MADRID CANELA 1966 – CAYETANO SANTANA – EDITORIAL C & M, 2022.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

1654502815

TÍTULO: MADRID CANELA 1966.

AUTOR: CAYETANO SANTANA – WEBFACEBOOKINSTAGRAMTWITTER

EDITORIAL: C & M – WEB

PÁGINAS: 337.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ


 – SINOPSIS –

Después de la inspiradora Las mujeres imposibles, Cayetano Santana regresa con su nueva y sorprendente novela, Madrid Canela 1966. Una obra construida como un artefacto literario capaz de cautivarnos con sus diferentes registros y personajes, la mezcla de voces y reflexiones, la intriga y su depurado estilo.
Madrid Canela 1966 nos lleva al Madrid de los años 60, donde Claudio Malavado, pese a tenerlo todo, sobrevive en el mar de la insatisfacción. Algo que le conduce a poner fin a su anodina existencia y a planear un extraño modo de vivir de acuerdo con sus ideales. La historia recoge una tragicómica farsa, en la que pululan una cohorte de personajes llenos de contradicciones, artistas, farsantes, perseguidores del amor y mandamases, todos envueltos en ilusiones, pero también arrastrados por servidumbres y engaños. Un caleidoscopio de historias y voces que se entrecruzan, con una intriga policíaca, surrealista y emblemática a la vez, que nos seduce con su enriquecedora lectura de la condición humana.
Lirismo, lucidez, humor, ironía, saltos en el tiempo, intrigas de novela negra con sus dosis de indagación psicológica… Lejos de una literatura acomodada, que casi se consume al peso, Cayetano Santana se propone romper moldes, y lo hace con una historia que rebosa acción, vida y reflexión. En palabras del autor, «no concibo la literatura que no abofetee al lector, que no lo conmueva y seduzca a la vez». Y a ello nos convida Madrid Canela 1966.

– AUTOR –

ub7YqisK_400x400

Cayetano Santana nació en Lepe, Huelva. Realizó sus estudios universitarios de Filosofía en Sevilla. En la actualidad, ejerce de profesor y conferenciante, facetas que compagina con su vocación de escritor. El autor hizo incursiones juveniles en la poesía, así como en el mundo del periodismo (dirigió durante algunos años la publicación mensual de su localidad). Según ha manifestado, el periodismo fue una escuela que le curtió en una escritura pegada a los hechos, y supuso, además, una toma de contacto con la realidad social y cultural que siempre ha agradecido. En 2018 apareció su primera novela, Las mujeres imposibles. A la que sigue ahora su nueva novela: Madrid Canela 1966. A estos proyectos le acompañan otros que están a las puertas. Hablamos de un ensayo introductorio a la Filosofía y un libro de cuentos; ambas obras de pronta aparición. Su novelística no deja indiferente a los lectores atentos, dotada como está de un estilo personal en el que se mezcla filosofía y vida, acción y reflexión, referencias culturales exquisitas y lo cotidiano. Su obra está llamada a encandilar a quienes buscan en la literatura una fuente constante de inspiración y gozo, además de una ocasión para el enriquecimiento personal.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los que consideran al ser humano capaz de encontrar la piedra filosofal y perderla. A los que creen en el “hombre nuevo” y en “el superhombre” construidos a base de barro de ínfima calidad, pero cocidos a temperaturas próximas a las del sol. A los amantes de la filosofía especulativa y de la otra. A quienes aprecian cualquier género literario imaginativo, con calidad en el fondo, en las formas y en el ritmo.  

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los amigos del texto simple, el mensaje breve y el impacto directo. A los perezosos mentales. A quienes pelean desesperadamente con el tiempo, como el conejo de Alicia. A los que renuncian a las imágenes mentales, vengan de donde vengan, a cambio de las imágenes del móvil o la tablet.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

«En uno de esos atestados se acompaña el siguiente informe confidencial del sargento del puesto: El susodicho Malavado profiere extrañas palabras a voz en grito que, preguntado por ellas, confiesa que son los títulos en alemán de obras de un filósofo que deletrea N-i-e-t-z-s-c-h-e, preguntado por el mismo responde que no resulta contrario al ordenamiento de nuestro régimen, de ideas aristocráticas, de raza y nada sospechosas. No se ha podido averiguar más sobre este extremo. El autor manifiesta perdón y asume arrepentimiento».

– RESEÑAletter-576242__340.png

nietzsche_2Los amantes formales reconocidos y “colegiados” de la Sabiduría, los filósofos, para el común de los mortales han dejado sus “iconos” mnemotécnicos memorables e identificables hasta por los menos versados, es decir, por la inmensa mayoría. Estos pensadores intemporales influyen inevitablemente en el devenir de todas las épocas y de todas las gentes. Otra cosa será la conciencia que de ello se tenga. Para algunos, los menos, resultan semidioses adorables. Para la mayoría representan ilustradas y cultas referencias que citar, para intentar epatar a los amigos. Los clásicos indiscutibles como Sócrates, en la plaza pública, con la duda primigenia como camino hacia la virtud y la mayéutica como método; Platón y su Academia, habitada como todo el universo por los entes espirituales e inmutables, universalizando sus diálogos y resucitando la perdida Atlántida; Aristóteles, preceptor de Alejandro Magno y fundador del Liceo, dieron paso a otras generaciones y a otros “#hashtags” a cual más sonoro y rotundo. Es sabido que la cultura es lo que queda cuando se olvida todo lo que se aprendió y como muestra vale un botón: San Agustín #Amayhazloquequieras; René Descartes #Cogitoergosum; José Ortega y Gasset #Yosoyyoymicircunstancia; Friedrich Nietzsche #Elfuturoinfluyeenelpresentetantocomoelpasado – #Dioshamuerto.
Claudio Malavado Artigas, el yernísimo protagonista de Madrid Canela 1966, tropezó con Friedrich Nietzsche y “escuchó” a Zaratustra en las páginas de un libro para todos y para ninguno. Probablemente, “leyó” a Richard Strauss anticipándose al 2001 de Kubrick, de 1968. Contempló al dios muerto, él que no creía en Dios, y fue imbuido sin escapatoria por el espíritu del filósofo alemán. Y así emprendió un viaje iniciático de renovación, de renacimiento, un juego de la oca con pozo y muerte al estilo masón, en un camino de escaques blanquinegros.
b91d98906f629fc743074592087c6700La novela de Cayetano Santana se nos ofrece como un grato desafío que pareciera, también, como una obra “para todos y para ninguno”. Contiene, o es nuestra dislocada percepción, innumerables claves que escudriñar para aprehender las capas más profundas de su contenido y no perecer en el intento. El lector podrá sobrevolar, incluso obviar, las reflexiones de Malavado sobre el rostro de su mujer Isabel y sus propiedades duales que envidiaría, o denostaría, el dios Jano. Pero si hace eso se debilitaría el fuste y arruinaría insensatamente la lectura. Realmente, ¿cada uno tiene la cara que se merece? El autor refiere minuciosamente los prolegómenos del intenso viaje de Malavado haciéndonos partícipes de sus reflexiones y andanzas por el Hades madrileño y noctámbulo de los felices 60. La dictablanda es vivida con naturalidad, ajena a las expectativas de próximos cambios, por una fauna variopinta con destacados personajes como Javier Ruipérez Ortega, pintor carente de talento, creador aspirante a árbitro pericial de falsificaciones propias y ajenas, o la popular actriz Conchita Preciados cuyo vértigo personal la lleva a la exhibición de secretos y confesiones a horas avanzadas.
Malavado rumia sus planes en un matraz alquímico, mientras su creador, Cayetano Santana, apretuja y condensa reflexiones, conceptos, citas y referencias aprovechando cada milímetro de papel. El lector, con gusto refinado por la calidad literaria y el sabor agridulce de la introspección ajena y propia, debe perder toda esperanza de “despachar” esta novela en dos o tres horas. Es más, recomendamos un buen sillón de lectura, tiempo para solaz y la iluminación adecuada. Hay que seguir el hilo del misterio, de los enrevesados planes y las intrigas que se van desgranando sin tapujos, pues su ocultación no es relevante, aunque sí resultan tremendamente amenas, atractivas y sorprendentes. Lo esencial está en las cenizas de un ave Fénix y en la badila de quienes las revuelven. A veces los lectores, que son libres de incorporar sus propias referencias, hallarán concomitancias propias del cine y del ensayo. Habrá quién crea ver paralelismo entre el Ayamonte imaginado por el edecán de Malavado, Ruipérez, y el idílico Zihuatanejo de Andrew Dufresne en su interrumpida “Cadena perpetua” de 1994.
Cayetano Santana describe con habilidad a los personajes complementarios, caballos y perros incluidos, y los dota de la viveza y profundidad necesarias para armonizar el conjunto, al tiempo que los fotografía y ubica en los momentos oportunos de la acción. Desde la propia esposa de Malavado al poderoso padre de esta, Don Luis María de Longueira, el autor nos deleita con tipos tan característicos como el impresor Ceferino Alcalá “Espéngler”; la amiga Catalina Iglesias; Don Francisco “El cura Paco”; el esforzado investigador de la guardia civil, Teniente Antonio Ruiz Morgado; o el matrimonio “canelino” formado por Manuela y Federico, que resultan imprescindibles en la narración. Si hablamos de los implicados en la trama “reproductiva”, protagonistas y comparsas, habremos de rendirnos también al aspecto humorístico de la situación, evitando rebasar la sonrisa para no convertirla en carcajada.
senoritas-de-la-gran-viaDifícil se hace el resumen y la extracción de la esencia de esta novela sin ocupar más páginas de las que el propio autor ofrece a sus lectores, pues sus facetas son numerosas y variadas. A las omnipresentes citas y reflexiones filosóficas, siempre plasmadas con tino asequible, hay que añadir fábulas y moralejas, bellos tintes de prosa poética, crónica política, costumbrista urbana y rural, remembranzas literarias y cinematográficas, retazos eróticos, tramas e investigaciones policíacas, sentencias judiciales, pinceladas paisajísticas al modo de los libros de viajes y cuadernos de campo. Por ello parece sensato, mejor que acentuar matices, recomendar encarecidamente la lectura de Madrid Canela 1966 a los amantes de todos y cada uno de estos géneros, con la convicción de que no se verán defraudados. Probablemente, cuando caiga el telón, muchos tendrán el deseo de volver al inicio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.