poeta Sabina. Y entre reflexión y reflexión la maltrecha y golpeada protagonista va encajando con estoicismo todo lo que va llegando como única vía de supervivencia. Atada al MP3, a los cedés,  al Messenger, a los SMS, (todos ellos ahora ya desaparecidos o en desuso) y a los conciertos de sus grupos favoritos, va haciéndose un hueco entre tantas divagaciones. Huida hacia adelante en permanente búsqueda de su lugar en el mundo. Encuentra una etapa más en su camino en Londres, capital durante muchos años de la modernidad, la transgresión y la libertad que se miraba desde España con envidia. En un ambiente de “libertinaje” turismo diurno y etilismo nocturno la protagonista es asaltada por los recuerdos. Poner tierra de por medio le sirve como herramienta de purgación y autoconocimiento. Esta perspectiva desde un lugar lejano le permite coger impulso para regresar de nuevo al lugar de sus desvelos. Ya en Madrid proseguirá su recorrido catártico bajo el lienzo que vio alzarse y caer con igual fuerza a los chicos indomables del Kronen de Montxo Armendáriz que vivían mucho más rápido de lo que sus cuerpos pudieron resistir. 
Más allá del final de la novela, que por supuesto no desvelaremos, la protagonista tendrá la ocasión de alcanzar el equilibrio de quien ha lidiado en mil batallas y se merece el descanso del héroe (heroína en el presente caso). Con cicatrices en su piel y llagas en las manos llegará a la ansiada meta. Por el camino habrán quedado parte de su cordura, los resquemores de las pérdidas, las preguntas sin respuesta y el afán de vivir los días como si el oxígeno se estuviera agotando. Garitos, chupas de cuero, birras, nocturnidad, alevosía y reincidencia amorosa de catres de quita y pon, todo al servicio de una búsqueda incesante para encontrar el lugar que canalizará sus sentimientos y su equilibrio emocional.
Reset es una novela muy ágil. La narración en forma de diario y en primera persona de la protagonista corre frenéticamente entre diferentes escenarios, estados de ánimo, recuerdos de infancia, confesiones con su camarilla de amigas, reflexiones pormenorizadas hacia el techo de la habitación y el rock que marca su banda sonora vital. Todo ello con un lenguaje desinhibido, directo, sencillo, natural y con aroma nostálgico. Cualquier lector podrá seguir el sentido de la narración acompañando de la mano a su protagonista en una lucha incesante por encontrarse a si misma. Muchos se podrán sentir identificados, sino en todo, sí en parte de las aventuras urbanas de la presente obra. 
Por que, a veces, poner el contador a cero es la única salida. Resetearlo todo. TODO.
Suban el volumen de los amplificadores, la boxeadora se levanta para disputar un último round.

pegatinas-coches-motos-rock-and-roll-homer-.jpg