Últimas Actualizaciones del Evento

PREMIOS FOROLIBRO 2018 – RESEÑAS PRIMER SEMESTRE

Posted on Actualizado enn

PREMIOS FOROLIBRO 2018 – RESEÑAS PRIMER SEMESTRE

206.-Premio-literario4.jpg

Estimados escritores y editoriales que habéis confiado vuestras obras para que realizáramos su correspondiente reseña. Os informamos de que el próximo 31 de diciembre premiaremos a las tres mejores obras que hayan pasado por nuestras manos en el presente año. Tendrán el Premio “Forolibro LIBRO DEL AÑO 2018“.
Este galardón saldrá de las obras que a lo largo del año marcamos con el sello “Forolibro RECOMIENDA 2018“. A continuación os presentamos los libros que hemos reseñado en estos seis primeros meses (17 obras). De todas ellas, cuatro las hemos sellado como recomendadas.

 

recommended-stamp-4-1024x793

– “Bajo nuestros pies” de Francisco Javier Olmedo Vázquez (Editorial ExLibric).
– “La invasión de los sombríos” de Jordi Villalobos (Editorial Proust).
– “Mottainai” de Javier Olasagarre Ibaibarriaga (Ediciones Emilianenses).
– “Remordimiento – Almas perdidas” de F.J. Beristaín (Autopublicación).

 

Intentamos ser lo más honestos y sinceros en nuestras reseñas. Los libros que, siempre desde la subjetividad de nuestra crítica, nos parecen mejores, los destacamos. Si quieres optar a estos galardones, mándanos tu libro. Infórmate en  (info@forolibro.com).

 

 

 

“EL BARBERO DE TREBLINKA” – SANTI OSAKAR – EDICIONES EL GALLO DE ORO (2018)

Posted on Actualizado enn

 recommended-stamp-4-1024x793

978841657533.JPG

 

TÍTULO: EL BARBERO DE TREBLINKA

AUTOR: SANTI OSAKAR FACEBOOK TWITTER 

EDITORIAL: EL GALLO DE ORO FACEBOOK TWITTER 

PÁGINAS: 493

¿DÓNDE COMPRARLO?:  FORMATO FÍSICO FORMATO DIGITAL

 

 – SINOPSIS –

El 22 de julio de 1942, los nazis pusieron en marcha la mayor y más sanguinaria operación de ingeniería social de la historia: el exterminio de la población judía de Polonia. Es el comienzo de la Solución Final, que encuentra a Carl Lipmann en su barbería de la varsoviana calle Gesia. Deportado a Treblinka, escapará a la muerte gracias a la profesión con la que se ha ganado la vida. Empuñando navaja y tijeras, se las apañará para sobrevivir hasta el estallido de la revuelta, con su verdugo como último cliente. Después, la fuga, el vuelo y el olvido. Y al volver en sí, la operación habrá resultado todo un éxito: un Reich victorioso y la promesa de Israel materializada. La pesadilla no ha hecho más que empezar.

 – AUTOR – yoencolor.JPG

Nacido en la convulsa Margen Izquierda de Bilbao en 1974, Santi Osakar es periodista de formación y vocación, aunque la vida le acabó conduciendo por otra senda. Tras algunos años trabajando como fotógrafo free-lance, cursó un Master en Cooperación al Desarrollo que le permitió conseguir un pasaje de dos años laborales en la sede de Naciones Unidas de Buenos Aires, ciudad en la que dejó un pedazo de su corazón. Tras un corto periplo barcelonés, regresó a tierra vasca, donde se desempeñó durante un tiempo en el campo del marketing y la documentación, algo que no le apartó de su verdadero anhelo, que no es otro que el de escribir. Fruto de ello fue su primera novela, La Estrella de Samarcanda, una incursión en el más clásico género aventurero. Un viaje entre París y Estambul a bordo del Orient Express durante el período de entreguerras, repleto de peripecias rocambolescas, mucho humor y mala leche. Desde hace ya unos años, Santi trabaja para El Gallo de Oro en labores de edición, traducción, maquetación y todo aquello que se tercie. Es precisamente la editorial bilbaína la que ha publicado hace apenas un par de meses El Barbero de Treblinka, su segundo trabajo en narrativa.

 GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos que disfrutan con la novela histórica (esta vez con matices ucrónicos). En concreto con el período de la II Guerra Mundial y el mundo nuevo que trajo tras haber sido, principalmente Europa, arrasada previamente. También gustará a los que reflexionan sobre los hechos históricos que tristemente somos capaces de repetir y que no se conforman con una única visión de la verdad.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los que solamente ven en los libros históricos y bélicos una excusa para armar un thriller propagandístico de parte. Tampoco gustará a los que se sitúan en bandos inamovibles y descartan el punto de vista del que se tiene enfrente. Aquellos que sean sensibles a los horrores de la guerra tampoco digerirán bien muchas de las páginas que aquí, con tono realista, se sirven en bandeja de plata, deslucida e incómoda.

 – LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La química hace su trabajo lentamente. El gas despedido por los tragaluces se propaga de arriba a abajo como una ideología corrupta, se extiende sin oposición como el fascismo que la ideó, se cuela sin permiso en su interior, reclamando la última forma de sometimiento. Respiran con angustia las últimas bocanadas de aire limpio. De pronto, sienten un creciente sofoco. Los corazones comienzan a latir furiosamente, arrojando ríos de sangre contaminada por el monóxido de carbono hacia los pulmones. Estos se muestran incapaces de suministrar el más mínimo aliento. El hambre de oxígeno se acrecienta hasta devorarles por completo. Abren sus bocas ansiando el más básico alimento. Pero no llega. Se desgarran la garganta tratando de desbloquear la tráquea. Todo es inútil. La agonía de esta tortura se prolonga… Tosen entre convulsiones. Escupen sangre. Defecan de horror. Y pierden el conocimiento. Caen. Mueren.”

– RESEÑAletter-576242__340.png

El recientemente fallecido cineasta francés de origen judío Claude Lanzmann (5-7-2018), guionista, productor y periodista, entrevistó a varios testigos directos de los hechos ocurridos en el campo de exterminio de Teblinka para su documental llamado Shoah”. Dicho documental consta de nueve horas de duración y más de once años de preparación. Vio la luz en 1985 y trata de entrevistas a supervivientes, testigos y criminales del Holocausto nazi por toda Polonia. “Shoah” tuvo varios premios de crítica y público, incluidos el Premio del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York a la Mejor Película de No Ficción y el Premio Bafta al Mejor Documental. Las 350 horas de grabación sin editar de Lanzmann, junto con sus correspondientes transcripciones, están disponibles en el sitio web del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos. En el apartado del documental dedicado al campo de concentración de Treblinka, se suceden las entrevistas con varias personas que vivieron lo que allí ocurrió en primera persona. A continuación podemos destacar los siguientes testimonios:
Abraham Bomba: Peluquero polaco que sobrevivió como barbero en el campo de concentración de Treblinka y que, seguramente, ha sido en quien se ha inspirado el autor para crear a su personaje principal. Abraham fue asignado al cuerpo de peluqueros que se dedicaba a cortar el pelo a las mujeres y niñas en una antesala de las cámaras de gas. Relata que un compañero le narró que tuvo que cortar el pelo a su mujer y a su hija para verlas partir a continuación hacia la muerte. Dicho compañero no cruzó palabra con su mujer para no tener que contarle la dura realidad.  “El barbero de Treblinka” se fugó durante la rebelión del lunes 2 de agosto de 1943, cuando después de la una de la tarde, cuatro miembros de la SS y dieciséis guardias ucranianos salieron del campo para bañarse en el cercano río Bug y los prisioneros aprovecharon para quemar varias instalaciones (aunque no pudieron acabar con las cámaras de gas y los hornos crematorios) y fugarse a la carrera hacia los bosques cercanos. La mayoría no llegó muy lejos y fueron apresados y ajusticiados inmediatamente.
“La gente atravesó la verja. Ahora sabemos lo que era esa verja, era el camino a la cámara de gas y no los volvíamos a ver. Eso fue en la primera hora después de llegar. Después de eso, nosotros, unas 16 o 18 personas teníamos orden de limpiar el lugar. Era horrible. Pero en cinco, diez minutos, el lugar tenía que quedar inmaculado. Y quedó inmaculado. Como si jamás hubiera habido nadie allí, para que cuando llegara el siguiente transporte no se dieran cuenta de lo que pasaba. Le diré lo que significaba limpiar: retirar todas las ropas. Bueno, no sólo las ropas, todos los papeles, todo el dinero, cualquier pertenencia que llevaran encima. Y llevaban muchas cosas consigo. Llevaban calderos y sartenes. Lo limpiábamos todo.”

Richard Glazar: Fue también un recluso checo-judío del campo de exterminio de Treblinka. Uno del pequeño grupo de supervivientes de la revuelta de prisioneros de agosto de 1943. Glazar describió sus experiencias en un libro autobiográfico, Trap with a Green Fence: Survival in Treblinka (1992). Se suicidó el 20 de diciembre de 1997 saltando por una ventana en Praga después de la muerte de su esposa. Estas son sus palabras en el documental “Shoah“.
“Nos llevaron a un cuartel. Todo el lugar apestaba. Con una altura de cinco pies en una masa desordenada, estaban todas las cosas que la gente había traído. Ropa, maletas, todo apilado en una masa sólida. Encima de ello, saltando como demonios, la gente hacía bultos y los sacaba afuera. Fui entregado a uno de estos hombres. Su brazalete decía “Líder de escuadrón”. Gritó, y comprendí que también debía recoger la ropa, envolverla y llevarla a alguna parte. Mientras trabajaba, le pregunté: “¿Qué está pasando? ¿Dónde están los que se desnudaron?” Y él respondió: “¡Muertos! ¡Todos muertos!”. Pero aún no se había derrumbado. Él usó la palabra yiddish. Era la primera vez que oía hablar en yiddish. No lo dijo muy fuerte, y vi que tenía lágrimas en los ojos. De repente, comenzó a gritar y levantó el látigo. Por el rabillo del ojo vi que venía un hombre de las SS. Y comprendí que no debía hacer más preguntas, sino simplemente salir corriendo con el paquete”.

hqdefault.jpg

Franz Stangl: Fue comandante de los campos de concentración de Sobobór y Treblinka durante la fase de la operación Reinhard. En 1967 fue arrestado en Brasil, extraditado a Alemania y juzgado por el asesinato masivo de cerca de un millón de personas. En 1970 fue declarado culpable y sentenciado a cadena perpetua. Murió de insuficiencia cardíaca seis meses después. 
“A decir verdad, uno se acostumbra… eran una carga. Creo que comenzó el día en que vi por primera vez el Totenlager [área de exterminio] en Treblinka. Recuerdo los pozos llenos de cadáveres azul oscuro. No tenía nada que ver con la humanidad. Era una masa de carne podrida. ¿Qué haremos con esta basura? Creo que inconscientemente eso me hizo pensar en ellos como una carga… Raramente los veía como individuos. Siempre fue una gran masa. A veces me paraba en la pared y los veía en el “tubo”: estaban desnudos, agrupados, corriendo, siendo conducidos con látigos…”.

220px-Stangl,_Franz.jpg

Franz Suchomel: Criminal de guerra nazi. Participó en el programa de eutanasia Action T4, en la Operación Reinhard. En Treblinka fue el responsable de manejar los transportes entrantes así como la confiscación y recolección de objetos de valor. Profería a las mujeres judías en su camino a las cámaras de gas disfrazadas de duchas: “Queridas señoras, rápido, rápido, rápido, el agua se está enfriando”Fue condenado en septiembre de 1965 y pasó cuatro años en prisión.
“Cuando llegué, Treblinka estaba operando a toda su capacidad. El gueto de Varsovia estaba siendo vaciado para entonces. Tres trenes llegaron en dos días, cada uno con tres, cuatro, cinco mil personas a bordo, todas de Varsovia… Así que llegaron tres trenes, y desde que la ofensiva contra Stalingrado estaba en su apogeo, los convoyes de judíos eran dejados a un lado de la estación de tren. Es más, los vagones eran franceses, hechos de acero. Así que mientras cinco mil judíos llegaban a Treblinka, tres mil morían en los vagones. Tenían las muñecas cortadas, o simplemente estaban muertos. De los que bajaban del tren, la mitad estaban muertos y la otra mitad locos. En los otros trenes que venían de Kielce y otras partes, al menos la mitad estaba muerta. Los apilábamos [en la rampa]. Miles de personas apiladas unas encima de las otras. Apiladas como madera. Además de esto, otros judíos, aún vivos, esperaban ahí durante dos días: las pequeñas cámaras de gas no podían dar abasto. Funcionaron día y noche durante aquel período”.

Suchomel,_Franz.jpg

A diferencia de otros campos de exterminio, como Auschwitz, en Treblinka no había barracones para alojar a los prisioneros, pues los judíos llegados al campo eran asesinados directamente. Debido a ello, ha sido difícil llevar el registro de las víctimas. Según fuentes no concluyentes cerca de 900.000 personas fueron asesinadas en Teblinka. Únicamente 54 prisioneros sobrevivieron a la guerra gracias a la fuga de agosto de 1943. Muchos judíos se cortaban las venas antes de llegar al campo, presintiendo su destino, había mujeres judías que les abrían las venas a sus hijos y luego se las abrían ellas, otras se envenenaban.

Bundesarchiv_Bild_183-F0918-0201-001,_KZ_Treblinka,_Lageplan_(Zeichnung)_II

El ser humano es capaz de conseguir grandes retos mediante la adopción de métodos ingeniosos de investigación, análisis y trabajo duro. Pero esta maravilla evolutiva también es de aplicación a lo peor de la raza humana y durante el Holocausto también se fue perfeccionando la técnica para el exterminio de toda una población. En las fase inicial del campo de exterminio, las autoridades interrumpieron el transporte debido al ineficiente ritmo de las primeras cámaras de gas, había tantos muertos que se amontonaban alrededor de las cámaras de gas y allí quedaban durante días. Bajo esa montaña de cuerpos había una cloaca de diez centímetros con sangre, gusanos y excrementos. Nadie quería recoger esos cadáveres, los judíos preferían dejarse fusilar a enterrar a sus parientes y ver con sus ojos la carne de los cadáveres que se les quedaba entre las manos.
Santi Osakar a lo largo de casi 500 páginas (dividido en tres planteamientos narrativos y reflexivos diferentes pero completamente relacionados: Tesis, Antítesis y Síntesis) nos ofrece su particular visión del horror que subyace en la mente del ser humano que es fagocitada por teorías supremacistas, excluyentes, racistas y eugenésicas y que no entiende ni de derechas ni de izquierdas, ni de rojos ni de azules, cuando el exterminio del “diferente” es la máxima prioridad del régimen establecido. Todo cabe en un discurso político democrático: la valoración de la implantación de la pena de muerte, el sistema de atención a la inmigración, los diferentes modelos de organización territorial, la forma de estado, etc… pero la apisonadora dictatorial que surgió durante la II Guerra Mundial fue el hecho palmario de que cuando el hombre deja de ver a su coetáneo como un igual, termina despojándole de su identidad, cosificándolo y, ya en este nuevo estrato de despersonalización, lo tratará como pura mercancía. Y las mercancías atienden a intereses estratégicos, siendo la intención en el caso del Holocausto nazi, la aniquilación de todo un pueblo por razones más económicas que puramente xenófobas.

treblinka7

Pero el autor nos lleva más lejos. Ahonda en el problema que fue pasado, pero avisa de su posible metástasis en cualquier lugar del mundo presente, con otros actores, con otras campañas de mercadotecnia, con otras justificaciones pero, finalmente, con la misma doctrina. Han sido innumerables los intentos a lo largo de la Historia para exterminar a los pueblos desde el propio estado (no se trata de guerras convencionales, sino de actos de infinita criminalidad). Son ejemplos de estas atrocidades: el genocidio de los Tutsis en Ruanda, el genocidio camboyano por los Jemeres Rojos de Pol-Pot, el caso de los Balcanes con el asesinato en Sebrenika de más de 8000 civiles por parte de las fuerzas serbias, los episodios de infinita crueldad de  Josef Stalin o Mao Tse-Tung y un largo etcétera que aparecen periódicamente para recordarnos que algo esta cortocircuitado en nuestro ADN. En El Barbero de Treblinka Santi, Osakar nos permite reflexionar acerca de todo este páramo del infierno. En una lid de vencedores y vencidos, de justicia o venganza, traspasa el papel para recordarnos que ninguno estamos exentos de convertirnos en azotes de nuestros contemporáneos. 
¿Qué convierte a esta obra en singular?, Pues más allá de la fantástica descripción de la primera parte en el campo de concentración de Treblinka (seguramente la mejor parte de la obra), es la ucronía  a la que se enfrenta el lector. Según fuentes históricas fueron algunas decisiones estratégicas desacertadas del alto mando alemán, unidas a la mala suerte en situaciones vitales, sumadas a un invierno durísimo en el frente ruso y al retraso en la consecución de resultados reales del Proyecto Uranio (cuyo objetivo prioritario era crear la bomba atómica, quedándose a pocos meses de su obtención), lo que conllevó a la derrota nazi en la guerra. Pero, ¿y si no hubiera sido así? Ya hemos leído la plausibilidad de este argumento en “El hombre en el castillo” de Philip K. Dick (1962), o “Patria” de Robert Harris (1992). En segundo lugar el autor también enfrenta al lector a cuestiones más profundas, ¿quiénes son los buenos y quiénes son los malos? Los malos los conocemos, pero ¿y los buenos?, ¿son tan buenos como nos los describen los libros de Historia?

ucronias-contemporaneas-y-si-la-alemania-nazi-hubiera-ganado-la-ii-guerra-mundial

Podríamos seguir indagando en la trama del libro respecto a la creación del estado de Israel en 1948 y sobre la política de geoestrategia desarrollada sobre el pueblo palestino, etc… pero dejemos al lector que siga su propio camino, no adelantemos acontecimientos. Aquí no diremos más. La novela gustará por su fina y excelsa documentación, así como por la plasmación de los sentimientos de pérdida y alienación de sus personajes principales. Cierto es, que la presente obra puede quedar algo descompensada en su último tercio ya que la narración corre por senderos más alocados y policíacos donde el Deus ex machina asoma su cuello para pintar un par de trazos briosos en esta función. La novela pudiera haber funcionado mejor con algo menos de artificio final, si bien seguramente el autor no podría haber llegado tan lejos en los planteamientos que nos plantea en Tierra Santa (quizás el tercer acto daría por sí solo para una novela independiente). En cualquier caso, es un estupendo vehículo histórico de reflexión filosófica y un incomparable viaje interior con un barbero entrañable (sufridor, doliente y encadenado a su vil destino) que lo pierde todo, una y otra vez. A él, la luz de este túnel se le antoja muy lejana, si acaso cuando llegue al Shamayim, con suerte, Yahvé, le podrá explicar la razón de tanto sufrimiento.
Santi Osakar nos despacha un aldabonazo en la línea de flotación para que espabilemos, para que no olvidemos y, sobre todo, para que reflexionemos sobre los cauces que llevan a los poderosos a auparse y a congraciarse con la excusa de la divina elección de su pueblo. Son caudillos del orden y baluartes del camino que debe llevar a sus acólitos a crear un Reich de mil años. Hay muchos opositores a dictadorzuelos psicóticos que son aupados a los hombros de la Historia por burdos y maleables palmeros que piensan que serán recompensados por ínsulas baratarias, vellocinos de oro y cornucopias engalanadas de fiesta. Con maleable destreza genuflexa y sumisa resolución al amantísimo líder le asientan con su voto, y tras él, serán desechados y despojados de más decisiones cual simples peones. Santi Osakar nos muestra de lo que todos somos capaces si nos sientan en el trono de hierro de la Fortaleza Roja en Desembarco del Rey…

 

…Y lo que vemos reflejado en el espejo puede que no nos guste.

1396374161_002628_1396376831_noticia_normal.jpg

La esperanza de vida en Treblinka era de, aproximadamente, una hora y media.

 

 

RESEÑA “EL VERANO DE LOS NÁUFRAGOS” – SERGI CARBALLO LOSADA – TÉMENOS EDICIONES (2017)

Posted on Actualizado enn

9788494678004.jpg

 

TÍTULO: EL VERANO DE LOS NÁUFRAGOS

AUTOR: SERGI CARBALLO LOSADA FACEBOOK TWITTER 

EDITORIAL: TÉMENOS EDICIONES FACEBOOK TWITTER 

PÁGINAS: 409

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –
Javi Roto siempre recordará el verano en el que recibió su primer beso. En los verdes prados de Galicia comenzará su odisea, ese viaje interior que toda persona debe realizar hasta llegar a la tan anhelada y dolorosa madurez.
El verano de los náufragos es la primera novela publicada de Sergi Carballo Losada. En las páginas de esta Bildunsroman encontrará el lector a la muerte, al amor, al dolor y al deseo. En ella, el lector conocerá a una serie de personajes que sufren, lloran, ríen y gozan de la vida como lo que esta es, una aventura que solo puede ser experimentada. Como dijo Walt Whitman de sus “Hojas de Hierba”, “quien toca este libro no toca un libro, sino que toca a una persona”

 

 – AUTOR –

sergi-carballo.jpg

Sergi Carballo Losada nació en el barrio barcelonés de Horta el primero de julio de 1980. Desde los siete años ha dedicado parte de su tiempo libre a escribir, tocar la guitarra, cantar y componer. Durante su adolescencia obtuvo el premio Arnau de Vilanova de ensayo filosófico y algún que otro premio de poesía. Es autor de diversas novelas, de las cuales “El verano de los náufragos” es la primera que ve la luz, casi una década después de haber sido escrita. En la actualidad trabaja de profesor de ciclos formativos en una escuela de Terrasa, donde reside con su mujer Sandra y sus tres retoños. Su obra se nutre de las experiencias que ha vivido como profesor y del conocimiento que tiene del campo profesional de la atención a personas dependientes.
 GUSTARÁarrow-145786__340
A aquellos lectores que degustan en su memoria las ricas mieles de los interminables veranos de la adolescencia, entre descubrimientos del adulto que pugna por irrumpir en su camino. Asilvestrados mozalbetes ya de pelo cano que echan la vista atrás y dibujan una pequeña sonrisa allá donde el recuerdo les taladra el pasado. 
– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 
A los que buscan una velocidad de crucero más alta en la narración de un thriller absorbente y de alta tensión. En la presente obra hay tiempo para el misterio, pero sobre todo para las historias de adolescentes, a veces en la edad del pavo, a  veces con una mirada más reflexiva. Si no soportas a los jóvenes alocados (aunque recuerda que alguna vez lo fuiste) este no es tu libro.
 – LA FRASE vintage-1751222__340.png
“Yo era, simplemente, el más raro y el más triste del grupo, lo cual puede resumirse diciendo que leía mucho, ciertamente demasiado, sobre temas que a la mayoría de los chicos de mi edad no interesaban lo más mínimo. Había descubierto la poesía a los trece años, un momento en el cual todo chico se enfrenta al que es su primer y estúpido amor. Algunos se entregan a él con la suerte de tener un físico más o menos atractivo o una simpatía desbordante que hace que la chica se quede prendada de él, por lo menos mientras dura el hechizo de los sentimientos adultos recién descubiertos. Yo no tenía ni físico, ni simpatía, pero me armé de poesía para intentar conquistar al que había sido mi primer amor. Recuerdo especialmente los primeros versos de Pablo Neruda que leí”.
– RESEÑAletter-576242__340.png
La lectura de “El verano de los náufragos” nos ha traído a la cabeza las últimas líneas de la insigne obra de Fernando Fernán GómezLas bicicletas son para el verano” (1978).
DON LUIS. Para ese empleo te vendría bien la bicicleta que te iba a comprar cuando pasase esto, ¿te acuerdas?
LUIS. Ya lo creo. Yo la quería para el verano, para salir con una chica.
DON LUIS. ¡Ah!, ¿era para eso?
LUIS. No te lo dije, pero sí.
DON LUIS. Sabe Dios cuándo habrá otro verano.
Don Luis reflexiona sobre algo que todos sabemos y que marcará para siempre nuestro devenir: Nuestra personal antología de rememoración nostálgica de una brisa que secaba el sudor que de chiquillos nos encontraba al borde de la alberca o del río y que se ha ido marchitando batiéndose en retirada para dejarnos las migajas de una sonata de otoño de rincones con telarañas, arrugas en la mirada y agua evaporada. Así es el caprichoso carpe diem y tempus fugit que se mueve con parsimoniosa cadencia bajo el caprichoso locus amoenus que aparece cual pícaro y bellaco diablillo Puck de Sueño de una noche de verano de William Shakespeare para enredar los corazones y las almas, que sueñan en noches tropicales de ventanas abiertas, sábanas arrebujadas a los pies del durmiente y ventiladores de techo con aspas tántricas que ronronean en el silencio de la oscuridad.
El lienzo del verano es un espacio declarado de interés cultural y artístico inmaterial de cualquier sociedad. Allí se encuentran las luchas personales que todos hemos sufrido para llegar a lo que somos ahora. Incluso algunos ahogarán en lo más hondo unos recuerdos jalonados por malas experiencias, persecuciones, insultos y pugnas por conquistar el trono de la cuadrilla o pandilla. Dicho grupo azaroso está compuesto de mozalbetes imberbes y niñas que se convierten en mujeres sin darse cuenta. Es una pequeña comunidad con sus propias normas y lógica interna (inaccesible para el adulto que ya ha perdido el recuerdo de lo que fue). Es justamente ahí cuando se forjan las fortalezas y debilidades que nos acompañarán a lo largo de toda nuestra vida. Ese pacto de silencio cuando se llegaba a casa con el pómulo enrojecido, la sudadera rota, el dinero perdido para comprar un frigopie, etc… Es parte de un aprendizaje que no se estudia en casa ni en la escuela. (En los tiempos modernos del sobreproteccionismo parental se producen en serie adultos desnortados, quejicas, exigentes, abúlicos y con falta de modestia. ¿Quién es el mundo para que yo no me pueda salir con la mía?, piensan ellos. Se nota que no han tenido que defender con su vida el bocata de salchichón de los abusones de turno).
Sergi Carballo nos trae aquí su verano, su recuerdo de lo que fue o de lo que cree que fue, todo veteado lógicamente de una ficción novelada que surte el efecto deseado para desarrollar una trama que va recorriendo años a golpe de calendario y que nos trae unos ponzoñosos lodos de unos barros que no se pudieron secar con la debida diligencia. Nos habla del encuentro y de la pérdida, del rito de paso de Arnold Van Gennep (Bildungsroman), de las diferencias entre los medios rurales y urbanos con la consecuente confrontación de costumbres y sensibilidades, de las pandillas y de sus “juegos de guerra”, de idas y venidas, en definitiva, de la aventura del vivir en la etapa más trasgresora, hormonalmente psicodélica y tragicómica en la evolución de la formación de cada individuo. Viviremos aventuras y desventuras (dolorosas) que marcarán para siempre la impronta de unos personajes que pueden ser odiados y queridos a partes iguales. La óptica de su razonamiento es azorado, distante, tierno, desganado y pletórico, todo al mismo tiempo. Es época de cambios: de voz, de cuerpo, de perspectivas emocionales, de escala de valores y de amargura por saberse en un lugar al que no se pertenece y con el que se tiene que lidiar. Muere el niño, nace el adulto. 
El autor nos ofrece un crisol de recuerdos y reflexiones desde la trinchera del paso del tiempo. El adulto mira hacia atrás e intenta desgranar en qué se ha convertido y cómo han influido en él los sucesos acaecidos en su niñez que no siempre son amables. Sergi Carballo juega con los tiempos, con las anécdotas, pausa el tiempo narrativo para mostrarnos la función teatral de sus personajes que interactúan en una Galicia rural, asilvestrada, llena de jolgorio y vitalidad que les recibe con los abrazos abiertos como quien se sabe que tiene una misión muy importante que desarrollar en las vidas de unos muchachos que están a medio cocer. Esta novela juega paralelismos con el Jarama de Rafael Sánchez Ferlosio (1955), Stand By Me de Stephen King (1982) y, sobre todo, con El Camino de Miguel Delibes (1950) y con El bosque animado de Wesceslao Fernández Flórez (1943). Todas hablan del camino que debe superar el niño para convertirse en un adulto fortalecido que escenifica su periplo en las beligerantes luces y sombras de su adolescencia con las que le tocará batirse en duelo ante el espejo de Alicia.
Lo que ocurre en el verano, se queda en el verano. Allí sigue impertérrito un lugar para todos nosotros, guardado en una caja hermética sin mácula en su exterior, pero arrasado por dentro cual campo de Marte. Allí dormirá para siempre, es eterno, ajeno a todo lo demás. Regurgitará nuestros recuerdos sin aviso previo cuando echemos la vista atrás y nos veamos a nosotros mismos corriendo por una calle empedrada de un pueblo cualquiera gritando a pleno pulmón con el corazón desbocado de tiempo por delante que vivir, mientras el derretimiento del helado nos va endulzando las manos.
Si buscas una lectura adecuada para el verano, aquí la tienes.

 

teaserbox_9126710

RESEÑA: CONÓNDROMO – FRANCESC AUNIÓN JULIÁ – ADALIZ EDICIONES 2017

Posted on Actualizado enn

 

Banner - Conóndromo.jpg

 

TÍTULO: CONÓNDROMO

AUTOR: FRANCESC AUNIÓN JULIÁ FACEBOOK TWITTER 

EDITORIAL: ADALIZ EDICIONES 2017 FACEBOOK TWITTER 

PÁGINAS: 580

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –
Año 2146. La inmortalidad ya no es una utopía. Ahora es una opción. En el seno de una sociedad ultratecnológica, los humanos deciden cuándo transferir su plena conciencia a un soporte digital para convertirse en seres eternos en un mundo virtual: Beyond.
Ray es una adolescente que, de forma inesperada, se convierte en aspirante a entrar en la virtualidad. Sus padres le han ofrecido el renacimiento como regalo sorpresa por su decimoséptimo cumpleaños. Sin embargo, Beyond nunca ha entrado en los planes de Ray. Amante de Elahora y aficionada a las polaroids, luchará por todos los medios para evitarlo.
Pero, ¿qué está dispuesta a arriesgar para cambiar su destino? Y sus padres, ¿hasta dónde llegarán ellos para prevalecer? Y más inquietante aún: ¿por qué?

 

 – AUTOR –
Francesc Aunión Julià, nació en 1977, en Sant Celoni. Licenciado en Publicidad y RRPP en la Universidad Autónoma de Barcelona. Al finalizar la carrera se mudó a Escocia, donde conoció a la que sería su mujer, Lindsay H. Wood. De nuevo en España, se hizo un hueco en el mundo de la comunicación y entró a trabajar en Ogilvy One, orientándose hacia la redacción publicitaria. Creció profesionalmente en distintas agencias, trabajando para marcas de primera línea y ascendiendo hasta convertirse en Director Creativo. Ha escrito, sin editarse aún, poesía, relatos, novela juvenil y cuentos para niños. En 2011 contribuyó al libro “Les estrelles”, de Editorial Meteora, y en 2012 resultó dos veces ganador del concurso de la revista Catarsi, especializada en ciencia-ficción. Hoy reside en su pueblo natal, al pie del Montseny, y trabaja como freelance, compaginando el marketing con la docencia de idiomas. Es padre de dos hijos, Ewan y William, con quienes comparte su insaciable hambre por devorar historias. “CONÓNDROMO” es su primera novela publicada.

conóndromo3-1024x768.jpg

GUSTARÁarrow-145786__340
A aquellos que viven arropados en el mundo de la ciencia ficción y que se plantean diariamente la naturaleza del género humano y nuestro lugar en las estrellas, atendiendo a las significaciones éticas y morales de la tecnología imparable con la que convivimos y los caminos hacia donde nos va a llevar en un futuro próximo.  
– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 
A aquellos lectores que no son seguidores de la narrativa de ficción más emparejada con el destino del ser humano como especie en alquiler de La Tierra y que prefieren obras más realistas y pegadas al presente. Tampoco gustará a los que no hacen buenas migas con la narración en primera persona.
 – LA FRASE vintage-1751222__340.png
 “Sin embargo algo falló. Aún hoy no saben qué es. Lo que sucedió es un auténtico misterio. Al principio, la conciencia de la chica evolucionó de forma normal. De un modo similar a como se habría producido en el mundo real. Pero de repente, sin saber por qué, su conciencia se disparó. Dio otro salto y su evolución se elevó de forma exponencial. Intentaron detenerla, pero no pudieron. Sin saber cómo ni por qué, la chica se había disuelto en el propio Beyond. Se había fusionado con el todo. Así, ¡sin más!”
– RESEÑAletter-576242__340.png
El mundo de la ciencia ficción fijó para siempre los pilares de su construcción inmortal con la santísima trinidad de (1984 de George Orwell, Un mundo feliz de Aldous Huxley y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury). A partir de estas obras (y de algunas más) podemos entender el mundo con unas gafas diferentes. Si bien en muchas obras de ciencia ficción (con Julio Verne a la cabeza) nos han mostrado asombrosos adelantos técnicos para la raza humana, los autores anteriormente mencionados y otros de igual importancia… Arthur C. Clarke, Isaac Asimov, Philip. K Dick y un largo etcétera, han puesto en muchas de sus aportaciones a la literatura de este género el componente esencial de la introspección sobre el género humano. ¿Qué repercusiones tendrá la tecnología en la evolución del Hombre?, ¿y en las relaciones humanas? Estas preguntas nos acompañarán siempre y, periódicamente, aparece algún autor valiente, como nos ocupa en el presente caso con Francesc Aunión, que nos ofrece una nueva visión de lo que en breves fechas podrá acontecernos a todos.
A nuestro juicio, el futuro vendrá delimitado por la ecuación: Nivel tecnológico alcanzado + ¿En qué manos se encuentra el poder de decisión? = Calidad del futuro. Una vez que ya hemos comprobado que no se pueden poner puertas al campo ni prohibir indefinidamente técnicas y procedimientos de dudosa ética por medios legales coactivos, solamente nos queda esperar a ver con cadencia de telespectador qué planes de dominación tienen reservados para nosotros los poderosos (no es “conspiranoia“… ya está ocurriendo). Siempre existirá un laboratorio proscrito a los ojos del mundo que desarrolle los más inimaginables conjuros de alquimista y, como se suele decir en estos casos, juegue a ser Dios pero con los dados trucados, ya que las vías del desarrollo nunca son azarosas, sino que buscan un plan de dominación desde la óptica del ventajismo económico. La tecnología se nos entrega cual arca de la alianza divina, pero como bien recordamos de la película Indiana Jones en busca del arca perdida, a veces, su “pandórica” apertura trae consecuencias y efectos no deseados, pero siempre para los mismos: la plebe, el vulgo o los peones que creen vivir en libertad pero que realmente deambulan atados a un destino cíclico en un Matrix perturbador. Una vez abierta el arca y soltada la “ira de Dios”, no bastará con cerrar los ojos, pues hay planes que sobrepasan gobiernos, estados y leyes. Hay planes que se nos entregan con piel de cordero, pero que dentro esconden belladona de primerísima calidad.
Francesc Aunión nos trae un vehículo propulsado por motores reflexivos y atemporales en un viaje que tiene billete de ida hacia el interior de la propia esencia del ¿Qué somos? y, lo más aterrador, el ¿en qué queremos convertirnos? Por primera vez en la Historia de la humanidad nos hemos convertido en los propios guías de nuestro devenir. El lento e inexorable fluir darwiniano de la evolución de la especie que nos llevará por caminos ignotos es fagocitado por los avances científicos que se plantan en el sancta sanctórum de nuestro, ya abierto de par en par, ADN matriz. Llegados a este punto, el autor nos plantea la dicotomía del camino a tomar. ¿En qué realidad vivimos?, o ¿en cuál queremos vivir?, ¿podríamos elegir? Los planos de la realidad son cada vez más finos. Lo podemos comprobar en las redes sociales que cada vez son más inmersivas (e invasivas) y calan cada vez con menor recelo entre las nuevas generaciones. Los avatares campan a sus anchas en todos los estratos de la Red, desde videojuegos, páginas de citas, perfiles falsos, etc… Empezamos a tener varias identidades diseminadas por el ciberespacio, con experiencias y objetivos diferentes. Lo hemos podido comprobar con el Oasis de Ready Player One, última película de Steven Spielberg, basada en el libro de Ernest Cline. La virtualidad se convierte en la realidad, cuando la realidad se torna irrespirable y alienante. En el mundo virtual puedes ser quien quieras, pero en el mundo real, no. Nos podemos preguntar si cuando el mundo virtual tome más importancia que el real, si allí no tendremos los mismos problemas que aquí. Probablemente sí.

estreno-ready-player-one-spielberg.jpg

Conóndromo contiene preguntas, respuestas, y preguntas sin respuestas, como todo buen relato de ciencia ficción. Género donde el lector, si no arrima el hombro, no sacará todo el jugo a las cuestiones que se le plantean. Vivimos en una sociedad con unos avances médicos tan importantes que en breve superaremos los 100 años de esperanza de vida… Pero qué más da 100, 200 o 300 años, al final llega el momento de la despedida y solamente quedará el recuerdo de aquellos que nos lloran y alguna hemerotecas que darán fe de que pasamos, por un breve período de tiempo, por este planeta perdido en la galaxia. Si pudiéramos vivir para siempre, ¿qué repercusiones habría?, ¿no caería una apatía generalizada en todos nosotros a modo de procrastinación infinita? La abulia nos comería por dentro. Las fases de la vida ya no tendrían sentido. Las nuevas experiencias las acabaríamos completando y dejarían de existir. Pero, por otro lado, ¿no sería la solución para los enfermos y los discapacitados? En un mundo virtual no existen las sillas de ruedas ni el cáncer.
Conóndromo empieza a velocidad de crucero para apretar el acelerador en su último tercio (planteamiento parecido al de “Un mundo feliz” de Aldous Huxley”). Primero conoceremos la arquitectura de esta Tierra futurista y ultra tecnológica y, poco a poco, nos iremos internando en su lógica intrínseca donde los personajes tendrán que afrontar sus destinos y elegir, cual Alicia en el País de la Maravillas, en qué lado de la madriguera quieren vivir.
Para aquellos que tengan dudas a la hora de acercarse a esta obra de ficción pueden visionar el capítulo San Junípero de la serie televisiva Black Mirror donde podrán experimentar las cuestiones que nos plantea Francesc Aunión en esta, su primera obra. Cada vez volcamos más información personal en el mundo digital, solamente habría que dar un paso más. Tantas horas pasamos relacionándonos por medios digitales que a lo mejor para muchos sería una grata noticia poder traspasar la pantalla y vivir allí dentro en forma de unos y ceros. La ciencia ficción nos hablaba de mundos lejanos y naves a velocidad luz, pero el secreto queda mucho más cerca. Antes mirábamos hacia fuera, pero antes de mirar lejos, miremos dentro de nosotros y planteemos qué relación queremos tener con la tecnología y con nuestra propia esencia como individuos.

black_mirror_s_san_junipero_by_cael_fernando-daoqjv0.jpg

El concepto de transhumanidad ha llegado para quedarse. Estamos en la puerta de transcender como especie. De cómo gestionemos este cambio, dependerá a dónde lleguemos en los próximos siglos. Esperemos que no nos quedemos para siempre confinados en una memoria perpetua de grafeno. Si es así, al menos, dejaremos que la ecología de nuestro planeta se pueda regenerar mientras nuestros odios y pasiones se dirimen en gigantescos bancos de datos y servidores de Internet.
¿Pastilla roja o pastilla azul?

 

Captura de pantalla 2017-12-16 a las 21.52.29.png

JAVIER SIERRA “LAS PUERTAS TEMPLARIAS TOUR”

Posted on

autores-de-viaje-las-puertas-templarias-poster

 

Forolibro.com tiene el placer de presentaros “Las Puertas Templarias Tour” de Javier Sierra, que se celebrará del próximo 15 al 24 de agosto, con Madrid como punto de partida. Atrévete a cruzar el umbral de Las Puertas Templarias y a descubrir los secretos del arte gótico de la mano de Javier Sierra en un viaje único e irrepetible completado con trazas JulioVernescas, prehistoria, masonería, templarios y, como no, las catedrales clave. Más información y reservas en: AQUÍ

 

labertinto-las-puertas-templarias-tour-autores-de-viaje-1.jpg

Javier Sierra, Teruel (1971)

Es el único autor español contemporáneo que ha logrado situar sus novelas en el top ten de los libros más vendidos en los Estados Unidos. Sus obras se traducen a más de cuarenta idiomas y son fuente de inspiración para muchos lectores que buscan algo más que entretenimiento en un relato de intriga. Formado en el mundo del periodismo –fue cofundador de la revista mensual Año Cero en 1990, director de la revista Más Allá de la Ciencia durante siete años, además de presentador y director de espacios en radio y televisión en España-, ahora invierte su tiempo en investigar arcanos de la Historia y escribir sobre ellos. Ha dado a imprenta títulos muy populares entre los que destacan La cena secreta (publicado en 43 países), La dama azul (editado en otros 20), La ruta prohibida, Las puertas templarias, El ángel perdido, El maestro del Prado (que fue la ficción española más vendida en 2013),  La pirámide inmortal o el Premio Planeta de Novela 2017, El Fuego Invisible, en donde se enfrenta a los enigmas de la creación artística a través de una insólita búsqueda del Grial.

En su haber se cuentan varios galardones literarios más, como su finalista al Premio de Novela Ciudad de Torrevieja por La cena secreta, o internacionales como sus tres Latino Book Awards –otorgados a la Mejor Novela Histórica del año 2007 publicada en inglés en EE.UU., por La dama azul, y a la Mejor Novela de Aventuras de 2011 en inglés y español, por El ángel perdido-. También ha recibido honores como el que en 2009 le distinguió como Hijo Adoptivo de Ágreda (Soria) por la difusión internacional dada a la vida de sor María de Jesús de Ágreda, una monja de clausura del siglo XVII a la que se atribuyó la conversión de miles de nativos americanos de Nuevo México, Arizona y Texas gracias al don místico de la bilocación. En 2017 Javier recibió asimismo la Cruz de San Jorge, la más alta condecoración que concede la provincia de Teruel, por la contribución de su trabajo al “honor y buen nombre” de la tierra que lo vio nacer.

Todos sus libros tienen un común denominador: sirven de puente al lector para cruzar de éste a otros mundos. Y lo hacen sobre una pasarela cimentada sobre misterios científicos e históricos sólidamente documentados. A menudo el autor explica que su trabajo literario –tanto en narrativa como en ensayo- debe ser entendido como un todo. “Mientras que en mis libros de investigación traslado grandes preguntas al lector, en mis novelas pongo a funcionar mi imaginación para proponer respuestas que nos las despejen”, dice.

Si algo destaca en la biografía de este escritor es su precocidad. Se adentró en el mundo de la comunicación con apenas doce años cuando se puso al frente de un programa de radio semanal para una audiencia infantil en su ciudad natal. En esa época ya había escrito sus primeros artículos y relatos, aunque su ingreso en la prensa escrita no se produciría hasta los dieciséis. Con diecinueve –y sus estudios de periodismo recién iniciados en Madrid- participó en la fundación de la revista mensual de divulgación Año Cero, y a los veinticuatro ya daba a imprenta su primer libro. Desde entonces, entre sus empeños personales destaca el de subrayar que lo oculto, las creencias extremas y heterodoxas, lo mágico o lo sobrenatural, forman parte inexcusable de nuestra cultura y deben ser elementos que se estudien, ponderen y divulguen con rigor. Sus obras son, pues, el resultado de ese esfuerzo y han hecho de Javier Sierra un autor con una voz propia autorizada, único en el panorama literario contemporáneo internacional.

Javier vive en Madrid. Está casado, tiene dos hijos y se encuentra trabajando –a la vez- en sus próximos tres libros.

autores-de-viaje-puertas-templarias-facebook-con-info

Más información y reservas en: AQUÍ

TRAS EL SUEÑO DE LA PRINCESA – AMALIA VÁSQUEZ – AUTOPUBLICACIÓN 2017

Posted on

51nGj73-MNL.jpg

TÍTULO: TRAS EL SUEÑO DE LA PRINCESA

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN 2017 FACEBOOK TWITTER 

PÁGINAS: 299.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –
Yamileth crece rodeada del amor de sus padres y ajena a un secreto familiar conocido por todos menos por ella. Su vida cambia el día en que deciden ingresarla en un internado para niños de buenas familias. Allí hará grandes amigos y se enfrentará a nuevos retos que la ayudarán a madurar. Un bosque lleno de lugares maravillosos a los que huir de las reglas, un lobo como fiel amigo y una amistad que atravesará barreras raciales y sociales. Cuando todo parece venirse abajo siempre quedarán los sueños y los grandes amigos. Una historia sobre la amistad, la autosuperación y la lucha por los sueños. ¿Te unes a la aventura?

 

 – AUTORA –
Nació en la ciudad de Sevilla, amante de la literatura clásica, los animales y la música. Su amor por la lectura y la escritura comenzó a temprana edad. A los doce años se atrevió a comenzar y terminar su primer libro infantil  y, a partir de ahí, multitud de relatos y alguna obra de teatro para representar con sus amigos, pero todas ellas permanecieron en el anonimato de su casa sin atreverse a publicar nada. En 2006 recibió la noticia de que nacería su primera sobrina y quiso hacer algo especial, escribir una novela juvenil dedicada especialmente para ella. Un libro para niños que mostrara buenos valores, como la amistad, la igualdad, la lucha por los sueños… y fuera capaz de reflejar el espíritu de los clásicos. Lo que comenzó como un simple regalo se ha convertido tras más de diez años en una realidad, viendo publicada su primera novela “Tras el sueño de la princesa”, en venta en la página de Amazon desde el mes de diciembre del 2017. Esta aventura espera ser solo sea el comienzo de muchas más…

 

GUSTARÁarrow-145786__340
A aquellos lectores que desde la posición de la madurez aún conservan una mecánica de transmisión con aquel niño que una vez fueron y que aún ríe por las esquinas de sus recuerdos. A los amantes de los cuentos, las moralejas y las metáforas de los valores de la amistad, el compañerismo, el esfuerzo y la superación.

 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 
A los que busquen en esta novela trazas más adultas y argumentos complejos. A los que han perdido el punto de vista del niño que fueron algún día, tampoco interesará. 

 

 – LA FRASE vintage-1751222__340.png
“Los niños se miraron y sonrieron. Juntos jugaron por largo rato sin percatarse ninguno de lo tarde que se estaba haciendo. Se sentían felices de poder disfrutar de esas últimas horas juntos, ya que al al día siguiente se separarían y no volverían a verse en meses, pero el temido momento de la despedida llegó; abrazados los tres juraron que nada ni nadie rompería jamás la amistad que los unía”. 
– RESEÑAletter-576242__340.png
Hubo un tiempo en el que todos fuimos niños y el mundo que nos rodeaba iba cortado por un patrón muy diferente al que ahora enjuiciamos de adultos. Nos es difícil recordar las reglas de juego de aquellos maravillosos tiempos. Es por ello que aquella voz que se ha perdido en el jardín de nuestros recreos debe ser recordada periódicamente por la firme mano de escritores que aún conservan en su memoria los códigos que manejábamos en una etapa que fue pilar de nuestro presente, pero que muchos, bien por dejadez, bien por corrección, se obligan a olvidar. Hay un eterno secreto en el mundo de los niños con sus propias pruebas a superar y su lógica interna que ya se ha evaporado. En el espacio del cine y de la literatura hemos podido gozar de legendarias pandillas juveniles, como “Los cinco“, “Los Hollister“, “Los siete secretos“, “Los tres investigadores“, “Los goonies“, Los perdedores de “It“, el grupo de amigos de “Stand by me” o de “Strangers Things“. Literariamente ha sido J.K Rowling con “Harry Potter” la que ha consagrado la literatura juvenil a los lectores de cualquier edad (Sí, es verdad, que la saga fue creciendo con su éxito y, viendo que se adaptaba fácilmente a todo tipo de lectores, la trama se fue volviendo oscura y compleja). Cuando se introducen inquietudes que conectan con el lector, la obra llega muy lejos.
La presente novela o cuento (pensamos que ambos términos son válidos) de Amalia Vásquez nos introduce en este mundo del que estamos hablando. Con paralelismos a la obra cumbre de J.K Rowling (aquí también tenemos colegio, bosque oscuro, animales…) pero con menos fantasía y más cercanía al realismo social. Por ejemplo si en Harry Potter se tocaba de lleno el tema del racismo con la limpieza de sangre, los muggles, los sangre sucia, etc, aquí tenemos un panorama parecido. Ambas obras comparten también mensajes dentro de su lógica de ficción. Pero es que es precisamente desde este ángulo desde dónde los niños aprenden de sus mayores estos aprendizajes que les servirán y les acompañarán para siempre.
El cuento, es un elemento que se pierde en la noche de los tiempos al abrigo de la hoguera. Los cuentos no son simples entretenimientos para que los niños se vayan a dormir, sino que son acuerdos entre padres e hijos para la enseñanza de estos últimos desde la ficción y la protección de las sábanas. Es el ensayo final antes de la representación de la magnitud del dramatismo de la vida. Los niños aprenden sobre los peligros que pueden correr en un ambiente controlado y seguro. Sus mentes van hilvanando las herramientas necesarias para salir a un mundo cruel e inhóspito fuera del abrigo de sus progenitores o de la tribu (tristemente en los tiempos que corren la sobreprotección y la falta de la narración oral conlleva a que los adolescentes no tengan elementos de juicio suficientes para batallar en el mundo fuera del cobijo casero. Esta falta de valentía y arrojo ocasionan mayores problemas, como se puede comprobar en algunos programas de televisión y o en las estadísticas sobre la materia).
“Tras el sueño de la princesa” es un relato que indaga en el mundo perdido de la niñez. Vadea con generosidad el término de literatura juvenil, para ofrecernos una obra madura, llena de contrastes y pinceladas de algo más, algo que se escapa de la literatura para los más pequeños. Se ponen en liza preguntas universales, con respuestas muy personales. La amistad se torna imprescindible para sortear los obstáculos a los que se enfrentan los protagonistas. El coraje por seguir los sueños que siempre son esquivos y, a veces, parecen inalcanzables. La lealtad como piedra angular de las relaciones verdaderas. También seremos testigos de un camino de pérdidas y de lucha por unos ideales. Porque hacerse mayor es, sobre todo eso, aprender a perder. Este cuento tiene dos estratos de lectura, en el más profundo hallaremos preguntas que nos harán plantearnos lo que de verdad importa, una vez despojados de todo artificio. 
“Tras el sueño de la princesa” es un sueño… Y los sueños, sueños son.

 

REVISTA “MI BIBLIOTECA”. EDITADA POR LA FUNDACIÓN ALONSO QUIJANO. PREMIO NACIONAL AL FOMENTO DE LA LECTURA 2015

Posted on Actualizado enn

portada-MB-53-704x1030.jpg

 

TÍTULO: REVISTA MI BIBLIOTECA

EDITORIAL: FUNDACIÓN ALONSO QUIJANO FACEBOOK TWITTER WEB

PÁGINAS: 113.

¿DÓNDE COMPRARLA?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –
MI BIBLIOTECA es una revista en formato papel, de periodicidad trimestral, que propone un acercamiento divulgativo y riguroso a las múltiples vertientes del sector bibliotecario. Además de ofrecer experiencias y materiales de formación, pretende dar voz a cualquier persona implicada en la realidad bibliotecaria y en el fomento de la lectura.
  – EDITORIAL 
La Fundación Alonso Quijano -creada por el profesor y escritor Raúl Cremades García, con el apoyo de los demás componentes del patronato fundacional- fue constituida el 27 de noviembre de 2000 en la ciudad de Málaga (España), y aprobada por el Ministerio de Cultura por O.M. de 22 de Enero de 2001 (BOE de 15 de Febrero de 2001). El patronato fundacional se compuso de los siguientes miembros: Amaya Bolinaga AltunaRaúl Cremades GarcíaSalvador Fernández FerrerSusana Guerrero Salazar y Emilio Alejandro Núñez Cabezas.
ACTIVIDADES
  • Cooperación internacional. Envío de libros a diversos países del mundo. En colaboración con varias ONG.
  • Mejora con los libros. Campaña permanente de fomento de la lectura con menores hospitalizados en el Materno Infantil de Málaga. En colaboración con el Ayuntamiento de Málaga.
  • Español para inmigrantes. Enseñanza personalizada  y gratuita de español para inmigrantes adultos.
  • MiniBibliotecas Alonso Quijano. Libros disponibles para consulta y autopréstamo gratuito en lugares públicos.
  • Actividades de formación. Cursos, conferencias y seminarios relacionados con el fomento de la lectura. Convenios con varias universidades españolas.
  • Aula LEO – Lectura y Escritura. Animación a la lectura y a la escritura con apoyo de las nuevas tecnologías para alumnado de Primaria, Secundaria y Bachillerato.
  • Revista Mi Biblioteca. Publicación trimestral, en formato papel,  de ámbito nacional e internacional.
  • Anuario de Bibliotecas Españolas. Publicación que ofrece una visión global de la situación bibliotecaria en España.
  • VG Ediciones. Sello editorial con catálogo de manuales universitarios, libros sobre lectura, español para extranjeros y literatura infantil.
  • Calendario de la lectura. Publicación anual con fotografías comentadas y efemérides de cada día.
  • Concurso de fotografía Momentos de lectura. Fomento de la creatividad artística en el ámbito de la lectura.
  • Recursos sobre lectura en la web. Enlaces, bibliotecas, libros, blogs, revistas, imágenes, etc.

PREMIO NACIONAL AL FOMENTO DE LA LECTURA 2015: https://andaluciainformacion.es/andalucia/600419/la-fundacion-alonso-quijano-de-malaga-premio-nacional-de-lectura/

 GUSTARÁarrow-145786__340
A todos aquellos que van más allá de la afición a la lectura de las revistas en las que predomina la publicidad de las grandes editoriales, el anuncio de la publicación del bestseller del momento, las listas de los más vendidos, las entrevistas a youtubers metidos a escritores y todo lo relacionado con el libro desde la óptica más comercial. La revista “Mi Biblioteca“, no transita por todos estos lugares comunes.
– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 
A aquellos que buscan y, más en las fechas que se acercan, revistas que vayan a juego con la hamaca del complejo vacacional. Mucha foto, poco texto y, menos aún, arqueología de bibliófilo, relatos humanos entorno al fenómeno literario y modernos proyectos relacionados con el fomento de la lectura y la cultura.
– LA FRASE vintage-1751222__340.png
“En arquitectura, el equivalente al Premio Nobel es el Premio Pritzker, y este año el ganador ha sido el estudio catalán RCR… Según RCR cada vez más bibliotecas han dejado de ser un lugar sagrado para ser un lugar de encuentro de las personas con otras personas y la cultura, y, ante el reto de diseñar un edificio como la mediateca de Gante, las emociones, dudas o sensaciones que les asaltaron fueron, las mismas que nos asaltan y acompañan en todas las obras de arquitectura que creamos… Un impactante edificio provoca un efecto llamada que quizás de otro modo no se produciría, pero puede resultar una pesadilla para los bibliotecarios que trabajan en él. Aunar belleza, vanguardia y originalidad con sencillez en el acceso y versatilidad en el uso de los espacios es extremadamente complicado pero, cuando se logra, se da un paso de gigante en la labor de fortalecimiento de la biblioteca.”
“ULTIMAS MARAVILLAS ARQUITECTÓNICAS DEL MUNDO BIBLIOTECARIO”
María Antonia Moreno Mulas
– RESEÑAletter-576242__340.png
Muy amablemente desde la Fundación Alonso Quijano, nos han hecho llegar la revista MI BIBLIOTECA (AÑO XIV – Nº52 – INVIERNO 2018), para que le echásemos un ojo y diésemos nuestra opinión sobre ella. Pues justamente tras leerla, entramos en su página web para ver si coincidíamos en lo que pensábamos sobre la concepción de la misma, sus normas de estilo y planteamiento editorial. Y así es, coincidimos y explicaremos el porqué.
A nuestro juicio, hoy en día existen dos tipologías de revistas bien diferenciadas, para dos sectores de público irreconciliables. “Los especialistas en la materia”: Un grupo heterodoxo de coleccionistas, científicos, médicos, cinéfilos, arquitectos, abogados, amantes de los coches, de pintar soldaditos de plomo o de armar el Juan Sebastián Elcano con palos de polo de limón. Muy conocedores de la materia a tratar y muy específicos en sus exigencias e inquietudes intelectuales. Al término de estas lecturas, la mayoría de las revistas leídas son catalogadas y archivadas sagradamente por el aficionado lector. Un segundo grupo es el de “Los lectores ocasionales”: Un amplio espectro de compradores de revistas por ocio vacacional en gasolineras, aeropuertos, etc… Compra puntual por “cotillear” la boda del año y los modelitos de los invitados, ver la revelación de un artículo escandaloso o la desnudez de la famosa o famoso del momento, pactado o no, en las playas de Formentera. De un lado tenemos revistas demasiado especializadas (cojan como ejemplo una revista al azar de una sala de espera de una clínica dental, de un despacho de abogados o de un organismo público. Te superan) y, de otro, tenemos el batiburrillo de aquelarre de las denominadas “revistas de peluquería” que al final te sorprendes leyendo, por no haber sido previsor al salir de casa con un buen libro debajo del brazo. Luego estaría el asunto de las publicaciones que se han ido pasando al mundo digital y han abandonado el papel para siempre por un tema puramente de supervivencia editorial… Pero esa ya es otra guerra.
Decíamos que compartimos la idea conceptual de la presente revista. (En sus normas de estilo de publicación para colaboradores podemos leer, y copiamos textualmente):
“* La revista Mi Biblioteca no es una publicación científica, por lo tanto el contenido y el nivel de los artículos debe ser asequible para cualquier tipo de lector no especializado aunque sí interesado por el mundo de las bibliotecas. * En la medida de lo posible, es preferible no usar excesiva terminología científica, y en el caso de hacerlo, conviene explicar en el mismo texto el significado de palabras o expresiones muy especializadas. * Se recomienda que, en la medida de lo posible, tanto las alusiones bibliográficas como las aclaraciones detalladas no aparezcan en forma de bibliografía final o notas a pie de página respectivamente, sino que vayan integradas en el propio texto del artículo”.
En conclusión, nos encontramos ante una revista, que a poco que el lector tenga algún tipo de inquietud por el mundo del libro en su vertiente menos conocida, pero con una voz desenfadada, actual y multidisciplinar, se puede adaptar perfectamente a su contenido y, por lo tanto, disfrutar de los distintos enfoques que tiene el mundo de la literatura, pasando mayoritariamente por el oasis de las bibliotecas, que viven nuevos tiempos de apertura, con actividades culturales y sociales, haciendo de lugar de encuentro intergeneracional.
Los que hemos vivido mil historias; desde la biblioteca del colegio, a la municipal del barrio, pasando por la de la universidad y por el Bibliobús (ese surtidor de novela infantil y juvenil inagotable), hemos observado todo tipo de comportamientos y necesidades entre los usuarios. Desde los amanuenses en las abadías de la Edad Media donde el conocimiento estaba vedado a unos pocos, a las actuales bibliotecas modernas que hasta recientes fechas, tenían una punta de afluencia en época de exámenes, quedando el resto del año prácticamente desiertas. En un mundo digitalizado ya no se necesita acudir a una biblioteca a hacer los “trabajos” de Historia, Geografía o Literatura del profesor de turno, ya que desde casa “toda” la información está disponible a golpe de fibra óptica. Muchas bibliotecas se han quedado como uno de los últimos lugares en los que los chavales pueden estudiar en silencio sin que los padres les digan que hay que bajar a por el pan o que hay que poner la mesa.
De unos años para acá hemos visto que poco a poco se ha modificado el sentido de la utilidad de las bibliotecas. De un lugar en el que los estudiantes pasaban las tardes entre libros, apuntes y ligoteos en los descansos, y los jubilados echaban la mañana leyendo el periódico (y siempre que se pudiera, entablando largas conversaciones con la bibliotecaria de turno. -Eso yo lo he visto-… Y no era amor por las letras). Ahora se conjugan actividades de todo tipo por el fomento de la lectura, la pasión por los libros y, sobre todo, por la creación de una comunidad activa y cohesionada. Siempre existirá un foro de encuentro físico por mucho que los avances tecnológicos nos quieran ahogar (Véase el mundo distópico de “Ready Player One” de Steven Spielberg o de “Los sustitutos” de Jonathan Mostow). En este nuevo punto de encuentro tenemos: Cuentacuentos, presentaciones de libros, charlas y coloquios de todo tipo, lecturas conjuntas, clubs de lectura, manualidades, talleres de encuadernación, cursos para desempleados, juegos para los más pequeños, etc… Así se crea un vínculo con la biblioteca mucho más férreo que el que tiene el estudiante que es infiel con su  lugar de estudio una vez que le construyen una biblioteca más cercana a su domicilio.
En el número 52, que es el que nos ha facilitado la editorial, podemos aprender de temas tan interesantes como: “Las últimas maravillas arquitectónicas del mundo bibliotecario”, “Entrevista a Carmen Juan Lovera archivera y bibliotecaria de 94 años todavía en activo”, “¿Qué hacer con los libros expurgados?”, “Artículos sobre bibliotecas públicas, escolares y universitarias”, “Clubs de lectura en youtube”, “Bibliobuses”, “Bibliotecarios insignes”, “Recomendaciones literarias”, “Cuentos”, “Instagram de biblioteca” y una largo etcétera. Todo ello siempre desde la óptica más rigorista y formativa, pero sin olvidar la accesibilidad y la modernidad de los contenidos.
No tengan miedo, entren en una biblioteca. Bueno si han leído el relato corto “El policía de la biblioteca” de Stephen King a lo mejor algo de miedo sí puede que tengan… pero entren igualmente, los miedos siempre se superan leyendo. Alonso Quijano superaba sus miedos yendo de frente y a contramarea. Enloquezcamos con él, no tenemos nada que perder y mucho que ganar.
Vale.

 

Logo-Mi-Biblioteca-oscuro-JPEG.jpg