Últimas Actualizaciones del Evento

LIBROS PATROCINADOS Y PREMIOS FOROLIBRO 2019

Posted on Actualizado enn

 

LIBROS PATROCINADOS

CRÓNICA DEL CREADOR DEL VIRUS: COMPRA RESEÑA
CUERVOS BLANCOS,  PALOMAS NEGRAS: COMPRA RESEÑA
EL SEÑUELO DE EL IRLANDÉSCOMPRA RESEÑA
ESOS ROLLOS SOBRENATURALES: COMPRA RESEÑA
LA VÍSPERA DEL FIN DEL MUNDO: COMPRA RESEÑA
NÉO KOSMO: COMPRA RESEÑA
SE AVECINA TORMENTACOMPRA RESEÑA
TIEMPO MUERTOCOMPRA RESEÑA

 

LIBRO DEL AÑO FOROLIBRO 2019 

(No hemos podido elegir solamente uno)

A continuación publicamos los nombres de los ganadores del Premio Libro del año Forolibro 2019 de entre los 60 libros que hemos leído y reseñado en 2019. ¡ENHORABUENA A LOS GANADORES!

CTD21020203154
EL PEZ GLOBO COMPRARESEÑA
LA MALA RALEA COMPRA RESEÑA
LAS ESTEPAS DE AVOKCOMPRARESEÑA
LUCES DE LA HABANA COMPRARESEÑA

ULTRAMARINOS Y COLONIALES – ÓSCAR BILBAO – AUTOPUBLICADO, 2020

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

31C2JwNtUsL

TÍTULO: ULTRAMARINOS Y COLONIALES. 17 RELATOS Y UN (FALSO) POEMA.

AUTOR: ÓSCAR BILBAO.

LINKEDIN – INSTAGRAMFACEBOOKYOUTUBE – WEB

EDITORIAL: AUTOPUBLICADO, 2020.

PÁGINAS: 114.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

Ultramarinos y coloniales, pulperías, colmados, abarrotes, expendios, ramos generales, tienditas…, muchos nombres para un mismo lugar según del lado del Atlántico en el que te encuentres: almacén y tienda, especialistas en nada y llenos de todo, en los que se mezcla el olor a bacalao con el del café y las especias, en los que se pide la vez y se fía a una clientela que es del barrio y como de casa. En los que jugar cartas y ver televisión las aburridas tardes de domingo. Casino, centro cultural, mentidero, trastienda de amores furtivos y estraperlo… Lugares de una época que ya no va quedando, que fueron comidos por todoacienes que se inflaccionaron hasta todoauneuro, que se travistieron en chinosdebarrio y badulaques, que los que aguantan aferrados a sus mostradores de mármol blanco desgastados por el paso del tiempo y las monedas son la resistencia. Qué mejor título para un libro que mezcla con desorden relatos salvajes, de amor y desamor, de vida y de muerte, cuentos que quieren hacer reír, o llorar, o las dos cosas. Picantes como el chile o amargos, y tristes, como una acelga. 
Antiguos algunos, casi Gran Reserva —espero —, tanto que uno de ellos hizo que el que esto escribe fuese seleccionado y etiquetado como uno de los «Los Nuevos Escritores Latinoamericanos» en un ya lejano 2003, y otros —espero — fresquitos y como recién salidos del horno. Relatos de este, y del otro, lado del Atlántico, depende del lado en el que te encuentres tú. Relatos ni largos ni cortos, ni siquiera micro relatos, simplemente historias con vida propia que llevan el ritmo que marcan sus protagonistas. Porque, al fin y al cabo, son ellos quienes te cogen de la mano, o de las pelotas, para que las vivas junto a ellos de principio a fin. No te digo más que hasta una poesía que ni siquiera lo es tiene cabida en este batiburrillo que viene a ser como la vida misma. Está abierto.
Pasa, piérdete entre las historias.
No hay prisa, no hay horarios.
Estás en tu casa.

– AUTOR –

51HzAu9PX8L._SY600_

Creativo y redactor publicitario, empecé mi carrera profesional en 1989. Desde 2005 soy uno de los fundadores de Herederos de Rowan, agencia que tiene por lema “para convencer a miles, les hablamos uno a uno”.
Durante este tiempo, he trabajado para grandes anunciantes líderes en los más variados sectores obteniendo numerosos premios tanto de carácter nacional como internacional (New York Festival, John Caples Awards, Best of Europe…) siendo también jurado en el PUBLIFESTIVAL, Festival Internacional de la Publicidad Social 2017 y en el SALUDFESTIVAL Festival internacional de Publicidad Alimentaria y Salud 2018.

Soy autor de “Estimado lector: descubre cómo escribir cartas de marketing directo efectivas” (ESIC 2004), “Management a la guipuzcoana” (Herederos de Rowan 2015) y la novela corta “los nietos bastardos de Warhol” (2010) y “Ultramarinos y coloniales. 17 relatos y un (falso) poema” (2020). Además de co-autor de “Mejor Marketing” (AMDIA 2016), “Personal Branding, hacia la excelencia y la empleabilidad por la marca personal” (Madrid Excellence 2011) y del “Manual de Primeros Auxilios de Correos para las PYMES” (ESIC 2014)
Profesor de ESIC Business School y del Instituto de Economía Digital ICEMD-ESIC, también he coordinado cursos online y soy director del Máster en Marketing Digital en la sede de Pamplona. Colaborador habitual en revistas y blogs del sector además de ponente en charlas y seminarios nacionales e internacionales sobre publicidad, marketing directo, personal branding, creatividad y comunicación tanto off como on-line.

– GUSTARÁarrow-145786__340

Prácticamente a cualquier lector que tenga interés en una composición poética de fondo, pero prosaica en la forma. Obra sensible (que no ñoña, ni moñas), de incisiva reivindicación en ocasiones y experimental, ociosa y negra en otras. Incorrecta en su política de planteamiento narrativo y heterogénea en los temas que aborda. Precaución: puede contener trazas de varios ingredientes indigestos para estómagos sensibles a salirse del trending topic y de las modas ridículas y pasajeras.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A todos aquellos lectores que no les cuadre el formato de relatos por mucho que el contenido de los mismos sea, incluso, de su interés. No es lectura para los que necesitan varios cientos de páginas de armazón narrativo en los que la trama y los personajes pueden crecer pausadamente. Tampoco será del interés de los amantes de la lectura predecible, tipificada y poco ajetreada.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Quizás cuando cogió su primera pea en la taberna de Encarna <<La perla negra de las Antillas>>, que ni era negra, ni de las Antillas, ni Cristo que lo fundó. Pero eso ya es otra historia. Y la aventura de la taberna tampoco es que la tenga muy presente. Se peó hasta las cachas con los Loperena y acabó en la hamaca de la Encarna, desnudo y con ella esmerándose entre sus piernas. A la tercera embestida se fue. Y es que la Encarna era mucha mujer para una primera vez. Luego vinieron los mareos y terminó vomitando hasta la primera papilla en la acequia del patio trasero”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Ultramarinos-Hoy traemos para reseñar: Ultramarinos y coloniales (17 relatos y un (falso) poema), del creativo y redactor publicitario, Óscar Bilbao. Una recopilación de relatos que sale mucho más barata que el precio que aparece en la  portada. Guiño clásico a ese charcutero o carnicero que todos hemos conocido y que banderilleaba con maña y puntería el trozo de carne después de pasarlo por el tajo. El autor sitúa a este profesional del corte en un colmado, ahora denominado “el chino de la esquina”, pero con un componente, al menos social y comunitario, diferente. Aquellos lugares, que ganaban un interés inversamente proporcional al tamaño de la localidad en la que se establecían, eran, al igual que su gran competidor: el bar del pueblo, los espacios para el chisme, el marujeo, la discusión, las cábalas y demás intrigas (que, de los palacios, pasaron a estos reductos del pueblo llano). Allí, al igual que en el presente libro, se anunciaban embarazos, se daban pésames, se intercambiaban favores o se engrasaba la ingeniería celestínica casamentera de las familias. Todo ello confluía en aquellos pocos metros atestados hasta la bandera de productos en las estanterías (ahora denominados “referencias” en los “lineales”) de todo orden y condición. El propietario del mismo se jactaba de conocer muy bien a sus parroquianos como para tener la mercancía siempre a punto para que, cuando este entrara por la puerta, solamente tuviera que levantar una ceja. La vida misma se agolpaba en un espacio en el que la excusa era comprar unas medias de nailon o un kilo de garbanzos y la práctica era la de perpetuar la tradición oral. Precisamente ese espíritu de puertas abiertas, dimes y diretes, miradas juveniles a hurtadillas, lágrimas en la lluvia, necesidades del corazón que la razón no entiende y algarabía que se pierde en debates ininteligibles en los que se sale malparado eran parte de su acta fundacional. La conjunción del sentimiento humano fabricado con el yunque de las pequeñas historias es lo que Óscar Bilbao ha bruñido con esmero en esta casa de todos. Fotografías en movimiento a las que, según les van pasando los años, el espectador va cambiándoles el sentido. Historias que se ciñen a un grano de arena y otras que se desbordan por el desierto… Si desean comprobar uno de los aspectos del paso del tiempo solamente intenten comparar las relaciones estrechas de los otrora tenderos con los, perdónennos muchos de ellos, frialdad y desinterés de los responsables de regentar las actuales tiendas de alimentación de barrio. (“-Aquí no se viene a charlar. ¿Quiere algo más?, venga, venga, circule”). Por tanto, donde no hay intimidad y confianza, no hay historias que contar ni secretos que compartir. Por suerte, el autor rescata aquí los posos de una forma de narrar que parece que se van perdiendo con el auge de la poesía libre y los micrrorelatos, antes de pasar a la ficción novelada. Si, efectivamente, las colecciones de relatos se están quedando sin espacio (y con una menor demanda) ante otros formatos de mayor pujanza. Solamente tienen que darse una vuelta por alguna editorial con su propuesta debajo del brazo para comprobar a ver si su texto tiene cabida entre youtubers, instagramers, triunfitos, tiktokers, poetas mediáticos y autores ya consagrados.
Pero claro, de la senda trillada (y de la maquina digital que empalaga de Autotune toda la música actual) no se hallan nuevos caminos que explorar y narrativas que ofrecer a los cuatro vientos. En este caso, estamos de enhorabuena. Óscar Bilbao ha cogido lo mejor del cuentacuentos de hoguera de campamento, del cantautor que compone solamente bajo el chubasco de la madrugada y del enamorado que pretendía dar una sorpresa a su amada pero es él el sorprendido cuando la ve bajar al andén del brazo de un mulato portentoso. De la diversidad de los relatos que aquí tenemos entre manos es difícil encontrar una temática común para reducirlo al etiquetado del código de barras y la simplicidad tan de boga en los tiempos que nos ha tocado vivir de desvelos, spoilers, casillas marcadas y compartimentos estancos. Pero lo que sí podemos asegurar es que, en esta miscelánea inclusiva, entran todos los estados relacionales con los que puede empatizar un lector. Al fin y al cabo, siempre que se cumpla el contrato tácito entre lector y escritor, el cambio raudo de escenario será lo de menos. 
fae861431ebd93fa953bd0df55e5da3a-icono-de-calendario-fecha-17-by-vexelsAl igual que en el plano humorístico no es lo mismo el chiste, la anécdota, el monólogo o el entremés, en los formatos literarios ocurre un tanto de lo mismo. Hay historias que, para que queden redondas, solamente se pueden contar en una o dos cuartillas, otras, en forma de telegrama donde un “te querré siempre” no es lo mismo que un “siempre te querré”. Algunas necesitan crear una ambientación y un crecimiento del personaje para que nos importe algo sus infortunios. Finalmente, otras tantas, necesitan crear un mundo entero para disponer los peones del juego y que estos batallen hasta las últimas consecuencias. En el presente libro nos encontramos, al igual que en otras colecciones de relatos, con dos dificultades principales con las que, normalmente, se enfrenta el escritor: la concreción de la historia de cada relato no puede irse por las ramas si se quieren incluir 17 textos en poco más de cien páginas y, poder compaginar historias más estructuradas y clásicas con otras más experimentales, oníricas, reivindicativas, reflexivas o, simplemente, nacidas del furor y la rabia del momento, mientras la musa te empotra contra el teclado y te regala una sesión de escritura en suspensión lisérgica. Aquí surge la duda del escritor: ¿se entenderá realmente lo que he querido decir o sugerir?, ¿llegará al lector tal y como lo he plasmado en la cabeza? Dudas que solamente se pueden responder con la interacción directa con el lector. Pero volvamos a lo de antes; quien transita por sendas con maleza en lugar de por autopistas cargadas de retenciones de bestsellers de fin de semana que ansían llegar lo antes posible a la playa, corre el riesgo del explorador: Hallar El Dorado o morir en el intento (o hacerlo en la orilla).
mamajuana-spicy-700mlAsí las cosas, nos enfrentamos a un totum revolutum o cajón de sastre, en el que cada lector encontrará respuesta según sus necesidades. Desde el ocio más puro con olor a Nivea playera, al recogimiento interior propio del diván del psiquiatra. Solamente de esta manera es posible reunir en la misma obra al “Sabina” más irredento, canalla y ácido con El sol del caribe y Soleá para <<o>>, que oscilan entre los vapores del Mamajuana y el arte del coso taurino; a la nostalgia de andenes y catenarias en “Nunca más, sally, nunca más”; al teatro de lo absurdo de Miguel Mihura con Trío de ases; a la fabulación moderna de Cantaba la rana; a la kafkiana Metamorfosis cromática de Dakarai Abara; a la sobrenatural y voyerista Línea 45; a un Hotel du palais sacado de la pesadilla del Overlook de Stephen King o a la conjura de los no tan “necios” de John Kennedy Toole. Y por último, la canción desesperada de Neruda que aquí se transforma en un trampantojo de falso poema de sanvalentín ennegrecido por los eslóganes de centros comerciales y cenas con velas del todo a cien.
Hallarán de todo en este bazar, desde un mogwai sin instrucciones de uso hasta una rueca con el huso afilado esperando al primer lector que crea que este libro es inofensivo. Pasen a este gabinete de las curiosidades. De momento, no se reserva el derecho de admisión.

unnamed

CRÓNICA DEL CREADOR DEL VIRUS – WINSTON CANARIS – AUTOPUBLICADO, 2020.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

cronica-del-creador-del-virus

TÍTULO: CRÓNICA DEL CREADOR DEL VIRUS.

AUTOR: WINSTON CANARIS

EDITORIAL: AUTOPUBLICADO, 2020.

PÁGINAS: 150.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

La comunidad médica ignoró inicialmente el peligro. Después quedó atónita y desconcertada, mientras el mundo se pregunta cómo pudo hacerse realidad la pesadilla del SARS-CoV-2 y recela cada vez más de la capacidad de autoridades políticas y científicas. Eso es lo que el creador del virus supo ver antes que nadie, al decidir golpear la arrogancia y presunción infundadas de las élites científico-médicas. Y lo logró. Tuvo claro desde 2004 que no hacía falta un supervirus, aunque muchos crean que lo es, incluido los supuestos expertos. Bastaba un virus sigiloso, uno que se extendiera sin causar alarma afectando, sobre todo, a viejos y enfermos. Casi como cualquier virus de los que han asolado a la Humanidad durante milenios.
La resuelta y perturbada mente del virólogo encontró un primer aliado en un Gobierno chino que en 2003 sufrió una fuerte crisis interna a causa del brote de SARS, hasta el punto de tambalease. Estas son las memorias del responsable del desarrollo del SARS-CoV-2, de quien recibí el manuscrito a mediados de 2017. Yo, Winston Canaris, me he limitado a traducir, novelar parte del texto, pulir y publicar el relato. Durante casi dos años no comprendí cabalmente lo que me contaba. Hasta febrero de 2020, momento en que todo cobró sentido.
¿Cuánto hay de ficción y cuánto de realidad? No lo sé con seguridad, pero todo lo que cuenta está resultando clarividente, y la ciencia lo va descubriendo día a día. La narración, además, se cimenta sobre sólidas bases científicas, históricas y cronológicas que me hacen otorgar total veracidad al texto. Relata sus propios orígenes, cómo concibió y creó el virus y su relación con varios grupos de poder que impulsaron la financiación de su desarrollo con fines políticos y estratégicos. No esperen disparatadas conspiraciones de inteligencias superiores. El mundo no funciona así. Por el contrario, en estas páginas se encontrarán con la desmesura, la soberbia, la hubris y la codicia de un mundo más bien regido por la chapuza y la improvisación -como dice en un momento de lucidez uno de los protagonistas-. Los personajes no entienden ni están a la altura de lo que se traen entre manos.
Esta es la crónica de Li Yun, el primer “cazador” de virus, cuya “obra” podría abrir una nueva y estremecedora época de armas biológicas devastadoras confundidas con zoonosis y pandemias naturales.

– AUTOR –

anonimo

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todo lector que valora el riesgo de un autor que ofrece un formato  narrativamente ambiguo en el juego entre la realidad y la ficción. Esto hace que el propio lector tenga que abrazar unas premisas y desechar otras en función de sus prejuicios, su punto de vista y sus ideas preconcebidas. Este docudrama de telerrealidad será del interés tanto de conspiranoicos y descreídos, como de racionalistas que degustan la parte más científica del proceso epidemiológico que se narra.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos que prefieren el formato de novela de corte thriller de intriga clásico donde los golpes de efecto, los capítulos trepidantes y la acumulación del más difícil todavía se agolpan en cada página. Tampoco será del interés de aquellos que se aferran a sus posiciones de juicio de tal manera que no permiten entablar con ellos un diálogo que pueda cuestionar sus premisas sobre cualquier asunto.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Como ha sido expuesto anteriormente, queremos que el CAF12 posea una baja virulencia. Buscamos el equilibrio óptimo entre capacidad de propagación y agresividad. El modelo de virus que defendemos debe resultar asintomático o de efectos leves en la mayoría de la población, sin que provoque una mortandad por encima del 1,5%. Dicho porcentaje es más que suficiente: anteriores pandemias no tuvieron tasas mayores de letalidad, pero provocaron enormes estragos, miedo y caos. Queremos insistir en la necesidad de hacer que CAF12 se extienda con el máximo silencio y que pase desapercibido -o confundido inicialmente con otra infección- para las autoridades sanitarias. Esa es la manera de saltar los controles. De lo contrario, cualquier foco infeccioso será enérgicamente extinguido tras haber hecho saltar las alarmas. Es aquí, pues, donde nos enfrentamos al mayor reto: combinar una alta infectividad con una patogenicidad muy por debajo de la del SARS, de modo que se confunda inicialmente con algún tipo de gripe. El modelo en términos epidémicos es el virus causante de la pandemia de 1889-1890”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

coronavirus-siluetaHoy traemos para reseñar: Crónica del creador del virus. Si fuera una creación televisiva podríamos catalogarla como “docuserie“, “docudrama“, “telerrealidad” o “basado/recreado en hechos potencialmente reales“. En una época en la que la línea que separa la realidad y la ficción se acorta progresivamente, novelas como la presente ahondan en el entrechocar de verdades, mentiras y relatos conspiratorios. Aunque no nos engañemos, antes de la hiper digitalización de la sociedad moderna, también la narración era emponzoñada por fuerzas interesadas que intentaban arrimar las ascuas a su sardina. La diferencia radica en que las fuentes de conflicto narrativo eran menores y nos llegaban por medios, digamos, más institucionales y aparentemente supervisados por profesionales del periodismo, literatos, historicistas, etc. Con la llegada de la globalización comunicativa, todo individuo con acceso a internet puede subirse al púlpito de las ondas y proclamar sus soflamas a los cuatro vientos sin filtro alguno. Y lo peor, siempre habrá alguien escuchando, amplificando el mensaje y autodenominándose como profeta de tal o cual nueva corriente de pensamiento. La reflexión y el enjuiciamiento sobre los contenidos a los que somos sometidos diariamente se diluye en un mar de contradicciones, declaraciones partidistas y niconfirmosnidesmientos. Es precisamente en este mar enrarecido y en estas tierras movedizas y cambiantes donde la presente “¿novela?” hinca su filo que aguijonea al lector como cuchillo caliente en mantequilla. El presente relato de los hechos nos introduce en lo que, de todos los escenarios posibles del inicio de la pandemia de SARS-COV-2, ha podido ser uno de ellos. De formato novelado y con ruptura del contrato de verosimilitud que a todo relato de ficción se le supone entre lector y escritor, aquí nos encontramos ante una narración inclasificable en este aspecto por la desorientación que genera en el propio lector. Esto es debido, principalmente, al ingente trabajo de documentación y recreación científica que pone el autor sobre la mesa de operaciones. Con esta manera de abordar el presente asunto conocido (a medias) por todos, nos consigue “engañar” con un juego de espejos en el que el primero en no poder sostener su propia mirada pierde, tanto a los puntos, como por k.o. técnico.  
1f489Estamos atravesando días, meses, quizás años, en los que deberemos acostumbrarnos (el ser humano tiene una capacidad de adaptación innegable, aunque tengamos predilección por la confortabilidad y la certeza) a la lucha contra un agente invisible con una tasa de letalidad y de efectos secundarios que los científicos, con el paso del tiempo, irán mensurando y acotando. Ahora nos situamos en las primeras fases de la explosión contagiosa y con los gobiernos y las autoridades sanitarias haciendo lo que pueden a tenor de la información recibida (el futuro dirá si dicha información ha sido suficiente para las medidas tomadas o estas fueron ineficaces e insuficientes por falta de previsión y dejadez). Todo en el presente se ve con los ojos de la premura y la desorganización. Solo el tiempo y la pausa que dan los estudios históricos pondrá a cada responsable en su sitio. Que luego se exijan o no responsabilidades y que estas se asuman o no ya será harina de otro costal. Lo que sí está claro, volviendo al plano de la ficción, es que en estos precisos momentos se están tecleando miles de páginas acerca de esta gran pandemia del siglo XXI, con respeto al Ébola que asoma de vez en cuando su cabeza por amplias zonas del continente africano, pero que, hasta que no llegue al mundo desarrollado, se le seguirá tratando como un mal de segunda división. Ya parece que se nos olvida que allá por el lejano 2017 (la memoria de pez es flaca y cortoplacista) un ínfimo (comparado con el presente contagio de Covid19) brote de ébola llegó a España. Muchos solo recordarán el sacrificio del perro Excalibur, de la auxiliar de enfermería, Teresa Romero. No hay nada como focalizar la narración de un relato en un protagonista que empatice con el público potencial para que el mensaje llegue claro y fuerte a las masas. Ahora, lo que empezó catalogándose (por algunos) como gripe virulenta o neumonía más compleja, ha destapado sus cartas y, como dato cierto, se ha llevado por delante a, al menos, cincuenta mil compatriotas y otros miles a los que todavía no se les ha podido concretar hasta dónde llegarán las secuelas de la infección. Miles de páginas decimos, desde tesis doctorales, hasta guiones cinematográficos, ensayos de todo tipo, novelas con formato de thriller a lo Robin Cook… todo ello, tengan por seguro que se irá publicando a lo largo de los próximos años: desde los estudios científicos más sesudos, hasta las obras de entretenimiento más ociosas. Pero seguramente ninguna de ellas tendrá el prodigio de la navegación por un río tan turbulento entre el sueño y la vigilia, entre la verdad y la falsedad, entre la realidad y la conspiración, como la presente obra. Ahí radica su originalidad e interés. Sus credenciales quedan claras desde el principio (menos para algún despistado que no sepa leer entre líneas). El autor va de frente con una propuesta argumentada de telerrealidad con la que exige al lector que enjuicie el porcentaje de veracidad de la historia y la parte de mago del engaño del escritor. Al final, todo escritor de ficción es un estafador narrativo que opera en connivencia con el lector estafado. Nos dejamos que nos roben la cartera mientras miramos embobados su juego de manos sin entender muy bien dónde está el truco.
Contagio-Portada1La Crónica del creador del virus envida fuerte en su propuesta. Desde una pormenorizada enumeración de los protocolos científicos y de las rutinas de laboratorio que el público en general desconoce, hasta una trama política de los entramados de los poderes en la sombra muy al estilo de John LeCarré o Frederick Forsyth. Aunque, por lógica, en apenas ciento cincuenta páginas no da espacio a sacar la artillería pesada en forma de narración de espías y dominación mundial y, seguramente, tampoco sea esta la intención del autor. Aun así, somos testigos de cómo la manipulación, la vanidad, la soberbia y el egocentrismo más exacerbado convierten a las personas en tiranos de sus propios congéneres. Esto les hace tomar decisiones motivados únicamente por la búsqueda del reconocimiento. A nadie se le escapa que el mundo se divide entre los que tienen la fusta en la mano y los que miran recelosos a la espera del próximo latigazo. La presente obra nos recuerda en ocasiones a Estallido (Wolfgang Petersen, 1995) o a Contagio (Steven Soderbergh, 2011). Winston Canaris, en un ejercicio de metraje encontrado al estilo Blair Witch Project, nos expone, desde diferentes puntos de vista y con varios recursos de óptica de narrador, un documental (“un robado” en argot de paparazzi) que cautiva al lector. Este no sabrá muy bien dónde se recrea el autor y dónde introduce trazas de una pesadilla que es tan real que la podemos ver pasar en ambulancia desde la ventana de nuestra casa. Como reza el reclamo del film anterior: “Nada se expande como el miedo”.
vacunas-18-3-19-compressorY en medio de todo esto tenemos a negacionistas, antivacunas, intereses farmacéuticos, sin escrúpulos aprovechados que hacen su agosto personal, políticos entonando el “sálvese quien pueda” pero que no se apean de su burro, grandes inversionistas y empresarios que ven cómo se vacían sus bolsillos o grupos mediáticos que siguen el guion que les marca la amenazadora línea editorial. Y, debajo de todos ellos, el pueblo llano que no sabe ya a quién creer, qué medidas cumplir y cómo llegar a fin de mes con un trabajo precario o inexistente, además de una burocracia de la que ya no se fían y que podría, con una buena gestión de los recursos, paliar la crisis que parece que se enquistará durante bastante tiempo. En la mente de todos ellos, la gran pregunta que de tener respuesta focalizaría las iras de unos y otros en un sujeto u organismo concreto: ¿el virus lo ha creado el hombre o es pura casualidad de la zoonosis?, ¿lo sabremos algún día? En caso de ser una creación humana, ¿los responsables lo podrán ocultar lo suficientemente bien para que no salga a la luz y así puedan seguir con sus tejemanejes?, ¿qué pasaría si la ocultación es tan perfecta que se confunde con una pandemia fruto del azar natural más indetectable?, ¿no abriría esto la puerta a la creación de verdaderos monstruos víricos que se saltarían todos los medios de contención? Son más preguntas que respuestas lo que nos ofrece el autor, ¿pero no es precisamente este ejercicio de investigación y análisis personal el método más saludable para cuestionarnos cualquier hecho?
Crónica del creador del virus es un relato aterrador, de una actualidad indiscutible y raudo como la propagación del virus y el miedo inherente al mismo. Su brevedad facilita su lectura cinematográfica y le resta la carga de densidad de toda la exposición científica que, para los legos en la materia, podría llegar a aturdir y, si acaso, a aburrir. Es didáctica en ocasiones y esclarecedora en otras. Cruel por momentos y esperanzadora en algunos otros. La supervivencia como eje reflexivo de la razón de nuestra existencia y el hermetismo epidemiológico como una de las grandes armas del futuro: más económicas, menos destructivas, más focalizadas y quirúrgicamente objetivadas. Imaginemos un arma silenciosa que barra de un plumazo solamente a una etnia en concreto, a una franja de edad, a un sexo, o a los individuos que tengan alguna característica genética concreta: ¿los listos?, ¿los tontos?, ¿los pelirrojos?, ¿los altos?… El sueño de la eugenesia a la carta de algunos hecho realidad mediante un enemigo invisible que se mueve en las sombras con un rifle de francotirador.

5de8f5ce26053.r_1575791389375.0-384-1920-1373

 

LA VÍSPERA DEL FIN DEL MUNDO – NÉSTOR BARBOSA – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2020.

Posted on Actualizado enn

 

libro-recomendado-fondo-blanco

la-vispera-del-fin-del-mundo

TÍTULO: LA VÍSPERA DEL FIN DEL MUNDO.

AUTOR: NÉSTOR BARBOSA 

FACEBOOK – INSTAGRAMWEB

EDITORIAL: CÍRCULO ROJO WEB

PÁGINAS: 125.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

La ciudad Edén se ha convertido en un lugar inhóspito y peligroso desde la llegada de un extraño virus encargado de convertir a los seres humanos en animales. Lena es una adolescente independiente, fuerte y decidida acostumbrada a lidiar con los peligros del Nuevo Mundo. Leo es un joven peculiar, pusilánime e inseguro que lleva prácticamente toda su vida encerrado en un búnker. Cuando ambos se conocen, emprenden un viaje con un único propósito que cambiará el futuro de su existencia. En el camino, los secretos más recónditos de la humanidad irán saliendo a la luz, y los jóvenes deberán enfrentarse a una naturaleza salvaje que ha olvidado cómo era el Viejo Mundo.

– AUTOR –

“Mi padre compró un ordenador en 1995. Yo solamente tenía 4 años. En sus brazos me enseñó a dibujar. Lo primero fue un círculo rojo. A partir de ese momento el mundo se hizo más creativo. Cuando empecé a ver el mundo con otros ojos, dibujar, bailar y escribir era la mejor manera de evadirme. Autodidacta, pragmático, crítico y empático. Antes de empezar ampliando mis estudios en el ámbito del diseño y la creatividad, tuve mi primer contacto con ellos en Bachiller Artístico, donde comencé a interesarme también por el mundo audiovisual. Aparte de comercio y marketing, he adquirido estudios de diseño gráfico y edición de vídeo. Admiro a la gente curiosa y los círculos rojos como comienzo de un todo. Nunca dejaré de crear”.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos que les interese las consecuencias literarias de una sociedad decrépita que salta por los aires y que deja huérfanos a un pequeño grupo de supervivientes desnortados. Estos últimos, primero deberán asumir su nueva condición para, a continuación, forjarse de nuevo un lugar seguro en el que continuar con su vida. Será también para lectores de novela corta, sencilla, pero con una velada reflexión acerca de la evolución moral y ética del género humano en la relación con sus semejantes.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los acérrimos lectores de novela postapocalíptica que gustan de extensiones de varios cientos de páginas donde la descripción de la caída, supervivencia y refundación de la sociedad es el pilar básico de la narración. Estos lectores prefieren una pausa necesaria para armar una compleja red arquitectónica argumental que abarca el fin del mundo desde numerosas ópticas. Tampoco será para aquellos que buscan guerras de clanes a lo Mad Max o peleas interminables con hordas insaciables de zombis hambrientos. La víspera del fin del mundo es una historia mínima, una fotografía del desastre en los ojos de dos adolescentes que se hacen más preguntas que respuestas tienen a su alcance.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“…El Gobierno aún no se ha pronunciado ante lo ocurrido en los últimos meses. La población ha descendido considerablemente por las repentinas desapariciones. La histeria colectiva comienza a ser incontrolable y cada vez son más las denuncias y quejas recibidas por parte de la ciudadanía. Sobre las varias hipótesis que se barajan, diversos vídeos de gente anónima han llegado a la redacción confirmando una de las teorías más complicadas de explicar y comprender. Todo tipo de especies animales caminan por la ciudad sin rumbo y generando el caos entre los transeúntes, incluso algunos de esos seres han sido…”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

The_Stand__Cap_Trips__2Hoy traemos para reseñar: “La víspera del fin del mundo”, una fábula postapocalíptica que basa su peso narrativo en una mezcla de inquietudes vitales más allá de la clásica apuesta por la supervivencia, tan propia de este género novelesco, y que tan bien han transitado numerosos escritores de fantasía y ciencia ficción. Es, en el enfoque  y la temporalidad,  donde la aportación de cada escritor ha puesto el particular foco de sus intenciones. La historia de la literatura, que recorre el camino en paralelo al de nuestros miedos, nos ha regalado todo tipo de vueltas de tuerca a la sociedad que desaparece en el polvo del tiempo. Podemos manejar para ello un buen puñado de ejemplos clásicos en los que la lucha del hombre por ver el amanecer de un nuevo día es el centro de la narración. Tenemos a virus, bacterias y demás enemigos infinitesimales que asolan la humanidad de manera más o menos realista o científica (Apocalipsis, Stephen King, 1978; La peste escarlata, Jack London, 1912; La carretera, Cormac McCarthy, 2006; o El último hombre, Mary Shelley, 1826). También recordamos las novelas que abordan dicho fenómeno desde la óptica de la transformación humana a demonios infectados o zombificados (Soy leyenda, Richard Matheson, 1954; Guerra mundial Z, Max Brooks, 2006; o la franquicia Resident Evil que, desde 1996, ha llegado a la televisión, al cine, al manga y a los videojuegos). No podemos olvidar tampoco el apocalipsis nuclear (El canto del cisne, Robert McCammon, 1987). También tenemos consecuencias más originales o complejas (Hijo de los hombres, P.D. James, 1992; El día de los trífidos, John Wyndham, 1951; La invasión de los ladrones de cuerpos, Jack Finney, 1955; y la que comparte muchos puntos en común con la presente: La isla del doctor Moreau, H.G Wells, 1896).
transformacionLa víspera del fin de mundo opera en dos planos narrativos. El primero es el de la clásica aventura de supervivencia de una pareja de adolescentes que, por azares del destino (y de la pandemia) juntan sus diferentes  personalidades y caracteres para salir adelante en un mundo dominado por las bestias y por el resto de humanos (no siempre coincidentes y con distintas tonalidades de agresividad como podrá comprobar el lector). Ambos irán descubriendo, con sus propios ojos, la violenta sociedad en la que se ha convertido su mundo y que les ha despojado de la confortabilidad de su rutina diaria. Mediante la mirada y la narración de su compañero de fatigas, se reunirán las piezas del rompecabezas y las lagunas vitales (incluso en la historia de un personaje ajeno al texto principal. Atención al primer capítulo). Mientras la relación se intensifica y descubren (y se descubren) todo lo que tienen en común, el autor va desgranando (creemos que es su intención) una interesante reflexión acerca del Homo homini lupus que diría el filósofo inglés, Thomas Hobbes. Se cuestionará la validez de la constante evolución darwiniana que presupone el inexorable avance cuando lo que realmente pudiera existir es una montaña rusa de involuciones y fracasos sociales. De otro lado, señala la posibilidad de que la explicación de muchas de las preguntas que nos planteamos en la sociedad moderna se encuentren en el instinto primario más elemental y primigenio. La pureza del animal “no racional” frente a la cúspide de la pirámide alimenticia que es el ser humano. Es el ejemplo del animal que caza y mata por pura supervivencia mientras que el hombre, en ocasiones, lo hace por mera diversión, hastío, envidia o venganza. Recordamos en este punto pasajes de La metamorfosis, Kafka, 1915; El señor de las moscas, William Golding, 1954; o, ya que estamos con las moscas, la película homónima, La mosca, David Cronenberg, 1986 (drama clásico de ciencia ficción que acerca la temática de la presente novela con la reflexión acerca de qué parte de humano tienen los animales y qué parte de animal tenemos los humanos). Muchos acontecimientos, tristemente luctuosos que vemos cada día, parece que no tienen mucha más explicación que la aparición de la bestia que algunos tienen en su interior y que bordea el análisis de la ciencia y la medicina moderna (atención al personaje de Kevin/La bestia en Múltiple, M. Night Shyamalan, 2017) o toda la variada bibliografía sobre la transmutación licantrópica y el recorrido filosófico interior que conlleva. Incluso tenemos una interesantísima reflexión en la película Shrek, acerca de qué te hace humano, qué asusta a los demás y, por lo tanto, qué miedo conlleva a la caza al diferente.
the-end-of-the-fucking-worldLa presente novela también tiene una química de rito de paso de la pareja protagonista a la que, solamente, les queda hacer de tripas corazón para sobrevivir. Esto confronta directamente con la sociedad contemporánea en la que el adolescente no quiere (o no puede) salir del nido paterno para recorrer el mundo bajo su responsabilidad y con sus propios medios. En tiempos de bonanza, la sociedad se puede permitir hacer selfies en los espejos del baño pero, cuando Dios reparte una mala mano de naipes, no hay más remedio que apretar los dientes y tirar hacia adelante. Esta dualidad también queda de manifiesto en la presente obra. Hombro con hombro, a lo Last of us, las heridas se tornarán en cicatrices y los recuerdos en armas para seguir caminando. En esta huida hacia adelante digna de The end of the fucking world, Lena y Leo crecerán subiendo de dos en dos los escalones, ya que no tienen ninguna alternativa menos costosa.
La víspera del fin del mundo transita por elementos reflexivos a lo largo de toda su extensión. Ahonda más en el contexto vital que en la ficción aventurera. Fruto de estos momentos, el lector podrá entrever reivindicaciones sobre el mantenimiento del medioambiente, la superpoblación y el superconsumo tan característico de las sociedades occidentales. Todo ello tachonado con el autoconocimiento personal de la pareja protagonista y de los vínculos que los entrelazan con su destino. Es precisamente en un mundo que ha muerto de éxito y sobreexplotación cuando las historias mínimas, como la presente, se abren camino para juntar lo que antes estaba separado. En una sociedad que evita la mirada del semejante, cuando se cruza con él por la calle, llega un momento de crisis global en el que se está obligado a levantar la mirada y posarla en aquel que ha sobrevivido y lucha para fundar un nuevo destino sobre las cenizas digitales del anterior.
musicjmfuentesLa presente novela, de apenas 125 páginas, es de fácil lectura, tanto por su sencillez argumental como por el lenguaje empleado por el autor que da protagonismo, humanidad y naturalidad a la pareja protagonista en lugar de perderse en rocambolescas peripecias propias de este género. Mediante esta cercanía con el lector, el autor consigue dotar a su obra de la realidad de la flaqueza y el drama de sus protagonistas y de los secundarios que se van colando en la trama hasta que cobran el significado final que cierra el círculo de la narración. La víspera del fin del mundo también habla de esperanza y sueños futuros mediante notas y apuntes salteados por toda la obra. Uno de ellos es la música como eje vertebrador y arma contra el drama del desaliento y la falta de fuerzas. Es precisamente, con el recuerdo de las letras de varias canciones, como el alma del superviviente se mantiene a flote. Sobre el entendimiento, la cohabitación, la integración y la coexistencia entre los diferentes (que no lo serán tanto. Estén atentos a la lectura) circunvala este nuevo mundo que está condenado a entenderse.
¿Será verdad que la música amansa a las fieras?, ¿Serán Leo y Lena los nuevos Rómulo y Remo amamantados por la loba Luperca?

1200px-Capitoline_she-wolf_Musei_Capitolini_MC1181

HUMANOFOBIA – JOEL SANTAMARÍA MATAS – EDITORIAL LIBROS INDIE, 2020

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

41m8YThcKOL._SX317_BO1,204,203,200_

TÍTULO: HUMANOFOBIA.

AUTOR: JOEL SANTAMARÍA MATAS. 

FACEBOOK  INSTAGRAMWEB

EDITORIAL: EDITORIAL LIBROS INDIE, 2020WEB

PÁGINAS: 275.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

«Escúchame, hereje. En el fondo es todo más simple de lo que parece: nosotros defendemos la Verdad y el Bien. Si tú no eres de los nuestros es que defiendes la Mentira y el Mal, por lo tanto eres una enemiga y mereces ser purgada. ¿Lo ves, qué fácil? No hay nada que discutir.»
Año 2089. Estamos en una Barcelona que forma parte de una Unión Europea superpoblada y regida por la teocracia del azraelismo, una ciberreligión creada recientemente y basada en el Antiguo Testamento y el Marxismo-Maoísmo. Calles vigiladas por los Guardianes de la Virtud, mujeres relegadas al ámbito privado y un paisaje dominado por la violencia, el terrorismo y la inseguridad extrema… Gabriel es un adolescente que se queda huérfano en una de las primeras purgas azraelitas y, a medida que la Tercera Guerra Mundial estalla y va desplegándose por todo el orbe, tiene que ir refugiándose y cambiándose de escondite con su amiga Gala, ciudadana de un área residencial protegida. Humanofobia ha quedado como primera finalista y ha recibido el primer accésit del Premio Isaac Asimov de Ciencia Ficción 2019, en palabras del jurado, por su «excelente calidad literaria».

– AUTOR –

_241_f565c64a

Nací en Reus, estudié primaria y secundaria en centros públicos. He estado viviendo unos años por Barcelona y residiendo unos meses en Coventry (Reino Unido) y Viena (Austria). Actualmente vivo en Salou. Desde niño me apasiona la lectura. Mi padre contaba con una buena biblioteca de obras clásicas que no he parado de leer desde entonces. Empecé a escribir de adolescente; pero curiosamente, cuando inicié mis estudios de Filología Hispánica y Anglo-germánica, dedicados precisamente a la Lengua y a la Literatura, se esfumó mi vocación literaria. No regresó hasta quince años después, cuando aprobé las oposiciones de secundaria. Desde entonces dedico mis veranos a escribir novelas. Tardo unos tres o cuatro en terminar una de ellas. Me es imposible hacerlo mientras trabajo, cuando escribo entro a menudo en una especie de trance y me quedo a medio camino entre los dos mundos, el ficticio que estoy creando y el real. He dado clases de muchas cosas: latín, francés, alemán, inglés y actualmente, lengua y literatura españolas y literatura universal. Todas mis obras se basan mayoritariamente en las lecturas de literatura universal que explico a mis alumnos. Hay autores de todas las épocas, todos los países y todas las razas, y eso es precisamente lo que me gusta de ella, que no se ciñe a los colores de una bandera. Vivo en pareja y tengo un hijo. Aparte de la literatura, otros gustos que tengo son escuchar música (en especial música rock, de todos los estilos imaginables) y viajar a mi bola, perderme por sitios a los que difícilmente accede el turismo masivo.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los amantes de la ciencia ficción, no tanto por la complejidad en su apartado narrativo, si no en su exposición de motivos y en el escenario elegido por el autor. Será del interés de todos aquellos que gustan de la aventura y las correrías pero que no les es suficiente para disfrutar a fondo con la lectura, sino que quieren más y por ello escarban en las opciones que tenemos como sociedad que llega a un punto presente de colisión política, social y medioambiental. Joel Santamaría suma sus inquietudes y las comparte con los lectores asiduos a un género que debería crecer por estos derroteros y no por otros más pisados (aunque muy de moda en el presente).

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores que prefieren lecturas ligeras, sencillas en la narración y manejables en las descripciones. La presente novela tiene más de desesperanza que de supervivencia y más de impotencia que de frenesí cinematográfico. El lector acostumbrado a historias que no hurguen en la herida de nuestro imperfecto mundo de rumbo renqueante y fatigado quedarán algo defraudados.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Opinaba Saúl que la libertad sexual de los residentes, sus continuos líos sentimentales, no eran en realidad más que síntomas de un tremendo autismo, de una incapacidad manifiesta para aguantar a otra persona viviendo bajo el mismo techo durante más de medio año seguido. Le solía decir también a su hijo que el entusiasmo con el que a veces se enredaban con los foráneos para eventuales aventuras amorosas se trataba en realidad de una farsa, pues al valorar a alguien, lo que más pesaba era su vivienda habitual”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

04_2bartertown1Hoy traemos para reseñar: Humanofobia, de Joel Santamaría. Distopía con trazas de ciencia ficción postapocalíptica y urbana. No tenemos que irnos a paisajes de ficción como el Panem de los Juegos del hambre, la Negociudad de Mad Max o los atoles dispersos de Waterworld. Ni siquiera al Nueva York de Soy Leyenda, al Londres de 28 semanas después, al París de La noche devora el mundo o al Madrid de Apocalipsis Z de Manel Loureiro. Estamos en la Barcelona de 2089, en la que, tras diferentes conflictos internacionales, el orden establecido y conocido por todos en la actualidad ha volado por los aires. El equilibrio democrático se ha tornado en una especie de chavismo venezolano donde, bajo una apariencia democrática, un orden supragubernamental dirige los designios de todos los ciudadanos mediante el férreo control de los medios de comunicación, de producción y de educación. Todo sucede mientras una pequeña élite vive a cuerpo de rey protegida por el ejército y deriva grandes fortunas a bancos foráneos para el hipotético momento en el que tuvieran que salir por patas. Al mismo tiempo, las milicias campan armadas hasta los dientes por las calles imponiendo sus juicios sumarios a los disidentes del régimen. La teoría es el imperio de las urnas, pero la práctica es que los resultados de las elecciones están viciados de raíz. En Humanofobia encontramos claros ejemplos en nuestro presente, así como toda una explicación estructural y arquitectónica que expone los cimientos de esta nueva sociedad que nace de las cenizas de la anterior. Una cohabitante mezcla de maoísmomarxismo con el fundamentalismo religioso del Antiguo Testamento bíblico hace crecer a una nueva fuerza. Cuando la civilización llega al punto de no retorno del caos, irremediable siempre salen los supuestos salvadores que son aupados por el gentío muerto de hambre. Son jaleados para que restablezcan el orden sobre la corrupción que les ha quitado el pan de sus hijos. Ellos se izan al poder para, a continuación, aplastar a sus propios correligionarios con interminables purgas internas. Jacobinos, bolcheviques, Camisas negras, Despotismo ilustrado, Jemeres Rojos, SS, Hutus, Sendero luminoso… Innumerables purgas a lo largo de la historia han creado órdenes dictatoriales y monstruos en sus tronos. De ahí el interés sociológico y literario de estos modelos políticos. No son pocos los investigadores y estudiosos que piensan que vamos, irremediablemente, hacia regímenes totalitarios y plenamente controladores de la intimidad de sus ciudadanos. Por lo tanto Orwell, entre otros muchos, parece que no iba tan desencaminado.
61x2p7YGJILDel mundo futurista que nos propone Joel  Santamaría lo primero que destaca es el desarrollo de sus utópicas propuestas en la ciudad de Barcelona, que la hace reconocible al lector pero con suficientes variaciones para que avance setenta años en el tiempo sin que pierda parte de la esencia contemporánea. Aquellos que transiten a diario por las calles barcelonesas se verán especialmente contagiados del espíritu de este relato de ficción y verán cómo del presente de derechos, esparcimiento y libertades se puede pasar a un escenario aberrante y subyugante. A destacar también en el aspecto social, el espacio que ocupa la mujer que se retrotrae a tiempos medievales, al presente islámico de muchos países árabes o a la también distopía de Margaret Atwood en El cuento de la criada. La influencia bíblica, una vez más, y las reinterpretaciones estrictas del Antiguo Testamento, al igual que en la obra de Atwood, derivan a llevar al universo femenino a la reducción en derechos y función social. El colectivo femenino que destaca e iguala sus derechos en sociedades democráticas avanzadas, a fuerza del sudor de las reivindicaciones y las lágrimas de sus pioneras que se enfrentaron con sus proclamas a las porras de los que quisieron acallarlas, son ahora las más damnificadas cuando las sociedades se enfrentan al traumatismo del apocalipsis o durante el auge de gobiernos con fuertes componentes dictatoriales o de legislación basada en la teocracia. A lo largo de toda la novela el autor nos relata, con puntual cita, la realidad de las mujeres cuando la democracia cae y la ley del más fuerte y el costumbrismo histórico imperan de nuevo. Unas aceptarán su nuevo rol. Si cumplen las reglas podrán continuar con sus vidas con relativa normalidad; mientras tanto, otras se rebelarán y no se doblegarán a la imposición de perder todo lo que les ha costado tanto alcanzar. Como siempre, en estos momentos de opresión, son muy interesantes los personajes femeninos que intentan imponer la “sharia” a sus propias compañeras (recordemos a “las Tías” de El Cuento de la criada que someten, con las estrictas reglas del sistema, a las propias criadas, y a la élite de “las esposas” que desvían la mirada mientras consigan el propósito de ser “madres”). La lucha de intereses y clases supera a la de géneros cuando el orden establecido toca a su fin.
the-leftovers-remanente-culpableUno de los puntos fuertes de la novela es la construcción del culto azraelita (término que podría hacer referencia al ángel de la muerte para los judíos y musulmanes, además de un guiño al gato de Gárgamel en Los pitufos del dibujante belga, Peyo). La construcción históricosocial de este culto por parte del autor es muy interesante ya que la define mediante la descripción narrativa y en los propios diálogos de los personajes de tal manera que conforma una idea muy realista de la Barcelona futurista que nos expone. Al contrario de otras obras utópicas, donde las corrientes de pensamiento totalitario se dibujan con clichés, lugares comunes, obviedades y recursos mas que manidos, en el presente caso el autor realiza una inmersión suave y progresiva en la sociedad que ha inventado y que bebe de fuentes presentes para explotar en un futuro descorazonador. Dos referentes nos vienen a la cabeza sobre esta construcción que parte de un pequeño grupúsculo minoritario de adeptos que son vilipendiados por la mayoría hasta que, por distintos motivos, consiguen alzarse, cambiar las reglas y asentarse como la nueva (y única) creencia permitida. Es en ese preciso momento cuando intentarán erradicar cualquier atisbo de disidencia. Valga la película Ágora, Alejandro Amenabar, 2009 y la serie The Leftovers, Damon Lindelof, 2014 como ejemplos de las repercusiones que afloran en una sociedad cuando se cortan las vías de la reflexión personal y se abraza el borreguismo por la presión constante del grupo. Muere entonces la inteligencia y nace la opresión dictatorial, tanto física como psicológica. Nunca se debe subestimar el poder de una secta.
El_Ministerio_del_Tiempo-Cronologia-Ciencia_ficcion-Fisica-Investigacion_213739811_33812647_1024x576Humanofobia tiene también ese poso de los grandes clásicos de la ciencia ficción donde las vacas sagradas del género se pausaban en las reflexiones y en los diálogos acerca de la sociología y la lógica del desarrollo de la cultura y de la civilización. Así, por ejemplo, en La maquina del tiempo de H.G. Wells es igual de importante la aventura puramente verniana que los diálogos de los amigos del viajero en el tiempo acerca de los movimientos sociales; o del propio protagonista en su crítica a la lucha de clases con el paradigma de los Elois y los Morlocks. También podemos encontrar algo de Rebelión en la granja de George Orwell y su frase inmortal “Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros”. Fueron obras escritas en tiempos especialmente revolucionarios. Ahora, al menos en Europa, (donde se desarrolla la presente trama) vivimos en una tensa calma que lleva vigente desde el fin de la segunda guerra mundial. Quizás el futuro, al menos como lo imagina Joel Santamaría, no sea tan prometedor como los anuncios de televisión de bienes de consumo. Solo es cuestión de tiempo averiguarlo. 
109979Debemos comentar, muy a favor de la presente obra, que la estructura formal y el contenido de la misma se aleja de la (a nuestro juicio) excesiva cultura de la ciencia ficción manufacturada (no siempre) para adolescentes. No le restamos ni un ápice de mérito a todas estas propuestas que han llegado muy lejos en su recorrido para sus (nosotros mismos) lectores. Sagas como: Los juegos del hambre, Divergente, El corredor del laberinto, Soy el número 4, etc, han adaptado y rejuvenecido tramas e introducido elementos de género para el público más joven. Si hace años se calificaba como literatura juvenil a 20.000 leguas de viaje submarino (de lectura imprescindible) hoy lo es a la saga del Sinsajo. Y no está de más no olvidarse de los pilares del género, empezando por uno de los mayores humanofóbicos de la historia de la literatura, el capitán Nemo. Pues bien, en la presente novela, el autor ensancha el panorama de la ciencia ficción contemporánea sin buscar un público juvenil (aunque perfectamente adaptable a la presente obra). La complejidad de ciertos elementos y su acercamiento a los temas políticos van más allá del encorsetamiento de las tramas centradas en la pura supervivencia. Son tiempos en los que vamos sobrados de purgas, refritos de Battle royale y Fornite. Los lectores que quieran ir más allá estarán de enhorabuena con Humanofobia.
Por último, comentar que la presente novela guarda un par de ases en la manga. Ni nos queremos acercar a ellos por solo la posibilidad de desvelar algo; preferimos mantenernos en silencio. Disfrútenlo y, sobre todo, háganse al menos la mitad de las preguntas sobre las que el autor reflexiona al final de la obra.

En-busca-de-un-fin-del-mundo-catastrofico-y-creible

AGUIJONAZOS – MARIO SILES – AUTOPUBLICACIÓN, 2020.

Posted on Actualizado enn

51QI3qiGqUL

TÍTULO: AGUIJONAZOS.

AUTOR: MARIO SILES – TWITTERFACEBOOK

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2020.

PÁGINAS: 144.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Desahucios, pobreza, deforestación y aniquilación de especies, corrupción, etc. Una antología de textos que abarcan desde el relato al ensayo, y cuyo hilo conductor no es otro que invitarnos a recobrar el sentido de nuestra propia existencia. Materializado mediante una narrativa honesta, firme y muy bien entrelazada, cargada de frescura. Donde la crudeza y el humor ácido se estrechan la mano de forma pertinente y amable. Lectura que, en definitiva, invita a la reflexión y a la autocrítica en el momento histórico que vivimos.

– AUTOR –

descarga

– GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores de piezas cortas y multitemáticas en las que hallarán, según el perfil de cada uno, razones suficientes para adaptar alguna de dichas lecturas a sus convicciones, inquietudes y reflexiones personales. Será también para aquellos que no tienen tiempo para la lectura profunda y prefieren degustar pequeños platos en lugar de novelas enciclopédicas. Para aquellos que son más de contenidos y finales más acordes con los tiempos que nos han tocado vivir que con perdices conclusivas de cuentos de hadas.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

No será del interés del lector de novela o de aquellos que no les llama la atención las colecciones de relatos o de piezas de longitud contenida. Tampoco será la lectura predilecta de aquellos que buscan en las colecciones de cuentos, giros finales inesperados o sorpresas a cada paso (la presente lectura gana más peso en el camino narrativo que en los desenlaces). Los lectores que no quieran ver los aspectos de las inmundicias que fluyen a su alrededor tampoco encontrarán aquí su lectura predilecta.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“El aletargado “Ciudadano X” se siente libre, porque desde la instituciones oficiales y a muy temprana edad así le es inculcado. Los mass media serán los encargados de perpetuar y reforzar ese sentimiento en adelante y durante toda su existencia. No es una labor difícil. A fin de cuentas, lleva a cabo elecciones a diario que le ayudan a sentirse de ese modo. Tiene la libertad de elegir sobre los pantalones que viste, o el teléfono móvil que quiere comprar invirtiendo en ello uno o varios meses de trabajo, quizá y con un poco de suerte incluso sobre ese preciado automóvil con el que sueña deslumbrar a los vecinos, pagado a cómodos plazos. Aunque eso se traduzca en vivir atado a un empleo que le subyuga, que le niega casi por completo la vida familiar, o que aniquila todos los anhelos fuera del plano estrictamente material”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Aguijonazos, de Mario Siles García. Un compendio de quince relatos reflexivos acerca de la contemplación contemporánea del entorno del autor. Todo es posible en el desfile inquisitivo de la mirada de Mario Siles por el callejero del alma que como escritor le ha tocado vivir. Los acontecimientos se suceden con cadencia de celuloide fílmico que, según la mirada del testigo, llegarán a fijarse en el acervo cultural de una sociedad o se dejarán pasar. A Dios gracias, incluso a contracorriente de los tiempos de transformación digital y de contenidos que nos han tocado vivir, no vamos mal surtidos de personas inquietas que intentan entender, dar una explicación o compartir lo que ven a su alrededor para dar de pensar al respetable. Trazan una vía de escape de la rutina ponzoñosa a la que muchos están sometidos y quieren dejar testimonio de los caminos tortuosos por los que transita una sociedad insaciable y hambrienta de engullir capital y cortar las cuerdas del resto de sus compañeros alpinistas. A todos ellos les han vendido la moto de que en la cima de la montaña se encuentra El Dorado. 
maxresdefaultEl autor ha llamado a esta recopilación de suelta de lastre personal, Aguijonazos. Nos viene a la cabeza por el amplio y variado significado de los relatos que aquí confluyen, las dos modalidades típicas de aguijón: el de la avispa y el de la abeja. El primera da un toque de atención, una especie de tarjeta amarilla futbolística que hace salir del ensueño a aquel que es picado por este himenóptero. Luego tenemos la picadura de la abeja, que a diferencia de la avispa, muere matando y dejando la impronta de su aguijón en la piel de aquel que le ha importunado gravemente. Esta se ve en la obligación de ir hasta el final para dejar su mensaje. Esta inmolación es parecida a la del escritor; desde el que escarba en la superficie mostrando las primeras capas de una multitud de historias que le asaltan en el día a día hasta el que se deja el pellejo en cada renglón y sufre con cada escena que le es tan cercana como a los protagonistas de ficción que la comparten con él. Valga este símil animal para hacer un rastreo de la pluma del autor que aquí nos ofrece un conjunto de cuentos modernos y urbanos: desde el toque de atención de la avispa, hasta el sacrificio defensivo de la abeja. El lector encontrará un bufé libre narrativo del que escogerá el contenido que más se le adapte. Esto es lo que casi siempre ocurre en los recopilatorios de amplia temática como el presente que boga entre la grave denuncia social, pasando por el existencialismo, la burla y la chanza envenenada, hasta la pintura hiperrealista de los actos cotidianos y, en apariencia, invisibles a los ojos de los transeúntes que no se paran a mirar al vagabundo que ya ha perdido toda esperanza de caminar entre sus antiguos iguales.
4Entre tantos conceptos, trazos y bosquejos, el autor transita desde la ficción más clásica, hasta la reflexión personal de la realidad vestida de cápsulas atemporales con mini discursos ensayísticos que en ningún caso, atendiendo a su brevedad y ausencia de profundidad académica, aburrirán al lector. De esta manera tan azarosa y aparentemente casual (como lo es la mente del escritor que salta de idea en idea llevado por una irremediable vorágine que le impide centrar el tiro en un solo objetivo) podemos observar como en un mismo volumen comparten narrativa: Kilian Jornet (uno de los reyes de todo lo que lleve la partícula “ultra” por delante), Pepe Mújica (querido por unos y vilipendiado por otros en el complejo equilibrio de gobiernos sudamericanos), un espejo del visionario Aldous Huxley que contemplamos como las premisas de su utopía cada vez más cercanas y, como colofón, un acercamiento histórico a la Rusia zarista y a todo lo que aconteció tras la caída de los Romanov. Mientras tanto, el autor también nos ha hablado de la corrupción, los desahucios, la solidaridad, la soledad, la institucionalización personal, el ocaso de la fauna en libertad o la creatividad literaria hundida en un vaso de alcohol y abrazada a “las mieles del éxito”.
Y así, agitando el avispero, el autor pretende remover conciencias, hacer limpieza tras la mudanza y reordenar las prioridades vitales y los problemas del primer mundo (muchos de ellos del todo insignificantes en el tercero). Desde la atalaya de la confortabilidad se pierde la noción de la problemática de la calle, de los infortunios de muchos y de la decadencia de las instituciones que miran hacia el sol que más calienta y se olvidan de las diferentes sensibilidades que conviven en un mundo que han creado con apariencia de homogeneidad, pero que en el fondo, no lo es. Aguijonazos es una pieza de lectura sencilla, comprensible para todos los públicos y que encierra las reivindicaciones del autor sin caer en sospechosos activismos ni adoctrinamientos. El mensaje es el del que comparte contenidos e inquietudes, no del que alecciona con soflamas inamovibles ex cátedra. Mario Siles contribuye con el presente texto a abrir el diálogo enriquecedor mediante apuntes cotidianos que sirven para que algunos metan la mano en el avispero y otros lo miren desde lejos una vez aprendida la lección.

awerfqwwefwergwe

LA HUMANIDAD VELADA – KARINE VIVIER – AUTOPUBLICACIÓN, 2018.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco51MTChLXLtL._AC_SY400_

TÍTULO: LA HUMANIDAD VELADA.

AUTORA: KARINE VIVIER: FACEBOOK

TRADUCCIÓN: MAR COBOS

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2018

PÁGINAS: 184.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La Humanidad velada pone en escena a tres personajes que, en un momento de su vida, han perdido su humanidad a los ojos de la sociedad. Tres personajes, tres historias paralelas, una misma historia. Una primicia de novela negra.

– AUTORA –

18162109

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los aficionados a la novela negra y policíaca en cualquiera de sus vertientes. A quienes saborean la ordenada cadencia de una lectura sin distracciones innecesarias. A aquellos que aprecian las situaciones dramáticas “límite”, pero exentas de “casquería” vulgar y gratuita. A los lectores que son capaces de sobrecogerse y meditar sobre la delgada línea que separa la ficción de la realidad. A los que valoran la aportación del traductor en el resultado de una obra.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los admiradores de la acción atropellada, incesante y sobresaltada, que renuncian a todo reposo narrativo. A quienes gustan más de los diálogos y menos de las descripciones. A los que eligen no apesadumbrase y prefieren desconocer la podredumbre que se oculta en los rincones más insospechados de nuestra sociedad.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La niña abrió los ojos. Todo estaba negro. Sus ojos se acostumbraron poco a poco a la oscuridad y distinguió una colchoneta que había en el suelo. Estaba en el sótano. Sentía la cabeza pesada. Se pasó la mano por la frente y sintió algo pegajoso en los dedos. Era sangre. Sí, ya se acordaba. El hombre la había golpeado en la cara”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: “La humanidad velada”, de Karine Vivier, traducida eficazmente por Mar Cobos Vera. Una novela negra donde se nos aboca a un oscuro pozo que desearíamos no hubiese existido nunca, ni siquiera en la imaginación de un escritor. Lamentablemente hemos de convivir con situaciones análogas que, en la mayor parte de las ocasiones, ni siquiera llegan a nuestro conocimiento. De esta forma, aparte de disfrutar con la ficción, acusamos un aldabonazo o campanada en el alma tan potente como si fuese propinado por la Tsar Kolokol (campana del Zar), si en algún momento hubiese funcionado, o por un noticiario de televisión mostrando el atentado de las Torres Gemelas. Con la primera bofetada nos viene a la mente un pensamiento: podemos llegar al mal absoluto. 1517674937_733884_1517675268_noticia_normal
¿Pero, qué es el mal absoluto? ¿qué importancia tiene la aplicación del término por parte de cada uno? Louis Pauwels y Jacques Bergier, creemos recordar, lo adjudicaron a flores que podrían cantar, o gritar, en el campo. Las víctimas supervivientes del holocausto nazi lo aplicarían a su experiencia, por contraposición del bien absoluto, de la lista de Schindler o de “El ángel de Budapest”, Ángel Sanz Briz. Podría adjudicarse el mal absoluto al Führer Adolfo, con sus “campos de trabajo”, echando una competición con “Papá” Stalin, y contraponiendo Auschwitz  o Sobibor a Holodomor o Katyn. Guerras y genocidios a lo grande, no importa el número de víctimas. Barbaridades antiguas y modernas: El incendio de Roma; el sitio de Numancia narrado por Apiano; la toma de Massada según Flabio Josefo; Ruanda, con los hutus exterminando tutsis; Camboya con Pol Pot, ahí está dicho todo. El Terror de la Revolución francesa; las sucesivas guerras yugoslavas; Verdun; las bombas terroristas de la ETA; el Estado Islámico y sus crueles consecuencias. Pero en algún momento hay que finalizar la lista. Yendo hacia atrás y adelante en el tiempo, y recorriendo el atlas al azar, no habría lugar ni espacio en estas notas para relacionar tanto mal.
ct-john-wayne-gacy-timelineEntonces, ¿y el mal “minorista”? ¿podría ser mal absoluto?. Cuando las víctimas en serie, pongamos por caso, no llegaran a cien. ¿Fue Jack, el que iba por partes, un malvado absoluto? ¿Tal vez el cinematográfico personaje Hannibal Lecter (procedente de la pluma de Thomas Harris y magistralmente interpretado por el genial Anthony Hopkins) se llevaría la palma? ¿Qué decir de Charles Manson? ¿o del  Payaso Asesino, John Wayne Gacy? De nuevo los ejemplos son casi inabordables por numerosos. El mal que representan es casi insoportable pero, a nuestro juicio, quedan más escalones. Arriba, en ese siniestro “ranking” se encuentran los que se valen de su autoridad moral o familiar para ejercer abusos de todo tipo, que siempre dejan secuelas, y que llegan incluso a la tortura y a la muerte de la víctima inerme. Reservamos el “top”, el “number one”, para esas bestias con forma humana que tienen a la infancia indefensa, física e intelectualmente, como blanco para su propio “uso” o para su infame comercio y, además, por cualquier medio a su alcance fuerzan, propician y obtienen la colaboración de otros menores para sus abyectos fines. Ahora sí habremos dado con el mal absoluto. (¿Recuerdan el caso de Jeffrey Epstein que todavía sigue abierto?) Los expertos psiquiatras, psicólogos, lingüistas y otros expertos se enzarzan en discusiones académicas sobre los significados y aplicación correcta de las palabras, pedofilia, paidiofilia, pederastia, parafilia, etc. Todos términos procedentes de la antigua Grecia, culta y civilizada, que más de un pederasta moderno querría para sí. Por nuestra parte, carentes de conocimientos y experiencias al respecto, dividimos el campo “grosso modo” entre los pedófilos –que tienen atracción sexual por los menores- y los pederastas que llevan dicha atracción hasta el abuso sexual y más allá. No hay más comentarios.
los-sin-nombreTodo lo anterior es una introducción (posiblemente excesiva) para definir el libro de Karine Vivier como la representación del mal absoluto, (recordamos en este punto la película de Jaume Balagueró, Los sin nombre, de 1999, basada en la novela de Ramsey Campbell. En ella se desglosa y se reflexiona acerca de los engranajes del mal absoluto). En una narración ágil, sin artificios, directa y amena, enfrentamos una novela negra que nos hará pasar, en cualquier caso, un rato entretenido. Podemos simplemente ceñirnos al relato novelesco o hacer comparaciones morales y jurídicas entre Dedé y Denis o entre Judith y Marybonne. Todos tienen su parte responsable en el intenso drama (o dramas) pero el grado de culpa no es en ningún modo comparable. La autora nos presentará algunos prismas sobre cuyas facetas no solemos detenernos habitualmente, a pesar de que son sobradamente conocidos. Nos muestra al recluso Denis Papin con sus actitudes, reflexiones y temores muy creíbles. El comportamiento del guardia Malek también es verosímil y encaja perfectamente en el ambiente. Todo nos lleva a configurar un desenlace que podría guardar sorpresas. Es frecuente ver que los accidentes, e incidentes, más significativos para la vida (y la muerte) de las personas se producen por nimias series de casualidades, y pequeños despistes, que conducen a que alguien esté en el lugar erróneo en el momento equivocado o, al revés, a que alguien esté ausente de su puesto en el instante preciso. El matrimonio de Judith y Alain se verá profundamente afectado por una de esas circunstancias que habrán de pagar muy caro.
bcce63d2a681bf27fecf35f0e03537abKarine Vivier nos va retratando a sus personajes con una cadencia acorde al sentido que la narración va desarrollando. Vemos como Dedé, en su faceta más zalamera, se introduce en la vida de una desconcertada y trastornada viuda para devolverle parte de su ilusión anterior, a cambio de un precio inasumible. Otra viuda, Brigitte Vasseur, toma carta de naturaleza en la vida de su nuevo y metamorfoseado vecino, de incierto nombre, y con calzador, se acomoda en ella. La autora nos permite seguir las pesquisas de la policía, encaminadas a encontrar a la niña Hélène. Nos asomamos así a una labor ordenada y metódica en lo profesional que, quizás, se resiente y afloja en el flanco personal y sentimental de alguno de sus miembros femeninos. La niña Marie, años antes y en otro contexto, no precisó búsqueda. “La humanidad velada” nos hace descubrir, con profundo pesar, las consecuencias nefastas que acarrean los cerebros desajustados que ponen a prueba la pericia y la paciencia de profesionales como Céline Vermont, la psicóloga. Karine Vivier nos inquieta en grado sumo con los personajes como Raoul y especialmente sus oscuros y presumiblemente poderosos clientes. Prevemos con horror el futuro de seres inocentes, cuya ilusión está puesta en un pasador rosa, unas gafas de Mickey o un teléfono con el que jugar a Angry Birds.
Hemos disfrutado y padecido con una novela negra, digna del género. El mal absoluto.

7924-frase-el-demonio-del-mal-es-uno-de-los-instintos-primeros-del-corazon-humanoedgar-allan-poe

NÉO KÓSMO – FRANCISCO JAVIER RODENAS – AUTOPUBLICACIÓN, 2020

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

neo-kosmo-de-francisco-javier-rodenas

TÍTULO: NÉO KÓSMO.

AUTOR: FRANCISCO JAVIER RODENAS – TWITTERFACEBOOKINSTAGRAM

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2020

PÁGINAS: 473.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Néo Kósmo es un lugar idílico donde no tienen cabida la ira, el rencor o la codicia; donde no se miente, no se roba, no se mata; donde nada es de nadie ni nadie es de nadie; donde leyes y policía no existen.¿Qué harías tú si fueras uno de sus habitantes? ¿Qué harías si un día se produjera un asesinato? ¿Y luego otro, y otro más? ¿Qué harías si se decretase el toque de queda ante la imposibilidad de asumir los hechos? ¿Cómo actuarías cuando empezaras a cuestionarte todos esos principios que creías inamovibles? Esas y otras preguntas se hace Corfú, el joven científico encargado de la investigación, antes de desaparecer más allá de los territorios prohibidos.

– AUTOR –

unnamed

Francisco Javier Rodenas (Villena, 1971), es una persona que escribe porque lee y que lee porque escribe, sin que importe el orden de los factores Por ese motivo busca en la lectura y la escritura mundos perfectos (o imperfectos, tanto da) donde la ficción, aunque sea a veces, pueda superar a la ficción. Es autor de las novelas Atardeceres desde la ventana (Libros.com, 2016), El mar cuando nos habla (2018), El club Homero (Libros Indie, 2019) y Néo Kósmo (2020), además de muchos relatos y artículos de opinión en su columna del periódico Portada.info.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos aquellos que disfrutan con la creación de mundos nuevos y con las cuestiones inherentes que les acompañan. Para los que entienden la ciencia ficción no solo como la exposición de unos planteamientos imposibles en el momento de su escritura, sino como la confrontación de los mismos con un futuro más o menos cercano. Será del interés de todos aquellos que han leído a los clásicos y saben encontrar pequeños matices en obras contemporáneas que aportan nuevos puntos de vista y reflexiones sobre el género humano. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores clásicos de ciencia ficción que se deleitan con la arquitectura barroca (y a veces compleja) de las premisas de las obras de los máximos exponentes del género donde priman, principalmente, la reglamentación teórica sobre el frenesí narrativo de acción y aventuras. Tampoco será del estilo de los lectores más anclados a postulados tangibles, contemporáneos y realistas.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Cuando acabó la cuarentena y, con ella, pasó el peligro, aquella caterva de advenedizos regresó a sus casas. Incluso el ejército de científicos fue obligado a salir de su madriguera para celebrar lo que las altas esferas de la orden acordaron en denominar la Fiesta del Renacimiento, una efeméride que, según amenazó Barone se repetiría de manera anual para conmemorar el nuevo amanecer que se acababa de producir. Hubo una celebración por todo lo alto, en la que se llevó a cabo una ceremonia. Hubo baile y mucho vino. Y, finalmente, hubo una cena en el interior del templo a la que no faltó nadie”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

1_RCl1SqDTiuMgp1I-8eW1WQHoy traemos para reseñar: Néo Kósmo, novela de ciencia ficción anticipativa que nos muestra un mundo utópico/distópico (los extremos casi siempre se juntan) donde el avance sociocultural de la sociedad ha logrado frenar el crimen violento. Con la presente premisa de esta “nueva cosmología” que nos trae Francisco Javier Rodenas, el asiduo lector de género fantástico encontrará lugares comunes con otras totémicas obras inmortales y pilares fundamentales, así como retazos de obras más actuales donde prima más la acción sobre la densidad reflexiva. Podemos recorrer un amplio arco imaginativo entre el barroquismo y cientificismo de Isaac Asimov hasta el puro homenaje y el raudo artificio de Ernest Cline. Por medio, el impulso de un autor que trata de introducir al lector en, seguramente, uno de los más difíciles retos narrativos de la literatura: partir de cero en la creación de un contexto nuevo (un worldbuilding de raíz). La problemática de este ejercicio imaginativo radica en que hasta los cimientos deben ser forjados por el propio autor. No existe nada sin que el escritor lo amolde a sus inquietudes y a sus razonamientos éticos o lúdicos. Mientras que en géneros como el histórico, la novela negra, la costumbrista o el terror gótico, el lector se puede agarrar a una serie de concepciones y consensos comunes, tanto relacionados con hechos históricos, como en literatura comparada, sea esta coetánea o no; en la ciencia ficción, para que el lector no se despiste y las bases queden bien asentadas antes de entrar en materia, el autor debe guiar muy bien su pluma para que no existan errores de bulto ni malos entendidos. Si estos se cometen al principio de la exposición el lector entrará en conflicto entre lo que le indica el autor y lo que “cree entender” de la obra. Si las líneas maestras del relato no son inteligibles para el lector, este perderá interés o no captará la esencia del mensaje. Y es, precisamente, la ciencia ficción el género que es más proclive a los “falsos entendimientos”. La más profunda no contentará a los menos aficionados y la más “palomitera” no saciará a los experimentados lectores en la materia. Al igual que, salvando las distancias; 2001: una odisea espacial no está diseñada para el mismo público que Alien: el octavo pasajero.
metrc3b3polisFrancisco Javier Rodenas nos presenta un utópico mundo sin crimen que ya hemos transitado con anterioridad en múltiples obras de ficción, aunque en la mayoría de las mismas siempre ha existido una amenaza o reverso tenebroso (como en la presente). En la máquina del tiempo de H.G. Wells, el autor nos presenta a los Elois: hedonista y acomodada raza descendiente de la actual humanidad que ha logrado alcanzar un estatus en el que la contemplación es su única finalidad (luego aparecerán los Morlocks y entenderemos hacia dónde ha evolucionado la sociedad de clases del año 802.701). Disyuntiva de clases parecida nos plantea Fritz Lang en Metrópolis. En esta película muda de 1927 también nos encontramos con que las clases sociales se han polarizado con la subyugación de unos sobre los otros. La calma social, al igual que en Néo Kósmo es patente, pero siempre existe una latencia, una pulsión que hace que la utopía salte por los aires. Ahí tenemos a la cándida y engañada sociedad de La fuga de Logan (1967) de William F. Nolan y George Clayton Johnson o a la desmilitarizada y bobalicona policía del futuro en la película Demolition Man (1993). 
un_mundo_felizEn la presente novela podemos encontrar varios personajes con nombre de isla. Esto tendrá su razón narrativa, pero puede que (si así lo hubiera ideado el autor) sea también un homenaje a La isla (1962) de Aldous Huxley. Novela complementaria y contrapunto a su obra maestra: Un mundo feliz (1932). En ambas novelas se aborda una humanidad súper tecnificada y alejada de sentimientos, costumbres y ritos de los antepasados. El pensamiento individual cede ante el Gran Hermano (1984 – George Orwell, 1949). La pertenencia al grupo es el todo. La producción, los protocolos y formalismos atenazan al individuo que no se hace preguntas, sino que cumple con las expectativas a las que ha sido encomendado según su grupo genéticamente modificado para ello: Alfa, Beta, Gamma, Deltas y Épsilon.
La novela de Francisco Javier Rodenas cumple a rajatabla las partes de la novela clásica (presentación, nudo y desenlace). Nos introduce a lo largo de su primera parte en la explicación y arquitectura de la sociedad que ha creado para dar su visión de este Nuevo Mundo. Si en 1984 eran los ministerios del Amor, de la Paz, de la Abundancia y de la Verdad, en la presente novela son otros organismos e instituciones parecidas las que rigen el destino de los ciudadanos de esta, aparentemente, idílica sociedad.
Clonación-eligelavida-e1479816194897-276x300El autor también apunta a un tema clásico y muy de actualidad en el presente: El sexo como puro ocio despojado por completo de su función reproductora. Aldous Huxley bordó su planteamiento. Hoy en día estamos a las puertas de lo que ya hemos leído en todas estas obras clásicas: las técnicas de reproducción asistida, los métodos de clonación y modificación genética, los aportes conceptuales de Margaret Atwood en El cuento de la criada o los de P.D. James en Hijo de los hombres acerca de la infertilidad y, por consiguiente, sobre el fin de la humanidad. Es precisamente, en el momento en el que el sexo se desliga de la fertilidad, cuando ciertos convencionalismos sociales saltan por los aires. Ahora, incluso en nuestro presente, esto está cambiando también a pasos agigantados y Francisco Javier Rodenas no  ha perdido la oportunidad de dejarlo patente en la presente obra. Desde este asunto, hasta otras reflexiones sociopolíticas y culturales, el autor va confrontando a sus personajes. Ellos correrán las aventuras que el lector tendrá que descubrir, pero, mientras tanto, irán conformando el imaginario colectivo de su propio mundo, y con él, la arquitectura que el lector se va haciendo del presente cosmos que se le presenta.
Néo Kósmo es una novela que se ensancha y amplifica según pasan las páginas; desde la subida del telón inicial donde se introducen los cimientos de la imaginería del autor, a la historia del ¿cómo hemos llegado hasta aquí?, al último tercio del libro donde se cierran cuestiones y se abren algunas nuevas (en temas de ciencia ficción nunca se cierra el círculo por completo). Y, sobrevolando sobre todo lo anterior, la eterna pregunta de si el individuo que vive en la ignorancia es potencialmente más feliz que aquel que es conocedor de todas las circunstancias que le atañen y por tanto puede llegar a alcanzar el estatus de sujeto sufridor. Las dudas alcanzan a los protagonistas que se hacen así mismos una batería de preguntas que comparten con el lector. Tampoco olvidemos un “homenaje” al Juego de Ender (1985) de Orson Scott Card en el nombre de uno de los personajes.
Néo Kósmo juega con el thriller narrativo en ocasiones pero siempre con la cadencia de quien suelta migas de pan para que, quienes le sigan en lontananza, no pierdan la senda de las reflexiones, la filosofía vital y los distintos porqués convergentes del futuro de la humanidad. Francisco Javier Rodenas aborda un tema universal con pinceladas de inquietudes personales e intransferibles y aporta su pequeño granito de arena en la inmortal pregunta de qué futuro nos espera como sociedad y qué estamos dispuestos a hacer para defenderla. De nuestras obras, errores y aciertos dependerá que todo lo que han hecho nuestros antepasados merezca la pena o que caigamos en el olvido de un yermo mundo desolado por la barbarie, la incomprensión, la vanidad y el egoísmo.

cosmos-eye

A ELLAS QUE NO SON CONVENCIONALES – EDITORIAL ADARVE, 2019

Posted on

1566981357_portada-ellas

TÍTULO: A ELLAS QUE NO SON CONVENCIONALES.

AUTOR: EMILIO REY VERA

EDITORIAL: EDITORIAL ADARVE, 2019 – WEB

PÁGINAS: 68.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La obra está escrita en primera persona por el cliente de un prostíbulo. A partir de sus encuentros con las «chicas», su realidad se agranda y, de forma inesperada, descubre que el ser humano nunca puede dejar de serlo; también en el interior de un puticlub puede haber verdad. Su relato está compuesto por la suma de distintas escenas que describen en cuerpo y alma a los personajes. La conclusión al final de la lectura del libro: ni todo es mentira en el interior del prostíbulo ni todo es verdad cuando cierra sus puertas.

– AUTOR –

20190226_165418_2

Soy profesor de Economía en un Instituto de Vigo y escribo desde los dieciocho años. Tengo seis obras acabadas, aún sin publicar: cuatro de estructura similar a A ellas, que no son convencionales pero de distinta temática. Entre 2007 y 2012, utilizando distintas firmas publiqué más de cien artículos en el Foro Metropolitano, un periódico de distribución mensual. Los principales temas que abordé versaban sobre medio ambiente, economía, sociología, derecho y política.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los que consideran los pensamientos ajenos, en libres versos, como soporte enriquecedor e imprescindible para la existencia. A quienes buscan a ultranza el contraste de los sentimientos impresos de un escritor con los suyos propios. A aquellos que aprecian el lenguaje rudo y descarnado de la cotidianidad más brutal.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los “enemigos” de los poemarios que retroceden ante cualquier verso. A los amantes de estructura formal para la poesía. A quienes eluden asomarse a las partes menos brillantes de la sociedad. A aquellos que prefieren la evasión literaria en forma de novela.   

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

¿Qué es lo que ves? ___ ¿Qué es lo que debes ver? ___ ¿Qué es lo que debiste ver? ___ Cuando caminas y miras de verdad, ___ Detrás de cada rostro ves una vida, ___ Un pasado y un presente caminando hacia el futuro.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: “A ellas, que no son convencionales (Dedicado)”, de Emilio Rey Vera, un libro de poemas relacionado, más bien fundido, con una de las profesiones más antiguas y controvertidas de la humanidad: la prostitución. Ya desde la contraportada se nos avisa del espacio geográfico en el que se circunscribe la obra por lo que no habrá sorpresas, ni se podrá reprochar la falta de alguna referencia a cualquier otro tipo, ámbito o tipología de seres involucrados. En ese sentido el autor se ciñe, en lo fundamental de la localización, a esos espacios con poca luz interior y brillantes “neones” exteriores, que alguien bautizó sobre la década de los 50 (eso nos parece, sin ninguna certeza) como “puticlubs”. “El María Moliner” no hace distinción específica entre burdel, casa de citas, mancebía, casa de prostitución, prostíbulo, lupanar o puticlub. Si se hiciese un amplio estudio de opinión al respecto, probablemente se desvelaría que, para “el público consumidor”, habría grandes diferencias, al menos en lo conceptual. La prostitución y, más concretamente, los puticlubs y su entorno han dado juego suficiente para crear noticias y debates en los más variados círculos políticos, religiosos, sociales o periodísticos. El cine y la televisión no han dejado de aprovechar este filón y frecuentemente han metido su cuchara, o sus cámaras, en esos recintos. Por descontado que en la literatura erótica y en la novela negra proliferan esas localizaciones. Por derivación, los “bares de alterne” aparecen profusamente en los cómics para adultos.
SCLAR001_0En lo que podría considerarse un paradigma de lo anterior, encontramos la creación de los guionistas argentinos Carlos Trillo y Eduardo Maicas “Clara de noche” que trasladó a las páginas del semanario “El jueves” la plumilla del dibujante Jordi Bernet y Cussó. Desde 1992 a 2015 las historietas de “Clara de noche” se publicaron ininterrumpidamente. Curiosamente, como contrapunto antitético, quedó el personaje inicialmente tenebroso de Doña Urraca creado en 1948 por el genial “Jorge” (Miguel Bernet Toledano, padre de Jordi) para el tebeo Pulgarcito. Hoy nos encontramos con el libro de Emilio Rey Vera que él mismo define como: “un poema épico al estilo de los cantares de gesta del medievo con distinta temática y no sujeto al condicionamiento que supone la métrica y la rima”. En sucesivos títulos veremos el recorrido comunicativo que “el héroe” de ese poema hace de su relación con sucesivas mujeres y sus reflexiones frente a sí mismo.
Un tema tan controvertido y “delicado” como la prostitución hace difícil la abstracción moral para una aséptica inmersión en lo estrictamente literario. Ante la ausencia de elementos mensurables como la métrica o la rima quedarán, como el propio autor anuncia, la sonoridad subordinada al ritmo emocional e intelectual de la obra. Y si sobrevolamos los sentimientos, y los comportamientos, introducimos indefectiblemente la moral. El amor, el deseo, los celos, la infidelidad, el despecho, la amistad, el sexo y la traición no cursan lo mismo entre adultos libres y equivalentes, que en el interior de una jaula dorada donde el “héroe” domina y subyuga. Si dicho “héroe” actúa como narrador, habremos de resignarnos a la posibilidad de encontrar juicios y opiniones viciadas. Emilio Rey Vera plantea un título que sugiere homenaje y, en cierta medida, reivindicación para unas “trabajadoras del amor” que en su mayoría lo ejercen contra su voluntad.
Sin embargo su personaje, “el héroe”, se manifiesta sofisticadamente como la otra cara de la moneda cuando imagina a Cami atemorizada ante la perspectiva de quererle demasiado y presume de saber las cosas que le gustan. Si él paga y ella cobra, los regalos posteriores quedarán tan devaluados como un amor, que siendo siempre posible, será altamente improbable. Cuando el personaje reflexiona o se dirige al “Narrador” el lector podrá vislumbrar retazos de su “alma” y como siempre en literatura, podrá establecer su propio juicio sobre el contenido y el continente. Avanzando en la lectura, contemplamos como el personaje protagonista aprende de Marisa unas cuantas verdades, disfruta de y con “La princesa maya” a la espera de  un nuevo encuentro y nos describe a Gisela con gran delicadeza. Varias veces encontramos a Cami en el poema (suponemos que no por casualidad) y llegamos a Alina que, con su triste historia, parece que consigue dignificar al “héroe”, pero este se empecina en empañar su imagen.
Genio y figura.
puticlub

RESEÑAS FOROLIBRO 1 ENERO – 15 JULIO 2020 – PREMIOS FOROLIBRO 2020

Posted on

Estimados autores, editoriales, lectores y amigos:
A pesar de este año complicado, y gracias a todos vosotros, hemos logrado reseñar del 1 de enero al 15 de julio del presente año 35 libros. De los cuales hemos sellado como recomendados a 15 de ellos. Estos 15, y de los que recomendemos hasta final de año, entrarán en la pugna por el TOP 10 FOROLIBRO 2020. Y de estos 10, elegiremos el LIBRO DEL AÑO FOROLIBRO 2020. Recordaros también que, entre todos los libros reseñados, elegiremos también el TOP 10 PORTADAS 2020, y de estas, la que más nos guste.
AQUÍ podéis consultar las 35 reseñas publicadas en lo que llevamos de año, o bien en GOOGLE tecleando: “Nombre del libro + Forolibro”.
Muchas gracias a todos por acompañarnos en este gran viaje literario.

 

LIBROS RECOMENDADOS 1 ENERO – 15 JULIO 2020

 

¿POR QUÉ SALLY PERDIÓ UNO DE SUS ZAPATOS? – A. QUILES – EDITORIAL EXLIBRIC, 2020.

Posted on Actualizado enn

419eeZY4XYL._SY445_QL70_ML2_

TÍTULO: ¿POR QUÉ SALLY PERDIÓ UNO DE SUS ZAPATOS?

AUTOR: A. QUILES – TWITTER

EDITORIAL: EDITORIAL EXLIBRIC, 2020 – WEB

PÁGINAS: 238.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

El reloj se para a las 22 horas. Dos agentes son llamados a resolver el misterio que ha tenido lugar en el instituto IES Ben Benítez. ¿Qué pasó con el rey y la reina del baile? El zapato es la clave. ¿Te atreverás a desterrar los secretos que se creían olvidados? El tiempo apremia. ¿Quieres conocer las respuestas? Adéntrate en el sendero.

– AUTOR –

20221368
Alberto empezó a escribir al descubrir que no sabía plasmar en el papel lo que realmente quería contar. Durante los años escolares esa frustración le llevó a escribir historias una y otra vez, relatos que empezaban y nunca terminaban. Alguna que otra crítica negativa de algún profesor de literatura le empujó a querer seguir creciendo y en alguna ocasión mandó alguna historia corta a concursos, de los cuales no recibió respuesta alguna. Para él, todo cambió cuando descubrió los microrrelatos, algo tan fácil, pero tan difícil a la vez; aquella oportunidad de expresar tanto con tan pocas palabras, algo con principio, nudo y desenlace. Como el ave fénix, era hora de hacer borrón y cuenta nueva; era la hora de transmitir en pequeña escala. Los microrrelatos evolucionaron a relatos cortos, que empezaron a coger forma y en uno de esos experimentos nació Sally; con Sally todo cambió, las palabras fluyeron solas y Alberto se convirtió en un mero espectador, un escritor fantasma de la historia que estaba a punto de descubrir.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos aquellos lectores que disfrutan con historias enclavadas en el mundo adolescente con tintes policíacos y de suspense. La presente novela recorre el ámbito estudiantil donde se perpetúan una serie de tradiciones y ritos, que en el presente caso, se cruzan con un hecho ignominioso. Novela para amantes del diálogo y el raudo suceso de los acontecimientos por encima de la descripción y el contexto narrativo.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos lectores que prefieran historias más armadas donde la descripción de las escenas y el trabajo de investigación interno sea notable. A los amantes de la novela negra y policíaca clásica se les quedará algo escasa también, sobre todo, por la ausencia de la profundidad de los personajes y de las tramas secundarias que los sustentan. La presente obra funcionará mejor entre el público juvenil que no acostumbra a leer obras clásicas con tintes más cruentos y gráficos que para el público adulto más avezado en el género.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La grabación terminó. La cinta no había aportado nada nuevo al subinspector, mas abrió su curiosidad sobre un tema que ya tenía olvidado. Accedió al archivo y realizó la búsqueda de las palabras “El Hombre sin rostro”. Esta le deparó muchos resultados, los cuales no le llegaban a nada; intentó recordar aquella fecha de aquel día en la playa, pero tras varios intentos desistió”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

carrieHoy traemos para reseñar: ¿Por qué Sally perdió uno de sus zapatos? de A. Quiles. Novela de suspense policial eminentemente adolescente y colegial. Su portada ya nos anticipa la sopa de letras que nos encontraremos en su interior para que el lector pueda averiguar qué le pasó al zapato de Sally y por extensión al rey y reina del baile. A. Quiles nos trae en la presente novela la tradición anglosajona del baile de fin de curso y de toda la parafernalia que tantas veces hemos leído y observado en series y películas norteamericanas. Este rito de paso al que se someten los estudiantes estadounidenses recala en la novela como expresión de la tensión juvenil. Normalmente es el momento de decir adiós al instituto para entrar a formar parte del círculo universitario que tendrá sus propias normas con las sociedades estudiantiles o hermandades. En el mundo anglosajón el sentimiento de pertenencia al grupo es muy fuerte y aquel que entone el canto del individualismo o la independencia se le considera un paria, “un bicho raro”. Siendo así las normas, el esfuerzo por encajar en el sistema es abrumador para las jóvenes mentes que tienen que luchar por hacerse un hueco con el resto de compañeros y evitar así el señalamiento y el acoso, ahora acuñado con el término bullying, que llevado al extremo nos lo podemos encontrar en Carrie (Stephen King, 1974, adaptada al cine por Brian de Palma, 1977), desde la primera escena de las duchas hasta la cascada de sangre durante la entronización. El color rojo como metáfora del afloramiento a una nueva vida.
La presente obra se cimenta mayoritariamente en el uso del diálogo indagador de la pareja policial protagonista. A lo largo de los interrogatorios se irá desmarañando el ovillo de mentiras, medias verdades e intereses ocultos de un amplio plantel de personajes que tienen, cada uno de ellos, una versión de los funestos hechos no siempre coincidente. El juego del gato y del ratón se pone en marcha y cada uno de los sospechosos tendrá que posicionarse y tomar partida sobre este tablero que guarda un as en la manga. Las pesquisas policiales, en forma de interrogatorios, llevarán al lector a intentar esclarecer, y a configurar sus propias apuestas, sobre quién o quiénes son sus candidatos y máximos sospechosos en este acto criminal. Las migas de pan se irán recogiendo al más puro estilo Poirot o Miss Marple hasta llegar a la resolución del misterio como en toda novela de suspense que dejará todo cerrado y bien cerrado o tendrá escena postcréditos (será el lector el que tenga que averiguarlo). Apuntar también que la presente novela nos recuerda mucho a: Michael merecía morir de Jackson Bellami, reseñada también por forolibro.com.
A lo largo de la búsqueda asistiremos al desvelamiento de algunos oscuros secretos que se esconden en el instituto y que este luctuoso hecho sacará a la superficie. Las relaciones entre algunos de los personajes van más allá de lo que las apariencias y sus superficiales explicaciones ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado pueden, a priori, apreciarse. En una etapa vital marcada por las inseguridades y la búsqueda de un lugar personal en el que encontrarse cómodo, algunos de los personajes que recorren esta novela cometen actos imprudentes, insolidarios, crueles y mal calculados. El resultado de todo esto es un juego de lágrimas que irá más lejos de lo que muchos habrían querido. Las consecuencias, para todo lo que rodea al IES Ben Benítez, serán dramáticas y permanentes. Y para que lo anterior se haga público, un medio de comunicación local: El sendero TV, será el encargado de radiar en directo todo lo relacionado con el presente caso. Siguiendo el rastro de los sospechosos, cual agente Cooper en Twin Peaks, iremos descubriendo las motivaciones y culpabilidades (de más leves a más graves) de todos ellos. También debemos recordar el paralelismo entre esta periodista y Gale Weathers de la película Scream, dirigida por Wes Craven en 1996. Ghostface no hace solamente de las suyas en Woodsboro.
¿Por qué Sally perdió uno de sus zapatos? se preguntarán los lectores. Desvelar lo que esconde esta moderna “Cenicienta” que se ausenta del baile antes de la cuenta será su trabajo de investigación. 

unnamed