Crítica libros

LA LEYENDA DEL TERCER VUELO (LOS MUNDOS PROFANOS) – CIX VALAK (CÍRCULO ROJO, 2017)

Posted on Actualizado enn

51J7JXQv+lL.jpg

TÍTULO: LA LEYENDA DEL TERCER VUELO

AUTOR: CIX VALAK – TWITTER  FACEBOOK  INSTAGRAM WEB

EDITORIAL: CÍRCULO ROJO – WEB

PÁGINAS: 825

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Los mundos profanos es el primer volumen de la saga llamada La leyenda del tercer vuelo.
​Jeremar es un joven druida de vida sencilla, entregado a la defensa y protección de la Madre Naturaleza. Responsable del cuidado de fauna y flora en el bosque de Dürk, Jeremar siempre se sintió más afín al entorno natural que a la civilizada sociedad de sus iguales. Encontró entre los druidas un estilo de vida que encajaba perfectamente con sus valores, y no dudó en entrar a formar parte de esta hermandad que vive en comunión con la naturaleza.
​Feliz por haber encontrado su sitio, y sintiéndose realizado por la profesión que desarrollaba, todo cambiará para este tímido druida un día en el que, bajo una impresionante tormenta nocturna, tendrá un encuentro con un extraño. Aquel individuo anunciará a Jeremar la oscura finalidad que le ha llevado desde un desconocido universo hasta Arnemuq, mundo nativo del druida.
​Ese día marcará el inicio de una nueva vida para Jeremar, quien se verá involucrado en una aventura que tendrá como objetivo detener al extraño. El joven druida terminará teniendo como compañeros a un tenebroso grupo con diversas y siniestras historias a sus espaldas. En su camino, sus vidas se verán entrelazadas con habitantes del Universo Original, lugar del que proviene el extraño, y que en paralelo lucharán por la misma causa que Jeremar sin siquiera conocerle.
​Prepárate para vivir en primera persona una épica aventura, donde se entrelazarán las historias de más de treinta personajes. Tras más de veinticinco años disfrutando del universo que el autor ha ido creando para sus juegos de rol, se plasma por primera vez este fantástico universo en la saga repleta de tramas que confluyen en el temido tercer vuelo. Acompaña a Jeremar en este viaje de misterio y fantasía, cargado de aventuras y emociones, donde podrás sentir sorpresa, odio, ternura, venganza, culpa y amor en los mundos profanos.

– AUTOR –

Cix Valak es el seudónimo del creador de un pequeño universo ficticio.
Han transcurrido más de veinticinco años desde que Cix comenzara a soñar e inventar historias ambientadas en ese mundo paralelo. A través de los juegos de rol y de breves relatos, el Universo Original llegó a convertirse en un lugar de fantasía repleto de lugares mágicos, personajes con un pasado extensamente desarrollado y tramas que se entrecruzan en los más de treinta mundos que componen este plano ficticio.
​De formación psicólogo, amante de la naturaleza, apasionado de la fantasía épica y con un pasado ligado a las artes marciales japonesas, todas estas influencias han terminado convergiendo en el Universo Original y en sus habitantes.
​Los mundos profanos se trata de la primera obra que Cix Valak publica, y formará parte de una saga, cuyo número total de libros forma parte de los misterios que la envuelve: La leyenda del tercer vuelo.

cix-valak-225x300.jpg

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los amantes de las grandes y extensas obras de fantasía épica y ciencia-ficción donde un nutrido grupo de personajes se dan cita para crear un compendio de temas y aventuras complejas que obligarán al lector a prestar toda su atención para no perderse por las laberínticas ramificaciones que tiene la obra. Emocionará también a todos aquellos que fantasearon sobre un tablero de rol con mundos lejanos de fantasía plagados de criaturas extrañas a las que descubrir a golpe de infortunios. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los que gustan de una literatura más corta y simplificada. Tampoco encandilará a aquellos que no casan con la fantasía épica extensa y de un reparto amplio y complejo. Los que no mantengan todavía algo de la mirada de aquel niño que fueron hace tiempo no podrán entrar al fondo en la presente obra, pues el portal que los debe trasladar hasta allí no funciona con carburante de adulto.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Le encantaba leer a escondidas una y otra vez un libro que su padre guardaba en la estantería más alta de la biblioteca personal que poseía. Se trataba de un tomo que versaba sobre los misteriosos ninjas orientales. Restelia quedó prendada de su cultura, no solo por el halo mágico que les rodea a los guerreros de las sombras, sino por el papel que jugaban las mujeres en esta sociedad clandestina, de tremenda igualdad con sus compañeros masculinos. Lo tuvo claro, quería convertirse en kunoichi, aunque le desagradaba profundamente la parte relacionada con la seducción empleada como arma”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Al final de la película Ultimatum a la Tierra (The Day the Earth Stood Still, 1951) se avisaba a la humanidad de que una escalada de violencia injustificada ocasionaría el fin de la civilización y de la propia Tierra. Una raza extraterrestre venía a judicializar las abyectas y temerosas acciones de los humanos en relación con una estructura armamentística que ya estaba tomando trazas nucleares (recordemos que eran tiempos de la Guerra Fría entre Estados Unidos y Rusia). La humanidad nunca ha estado tan cerca de la aniquilación. El claro mensaje que daba la película era que mediante el conflicto armado y la violencia no había ningún futuro posible. Solamente a través del pacifismo y el ecologismo las distintas sociedades del universo serían capaces de progresar en armonía y convivencia. En el libro que nos ocupa hoy La leyenda del tercer vuelo también se consigue abortar in extremis un terrible apocalipsisA partir de ahí se abrirá el telón de la imaginación a un vasto universo repleto de texturas, diversidad de razas alienígenas y pugnas por el poder. Cohabitarán pues distintas realidades y sensibilidades fruto de la colisión de intereses e ideales.
Tenemos entre manos un manual heterodoxo de la fantasía más ecléctica que bebe de fuentes tan diversas como El señor de los anillos, Warcraft, Las crónicas de la Dragonlance, Dune, Fundación, Los cuentos de Terramar e incluso trazas de los universos de Riddick y Starship troopers. En este libro de proporciones hercúleas hay tiempo para todo y para todos. En más de ochocientas páginas se sucederán todo tiempo de peripecias, aventuras y filigranas narrativas de toda índole. El estilo que nos presenta el autor es de un motor diésel cinematográfico. En el descomunal mundo que se nos sirve en bandeja de plata habitan un sinfín de personajes que interactuarán con aplomo lógico según sus intereses de supervivencia y preponderancia para salvaguardar a cada respectivo pueblo. En La leyenda del tercer vuelo todo es faraónico, empezando por el propio trazado de su geografía que maravilla desde las primeras páginas hasta su lógica fantástica deudora de grandes tardes (y noches) jugando al rol con dados de múltiples caras y colores, atiborrándonos con cheetos, patatas fritas, ganchitos y fanta de naranja. Y todo para vivir en un mundo lejanos plagado de terribles peligros. Allí estuvimos sentados entorno al Dungeons & Dragons, al Hero Quest, al Magic, a La llamada de Cthulhu o al Warhammer 40.000, entre otros muchos.

20181109_00360920181109_003656

La leyenda del tercer vuelo es la primera parte de la colosal trilogía de Cix Valak. Destaca por su desinhibido juego narrativo de distintos planos y sensibilidades. Esto hace que el reparto coral de sus personajes nutra de férreos e interesantes vínculos al lector ávido de líneas argumentales múltiples y complejas como son las que aquí tenemos. También hay que destacar que pese a ser una novela extensa, su ritmo cámara al hombro, muy visual y en ocasiones frenético, hace que el lector no bostece ante descripciones demasiado tolkianas sino que, por el contrario, quiera más dosis de lances. A tener en cuenta el glosario que el autor introduce en las últimas páginas del libro. Con esto se pueden hacer una idea de que este comodín para olvidadizos es fundamental en aras de la fluidez lectora, máxime para aquellos que no tienen tiempo para leer diariamente. Esto mismo lo ejecutaba con maestría, entre otros, la gran escritora Agatha Christie con su índice preliminar de personajes. Bendito salvavidas cuando nos perdíamos con tanto árbol genealógico y enredos familiares varios.
Además, el libro esconde alguna curiosidad en su interior. Al igual que los muchos mundos y razas michael-ende-la-historia-interminable-historia-sin-fin--D_NQ_NP_4258-MLA2908342982_072012-Fque se expanden por este rico universo, la tipología de letra de los propios capítulos de la novela varía en función de la voz que esté exponiendo su juicio en cada momento. Esto hará que el lector fluya mucho más con la historia al identificarse perfectamente con los distintos narradores. Este detalle nos recuerda al efecto usado en el libro La historia interminable de Michael Ende donde el cambio del color de la tipología de letra nos indicaba si la acción se situaba dentro o fuera del mundo de Fantasía. Pero no solamente el “truco” finaliza ahí, también los personajes se comunican directamente (o lo intentan) con el propio lector sin el filtro tamizado del escritor de por medio. Esta herramienta de metaliteratura (siempre que esté bien empleada) incorpora profundamente al lector a la aventura con aquellos personajes que se dirigen a él, haciéndole así partícipe de sus triunfos y desdichas.
Como comentábamos al principio de la reseña, La leyenda del tercer vuelo, más allá de reivindicar el juego, la aventura épica y el divertimento literario, exuda por sus poros varias temáticas que hacen de la presente obra algo más que un pasatiempo juvenil. Seremos testigos de excepción de las luchas del poder político, de la hegemonía xenófoba de los poderosos con la velada amenaza permanente hacia los débiles, de la protección del ecologismo, del mantenimiento de las tradiciones culturales y del folclore popular de los pueblos menos belicosos como herramienta de prosperidad. La Madre Naturaleza será por tanto un personaje más en esta Pangea sideral.
Y no olvidemos la cuidada edición de la editorial Círculo Rojo que, como siempre, tiene una excelente presentación de materiales, calidad de sus portadas y maquetación de sus obras. Quedamos a la espera de los siguientes pasos de Cix Valak en este mundo suyo que ya es de sus miles de incondicionales y que no para de crecer por toda la galaxia. 
AVISO IMPORTANTE: “Esto no es un libro, es un objeto mágico que debe ser utilizado con suma responsabilidad. Abre un portal que traslada al lector a otro universo”.

41725hd.jpg

PURGATORIO (ALMAS PERDIDAS) – F.J. BERISTAIN (AUTOPUBLICACIÓN, 2017)

Posted on Actualizado enn

recommended-stamp-4-1024x793

71BWUHL8OBL.jpg

 

TÍTULO: PURGATORIO (ALMAS PERDIDAS)

AUTOR: F.J. BERISTAIN – INSTAGRAM – TWITTER

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN

PÁGINAS: 504

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

amazon-logo_ES_transparent

Purgatorio Beek
PUNTUACIÓN BEEK

 

– SINOPSIS –

La muerte siempre intenta llevarse consigo los secretos perdidos en los vacíos ojos del difunto. Sin embargo, hay secretos predestinados a ser revelados. Secretos que los astros no permiten que caigan en el olvido de una cripta. Secretos tan terribles que son capaces de abrirse camino desde el más allá; como arrojados del mismísimo infierno.
Un niño de apenas doce años ayuda a su padre a desalojar el museo del Louvre… Los nazis atraviesan el norte de Francia como un cuchillo la mantequilla y el trajín de camiones que han de esconder cada obra de arte es inmenso. Este niño, lleno de emoción, observa cada cuadro que cae en sus manos durante un breve instante antes de empaquetarlo. La predestinación de su vida quedará en la impronta de esa leves y emocionadas miradas.
En esta ocasión, Julián, con la ayuda de su gordinflón maestro, buscará los secretos que esconde “el cadáver sin nombre”. El cadáver que todos pretenden enterrar en lo más profundo del olvido. Y esta búsqueda de claves enterradas en el pasado, abrirá caminos insospechados que llevan cruzándose, sin nadie saberlo, décadas enteras.

– AUTOR –

F.J. Beristain es muchas cosas. Por expreso deseo del mismo mantendremos su anonimato incólume. Pero que sepan que es un maestro de la prestidigitación. Puede que haya estado alguna vez en sus manos y no lo sepan. Sigamos con el misterio, es mucho más divertido.
“Lo que más me gusta de escribir es que me da la posibilidad de sumergirme, de bucear en las oscuras almas del ser humano. Sumergido a gran profundidad, inmerso en la absoluta oscuridad de esas atormentadas almas, la mente de un escritor solo aspira a descifrar las claves de las incoherencias del peor de los crímenes”.
“La desesperación en las profundidades es imperecedera y las almas siempre vagarán en pena”.

GUSTARÁarrow-145786__340

A los que tienen los sentidos tan aguzados como Hannibal Lecter y saben en cada momento apreciar la frescura de un buen manjar cocinado a fuego lento y sin prisas. A aquellos que aprecian la forma y la atmósfera en las composiciones literarias y que no se conforman con ser despachados con fórmulas manidas, desgastadas y, curiosamente, exitosas. Cual ceremonia del té japonés, Purgatorio se disfruta si se dispone de tiempo y ganas suficientes.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

El lector impaciente y poco aficionado al relieve y a las textura narrativas no estará especialmente cómodo con la presente novela. También es muy recomendable haber leído previamente la primera parte de la trilogía, Remordimiento, para entender mas profundamente todo lo que se nos cuenta. Pero, aunque solamente sea por la pedazo de portada que se ha marcado el autor, ¿no le van a dar una pequeña oportunidad? 

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“No llamé a ningún colega al que hubiera dejado tirado en una borrachera, y tampoco fui con flores y bombones en busca de algún viejo amor con el que reconciliarme tras una rotura traumática con bofetada incluida. Tampoco se me pasó por la imaginación acudir a cualquier iglesia para confesarme de las capulladas que hubiera hecho para así reconciliarme con el Altísimo ni acudí de picos pardos a ningún antro desgualdrajado de mujeres tan perdidas como inencontrables. Mis pasos me condujeron inexorablemente al único lugar donde de verdad debía saldar cuentas, ese en el que alguien, largamente rehuido y que no estaba convencido de que quisiera volver a verme, me aguardaba desde que lo rechazara hacía más de un década”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Tristemente en España aunque haya muy buenos escritores de novela con rasgos parecidos a la que aquí reseñamos ocurre, como con otros géneros (fantástico, ciencia-ficción, terror, etc) que son arrinconados por la crítica, y lo que es peor, por el público generalista. Vivimos en el país del bestseller extranjero y la narrativa melodramática contemporánea, de la Guerra Civil o histórica en general. Sin desdeñar el actual boom de la novela erótica, patria y foránea. Los seguidores de los géneros anteriormente descritos siempre contarán, en referencia al negro concretamente, con baluartes de la talla de Eduardo Mendoza, Juan Madrid, Lorenzo Silva, Dolores Redondo, Manuel Vázquez Montalban, Enrique Laso, Alicia Giménez Bartlett, Eva García Sáenz de Urturi, por mencionar unos pocos. Estos escritores tienen legiones de seguidores, pero con más deberían contar si el lector confiara más en el producto nacional y se atreviese a salir de las grandes dinámicas de los lineales de los más vendidos del género que más triunfa; la narrativa contemporánea, cajón de sastre donde cabe todo, sobre todo muchos llantos, amores y desamores, sagas familiares y cada vez más, correcciones políticas. El caso de F.J Beristain es muy particular. Solamente tienen que ver hasta dónde llegó la crítica especializada con su primer manuscrito. Hablando textualmente: “THRILLER CALIFICADO CON UN 8/8 POR LA AGENCIA QUE REPRESENTA A CARLOS R. ZAFÓN, MARIA DUEÑAS O VICTOR DEL ARBOL. REMORDIMIENTO ES UNA INQUIETANTE NOVELA NEGRA QUE HA PERMANECIDO ESCONDIDA EN CAJONES DE VARIAS AGENCIAS DURANTE CASI DOS DÉCADAS”. Cualquier lector que haya lidiado en el albero de mil correrías literarias tendrá que reconocer que en estas páginas hay mucho talento y que a este autor hay que ponerle siempre a su disposición los micrófonos que hagan falta para que llegue su voz y su obra lo más lejos posible. F.J Beristain está llamado a situar su estilo narrativo en el respetable lugar que le corresponde. No entenderíamos otra situación. Ante la duda, denle una oportunidad. Puede que no lo aprecien al primer bocado, pero sean pacientes, el sentido del gusto se va entrenando hasta que se vuelve voraz y caprichoso.

20151020151523-guipuzcoa-getaria.jpg

Pues empecemos por el final. F.J. Beristain lo ha vuelto a hacer. Ya quedamos impresionados con la primera parte de la trilogía Almas perdidas (Aquí la reseña de REMORDIMIENTO) que no tuvimos más remedio que catalogarla con el sello FOROLIBRO RECOMIENDA estando por tanto nominada al premio FOROLIBRO LIBRO DEL AÑO 2018, que se fallarán el próximo 31 de diciembre. Solamente tres libros obtendrán este galardón.
Hay autores de sucesos y hay autores de atmósferas. Ambos conceptos pueden cohabitar perfectamente dentro de la misma novela, pero siempre uno de ellos, aunque sea por el breve margen que da una cabeza en la línea de meta se superpone al otro. F.J. Beristain se apunta al grupo de los segundos. Nos parece a nosotros y eso nos lo tendría que confirmar él, pero pensamos que el autor no concibe una obra sin agotar todos los recursos narrativos que le da una localización o un grupo de personas interconectadas en el espacio y en el tiempo. El escritor genera un vínculo especial con el lector, le ata y le acompaña por sus laberínticos vericuetos para marionetizarlos con toda su filigrana y artes mágicas.
Purgatorio podría catalogarse como, ¿novela negra?, ¿thriller quizás? Más claro teníamos el carácter de la primera parte de la trilogía ya que exudaba negrura y dramatismo rural por todos sus poros. Esta segunda parte se abre narrativamente a nuevos enfoques de curiosos personajes y nuevas localizaciones, como no podía ser de otra manera en el estilo guionizado del autor. Se expandirá el mapa de acción de la novela saliendo del pequeño pueblo pesquero de Getaria; pero esto, aunque parezca que dotará de mayor oxígeno al lector, no es más que un período de barbecho impostado. Tras él se descerrajará súbitamente y con violencia toda la rabia que estaba oculta en una celda de castigo lejos de la luz del sol. La furia de aquello que ha estado oculto durante demasiado tiempo saldrá a boquear a la superficie para quedarse en la retina del lector para siempre.
En la portada del libro podemos leer la frase “Los monstruos sí que existen. Están entre nosotros. Y les dan forma otros hombres“. Esta frase nos ha recordado mucho a otra parecida atribuida al escritor estadounidense Stephen King, “Los monstruos son reales y los fantasmas son reales también. Viven dentro de nosotros y a veces ellos ganan”. Este podría ser un gran resumen de lo que nos sugiere la obra que aquí traemos. El estilo propuesto es muy personal, accesible en la forma, pero en ocasiones insondable en el fondo. No queremos decir que no se entienda su lectura, aunque en ocasiones salten los resortes de su erudición y el barroquismo literario. Nos referimos más bien a que pensamos que el autor viaja por caminos muy tortuosos, melancólicos, nostálgicos y oscuros donde a veces nos vemos incapaces de absorber esos matices y texturas que con tanto mimo pone en cada página. Compartimos la idea principal de que los monstruos sí que existen y cohabitamos con ellos. Muchas veces están entre nuestras propias filas, dentro de casa, en otras ocasiones nos separan de ellos un simple tabique, pero ahí están, prestos a salir de sus madrigueras cuando las ocasiones les son propicias para acometer sus penosos crímenes. Y lo peor es que, en ocasiones, ni quitándoles la máscara somos capaces de eliminar el miedo que nos producen. Ellos viven en un carnaval malévolo permanente y cual creaciones de George A. Romero siempre vuelven de sus tumbas, bien por voluntad propia, bien porque disponen de una legión de adlátares dispuestos a azuzarles a rodar de nuevos los dados.
daaec46d851c0a1ace1831233c726cdeContamos además con unos pasajes muy interesantes relativos a la protección de la cultura frente a las garras del fascismo mediante hombres que estuvieron dispuestos a arriesgarlo todo por mantener lo que cohesiona a toda sociedad: los bienes culturales enraizados en el acervo histórico. Todo ello ante la mirada límpida de un niño que verá como Europa cambiará para siempre. Fueron muchos particulares anónimos los que, voluntariamente, ocultaron por toda Francia las principales obras del museo del Louvre antes del implacable avance de la Alemania nazi. Otros tantos como los monuments men se encargaron durante la guerra y tras ella de buscar el paradero de todas aquellas obras artísticas que habían sido expoliadas de tantos museos durante la ocupación de media Europa por las Potencias del Eje.
En definitiva, F.J Beristain ahonda aún más en la insondable sima en la que compromete a sus personajes mediante un juego de espejos marchitos que nos devuelven unos semblantes cansados de pisar día tras día pasajes condenados al olvido. El autor recolecta rescoldos de un tiempo pasado condenados a ser la sombra de aquellos sepultureros de almas que no clavetearon con eficacia las maderas de un ataúd que ahora pide venganza y un titular solemne que recoja sus reivindicaciones. Acaso únicamente la confesión redimirá del cautiverio del dolor a los implicados.
Ya solamente nos queda esperar al cierre de la trilogía. Seguro que queda mucha tela que cortar… 

 

 

ÚLTIMA – ENRIQUE J. VERCHER GARCÍA (EDITORIAL NAZARÍ, 2018)

Posted on Actualizado enn

recommended-stamp-4-1024x793

Última - cubierta 02-04-2018

TÍTULO: ÚLTIMA

AUTOR: ENRIQUE J. VERCHER GARCÍA –  FACEBOOK  

EDITORIAL: EDITORIAL NAZARÍ – WEB

PÁGINAS: 286

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

¿Qué ocurre en el mundo cuando aparece una persona con poderes ilimitados? ¿Podemos llegar a conocer a alguien tan formidable y a la vez tan terrible?
Última es una novela en la que Enrique Vercher reflexiona sobre los límites del poder y en definitiva sobre la condición humana.
La trama ideada por Vercher nos conduce mediante secuencias cotidianas al día a día de un personaje extremo que se plantea la vida y la muerte de la humanidad, desde su posición especialmente privilegiada gracias a una condición de extraordinaria diferencia respecto al resto de mortales que hará que nos preguntemos sobre los intereses ocultos, las obsesiones y deseos de Última.

 

– AUTOR –

Enrique J. Vercher García (Granada, 1978) es licenciado en Filología Hispánica (Univ. de Granada), en Filología Eslava (Premio Nacional de Licenciatura; Univ. de Granada) y en Filología Rusa (Univ. Estatal de San Petersburgo), además de doctor en Filología Eslava (Premio Extraordinario de Doctorado; Univ. de Granada) y Ciencias de la Traducción (Univ. de Bolonia-Real Colegio de España). Es profesor de Lenguas Modernas y Traducción en la Universidad de Granada, y director de una agencia de traducción.
Además de en España, ha vivido varios años en Rusia, Italia y Reino Unido, donde ha desarrollado su labor docente e investigadora. Tiene publicados varios artículos y libros de investigación, entre los que destacan Avatares del Quijote en EuropaEl mundo de los eslavos y Don Quijote entre las nieves.
Ha publicado relatos en la revista Enigma y en el libro de recopilación de relatos Ficción súbita IIÚltima es su primera novela.

 

Entrevista al autor en “Cultura con ñ” de RNE: 
http://mvod.lvlt.rtve.es/resources/TE_SCULTUN/mp3/2/0/1541408066502.mp3

EVercher2.jpg

 

GUSTARÁarrow-145786__340

A los que piensan alegremente que si ellos tuvieran un gran poder las cosas serían diferentes y que todo iría mejor bajo su manto megalómano. A aquellos lectores que prefieren leer a velocidad de crucero en vez de subirse al autobús de la película Speed. Gustará a los lectores aficionados a la narrativa formal, bien planteada y construida con esmero y dedicación. En definitiva, a todos aquellos que buscan lecturas que digan algo más que correcciones políticas y estadísticas de ventas de editoriales.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los amantes de la literatura más rauda y frenética con clichés y estructuras narrativas yanquis. Defraudará a los que galopan por los libros y sacan pecho de tener el certificado del curso de lectura rápida. Aviso: el autor nos introduce en conversaciones y reflexiones muy medidas, alejadas de duelos al amanecer o dentelladas de lobos en la noche de Walpurgis. 

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Que por encima de ellos haya un poder superior ha salvado muchas vidas. Y ese poder superior, precisamente por ser absoluto, no necesita ser terrible, opresor o cruel. A partir de ahí reconozco que la crueldad, la maldad, pueden ser subjetivas. En los países del primer mundo se me califica de poco menos que ser abominable, sin embargo fíjate en los países subdesarrollados, se me adora. ¿Qué tienes que decirme sobre eso? Es más, yo te diría que le estoy haciendo un favor a la humanidad echándome la culpa de todos los males y convirtiéndome en el centro de todos los ataques”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Última, la novela que tenemos entre manos del escritor Enrique J. Vercher García siendo novela en su formato arquitectónico, tira más por derroteros de premisas ensayísticas. Esto no lo notaremos de inmediato ya que el comienzo, como luego analizaremos, es algo desorientador. El autor nos introduce en su mundo (el nuestro) de una manera un tanto azarosa, cambiante y, aparentemente, inconexa. De entrada no entendemos muy bien a dónde nos quiere llevar por los mares procelosos de la narración. Pero el momento llega, la calma interconecta todas las primeras vicisitudes narrativas del primer cuarto del libro para, a partir de ahí, sentar cátedra, bases argumentales y filosóficas sobre a lo que se va a enfrentar la pareja protagonista. Uno será el todopoderoso, otra será la escritora de su biografía (y algo mucho más que tendrán que averiguar). Ahí reside la enjundia y núcleo de la heterodoxa y original obra que tenemos entre manos. Las casi trescientas páginas giran entorno a la eterna pregunta, ¿dónde radica el poder?, ¿cuáles son sus límites?, ¿quién lo ostenta?, ¿cuál es el método para adjudicarlo, traspasarlo, modificarlo, detentarlo o abolirlo? Un poder ilimitado, ¿qué duración tiene si no puede ser derrocado?, ¿qué ocurre cuando una persona se convierte en un dios terrenal?, ¿cómo afectaría este “advenimiento” al orden y equilibrio mundial existente?
Podemos hacer un claro paralelismo con la archiconocida serie televisiva de Juego de Tronos. En Última las reflexiones que nos hace el autor transitan por sendas parecidas a la creación de George R.R. Martin. Llegamos a la conclusión de que el poder es poder. Además quien pueda ejercerlo con la capacidad coercitiva ilimitada y sin la posibilidad de ser derrocado por la disidencia se convierte en una suerte de dios moderno. Durante la historia de la humanidad se han concatenado numerosos imperios y dictadores que han tenido bajo el yugo a sus súbditos. Todos ellos han nacido y han caído. Ninguno se ha podido perpetuar, en todo caso, han seguido prolongándose mediante una dinastía u  orden político establecido, pero todo tiene un inicio y un fin. Esto nos demuestra que si así ha sido, así seguirá siendo; el poder omnímodo no existe. Pero, ¿y si apareciera un superhéroe, un todopoderoso que no tuviera limitación alguna, ni en el tiempo ni el espacio? Aunque fuera de manera teórica, un dios que no puede ser derrocado, ¿cómo afectaría al orden establecido? No hay nada más poderoso que el propio poder.

Y en estas preguntas éticas y morales nos andamos cuando el autor decide darle formato novelesco y soltar las cadenas de un todopoderoso en nuestro actual mundo de poderes enfrentados. Las primeras consecuencias a considerar son las relacionadas con los equilibrios de poder. La figura de un líder totalitario es el oxímoron de la paz social dentro de sus fronteras. En tiempos convulsos los mayores líderes sátrapas que han abolido las libertades individuales han contribuido, de manera paradójica, a la paz dentro de sus fronteras. Los cánones geoestratégicos mandan. Última no tiene fronteras así que, en realidad, pese a su amplia legión de detractores, ha conseguido establecer la tan ansiada paz perseguida por muchos. Es su paz, arbitraria, caprichosa, cruel en ocasiones y fiel a su estilo… pero paz al fin y al cabo.
Red (Morgan Freeman) en la película Cadena perpetua, dirigida por Frank Darabont y basada en el libro de  Stephen King, por fin le dan la libertad condicional y le asignan un puesto de trabajo de ayudante en un supermercado. En un momento dado le pide permiso al encargado para poder ir al baño, este le dice que no tiene que pedir permiso, que si quiere ir que vaya. Red reflexiona: “Durante cuarenta años pedí permiso para orinar, ahora no puedo hacerlo sin él”. La institucionalización como método de opresión. Cuando el individuo se siente oprimido, ya sea de manera real o ficticia, tiene las mismas consecuencias: agachar el corvejón, seguir las normas establecidas y pasar lo más desapercibido posible. 
Enrique Vercher disecciona la figura del divino omnipotente desde la imagen lejana e inalcanzable en la vertiente más pública hasta la insoldable soledad, tristeza e inseguridad en la forma más privada del personaje. Esta figura, como la de todos los paradigmas del poder que hemos visto y escuchado tantas veces tiene varios factores en común. Pero tres son, a nuestro juicio, los más interesantes:
– La soledad: Desde la Fortaleza de la soledad de Superman a la Batcueva de Batman los súper poderosos saben que no se pueden juntar con sus congéneres, son diferentes, son únicos e incomprensibles. Nadie puede entender la terrible situación a la que se ven abocados. No hay grupos de terapia  para estos casos “Hola soy Superman y yo también soy todopoderoso” – “Hola Superman”, 51AZKFHRDQLdirían a coro el resto de participantes. Esta posición elevada desde la que ven el mundo les confiere una particularidad que les diferencia de todo el resto. El poder es una carga que les acompañará siempre, “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, que diría el adolescente Spiderman o que le pregunten a Frodo Bolsón cuáles son las consecuencias del poder definitivo: cambios de carácter, hosquedad, aislamiento, susceptibilidad, etc. Es en un estado de soledad donde estos personajes pueden realmente ser libres del acoso de una sociedad que no les comprende ni les respeta como ellos quisieran. (¿Tienen en mente el vanidoso carácter del futbolista Cristiano Ronaldo? A eso nos referimos). Todo ellos son el Omega Man de Richard Matheson. Héroes o villanos de una sociedad que, aunque quiera ser salvada, siempre mirará con resquemor a estos sujetos que se encuentran por encima de sus capacidad físicas y mentales y que, por tanto, no son manejables ni se les puede limitar. Como ejemplo de lo presente, Enrique Vercher nos presenta a un ser que ha visto transformada su existencia (no siempre fue así) y que en el aislamiento gibraltareño del que estamos hablando se rodea de una colección de blade runners que puede confeccionar a su imagen y semejanza; estos no se cuestionarán quién es su creador ni qué propósitos tiene. Los modernos prometeos de Shelley que ni sienten ni padecen serán su guardia pretoriana ante el resto del mundo. Hasta el emperador Palpatine necesita guardianes, más por un asunto de infundir temor que porque sean realmente necesarios. Algo parecido acaece en las películas de James Bond con las fortalezas de los súper villanos, situándose la mayoría de ellas en sitios remotos e inaccesibles. Son sus remansos de paz malignos.
– Apariencia de normalidad e incomprensión: Y es aquí donde entra la protagonista femenina de la presente obra. Constanza (firme, constante, la que construye). Ella, por razones narrativas que ya descubrirán, se convierte en biógrafa y confidente del archiemperador. Es esta relación de desiguales seguramente la parte más interesante de la novela. Dicho emparejamiento fortuito cabalga entre la reticencia primera, el posterior desinterés abúlico, para finalizar en la confidencia del primero y el síndrome de Estocolmo de la segunda. Constanza intentará encontrar una fisura en el ko.JPGpoder ilimitado del protagonista. Para ello indagará en todos los pormenores de su vida y obra, acompañándole por medio mundo en un sinfín de “recados” de lo más variopinto. En esta coyuntura el protagonista tendrá la oportunidad de darse un baño de realidad bajando al barro de la normalidad al poner en pausa todas su formidables capacidades (se acuerdan en la película Superman II cuando el hombre de acero elimina voluntariamente sus poderes para intentar tener una vida normal al lado de Lana Lang y de Lois Lane. Vemos entonces que Superman puede sangrar. Pero claro, un superhéroe no puede retirarse, ¿o sí?). Otra anécdota más cercana es aquella que dice que el rey Alfonso XIII se escapaba embozando su identidad por los túneles del Palacio Real de Madrid para tomarse el vermú en el local El anciano rey de los vinos de la calle Bailén. Es aquí donde aparecen los Bruce Wayne y Clark Kent que quieren juntarse con el pueblo, sentir sus propias vidas, sus alegrías y sus miserias, su libertaria realidad de luces y sombras. Ajenos a la responsabilidad de sus devenires en ocasiones quieren ser otras personas, anónimos en un mar de cotidianidad que les haga sentirse fluir en una normalidad sincera y despreocupada. Acoplarse con sus iguales, con sus problemas y con sus quehaceres para poder ser entendidos como uno más de la manada y no como un “bicho raro”. Constanza, junto con el lector, estará presente en este viaje catártico. Una singladura por el desierto donde el protagonista renace a un nuevo plano que había olvidado en su atalaya capitolina. Estas reflexiones y vivencias llevarán al protagonista a entender cuál es su situación y su papel en la sociedad que le ha tocado regir. Por ello tomará una decisión que quedará en la retina de los lectores para siempre.
Ùltima también nos habla del conocimiento humano, de los límites de la traducción de los distintos idiomas (de esto el autor sabe mucho) como vehículo del entendimiento y la bonanza cultural de los pueblos. Estarán muy presentes los libros, las ideas, las bibliotecas y el intercambio de información. Paradigmático es que los dictadores más importantes han contado siempre con las mayores bases de datos culturales con autores y artistas a su disposición. Han sido conscientes de que mediante este vehículo los rigores del olvido temporal son menos firmes. Mientras una lápida enmohece y es olvidada rápidamente, el soporte artístico que emana sobre dicho personaje y que se atesora en pinacotecas, videotecas y museos varios puede llegar a ser eterna. En el mundo actual aunque se queme la biblioteca de Alejandría siempre queda una copia digital; que esto sea bueno o malo dependerá de los ojos con los que se enjuicie el asunto, pero lo que sí está claro es que pasar a la posteridad hoy en día se ha convertido en algo mucho más fácil que hace siglos. ¿Cómo quiere ser recordado un dictador? Pues curiosamente como alguien bueno que ha hecho frente al mal. ¿Pero que ocurre si un día descubre que él mismo es el mal?

plataformas_digitales_modernas_bibliotecas_de_alejandria_1.jpg

También podrán disfrutar de guiños a Desafío total, a Tolkien, a En la habitación, a Moby Dick y a muchas otras obras que el lector avispado cazará y degustará. Ejemplos para describirnos un mundo extraño en el que vivimos y en el que corremos como pollos sin cabeza hasta que viene alguien y da un puñetazo en la mesa. Es entonces cuando se nos quita a todos la tontería en la que pacemos. Y si nos portamos mal nos llevarán a la prisión Vulcano, una metáfora de los círculos del infierno de Dante en La divina comedia, donde comprobarán que, según descienden, más sofoco les ocasionará la visita.
Última es una obra muy personal, alejada de las distopías habituales del género de ciencia-ficción donde prima la acción a la reflexión. Su narrativa es muy accesible aunque de una cadencia no apta para una lectura de usar y tirar. Funciona mejor como obra de estudio y reflexión que como thriller al uso. Su composición recae en compartimentos aparentemente estancos que llegado el momento se abrirán para que todo tome sentido. Puede, como decíamos al principio, que esto desoriente al lector menos atento. Asistimos a una búsqueda de los límites del poder y de la condición humana, por ello acierta más en las partes más calmas que en aquellas que transita por veredas más correveidiles. Reflexionamos con la presente novela que, aunque sean imperfectos los equilibrios de poder de las democracias occidentales, con sus altas tasas de corrupción, burocracia, injusticia y prebendas para los que pisan moqueta incluidas, podrían ser mejores opciones que dejarlo todo en manos del arbitrio caprichoso de una sola persona, ¿o no?
Finalmente, apuntar que el concepto de la prisión Vulcano nos ha gustado tanto que le pedimos al autor que, por favor, aunque sea en un relato corto, nos lleve de nuevo allí para contarnos, por ejemplo, que pasaría si metiéramos allí a los líderes de nuestros principales partidos políticos. Para salir tendrían que ponerse de acuerdo en cerrar leyes a largo plazo sobre temas vitales para nuestro país. Cada día que pase sin acuerdo un grado más de temperatura. ¿Qué os parece?

450px-Sandro_Botticelli_-_La_Carte_de_l'Enfer.jpg

EL MISTERIO DEL SEÑOR X – GABRIEL ALBENDEA (EDICIONES ÁLTERA 2018)

Posted on

20181025_191011.jpg

TÍTULO: EL MISTERIO DEL SEÑOR X

AUTOR: GABRIEL ALBENDEA – TWITTER – FACEBOOK – WEB

EDITORIAL: ÁLTERA EDICIONES – WEB

PÁGINAS: 158

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La voz de su conciencia llama a Pablo Santacruz, dueño de una pequeña herencia, a sentirse representante del misterioso señor X, sobre cuya realidad la humanidad entera ha discutido durante siglos. A pesar de sus dudas angustiosas sobre esa llamada, acepta la tarea y se rodea de discípulos. En la India, Bonifacio predica el placer frente al sacrificio. Daniel, el santón, proclama la supresión del deseo. Benjamín, en Estocolmo, invita a su auditorio a guiarse solo por la tradición y ofrece unas pruebas alucinantes de la existencia del señor X. Eulogio expone, en un oasis africano, sus ideas pesimistas sobre el hombre. Pablo Santacruz se enamora de una mujer casada, Ariadna, y ambos predican, por los alrededores de su lugar natal, un anarquismo igualitario. De vuelta a Marviva, cada uno relata su experiencia y Eulogio los sorprende al describir una organización terrorista —la HOPIO— que quiere acabar con el hombre y a la que persigue la policía. Más tarde, todo se complica y se torna confuso e inesperado…

– AUTOR –

Escritor y catedrático de Filosofía, es autor de otras quince obras —poesía, ensayo y novelas—, además de un gran número de poemas y artículos aparecidos en prensa. Entre los elogios recibidos por la crítica figuran los incluidos en el diario El Mundo (17-02-2012) o el propio Luis María Anson, quien llegó a calificar como «imprescindible para entender la España de hoy» su obra La revolución democrática de España (Ed. Áltera). Otros títulos como, El resplandor y la ceniza (Mandala Ed.), La secta del fin del siglo(Mandala Ed.), Un extraño viaje (Ed. Áltera) y el ensayo ¿Por qué Marx se equivocó? (Ed. Caudal), se encuentran entre sus obras más aplaudidas. Además de lo literario, su compromiso social culmina con la fundación de la revista independiente Ideas-90, dedicada al pensamiento actual. https://www.elimparcial.es/gabriel-albendea/autor/362/

GUSTARÁarrow-145786__340

A cualquiera que disfrute reflexionando sobre los profundos vericuetos de la Filosofía y de la Teología, con independencia de su grado de formación en estas materias. A los que gustan de un rápido tránsito literario entre la meditación y la acción. A quienes saben extraer sustancia de lo profundo y de lo superfluo.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los partidarios de “la separación de poderes” entre el ensayo y la novela policíaca. A los que busquen una novela de misterio convencional, con buenos y malos, con policías y delincuentes clásicos. A aquellos que, superado el título, esperen encontrar un tratado formal de teología exegética o histórica.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Estamos ya a principios del siglo veintiuno y aún no ha muerto el señor X, aunque muchos anunciaran su defunción hace tiempo con alborozo, a veces reprimido. Incluso en algunos lugares está más vivo que nunca. ¿De dónde extrae su fuerza, su poder, su desmesurada grandeza ese señor? ¿Es de la miserable condición humana de donde extrae su vigor?”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

La cátedra de Filosofía del autor se manifiesta con arrolladora fortaleza en esta obra donde, de manera muy elegante y sutil, nos conduce por sendas de pensamiento, meditación y debate que ponen al descubierto su alma docente. Incluso, para los menos versados o como recordatorio para especialistas, desliza una velada invitación a la lectura, o relectura según el caso, de obras fundamentales. El misterio del señor X es una fábula trascendente y metareligiosa que funciona mucho mejor en su ornamento que en su capacidad de narrativa novelada. La metáfora recorre sus páginas y nos lleva a contenidos bíblicos más o menos conocidos, pero dotando a cada escena de una modernidad arquetípica, en un juego de búsqueda de oquedades en la moral y la ética de una sociedad que corre como pollos sin cabeza. Gabriel Albendea indaga y desconcha capas superficiales de modelos de comportamiento, líneas de educación profética y resortes de adoctrinamiento formativo entre los distintos canales que comportan una religión: Dios, apóstoles, credo y fieles.
Esa potencia intelectual desequilibra la parte meramente lúdica (y lúcida) de entretenimiento que, aparentemente, nos ofrece y presenta como poco elaborada, y tal vez precipitada, ante expectativas de mero pasatiempo. El autor llegado cierto momento narrativo rompe con la estructura que estaba llevando para acercarse de una manera completamente diferente al propósito de su obra. Nace aquí un thriller policíaco un tanto atropellado y difícil de complementar con las postulaciones a las que nos había acostumbrado hasta el momento. Este golpe de timón tiene una doble lectura; de un lado agradará a los lectores que esperaban que la trama se quitará el arnés de seguridad y se lanzará por el tobogán más empinado y, de otro lado, desorientará a aquellos que estaban siguiendo el juego pausado, reflexivo y contemplativo anterior. Estos últimos lectores lo verán como un disparo en el pie. Los primeros, en cambio, aplaudirán ahora con las orejas al ver que la tensión guionizada aparece súbitamente.
Indudablemente, desde el inicio onírico de las peripecias del protagonista, debemos estar predispuestos a ser conducidos a cualquier escenario, sólido o etéreo, donde los personajes se comporten de manera heterodoxa e imprevisible. Esto no es óbice para que alguno de ellos mantenga la coherencia esperada de principio a fin. Cuando el lector se encuentra enfrascado en la disección y análisis de las ideas que esparcen los personajes en sus prédicas, intentando ordenarlas y adecuar aquellas que considera de conveniente aplicación en su vida cotidiana, se encuentra por sorpresa con una tremenda aceleración de acontecimientos que llevan a la conclusión con una velocidad inusitada. Dicha finalización precipitada nos puede haber privado de una mayor introspección en cada uno de los personajes participantes, ya que existen varios perfiles muy interesantes para el objetivo reflexivo final propuesto por el autor. Obviando las peripecias policíacas que podrían ser el aspecto más endeble de la narración, El misterio del señor X es una pieza original, distinta a los lugares comunes habitados en temáticas muy parecidas. La aglutinación de dos realidades narrativas diferentes y contadas de maneras tan distintas puede no calar en el lector medio, pero, en ningún caso, podemos restarle ni un ápice de valentía a la forma en que plasma su verbo. Vemos un leve paralelismo con la novela de Carlos Ruiz Zafón, El juego del Ángel. La formación estructural y arquitectónica de una religión aglutinadora de distintas sensibilidades, de base anarquista, libre y heterodoxa. De sus limitaciones y de su falta de discurso unidireccional nacerán las disidencias internas y, como última consecuencia, la traición de Judas. Este es el juego que nos propone el autor, profundo en sus premisas, pero flojo en su puntilla final.
Casi no queda tiempo para extender las consideraciones fuera del mundo personal, microcosmos del yo, a las influencias humanas y sociales a nivel global que proyecta la milenaria trayectoria del señor X . Pero la resolución del caso se impone. Queda para cada uno la reflexión sobre qué parte de este “palíndromo literario” se adecua a sus gustos y expectativas. Pero, en todo caso, su lectura es un ejercicio altamente recomendable, sobre todo por su frescura literaria tal y como corren los tiempos de despropósitos editoriales de youtubers rebuznadores con sus palmeros cegados y agradecidos a juego.
Friedrich Nietzsche mató a Dios con “diurnidad” y alevosía. Pero Dios cual Michael Myers en noche de difuntos renace de su letargo e hibernación y, de vez en cuando, se desata en su Fury Road particular. Una huida sin retorno en busca del sentido de su propia existencia en la Santa Madre Iglesia de la postmodernidad robótica alienante. Y, todo ello, encerrado en los márgenes del papel y la tinta como metáfora teológica que predicaba el maestro de Hipona, “cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros”. Todos hemos contribuido a ello, “tu quoque, fili mi!”. Dios ha muerto, ¡Viva Dios!

7378043810_95a8bf1576_b.jpg

EL MENTIROSO – MARTIN A. HANSEN (1942) – BAC EDITORIAL (2018)

Posted on

el-mentiroso

TÍTULO: EL MENTIROSO

TÍTULO ORIGINAL: LOGNEREN

AUTOR: MARTIN A. HANSEN

TRADUCCIÓN: BLANCA ORTIZ OSTALÉ 

EDITORIAL: BAC EDITORIAL – WEB

PÁGINAS: 190

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Esta obra es una de las cumbres de la narrativa danesa del siglo XX. Concebida inicialmente para su emisión radiofónica por entregas, la novela de Martin A. Hansen fue publicada como libro en 1950. Ha gozado desde entonces de enorme popularidad, llegando a venderse alrededor de 400.000 ejemplares de la obra. Además, ha sido traducida a una docena de lenguas, lo que le ha garantizado una amplia recepción fuera de su país de origen. Hasta ahora no se disponía, sin embargo, de una versión española de esta obra. De hecho, y pese al creciente interés por la literatura escandinava mostrado por las editoriales españolas en los últimos tiempos, Martin A. Hansen es un autor prácticamente desconocido entre nosotros.

aHR0cDovL2ZsaW1tZXJrYXNzZW4uZGsvcG9zdGVycy90bWRiLW9yaWdpbmFscy90dDAwNjYwMjUuanBn

– AUTOR –

Martin A. Hansen nació en 1909 en el seno de una familia campesina de profundas convicciones religiosas. En su adolescencia, y hasta iniciar los estudios de magisterio, trabajó en el campo, una experiencia de contacto con la naturaleza que dejaría en él hondas huellas. A partir de 1921 enseñó en distintas escuelas elementales de Copenhague, tarea que prolongó hasta que, en 1945, decidió dedicarse exclusivamente a la literatura.
Martin A. Hansen

 

GUSTARÁarrow-145786__340

A los impenitentes buceadores de reflexiones sosegadas, a veces muy profundas y, en ocasiones, bajo el pendón de la mayor serenidad atormentada. A aquellos que encuentran placer en los entornos rurales y en los ambientes geográficos fríos y brumosos. A los que distinguen una becada de un gorrión y entienden las migraciones de las aves y su influencia en algunas comunidades. A quienes valoran el trabajo de los traductores.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A quienes son partidarios del dinamismo literario, veloz y vibrante en el movimiento de los personajes. A los que buscan acción directa e inmediata sin circunloquios ni introversiones que, a caballo entre lo onírico y lo imaginativo, obligan a rebuscar en el alma del personaje.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Ni una sola carta hay. Ni una carta en todo el invierno. Pero ¿quién me iba a escribir? Siete años, nadie recuerda tanto tiempo. No, las cartas tampoco son más que un incordio. ¡Pero si hay un paquetito! Veamos. Ah, de la librería. Un librito que encargué en enero. Vaya, se han equivocado. Ya tengo ese poemario. Pero ese pobre librito ha pasado varios meses creyéndose de camino hacia un buen lector. Me lo quedaré. Cuando un libro es bueno, no importa tenerlo por duplicado. Uno para el bolsillo y otro haciendo los honores en la estantería.”

– RESEÑAletter-576242__340.png

Siempre ha resultado una prueba literaria difícil tener que lidiar con un personaje que hace confidencias a un “amigo imaginario”, especialmente si lo que transmite no se corresponde con la absoluta realidad de lo que se siente y, más bien, lo que se pretende es enmascarar acciones o sentimientos. La lucha entre lo que se es y lo que se debiera ser, entre lo que se siente y lo que se debería sentir, resulta opresiva para el protagonista. Existen autores que tienen una relación muy estrecha con la voz de su alter ego literario. En este caso Martin A. Hansen realiza un excelso ejercicio de introspección mediante la voz de su personaje principal que habla y escucha por canales multidisciplinares. Todos ellos buscan confluir en el conocimiento último del propio autor, que se consagra realmente como el protagonista de esta obra reivindicativa de la búsqueda interior y del sentido de la existencia en terrenos solitarios, desapacibles e ignotos.
Si comenzamos por la circunscripción de las acciones a una isla de reducido tamaño, donde sobra el único automóvil y, añadimos un cerco de hielo como implacable aislante, podríamos esperar incluso consecuencias dramáticas similares a Diez negritos de Agatha Christie, pero no es el caso. El aislamiento, voluntario u obligado es uno de los grandes temas de la historia de la literatura. Expertos en la materia indican que la novela ha evolucionado en la búsqueda del conflicto narrativo. Primero fue la lucha del individuo contra los rigores de la naturaleza, después vino la lucha del individuo contra la sociedad alienante y subyugante, para finalmente llegar a la etapa presente donde el individuo lucha contra la tecnología. Todo esto, lógicamente, se va desarrollando en paralelo a la línea de avances, conquistas y progresos que nos va dando los pasos evolutivos de la sociedad. En la presente obra claramente tenemos una lucha encarnizada, pero sin sangre, entre el hombre y la naturaleza, de una parte indómita y de otra inexplicable e inalcanzable. El paralelismo con el Robinson Crusoe de Daniel Defoe o el Naúfrago de Tom Hanks y Robert Zemeckis es, metafóricamente, claro. En ambos ejemplos una vez pasadas las primeras penurias en lucha directa con las fuerzas de la naturaleza llega la calma, el hastío, la rutina, y es ahí precisamente donde El mentiroso toma prestadas las mismas inquietudes de los personajes solitarios clásicos al intentar desentrañar los porqués de su apaisada y existencialista vida. (No olvidemos que Martin A. Hansen bebe de fuentes coetáneas del existencialismo y del postnihismo de autores como Albert Camus, Jean-Paul Sartre, Simon de Beauvoir, Martin Heidegger o Herman Hesse). Sea con la compañía de Viernes, de Wilson o del reo encarcelado en la celda contigua de El Conde de Montecristo, el protagonista clama su discurso solitario de rabia vital en un paraje yermo y brumoso, el cual únicamente le devolverá pocas respuestas y muchas más preguntas.

Robinson-Crusoe-Newell-Convers-N.C.-Wyeth-164437_561x316.jpg

El carácter, las circunstancias y ciertos comportamientos de los personajes de la historia, que se desarrolla en el norte geográfico y climatológico de Europa, pueden tener difícil comprensión para quienes habitan por debajo del paralelo 55º norte y reciben con generosidad los vitales rayos del Sol. Aquí podríamos entrar en estudios científicos acerca de la falta de absorción de la vitamina D que mayoritariamente nos llega de la luz solar y su relación con las enfermedades mentales como la esquizofrenia o la demencia. Esto también iría unido a las altas tasas de suicidios y de violencia de género que siempre se publican en relación con los países nórdicos y escandinavos. Sea por lo que sea, el aislamiento y el carácter asocial del individuo, en ocasiones, conllevan a unos estados de refugio interior, resquemor hacia el prójimo y vida de ermitaño, que le separan del resto de sus congéneres y de la propia realidad del ecosistema al que pertenecen. Hoy en día con la aparición intrusiva, imperialista y global de las redes sociales el efecto es parecido. Ya no es un aislamiento en lugares remotos e inaccesibles, sino en urbes cosmopolitas donde cada “abducido” vive dentro de un mundo irreal al que pone muros y concertinas y del que no quiere salir por voluntad propia. El individuo actual por deseo propio ha dejado de querer enfrentarse al hostil medio en el que vive para que, por medio del victimismo, sea envuelto en plástico de burbujas por papá, y así no pueda dañarse. La búsqueda tradicional del hombre se ha tornado en una desidia contemplativa y vacua.
Afrontar la lectura de El Mentiroso con precipitación privará al lector de muchas perlas del lenguaje y de la ideas, escondidas para una segunda y tercera lectura. Imposible no hacer desde aquí un reconocimiento a la traducción al idioma español de Blanca Ortiz Ostalé y sus notas a pie de página que, además de deleitar con su léxico preciso, denotan su vasta cultura y contribuyen notablemente a situar al lector menos versado en literatura, tradiciones y leyendas escandinavas. Ante todo tenemos un libro sencillo en su lectura pero complejo en sus premisas, alcance, compromiso y estructuras metafóricas en las que ahonda muy profundamente el autor para recorrer una senda de sensaciones gélidas y ritmos pausados en un escenario único que ahoga al protagonista y al propio lector.
Esta obra llegará al fondo de aquellos lectores que al observar una migración de aves se preguntan: ¿a dónde van?, ¿de dónde vienen? y, lo más importante, me dejarían volar y acompañarlos al fin del mundo si es necesario para salir de mi alienante existencia. Volar alto como Juan Salvador Gaviota. Volar lejos como sinónimo de libertad.
svig på.jpg

VARADOS EN EL SILENCIO – ROSA BLAS TRAISAC – (EDICIONES ATLANTIS 2017)

Posted on

Varados-en-el-silencio-PORTADA-PQ.jpg

TÍTULO: VARADOS EN EL SILENCIO

AUTORA: ROSA BLAS TRAISAC – TWITTER – FACEBOOKINSTAGRAM

EDITORIAL: EDICIONES ATLANTIS – WEB

PÁGINAS: 300

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Tesa, fotógrafa, independiente, atractiva, rebelde, madre de dos hijas, divorciada, idea un audaz plan para desvelar los sentimientos encerrados en el silencio de los corazones de sus amantes pasados. Necesita escuchar las palabras no dichas, las dificultades no reconocidas para almacenar y confirmar su sabiduría y respirar victoriosa unos instantes que le permitan trasformar esa energía en un vuelo ajeno a cualquier conducta establecida, ser libre.
Ella está segura de que los hombres se topan con techos de cristal que empequeñecen sus respuestas en la aventura de vivir y que las mujeres no tienen espejos donde mirarse para definir su ser. Ciegos, locos, cojos, mudos… todos, ellos y ellas, atrapados en un sinsentido voraz, frustrante que compone una Humanidad absurda y ajada. “Varados en el silencio” combina la historia de seis hombres que se han cruzado con Tesa en diferentes momentos de su vida. Un joven sensible, Daniel, será el cómplice de nuestra protagonista, el hilo conductor, un truco: asumirá la personalidad de otro, un hijo abandonado, para poder entrevistar y desnudar las dificultades de la masculinidad en los hombres que conforman el pasado de Tesa: ira, dolor, emociones estancadas y no enfrentadas. En el fondo, entre ellos, surge el autorretrato privado de nuestra protagonista. Una historia circular, situada en lugares que habitó en su infancia, (Biarritz, Sierra pobre de Madrid, Madrid…), individuos equivalentes que ofrecen un comportamiento aprendido, casi grabado en los genes, y una mujer que se niega a cumplir el papel de personaje secundario que se amolda a una sociedad llena de trampas emocionales que aniquilan la vida, la personalidad, convirtiendo a los vivos en muertos vivientes, ajenos a ellos mismos.

 

– AUTORA –

Autora del libro Enfocando Misterios. Creadora y editora del Blog Asociación la noche del cazador. Guionista, directora y productora del largometraje Toma 0. Pionera. Y los cortometrajes: La vida en común. Pneuma (Aire). El hombre de al lado. Documental Las Huellas del sur. El velo invisible. Documental Realidades Ajenas. Directora del festival de cine de Leganés.
Rosa-Blas.jpg

 

GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos aficionados a la literatura intimista, cercana, reflexivamente feminista, con tintes urbanos y realistas. Sin filtros, ambages, atajos ni renuencias en la pluma que se emplea en llevar estas ideas al papel. Literatura independiente, desinhibida, valiente, evocadora y con espacios para la transgresión, la reivindicación y la agitación del lector más aperturista. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos lectores que gustan de protocolos narrativos más generalistas y líneas de ficción más comunes, masivas y del lineal de bestsellers de tiendas de aeropuerto. En la presente obra se abre un abanico de sensaciones y sentimientos bastante alejados de los tópicos de ventas de las editoriales mayoritarias. Gustará también a lectores introspectivos que echan la mirada hacia atrás intentando desgranar las luchas del pasado para investigar el cómo han llegado hasta el presente.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Cuando cuelgas las botas aparece la realidad y se borran las ventajas. Tienes que buscarte trabajo, las aficionadas, modelos, te ven como un tipo carente de interés. En ese momento los errores se hacen grandes y casi permanentes, y la ineptitud y a cobardía para afrontar la existencia se visibiliza como un gigantesco molino de viento que lograba perturbar todas tus ilusiones. Entonces, el único refugio que le quedó fue mirar a la familia y regresar al mar. En la última foto, estaba solo, en un plano medio de un hipotético despacho de la tienda de barcos donde trabajaba, viejo, triste, irreconocible, gastado; daba la impresión de que podía echarse a llorar en cualquier momento”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Ya desde el diseño de la portada podemos observar a una mujer singular mientras nos mira desde la atalaya de una cámara de ficción, sin filtros, sin retoques y sin pretensiones. Ahí subyace el gesto tan característico del director de cine que con su mano cual catalejo creativo encierra todo su mundo en un pequeño punto de vista. Eliminando así lo superfluo y ciñéndose a lo verdaderamente importante. Ese preciso punto de vista personal e intransferible es el que nos trae Rosa Blas Traisac. La autora, intentará despojar lo superfluo de su catálogo de sentimientos para aterrizar, aun con turbulencias, en una pista diáfana en la que presentar sus credenciales al entendimiento de las situaciones peregrinas por las que ha atravesado. Tras ello buscará hilvanar todas las piezas para entender qué ha ocurrido en la dispersa diáspora de sentimientos por la que han atravesado sus recientes canas.
La amplia y completa sinopsis del libro nos evitará aquí hacer algo que preferimos que sea el lector el que lo realice: bucear en el argumento del libro. Eso lo dejaremos para otros. Aquí destriparemos lo menos posible, siempre intentando sugerir antes que descubrir. Varados en el silencio toca muchos palos y muchas sensibilidades. Habla de silencios enterrados y exhumados tras una vida de batallas; unas a muerte, otras a primera sangre y, las más, de fogueo. Tenemos a una mujer de vasta experiencia vital pero con poco tiempo para pararse en el camino de su sino a enhebrar el argumento de su existencia entre su absorbente trajín laboral y familiar. Con su divorcio y su dilatada lista de hombres a sus espaldas ha llegado al punto de no retorno, aquel en el que la espita de la vida no deja de soltar vapores de ausentes libertades no disfrutadas y que amenaza con reventar el continente de su paciencia y de su estabilidad mental. Será entonces cuando Tesa, la protagonista, se agarre a un clavo saliente y ardiente. Con la figura de un compinche en este vehículo de ficción se conjurará para, metaliterariamente, contarnos un relato que capea por sus temporales interiores y que se adentra por sendas que ni la propia protagonista podría haber pensado nunca que era posible transitar. Aunque con ello se le queden jirones de piel por el camino.

450_1000.jpg

Tesa y Rosa, Rosa y Tesa reivindican los lugares de sus personajes femeninos, de su historia, de sus logros, de su progreso, de su futuro y de su libertad. Intentan desentrañar los porqués de este juego de espejos en el que se mueven. Un caldo primigenio que han tenido que compartir con la compañía masculina que las ha intentado malear a su imagen y a sus normas. La autora a través de este diálogo interior de los personajes protagonistas intentará desnudar su alma, bañarse en aguas frías y rejuvenecedoras para, a continuación, poder vestirse con nuevos ropajes, hechos a medida de los nuevos retos y necesidades que se le pondrán por delante. Pero antes de ello tendrá que expiar sus pecados veniales del daño que ha ocasionado y del que ha sido objeto, en una rueda cíclica de falsas sonrisas y crueles desencuentros con sus anteriores parejas y, por extensión, con un yo, del que no está especialmente orgullosa según en qué ocasiones.
Tenemos dos narradores principales. La protagonista se valdrá del segundo de ellos para, en su personal travesía por el desierto, intentar averiguar quién es realmente ella misma. Tesa, llega a la conclusión de que es imposible formarse una opinión verdadera de sí misma si no es a través de aquellos con los que más firmemente se ha cruzado y con los que ha compartido confesiones de alcoba de toda índole. Será mediante otros ojos como la protagonista intenta forjar un nuevo Ave Fénix de las cenizas de una vida vivida demasiado rápidamente. De estas averiguaciones entre ambas voces nos llegan las interesantes reflexiones acerca de la figura femenina y masculina en atávicos enfrentamientos, sinrazones y desencuentros. Muchos recelos que originan un hastío, un aislamiento y una separación que, por lógica, solamente remite al dolor y al sufrimiento de ambos géneros, en un juego de vencedores y vencidos cíclico y sin armisticio posible.
Varados en el silencio es una obra directa, de lenguaje coloquial (poético en ocasiones), en la que el diálogo es la parte más acusada e interesante de la obra. La autora no se anda con circunloquios ni con amplios espacios para la ambientación y la secuenciación de descripciones interminables. La presente obra es claramente visual, clara y concisa. Apta para todos los públicos, pero mucho más interesante para aquellos que alguna vez se han preguntado por qué tienen el corazón cosido a puñaladas.

images.jpg

VARADOS EN EL SILENCIO – ROSA BLAS TRAISAC – (EDICIONES ATLANTIS 2017)

VENDRÁ LA MUERTE Y TENDRÁ TU ROSTRO – JOSÉ LUIS TOMÁS PORTA (AZUR GRUPO EDITORIAL 2018)

Posted on

recommended-stamp-4-1024x793

41XYj+7wbrL._SX352_BO1,204,203,200_

 

TÍTULO: VENDRÁ LA MUERTE Y TENDRÁ TU ROSTRO

AUTOR: JOSÉ LUIS TOMÁS PORTA – TWITTER – FACEBOOK

EDITORIAL: AZUR GRUPO EDITORIAL – WEB

PÁGINAS: 404

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

“Solo se ama de verdad lo que se puede perder, aquello que te puede destruir”. ¿Por qué murió la pintora Sara Romero Vázquez? ¿Por qué vivió? El periodista de sucesos Gonzalo Quesada tiene como afición elegir muertos desconocidos e investigar su vida para reescribirla tal y como ellos hubieran querido que fuera.
Al intentar reconstruir la vida de la pintora, fallecida en extrañas circunstancias, Gonzalo se involucra en la búsqueda de un cuadro que esconde las claves de un mundo de corrupción en el que se entrecruzan los intereses de distintas personas que convivieron con la pintora en el turbio ambiente que marcó su existencia.
Ayudado por su amigo, el subinspector Ramos, el periodista intentará desentrañar una compleja red de blanqueo de capitales y especulación urbanística, dirigida por el prestigioso empresario y mecenas holandés Ruus van Loos.
También hay una voz, y una ciudad donde todo confluye: Praga. Una historia sin concesiones, donde el lector no podrá estar seguro de si lo que piensa se lo está susurrando alguien.
1539175553_283791_71816100_fotograma_2.jpg
ENTREVISTA: http://cadenaser.com/emisora/2018/10/10/radio_valencia/1539175553_283791.html

 

 – AUTOR –

José Luis Tomás Porta nació en la ciudad mediterránea de Valencia y allí se licenció en las carreras de Historia del Arte y Humanidades.
Ha colaborado en diferentes proyectos literarios, entre ellos el grupo de literatura pulp La Fábrica de Basura y en la revista, de igual temática, Delirio. Editó la revista electrónica de literatura Desletras y el periódico digital El Imposible. Ha publicado los libros de relatos Cuentos para Sara y otras princesas y Entrepuertas y escaleras, además del poemario Poemas para la mujer de negro.
Es autor y editor del blog literario Mi nombre sin nombre, donde publica relatos relacionados con el universo de los personajes de esta novela y diferentes anotaciones sobre su elaboración.
Y, entretanto, escribe.
http://www.joseluistomasporescrito.com – contacto@joseluistomasporescrito.com
71OJd3SEDGL._SY300_.jpg

 

 

GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores que siempre les gusta pasear por sendas alternativas al Trending topic de moda pasajera. Amantes del thriller pero con tiempo para degustar un caldo que debe dejarse reducir para sacar todo su sabor. También deleitará a los que que gastan sensibilidad por el arte y la pintura. Todo lector que ame una narración bien armada arquitectónicamente hallará en esta obra secuencias y piezas delicadamente elaboradas que llenan todo el marco de la lectura.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos lectores que se inclinan más por la agilidad, los diálogos cortoplacistas, las carreras asfixiantes y los tiroteos nocturnos en guiones manidos y adolescentes. La presente obra hay que sudarla en ocasiones y seguir la mecha de pólvora que ha espolvoreado el autor para disfrutar mucho más de la traca final. Juego de espejos hay, triquiñuelas narrativas también, pero todo ello siempre de la mano de la cordura y la mesura literaria.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“El azul era ella y sabía a nata, era lo único que podía pensar, porque todas las realidades; ¿realidades?; se le superponían como si fueran una tarta de cumpleaños de nata manchándole la mente hasta cubrirlo todo de blanco como una pared donde se pudiera escribir la realidad. La realidad que buscaban era la única que querían encontrar. Y de repente estaban los dos paseando por Praga, cogidos de la mano, él y ella, pero él también era el otro que a distancia los seguía y de pronto se asustaba porque se daba cuenta, en el sueño de que todo sucedía a medida que lo iba pensando”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Comencemos con un poema del italiano Cesare Pavese, escrito en un desengaño amoroso tras romper con  la actriz estadounidense Constance Dowling. Al poco tiempo su autor se suicidó. Dicho poema se publicó de manera póstuma en 1951. Los paralelismos y simbología con la obra Vendrá la muerte y tendrá tu rostro que aquí traemos de José Luis Tomás Porta son bastante apreciables. La muerte puede llegar en cualquier momento y bajo el amparo de cualquier forma o circunstancia. En la presente novela llegará, pero con un velo de misterio equívoco y trascendente. Ya que todo no es lo que parece. Del alma atormentada de un hombre al corazón rutilante de una pintora misteriosa.

 

Verrà la morte e avrà i tuoi occhi
questa morte che ci accompagna
dal mattino alla sera, insonne,
sorda, come un vecchio rimorso
o un vizio assurdo. I tuoi occhi
saranno una vana parola,
un grido taciuto, un silenzio.
Cosí li vedi ogni mattina
quando su te sola ti pieghi
nello specchio. O cara speranza,
quel giorno sapremo anche noi
che sei la vita e sei il nulla.
Per tutti la morte ha uno sguardo.
Verrà la morte e avrà i tuoi occhi.
Sarà come smettere un vizio,
come vedere nello specchio
riemergere un viso morto,
come ascoltare un labbro chiuso.
Scenderemo nel gorgo muti.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, amada esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.

 

Vendrá la muerte y tendrá tu rostro habla de muchas cosas. Todas ellas en el traje de un thriller negro o policíaco, pero con un cuidado envoltorio que se aleja claramente de ritmos alocados y tópicos del género más cinematográficos. Sin obviar piezas y engranajes clásicos de una temática literaria conocida por todos y cultivada por grandesevento-asterix del género, estadounidenses y, últimamente, nórdicos como máximos representantes . En la presente novela podemos encontrar visos de frescura y puntos de vista alternativos a obras ya consagradas y a otras, contemporáneas, que se dejan la forma por el camino para caer directamente en el fondo tan injustamente requerido por lectores y editoriales en los tiempos que corren. Tiempos en los que el titular es más importante que el artículo de fondo. Tiempos en los que una portada vende más que un  buen contenido. Tiempos en los que el trailer de la película muestra más de lo que debería para que el futuro espectador sepa ya de antemano a qué se enfrenta antes de la sesión. Tiempos en los que priman los resúmenes, las frases cortas, los eslóganes y la velocidad como vía interiorizada de forma de vivir. Siendo así, cada vez los márgenes de actuación de los creadores frente al lapso de mantenimiento de la atención del lector/espectador se acortan progresivamente. Y es una pena, porque hay ciertas obras que sin tiempo para entrar en ellas y dejarse llevar, pierden toda su esencia. En una sociedad que come de pie, habla mediante emoticonos y corre sin saber hacia dónde, es difícil abrirse un hueco para la calma lectura. Pero hay irreductibles que lo siguen intentando. Aquí hay uno de ellos.
One Hour Photo 2Tenemos dos historias que confluyen: De un lado lo que a priori es el argumento principal de la novela; la muerte de una joven artista en extrañas circunstancias que pasará desapercibida, pero que en sus raíces oculta una telaraña laberíntica de cloacas de poder, y de otro lado, la historia de una obsesión, de una búsqueda. Es precisamente aquí donde el autor saca el conejo de la chistera y los duples de reyes. Si normalmente nos encontramos con obsesiones que tienen un componente grandilocuente y están en manos de desequilibrados, enfermos o asesinos varios, aquí al contrario, el autor reivindica la obsesión de las pequeñas cosas y de los detalles en personas anónimas que buscan en este perfeccionismo su razón de ser. Por ello, en ocasiones, aunque sean del todo inofensivos, son criticados y menospreciados por el resto de los mortales. Aquí podemos incluir a coleccionistas de toda índole, a fotógrafos y pintores madrugadores en busca del mejor amanecer, a cuadriculados del orden, de la puntualidad o de una determinada alimentación. Estas pequeñas manías veniales son propias de personas que encuentran en este individualismo y recogimiento la razón de su existencia. El autor nos trae a uno muy particular, un “escrutador” de esquelas funerarias, inofensivo como decíamos antes, pero como personaje, de lo más atractivo. Literariamente los personajes que viven con cierto margen de aislamiento con metódicos sistemas litúrgicos de enclaustramiento, sin ser los más malvados de la película, siempre aportan un alto grado de desconcierto en el espectador y de ahí su enorme interés. Obsesiones hay de muchos tipos y dependiendo del grado se pueden calificar desde simples manías, a enfermedades o trastornos obsesivo-compulsivos. Tenemos ejemplos cinematográficos claros en los personajes de Robin Williams en “Retratos de una obsesión”, de Jack Nicholson en “Mejor imposible”, de Leonardo Di Caprio en “El aviador”, de Walter Mathau en “La extraña pareja” o de Bill Murray en ¿Qué pasa con Bob? Literariamente nunca olvidaremos a Jean-Baptiste Grenouille en “El perfume”, al Capitán Ahab en “Moby Dick”, a Frederick Gregg en “El coleccionista”, a Annie Wilkes en “Misery” o a Mrs Danvers en “Rebeca”. José Luis Tomás ha creado uno nuevo, diferente, original, muy interesante y que llevará sus investigaciones hasta las últimas consecuencias.                                                                                               
laura-palmerPero lo primero es lo primero. Con una escueta presentación, la protagonista postmortem se nos escapa de la primera línea, para ya solamente dejarse ver mediante los ojos y las investigaciones de terceras personas. La conoceremos a partir de ellos y de su obra. Tenemos un cuerpo al que en condiciones normales aún no le habría llegado la hora. Nos recuerda el cadáver enfundado en plástico de Laura Palmer en Twin Peaks. De Laura sabemos muy poco y todo lo que irá saliendo a la luz será mediante los testimonios de los diferentes personajes de la serie. Aquí (por suerte) la mente del autor no es tan retorcida y extravagante como la de David Lynch  y podremos entender el argumento del libro sin necesidad de ir a clases de metafísica de doctorado. Sara Romero Vázquez nos apunta en las primeras páginas del libro que es una mujer con arrojo, valiente, metódica, sacrificada y gran amante de la pintura y del arte. Veremos unas pequeñas pinceladas de los devenires de su juvenil e idealista vida, pero poco más, fundido negro, el cuento se acabó. A partir de aquí será la labor de otros entresacar las piezas importantes del rompecabezas y separar el trigo de la paja. Un periodista con tiempo libre será el hilo de Ariadna de la trama. Dicho hilo en este caso estará tejido con finas filigranas artísticas, pues es precisamente entre arte y pintura por donde Sara irá bosquejando su vida, su obra, sus secretos y su infortunio. A partir de la vocación artística de la desaparecida el investigador irá desgranando la respuesta a todas las cuestiones. Hará de algo que era simplemente un pasatiempo baladí, el centro de su vida y, de la consecución de encontrar la verdad, su tabla de salvación y expiación.
Según vayamos avanzando en páginas e interés (la presente obra va de menos a más) iremos internándonos en lugares en los que frecuentemente no se abren las ventanas para ventilar ni reciben la luz del sol. La primeriza inocencia de la protagonista se irá trasformando en algo más complejo y perturbador. Los tentáculos de los poderosos son capaces de mancillar sueños y personas inocentes a partes iguales. Toda una trama internacional con la ciudad de Praga como clara ganadora de la escenificación del ambiente al que el autor nos quiere llevar. Si bien dejamos claro que la presente obra es de género negro e intriga, no nos podemos quedar en los titulares y debemos entrar al fondo del asunto. Y aquí entra el estilo del autor que como buen “artista” se toma su tiempo en darnos ambiente, perspectiva, luz, colores y profundidad. No nos atropella con correrías innecesarias ni con saltos acrobáticos sin ningún fundamento ni explicación. José Luis Tomás monta el caballete y va sacando de su mochila los instrumentos narrativos para, progresivamente, irlos mezclando poco a poco. Lento al principio pero ágil en su avance. Y este amor por el arte es lo que le da cohesión a toda la obra, que si bien podría haber transitado por vericuetos más generalistas, sin embargo, nos permite acompañarle en su afición por las artes y la pintura. De Praga no diremos más, tendrán que descubrirla tal y como nos la describe el narrador. Con una fuerza y poderío arrolladoras.

praga

El estilo empleado en la presente obra es apto para todos lo públicos, aunque será mejor absorbido por aquellos lectores asiduos y amantes de la delicadeza en la narración de escenas y de personajes. A los amantes del bestseller-blockbuster al uso se les quedará un poco lenta la propuesta de José Luis Tomás. Aunque con paciencia seguro que son capaces de entrar en su mundo.
Decía Edgar Degas: “Hasta ahora el desnudo siempre se representó en poses que daban por hecho la presencia de lo público, pero estas mujeres son personas decorosas, sencillas, que se interesan por su estado físico en soledad. Es como si alguien mirara por el ojo de una cerradura”. Pues ese ojo de la cerradura es precisamente el de José Luis Tomás. Su mirada ha creado un mundo que rebosa sentido y arte en la superficie, pero que a la vez esconde sucios y tremebundos secretos inconfesables en su sótano.
Y, ¿por qué no?… puede que el karma y el destino se conjuren algún día para que aparezca el misterioso cuadro de la vela (que ya descubrirán). Si tiene alguna información al respecto contacte con el autor, seguro que se lo recompensará mejor que en Sotheby´s.

parigi_museo_orsay_05_lezione_danza_jpg_1200_630_cover_85.jpg