Crítica libros

PERROS DE PRESA – JORGE RUIZ – ÉRIDE EDITORIAL, 2020.

Posted on Actualizado enn

libro-recomendado-fondo-blanco

978841765978

TÍTULO: PERROS DE PRESA.

AUTOR: JORGE RUIZ

INSTAGRAMTWITTER – FACEBOOK

EDITORIAL: ÉRIDE EDICIONES, 2020 – WEB

PÁGINAS: 327.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Una historia que nace entre el barro de los barrios del Madrid de los años 60 del pasado siglo, trufada con unas pinceladas de la Transición, unos perros que muerden con desesperación para disfrute de la alta sociedad, con ganancias millonarias para la mafia búlgara. Gentes que viven al límite, que pisan con demasiada frecuencia la raya con destinos insospechados, que transitan por historias de amor agridulces.

– AUTOR –

IMG_20201016_221927

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los que vivieron los sesenta, la Transición y que leen el presente en clave de la herencia que llegó desde allí: desde la violencia de las calles al reciclaje de sus líderes pandilleros en actuales negocios de dudosa moralidad. Perros de presa será del interés de todo lector que guste de descripciones bien documentadas, dureza de escenas artesonadas pero realistas y creación de una atmósfera en rumbo de colisión hacia las pesadillas de aquellos que son incapaces de huir de sus antecedentes.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores que no coincidan en intereses con la novela negra, violenta, malhablada, cruel en ocasiones y cargada de malas decisiones de personajes que de héroes no tienen ni la capa. No es una lectura amable para los que quieran fundar el club de fans oficial del protagonista al que siguen sin cuestionarse sus tropezones repetitivos con todas las piedras del camino. Perros de presa habla de una realidad, invisible a los ojos de la mayoría, pero que divierte y enriquece a una minoría salvaje que ahoga su impotencia en noches de lujuriosa violencia. 

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Comenzaron a lanzarse mordiscos e intentar colocarse encima para morder donde podían. Algunas tarascadas el uno al otro, producían las primeras heridas, pero en un momento dado, los dos hocicos quedaron enganchados no soltando ninguno la presa, similar a cuando los boxeadores se traban uno al otro. Esa situación de impasse la resolvió el árbitro. Con sus manos enguantadas, cogió un palo, saltó al ring y lo introdujo detrás de los colmillos del Rottweiler haciendo presión para que soltara presa. Inmediatamente se separaron y comenzaron de nuevo a lanzarse mordiscos”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

malas-calles_posterHoy traemos para reseñar: Perros de presa, del escritor Jorge Ruiz Morales. Novela negra y descorazonadora. De héroes estrellados (si es que alguna vez fueron héroes). Un torrente arrollador de subidas y caídas en picado y en desgracia.
Scorsese suele organizar el cronograma de la escaleta de sus películas con la fórmula “Subida y bajada” del mafioso protagonista de turno con la moraleja final de “¿Has visto?, todos aquellos días de vino y rosas, de poder, de exultante prepotencia, te han llevado a la muerte, a la cárcel o a la ruina”. En cambio, Jorge Ruiz elige una variante de la anterior y la transforma en una montaña rusa ya que en ningún momento el protagonista principal está en el fango, pero tampoco llega a tocar el cielo con las manos. La moraleja en el presente caso se encuentra en un incierto lugar difuso. ¿Expiará sus pecados?, el karma diría que sí. ¿Encontrará la redención al final de sus días de tropelías y malas compañías?, eso tendrá que decidirlo el lector. Que el castigo por la vida desordenada y mal aconsejada que ha llevado sea suficiente es algo que tendrá que desentrañarse en función de los valores éticos de cada uno. Unos pensarán: “que quien mal anda mal acaba” y otros, más vitalistas, concluirán: “pues que le quiten lo bailao“.
Dxhmqr_XcAQak0SUna de las grandes virtudes de Perros de presa es la de armar una primera parte milimétricamente descriptiva de los convulsos años sesenta en Madrid. Al ritmo que el régimen franquista iba desestructurando su firme puño de hierro y comenzaban a aparecer nuevos escenarios de aparente libertad se produjo el choque de ambas realidades que tuvieron que convivir hasta la mitad de la década de los setenta. Al ansia de libertad no se le puede poner cuotas, barreras o cupos y, mientras el régimen cedía terreno, los “libertarios” lo acapararon mucho más rápido que el repliegue de los primeros. Una de las consecuencias fueron la aparición de focos de conflicto en los que se juntaron intelectuales con ansias de democracia, estudiantes adoctrinados y adoctrinadores, grupúsculos incendiarios, pandilleros con ganas de jarana y una mayoría del pueblo llano que quería un cambio sosegado. La contraparte: una élite acomodada y cercana al régimen que sin este amparo se podría quedar con el culo al aire. Y todo ello siempre con el miedo de que España estuviese abocada a una indeseable segunda Guerra Civil que, sobre todo, los más mayores no querían ni imaginarse. Esta convulsa etapa arrastra muchos daños entre aquellos que seguían avivando las llamas. Unos reivindicando libertad y otros intentando mantener el statu quo que tanto les beneficiaba. Luchas intestinas entre hermanos que se enquistan en el tiempo y afectan a los del escalafón más bajo como en el caso de Arturo Ruiz García o María Luz Nájera. Carreras por la calle de la Estrella, plaza del Callao o plaza de España. El autor nos muestra el lienzo de aquellos años que produjo, entre otros asuntos, la simiente del pandilleo, el menudeo y el navajeo, principalmente en los arrabales de la capital. Espacios abiertos, descampados, billares, guateques, marcajes de territorio y de las chicas del grupo (en un ejercicio clásico antropológico de acaparar la fuente reproductiva por pura supervivencia). Chavales disidentes de las reglas marcadas, desestructurados familiarmente de un lado pero con un fuerte sentimiento de pertenencia al grupo y al líder del mismo que reparte tareas, misiones y recompensas. Así es como muchos muchachos cayeron en desgracia al cimentar los pilares de su vida en un ambiente alejado de la cultura del esfuerzo, el respeto al prójimo y el amor por la familia. Unos tuvieron la suerte de poder salir de aquel berenjenal de odio al diferente, hedonismo de fin de semana y cortoplacismo vital, para alcanzar la fase adulta, a trompicones, pero medianamente desintoxicados. Otros no tuvieron tanta suerte y se quedaron por el camino. Pero como “quien tuvo retuvo” Carlos, el protagonista de la novela, arrastrará aquellos polvos para convertirlos en un lodazal al estilo Atrapado por su pasado (Carlito´s way, Brian de Palma, 1993).
El_Reino-686562835-largeEn la segunda parte de la novela nos trasladamos del convulso sur de Madrid de los sesenta al centro financiero de la capital: Azca, Capitán Haya… Es en este momento cuando los hilos del pasado se entretejen con los del presente y aparece la tentación, que siempre vive agazapada esperando a quebrar las voluntades de los más meditabundos. En mitad de una situación personal, familiar y económica complicada el protagonista se verá sumido en un nuevo fregado, cuando ya pensaba que podría llevar su vida por el camino de la normalidad y la rutina. En este punto aparecen los perros de presa que pueden pasar por dos tipologías, los literales y los metafóricos (ya entenderá el lector en su momento a lo que nos referimos). Aquí el autor nos introduce en un mundo oscuro y salvaje de apuesta ilegales promovidas por mafias y frecuentado por lo mejor de cada casa: desde fanáticos de la violencia y la sangre hasta potentados de las cúpulas de poder (personajes muy al estilo del imaginario de Rodrigo Sorogoyen) que acuden a estos aquelarres como al palco de un estadio de fútbol o al reservado del Hipódromo. Es en este momento cuando el autor despliega una acertadísima descripción sobre las mafias de las peleas de perros y el protocolo de la propia pelea que desatará, esperamos, la ira de aquellos lectores sensibles al maltrato animal. 
Durante este episodio que incluye grandes cantidades de dinero en efectivo en juego es donde, un aparentemente y rehabilitado protagonista, se mezcla en un “vuelco” al estilo de “La banda de Casper”. Entonces volverán los fantasmas del pasado y renacerá su entrenamiento de supervivencia de barrio en un último intento de ganarse el retiro. Pero hay que recordar lo que le ocurre a los policías cuando se acerca el día de la jubilación… Es precisamente en este último tercio de la novela cuando la narración coge carrerilla y se adentra por el thriller puramente negro y policíaco. Desde el punto de no retorno a los lomos del AVE todo se precipita. Tras un período de barbecho en el que todos intentan pasar desapercibidos gracias a mantener un perfil bajo, el pasado llama, violentamente, a la puerta. Y así, en una suerte del ¡Sálvese quien pueda!, la novela se atropella hacia el final. Un final en el que algunos pensamos que interviene demasiado la mano divina del Deus ex machina para dar carpetazo a una trama que se hubiera merecido una conclusión más redonda y elaborada (o será que, como lectores, nos hemos quedado con ganas de algo diferente para coronar la novela).
Jets-v.-Sharks-BattlePerros de presa es una novela pegada a la calle, a sus reglas, a su lenguaje y a su particular modo de entender la pugna eterna por el territorio. Presenta a unos personajes educados en la violencia y en el fragor del camino rápido que con el paso de los años se hacen más sabios para evitar la pelea innecesaria pero más peligrosos a la hora de elegir sus nuevos objetivos. Con el tiempo el campo de batalla amplia su territorio más allá del barrio adolescente. En el presente, aquellos jóvenes desestructurados arrastran graves carencias personales, afectivas, laborales y familiares y se ven tentados a volver al ruedo. Con todo ello Jorge Ruiz ha creado una novela que toca tangencialmente la Transición española pero no ya desde los grandes titulares políticos y sociales sino desde la salvaje calle que supo reciclar a los matones de bandas de Vallecas o Carabanchel a los despachos de la Castellana. Pero aunque la mona se vista de seda…
Perros de presa es una novela que alterna una trama principal vertiginosa con otra parte más pausada, transversal y reflexiva. Cada lector será el que enjuicie el peso que lleva cada una de ellas en la narración. Si bien es verdad que a veces la novela queda pausada por enriquecimientos paralelos estos tienen el sentido de justificar las decisiones del protagonista. Por ello ni llega a ser un thriller al uso canónico ni tampoco una novela contemporánea de denuncia social sobre los abusos de las élites y los mandamases.
Aquí no hay perros solamente ladradores, ya que todos muerden ferozmente incluso sin saber a quién ni por qué.
P.D. ¡Ah!, y hasta aquí llega incluso la Reina Roja de Juan Gómez Jurado. Si es que donde no llegue Juan.

2525-724_5601176_20191010110716--624x351

VESNA – JOSE LUIS ALEMÁN – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019.

Posted on

lantia_cover_5d6fbb1eba495_360

TÍTULO: VESNA.

AUTOR: JOSE LUIS ALEMÁN – FACEBOOK

EDITORIAL: EDITORIAL CÍRCULO ROJO – WEB

PÁGINAS: 314.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

1912. Inglaterra. Michel Naschy, un experto en todo lo relacionado con la licantropía, descubre en un campamento gitano el hallazgo más importante de su vida. Vesna, una chica de 14 años, afectada por la maldición desde su nacimiento y que precisa su ayuda desesperadamente por estar amenazada de muerte. Él, junto con su hija Paula, viajarán con Vesna hasta una casa de campo apartada de todo, con el fin de ayudarla con su patología y ya de paso aprovechar para hacer una tesis rigurosa sobre el horror que padece. Pero el terrible pasado del lugar, relacionado con el propio Michel, volverá de nuevo a amenazarles.

– AUTOR –

descarga
Ha sido director, guionista y productor de películas ya convertidas en obras de culto como son La herencia Valdemar y su continuación: La sombra prohibida. El reconocimiento internacional le llegaría más tarde, gracias al cortometraje Hotel que fue galardonado con más de ochenta premios por todo el mundo. Desde entonces, ha incrementado tanto su faceta de productor de documentales como de jurado en los más importantes festivales europeos de género para, por último, centrarse en la creación y producción de NOCTURNA Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid que, pese a llevar solo siete ediciones en marcha, se ha convertido por méritos propios en un referente mundial para los amantes del fantástico. VESNA es su primera incursión en el género literario.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los incondicionales de la novela de terror en cualquiera de sus variantes. A los que sienten erizarse el vello con la sola mención de la luna llena, los bosques tenebrosos y sus pavorosos aullidos. A los aficionados al género “licantrópico” en todas sus manifestaciones fílmicas o literarias, sin distinción de grados o calidades. A quienes aprecian las situaciones de acción violenta con dosis de “casquería” como acicate. A los admiradores y nostálgicos del universo rudimentario de Paul Naschy y a quienes ilusiona encontrar impresos nombres como Shelley o Lovecraft en mitad de cualquier narración.  

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A lectores acostumbrados a otros géneros, ausentes de líquido vital derramado violentamente. A los que se sobresaltan con los ruidos nocturnos después de una lectura truculenta. A los puristas del género licantrópico que exigen total coherencia hasta en los más mínimos detalles de la tradición “hombrelobuna”. A los aficionados al género que esperan la aportación, reflexiva y filosófica, de la parte humana del monstruo de turno.  

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Cuando todo acabó, no habría pasado un minuto, Vesna se agachó, atraída por el olor de lo que quedaba de su antiguo yo. Cogió algunos trozos de vísceras y piel muerta, y se comió parte de sí misma. Después se incorporó, trepó hasta la rama más alta, tomó aire y lanzó su primer aullido a la luna”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Vesna, de José Luis Alemán Fernández de Córdoba, primera incursión de este autor en el mundo literario pero con experiencia previa en este género, manifestada por otros medios.
En el convulso medio de las inversiones bancarias, financieras y fondos de inversión, muchas entidades, para curarse en salud, han optado por prevenir a los posibles inversores con mensajes de este tipo: “Rentabilidades pasadas no garantizan beneficios futuros”. Nos acogemos a este sabio aviso y acometemos la lectura de Vesna despojándonos de cualquier impresión e influencia, positiva o negativa, que la conocida trayectoria profesional del autor pudiera haber hecho anidar en nuestra mente. Vesna es una novela de hombres y mujeres-lobo, clara y directa en su propósito de entretener y cautivar a los aficionados al género. Afectuosa y admirativa en su dedicatoria a Paul Naschy, el hombre-lobo español por antonomasia (papel que Naschy encarnó en el cine en 14 ocasiones en sus 37 años de profesión). Por si ese homenaje inicial quedase corto, José Luis Alemán dota a sus principales personajes con el apellido artístico del actor, guionista, director y productor Jacinto Molina Álvarez.  
Nos encontramos ante una narración de corte clásico en el mundo de la licantropía, con toda la parafernalia del género que nos ofrece, “en dientes de sierra”, pasajes brillantes y otros más grises. Al acabar la lectura nos queda un cierto sabor agridulce y la sensación, muy personal y subjetiva, de que hubiéramos podido asistir a una obra maestra del género si se hubiesen dado algunas “pinceladas” más, aquí o allá, y si se hubiesen suprimido otras. Tal vez algún pequeño cambio en los colores. Eufemismos y deseos aparte, sobre todo reconociendo los sagrados derechos de un autor a usar a su antojo toda la fantasía y las licencias literarias necesarias, no contradicen nuestra opinión de que dotar a una obra de ficción de elementos “verosímiles” proporciona solidez y atractivo al conjunto. Por contra, otorgar categoría de profesora de Bellas Artes a una jovencísima mujer, en el museo Dorsay, con anterioridad a 1870, sería un hecho posible pero altamente improbable. La villa de Falkreat será con seguridad asociada, por un “lector-gamer”, al juego de rol en el que participa con entusiasmo, pero lo alejará de Vesna. Baker Street, frente a Regens Park, pondrá en la mente de casi cualquiera la imagen de un hombre de nariz afilada con una pipa y una gorra de cuadros. Sirvan estos ejemplos, tomados al azar, como elementos que pueden ocasionar la distracción del lector. Decididos a superar cualquier devaneo ajeno a la esencia de la narración, nos sumergimos en la novela de  José Luis Alemán y acompañamos a sus personajes por espacios y ambientes que, en su mayor parte, resultan familiares para los aficionados al género “homolobuno”, si bien encontramos variables menos frecuentes dignas de especial atención.
Un licántropo encerrado, con o sin su previa anuencia, no es novedad. Pero sí lo es en este caso la condición y circunstancias de la persona encargada de su custodia y cuidado, sobre ello habría que preguntar a la valiente Enma Naschy. Todavía es mayor novedad cuando tropezamos con un licántropo hembra. No confundir con esas hembras fantásticas, polimorfas, que acaban representando una variopinta teriantropía mezcla de vampiros y otras especies. De las genuinas, a bote pronto, nos viene a la mente “La licántropa pelirroja” de la escritora finlandesa Aino Kallas y poco más.
En el mundo real, el antropólogo Xosé Ramón Mariño Ferro ya apuntó la posibilidad de que Manuel Blanco Romasanta, el hombre lobo gallego de carne y hueso, asesino en serie que se salvó del garrote vil rocambolescamente, fuese una mujer. Recientemente Fernando Serrulla, responsable de la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia lo corrobora y sugiere una enfermedad concreta. En cualquier caso Vesna es todo un hallazgo. Para datar “el primer episodio” de la novela de José Luis Alemán habrá que remontarse a 1870, al jueves uno de noviembre que, desde la noche anterior al día siguiente, alberga todo tipo de festividades y conmemoraciones alrededor del mundo, tanto religiosas como profanas y macabras. Un día especial para conocer al joven, codicioso y arrogante Jared Carmichel. La posterior reunión del Consejo de Falkreath, en el “polivalente” local del Ciervo Blanco nos mostrará los peores instintos del populacho y la nefasta influencia del alcohol, por contraposición al pragmatismo del policía Nicola Bjarne. Nos encontramos ante el inicio de una cadena de tragedias.
Habrán de transcurrir 42 años para que el autor retire, al menos parcialmente, el velo de lo ocurrido durante ese periodo y, de paso, aproveche para hacer un guiño explícito a Carroll, Verne y Dostoyevski. Posteriormente lo dedicará a Nietzsche y también, como dijimos al principio, a Conan Doyle de forma más sutil y, quizás, al Jack londinense de infausta memoria. Ahora tomamos conocimiento del padre Antonino Reese, exvoluntario de la Colonia, haciendo de guía de Michel Naschy y conduciéndolo al rescate de Vesna. Parece que precisarán lo buenos oficios del presumiblemente incombustible Motindoffer para llevar a cabo su filantrópico propósito. Lo primero será salir incólumes de un peligroso campamento. Llegamos al momento en que Paula Naschy inicia su científico trabajo en una ubicación que, a pesar de los peores augurios, ha sido respetada por la pátina del tiempo y se ha mantenido a salvo de iracundas amenazas. Con ello comenzamos lo que la propia Paula definirá como la segunda tragedia.
A partir de este momento los acontecimientos cogen velocidad y la narración avanza por vericuetos a veces vertiginosos, a veces más reposados y, en ocasiones, algo desconcertantes. La entrada en escena del Dr.Gillbert Dollard atempera los contradictorios sentimientos y actitudes de Paula con su padre, con Vesna y con él mismo, mientras cada uno cumple con el papel asignado. El propio Motindoffer, para asombro de los menos avisados, revelará la auténtica influencia de la luna llena en los licántropos. Para completar la parte final de la tragedia, solo falta un conjunto de personajes con cualidades extremadamente negativas donde encontramos jóvenes tan malvados como irresponsables e ingenuos, delincuentes sexagenarios falaces, traidores y cobardes, sin olvidar al maduro Jared Carmichel, crecido en años, soberbia y ambición,  que darán trabajo extra al policía Williams Bukoswski y al comisario Nicola Bjarne, junto con algún disgusto.
En el monte: tormentas y ventiscas, nieve, aullidos, caballos desbocados, disparos, antorchas, sangre, lobos y la luna llena… ¡Ah! la luna llena.

EOABjBCWoAA_CP7

MATRICE & MAYRIT – RAFAEL MARTÍN-TERESO – AUTOPUBLICACIÓN.

Posted on

 

libro-recomendado-fondo-blanco

516SsF8CmUL

TÍTULO: MATRICE & MAYRIT. “LA HISTORIA APÓCRIFA DE UN PUEBLO”.

AUTOR: RAFAEL MARTÍN-TERESO. TWITTERFACEBOOK

EDITORIAL: AUTOPUBLICADO.

PÁGINAS: 778.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La fortaleza musulmana de Mayrit se encuentra a muy poca distancia del poblado mozárabe de Matrice. El recinto militar va levantando poco a poco sus murallas de pedernal para acoger a la futura medina civil. Mientras, la antigua aldea de origen visigodo continúa con su vida cotidiana, viendo como cerca de su templo de Santa María, los soldados sarracenos abren nuevas cavas. Estamos en el año 870, Aurelio, dux de Matrice, y Said, alcaide del castillo musulmán, respetan el pacto de protección y respeto mutuo. Pero la avaricia y la maldad de algunos seres recién llegados, hará que cambie radicalmente las vidas de los matritenses. El patriarca de la aldea, Leovigildo, y un gran reparto de improvisados protagonistas, hacen de esta historia, una aventura emocionante, llena de misterio y de intriga, donde no falta el humor y la fina ironía.

 – AUTOR –

anonimo

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los amantes de la novela histórica de, al menos, tres dedos de grosor. Aquí encontrarán a un nutrido plantel de personajes que se las ven y se las desean los unos con los otros a lo largo de múltiples peripecias, correrías, duelos y persecuciones por doquier e intentos de asomarse a los resortes del poder y a las sombras que mejor cobijan. Matrice & Mayrit es una lectura extensa, pero ágil y fácilmente comprensible para todo tipo de lectores, aunque el hilo narrativo y sus múltiples tramas hacen deseable una lectura continua y fluida.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos lectores que les abruman las extensiones narrativas (cercanas en este caso a las 800 páginas), así como a todos aquellos que no les interese el género histórico con ubicación patria. Los lectores que prefieren un perfil ensayístico en sus lecturas a las que exigen que estén pegadas a la estricta realidad histórica les pudiera quedar esta lectura algo escasa, excesivamente coloquial en su desarrollo o con falta de justificación para hacerla canon.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“El guardia se dirigió hacia donde habían marchado los otros dos y apenas pasó a una decena de pasos del rapado, pero no se percató de su presencia. Anduvo unos doscientos pies a través de la vegetación y pudo ver a uno de los siervos con el pecho atravesado. Siguió andando y por poco se tropieza con el aldeano decapitado. Cada vez estaba más nervioso, no era normal que sus compañeros no hubieran vuelto después del trabajo bien hecho y al fin llegó donde los cuerpos de los dos guardias se desangraban mientras el perro pegaba ansiosos bocados a sus carnes aún calientes”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Matrice & Mayrit del autor Rafael Martín-tereso. Una novela seminal sobre la creación de la actual capital española: la Villa de Madrid. Seguramente una ciudad que no ha contado con el marketing histórico que han tenido otras muchas ciudades europeas y mundiales que sí han sabido difundir y promocionar un relato que ha perdurado en el tiempo, generación tras generación.
Una de las características que ha aupado a Ken Follett al lineal de los libros más vendidos desde hace varias décadas es sin duda su notoria habilidad para la creación novelada de hechos históricos. A veces, acercándose más al hecho y, otras en cambio, apoyándose más en el relato de ficción. En cualquiera de los casos, el tipo de lector al que va dirigido la ficción del autor de Cardiff no es un estudioso historicista ni un crítico académico. La aproximación a los hechos siempre la realiza desde la óptica del entretenimiento y la acción, no desde el púlpito de la docencia y la superioridad intelectual. Los conocimientos sobre la materia los plasma sobre el papel de una manera sutil que pasa desapercibida, exceptuando los momentos en los que, como todos lo autores, se permite destacar y lucir galones. Sucede entonces que el lector entra en la ambientación que le propone el autor sin sentirse el pupilo que mira absorto al profesor desde su pupitre. Pues esta es precisamente la sensación que nos ha dejado la lectura de Matrice & Mayrit. Mientras que hay autores que tienen un bagaje cultural muy alto en una determinada materia y utilizan el formato “novela” cuando deberían emplear el género ensayístico, Rafael Martín-tereso acierta con el tono empleado en su obra. Sin restar un ápice al profundo conocimiento y documentación del presente texto, el autor propone “a lo Ken Follett” una novela que está marcada, pese a sus cerca de 800 páginas, por el vigor y el pulso narrativo, en el que la acción, el cambio de escenario y las vueltas y revueltas de las aventuras de un amplio grupo de personajes de tono coral son el eje de la trama. Pero, por si alguien se despista en la lectura, o quiere tener más referencias acerca del contexto histórico, el autor introduce en el epílogo de la obra una enumeración de los personajes ficticios y reales de la novela, así como vocabulario y una serie de apuntes sobre aquella época.

176861_f1cfc855a499a533b5d51b0112f6025d

Lo que destaca de Matrice & Mayrit es su reparto coral protagonista. Lógicamente no todos los personajes contarán con el mismo peso en la trama pero sí cada uno de ellos hará que la historia crezca como reza la apostilla de la propia novela: “La historia apócrifa de un pueblo”. Cierto paralelismo podemos encontrar en la inmortal obra de Charles Dickens: Historia de dos ciudades. En aquella, eran las diferencias entre Londres y París en la época revolucionaria del siglo XVIII; el orden establecido londinense frente a la parisina agitación social. La distancia con la obra de Dickens es notable pero sí podemos entresacar rasgos que definen las diferencias del arraigo de los distintos pueblos. Cada grupo de convivencia pacífica con raíces históricas, costumbrismo e idiomas comunes a sus antepasados pugna por establecerse de una manera autónoma y próspera. Este es, precisamente, el eje vertebrador de la presente novela: la lucha, a veces cara a cara, a veces de manera soterrada, entre dos emplazamientos del siglo IX que quieren escribir su propio destino y se resisten a la dominación externa.
virgen-de-LisOtro de los elementos a destacar de la novela es sin duda el acercamiento lingüístico con la escritura contemporánea. Aunque, con lógica histórica, el autor emplea términos y vocabulario relacionado con la época en las descripciones de escenarios y personajes pero, en ningún caso, retrotrae el grueso del lenguaje empleado hacia aquella época. De esta forma hace accesible la lectura a todo aquel interesado en esta obra ya que no tendrá que acudir al diccionario en cada página, más allá de algún término concreto. El empleo de un lenguaje sencillo, directo y, bastante coloquial en ocasiones, clarifica una lectura que de otra manera podría hacerse densa y fatigosa para ciertos tipos de lectores, más si cabe, en una obra de una larga extensión para los cánones actuales del género novelístico. Además del empleo del lenguaje debemos comentar también el omnipresente uso del diálogo a lo largo de toda la novela, lo que la dota de agilidad, frescura y de un ritmo endiablado que alertará y mantendrá la atención y el interés del lector. La otra cara de la moneda se la pudieran llevar aquellos lectores que hubieran preferido mayor presencia de pormenorizadas descripciones de escenas y explicaciones históricas sobre los lugares y acontecimientos presentados por el autor. Es, precisamente, por su ritmo cinematográfico de duelos, celadas, entuertos y correrías, por lo que se puede pensar que se ausentan complejas composiciones de ambientación sensitiva que podrían dotar a la novela de una mayor profundidad formal. Es posible que adicionar estos elementos hubiera supuesto restar frenesí a la lectura y llevar la novela a las mil páginas. Sea el lector el que decida qué tipo de estilo narrativo se le ajusta más a sus expectativas y exigencias.
Por último, tenemos que aplaudir, tanto el esfuerzo del autor con esta hercúlea obra, como su interés por ficcionar lo que pudo ser el origen de Madrid, tal y como la conocemos hoy en día. Ciudad que, dicho por muchos, acoge y abraza al que viene de fuera al que considera madrileño a las primeras de cambio. Cruce de caminos, de culturas, de eventos de toda índole, de gastronomía, de turismo, de ganarse los garbanzos, de encuentros y despedidas. Lo que comenzó hace mucho tiempo con la pugna entre distintas culturas y religiones ha derivado, finalmente, en la ciudad que da la bienvenida a todo aquel que quiera dejarse llevar por su hospitalidad. Aquí y ahora tenemos esta pequeña aportación de Rafael Martín-tereso a modo de “Cronista de la Villa de Madrid” para acercar, una vez más, el espíritu matritense a todo aquel que se deje seducir por él.
1526494798_902825_1526494924_noticia_normal

 

EL ENIGMA DE ABRAVANEL – JESÚS GREUS – EDITORIAL NAZARÍ, 2020.

Posted on Actualizado enn

libro-recomendado-fondo-blanco

El-enigma-de-Abravanel-Portada-72ppp

TÍTULO: EL ENIGMA DE ABRAVANEL.

AUTOR: JESÚS GREUS – TWITTER – FACEBOOK

EDITORIAL: EDITORIAL NAZARÍ, 2020 – WEB

PÁGINAS: 287.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

Un mercader judío, Abravanel, aparece asesinado en su casa en extrañas circunstancias. Investigando, Benigómez se va sumergiendo en un dédalo de enigmas: robos, sospechas, equívocos personajes, asesinatos… Tras todas estas peripecias se oculta una tortuosa e insospechada intriga. De la mano del narrador, el lector pasea por aquella Sevilla andalusí, que palpita ante sus ojos en toda su viveza cotidiana.

– AUTOR –

FERIA DEL LIBRO

Jesús Greus nace en Madrid y es licenciado por el Institute of Linguists de Londres. Ha sido colaborador de los periódicos ABC, Diario 16 de Baleares, El Día del Mundo, Libération du Maroc y, actualmente, de diversas revistas literarias digitales. Novelista, ensayista, poeta, dramaturgo, músico, gestor cultural, conferenciante (Universidad de la Sorbona, Burdeos y Silves, institutos Cervantes…). En el año 2015 fue invitado a participar en la antena de Marrakech de la prestigiosa fundación Ted Talks. Ha publicado las novelas ZiryabJunto al mar amargoAquella noche en el mar de las IndiasSólo una sombra; el libro Así vivieron en al-Andalus, en Ediciones Anaya, que ha sido 13 veces reimpreso; el ensayo Rebuscar entre las nubes. Anécdotas, tormentos y manías de los grandes escritores en Huerga & Fierro; los relatos de Laberinto de aljarafes. Cuentos morunos; un Diccionario español-árabe marroquí y la obra poética Claro de luna. En 2019 publicó Luces de La Habana, libro de relatos ambientados en Cuba.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos que disfrutan de la novela histórica en cualquiera de sus variantes. A quienes aprecian las situaciones de acción y de intriga en espacios temporales distantes más de quinientos años y, si puede ser, más allá.  A los que sacan partido de listados de personajes y de glosarios de términos que facilitan la lectura. A los que saborean la investigación y la intriga exentas de truculencia innecesaria.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los que prefieren un mayor protagonismo de personajes reales en la novela histórica. A los que buscan una radical delimitación entre hechos y literatura. A aquellos que encuadran la narración detectivesca en escenarios de gabardina y revólver.  

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Era sagaz el pequeño mercader, y ambicioso. Sus ojos negros brillaban con pasión al hablar de su ocupación. Los más beatos, me dije, son los más implacables negociadores. Mucho golpe de pecho en la iglesia, o de frente en la mezquita, pero luego carecen de la mínima piedad a la hora de mercadear y de regatear”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

400px-Reino_de_Sevilla_s._XI.svgEl enigma de Abravanel nos sitúa en el último cuarto del siglo XI, en la taifa de Sevilla regida por el sultán Almutamid. Según algunos románticos un entorno casi idílico para la convivencia de las tres culturas pero, en la prosaica y documentada opinión de los historiadores más sólidos, un periodo especialmente turbulento de la construcción de lo que hoy es el Reino de España. Ahí nos encontramos con el buen Benigómez, un mozárabe de pro, inmerso en un encargo de enjundia que habrá de cumplimentar con toda su diligencia y dedicación, cuidando de sortear los riesgos y asechanzas a que se verá sometido por parte de una banda de delincuentes sin escrúpulos. No será menor la delicadeza de su situación en su relación con políticos, funcionarios y gobernantes que, como avisa el propio personaje, “son gentes embusteras, rapaces, refitoleras y arribistas”.
descargaJesús Greus nos muestra a un investigador un tanto peculiar, también hombre de familia, con corazonadas e intuiciones ora providenciales, ora descaminadas y, ocasionalmente, estrafalarias. Sus métodos y trato con los relacionados, o investigados por el caso, producen en ocasiones el rechazo y la ira de sus interlocutores y, otras veces, colaboraciones y adhesiones incondicionales. Cierto es que un investigador, profesional, aficionado u ocasional siempre tendrá puntos de contacto con otros de la misma ocupación pero, en el caso de nuestro protagonista, aunque alejada su figura por tantas razones de otros sabuesos como Philip Marlowe, Sam Spade, Germán Areta, Poirot, Sherlok Holmes o el mismísimo Guillermo de Baskerville, no podemos dejar de encontrar algún paralelismo o pincelada de cada uno de ellos, bien en el carácter o bien en el entorno de Benigómez. El autor deja claro que la obra es una total ficción con la mención de personajes históricos, como el propio rey de Sevilla Almutamid Ben Abbad (Al-Mu’támid 1069-1091), su visir, poeta y antiguo mentor, Abenamar (Ibn Ammar 1031-1086) y algún otro notable. Así como acontecimientos bélicos o políticos relacionados con otras taifas, como la de Murcia, u otros reinos como el de Castilla o León, le sirven de mero soporte y escenario para construir su relato. De esta forma deja de lado las relaciones entre ellos, afectos y odios, fidelidades, alianzas, amores y desamores, traiciones y cruentas venganzas, para centrarse en una entretenida historia “policíaca”. 
Al-Mutamid-1Ya en las primeras páginas, para abrir boca, se nos presenta un misterioso asesinato como aperitivo, base e hilo conductor de la novela. A partir de aquí acompañaremos a Benigómez desde su domicilio hasta los más variados rincones de la Sevilla del año 475 de la Hégira (año del Señor 1082). Pesquisa tras pesquisa nos adentraremos en escenarios que hoy resultan exóticos para el lector y nos imbuiremos gustosos del ambiente que asociamos subliminalmente a “Las mil y una noches” debido, supuestamente, al traductor y compilador persa Abu Abd-Allah Muhammad el-Gahshigar, o a “Los cuentos de la Alhambra” de Washington IrvingOcasionalmente, algún personaje nos saca de nuestra ensoñación andalusí con un doloroso pellizco (“dita sea” que diría un castizo) como cuando Arnua deja por imposible a su marido cediéndole la “perra gorda” ¿Acaso la “perra gorda” no se acuñó por primera vez en 1870? Más adelante nos interrogaremos sobre el papel de los pavos en la Navidad Cristiana ¿milenarios pavos reales comunes de la india o “modernos” guajolotes mexicanos traídos por los conquistadores? No obstante nos esforzamos para impedir que disquisiciones menores nos distraigan del disfrute de las aventuras de Benigómez y volvemos a pegarnos a sus talones, incluso cuando el propio protagonista decide aprovechar su recorrido para cobrar a un arrendatario y hacerse con unos pesos. Otra vez nos vemos fuera de situación, nuestro apreciado almohade podría haber pensado en feluses, o dírhems o en genérico dinero en todo caso, ya que es de suponer que el arrendamiento no diese para dinares, pero nos da otro pellizquito con los dichosos pesos.
descarga (1)Pero lo importante es seguir la cadena de trepidantes indagaciones. Jesús Greus nos induce a  recorrer calles y plazas, atravesar puertas y postigos, visitar mercados, talleres, almacenes, figones y prostíbulos. A veces nos imaginamos vestidos con chilaba o aljuba mientras sufrimos el hedor de las pieles de animales en proceso de ser curtidas o soportamos estoicamente el ruido ensordecedor de la calle de los herreros. La investigación avanza y se complica, más aún cuando se desvelan nuevos asesinatos. Casi no hay gremio o actividad en la Sevilla retratada con quien no nos encontremos y disfrutemos, o padezcamos, cuando vamos tras los pasos y las investigaciones de Benigómez. Todavía nos sorprendemos con venenos o remedios, de fórmulas complejas, como la Triaca Magna del gran Galeno. A veces, de forma inevitable, nos asomamos a retazos de la propia vida familiar del protagonista que nos llevan a interiorizar sus sentimientos y nos proporcionan enriquecedoras pinceladas de lo que sería la vida de un cristiano, bien considerado y económicamente acomodado, pero no en demasía, en la España musulmana del siglo XI.
Volamos en pos de su rauda estela, y valoramos el esfuerzo mental y físico que, con las amenazas a su integridad y su vida, nuestro investigador afronta en su tarea, simultaneando la búsqueda de un valioso botín y el descubrimiento de uno o varios ladrones y asesinos. Paralelamente habrá de lidiar con algún celoso representante de la justicia, mientras las conveniencias políticas y administrativas no favorecen ni juegan a su favor. Y, en ese camino, no faltan referencias y situaciones que nos colocan, para nuestro deleite, en un “universo” evocador de abigarrados escenarios, con el Guadalquivir por medio, el río mágico desde el que Magallanes inició en 1519 la Primera Vuelta al Mundo, inspirador de cine y literatura y que, para Benigómez, a veces se convierte en un importante obstáculo. Cuando la partida, el juego de engaños y artificios, toca a su fin y todos, o casi todos, los misterios se desvelan, Benigómez, con el mágico escenario de Sevilla al fondo, bien podría decir que él “a las cabañas bajó y a los palacios subió” pero, a diferencia del Don Juan Tenorio de Zorrilla, lo hizo para defender la virtud y procurar justicia.
El lector juzgará si al final consiguió su propósito. Nosotros hemos disfrutado con sus aventuras.

dinar-almotadid-438-sevilla-864x400_c

HUIDA HACIA ADELANTE – OCTAVI PINA – CÉLEBRE EDITORIAL, 2020.

Posted on Actualizado enn

Huida hacia adelante

TÍTULO: HUIDA HACIA ADELANTE.

AUTOR: OCTAVI PINA – INSTAGRAMFACEBOOKWEB

EDITORIAL: CÉLEBRE EDITORIAL, 2020 – WEB

PÁGINAS: 210.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

Cuando ocurre un extraño secuestro en un plató de televisión, el experimentado comisario Molins se ve obligado a hacerse cargo de la investigación. Con el apoyo de dos de sus mejores amigos, un intendente y un inspector de la policía, tendrá que descubrir las verdaderas razones detrás del secuestro. A medida que avanza la historia, un caso aparentemente normal se mezcla con un asunto personal del pasado. Una lucha encarnizada contra el tiempo, la traición y sus propios miedos marcarán el futuro de la carrera del comisario dentro de la policía.

– AUTOR –

Foto Octavi Pina

Nació en la ciudad de Barcelona, en junio de 1990. Estudió Ciencias Empresariales en la Universidad Pompeu Fabra y, aunque son mundos totalmente diferentes, su pasión por la lectura le condujo a una nueva aventura: escribir novelas policíacas. Es un apasionado de los géneros del misterio y el suspense.
Lanzó su primera novela, Huida hacia delante en el año 2019 de la mano de la editorial de auto publicación, Círculo Rojo. El año siguiente, publicó de nuevo la misma obra bajo el título Huida hacia adelante con Célebre Editorial. Seguidamente a esta, editó en el mismo año y con la misma editorial, una segunda novela del mismo género, Turbulencias. Este segundo libro transcurre en los inicios como subinspector con el mismo protagonista.
Actualmente se encuentra inmerso en la promoción de esta segunda obra, pero ya tiene en mente su tercera novela. Esta tendrá a los mismos protagonistas con un nuevo caso entre manos. La idea es escribir una serie de libros inspirados en el mismo personaje.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores de novela policíaca en las que predomina el ritmo frenético de escenas y acontecimientos y que no se para en demasía en aspectos administrativos, melodramáticos o sociales. Para aficionados a la novela que va al grano y donde la acción se sitúa en primer plano. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores que prefieren novelas más densas, armadas y descriptivas, tanto en el retrato de las situaciones y pasajes como en el desarrollo profundo de los personajes y de sus vicisitudes a lo largo de toda la trama narrativa. Tampoco será del interés de aquellos que no sean lectores de novela policial y de los clichés tan característicos de este género literario.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La oscuridad engullía toda la habitación. Llevaba una pistola y estaba apuntando en dirección a la puerta. De su pierna salía mucha sangre e intentaba taponarse su herida desesperadamente. Pero no podía frenar la hemorragia y cada vez estaba más débil y desesperado. Su cabeza daba muchas vueltas, pero logró ver una figura entre las sombras, bajo el umbral de la puerta…”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

0e682a13e4607eeb716f20b5236c3a53Hoy traemos para reseñar: Huida hacia adelante del autor Octavi Pina. Un thriller noir con tintes de la antigua escuela de la novela negra estadounidense  de los años cincuenta pero adaptada a los nuevos tiempos de la actualización de la novela nórdica contemporánea. Todo ello sin perder la perspectiva de los usos y costumbres de la criminalística española. Ya desde la misma portada podemos observar un dibujo minimalista que huye de las clásicas propuestas gruesas, gráficas e impactantes, muy propias del género, donde la sangre, las armas blancas y los espacios desolados bañados por la neblinosa y mortecina luz de las farolas son la tónica general. Aquí la propuesta de Carolina Bensler nos recuerda al diseñador Saul Bass, en sus inmortales carteles cinematográficos de clásicos como: Vértigo, Anatomía de un asesinato o West side story, entre otras muchas. Nos encontramos una portada en forma de tablero de juego al estilo Cluedo, o su actualización a los nuevos tiempos en forma del juego Among us (a su vez basado en el juego de “Policías y ladrones” en donde se asesinaba a golpe de guiño de ojo). También, y hablando del título de la obra, existe una metáfora entre este y la tipología de la presente narración. Rauda, cinematográfica, de capítulos cortos y centrada en el meollo del asunto por encima de otros asuntos más relacionados con la creación de atmósferas, la formación compleja de los personajes, el guion jalonado de enredos complejos o el espacio para las descripciones pausadas y barrocas. Octavi va al grano y se centra en unos asuntos para obviar otros. Su tercera persona omnisciente no ralentiza el paso, sino que corre con extenuación como indica el propio título de la novela. El ritmo sin freno de la narración conseguirá la atención del lector aunque, a veces, esos mismos empellones zarandeen demasiado la lectura y le desubiquen un poco de los escenarios o personajes cambiantes en la palestra.
ca420ed263e0f75d7119043bb4c63831La presente novela se centra en las labores policiales de su pequeño grupo coral y de la relación que se genera entre ellos según el caso va avanzando y la tensión va en aumento. Dichas relaciones humanizan a los protagonistas y les sacan del hieratismo y de la dureza habitual de estos personajes tan encorsetados habitualmente en las reglas del género. La localización en Barcelona de la novela y las labores de investigación de los mozos de escuadra hacen más cercana las técnicas, maneras y oficio de este cuerpo de las fuerzas y cuerpos de seguridad de estado. Lo acerca al lector ocasional que no está familiarizado con el día a día de las comisarías, sus roles, jerarquía y reparto de labores criminalísticas e investigativas del cuerpo. Y, por supuesto, como en toda novela negra, se abrirán puertas hacia secretos inconfesables y pasados turbulentos que acabarán estando relacionados con la investigación en curso.
Canci_n_triste_de_Hill_Street_Serie_de_TV-971417338-largeOctavi Pina se centra, en esta su ópera prima, en la narración de guion cinematográfico bajo el brazo. Digamos que las tareas operativas superan a las administrativas y las puramente logísticas de la rutina policial que, por lógica, no es tan tensa y anfetamínica como nos la venden en las series televisivas estadounidense. El autor evita las partes más dramáticas a lo Canción triste de Hill Street o The Wire, para centrase en el despliegue de la acción y la acumulación de problemas y situaciones con las que la narración avanza sin resuello y sin pausa. La llegada de los fantasmas del pasado que atarán a alguno de los personajes hacía un incierto futuro, las dudas generadas dentro del propio cuerpo policial, las medias verdades, las inseguridades, el falso aplomo en las situación en las que se teme por la propia vida o la desesperación cuando los asuntos se escapan de las manos y se hacen incontrolables. Porque lo que más destaca de Huida hacia adelante es precisamente eso, que no mira hacia atrás ni para coger impulso. Su brío y su fuerza reside en la concatenación de escenas que se solapan entre sí y no hacen perder el interés por la historia que se podría ir por derroteros más reivindicativos, sociales o dramáticos.
Así las cosas, Huida hacia adelante es un vehículo de lucimiento para el entretenimiento policial por su ritmo vertiginoso. Su claridad de ideas, sencillas, abarcables por cualquier tipo de lector y enfocadas al puro divertimento desprejuiciado, la dotan de una atractiva y amena lectura.

interrogatorio-de-testigos

PERROS, GATOS Y ASESINATOS – EDITORIAL EXLIBRIC, 2019

Posted on

61bwc8KCslL

TÍTULO: PERROS, GATOS Y ASESINATOS.

AUTOR: Z.C. BENÍTEZ – INSTAGRAMFACEBOOK

EDITORIAL: EXLIBRIC, 2019 – WEB

PÁGINAS: 122.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Cádiz es el escenario de esta intrincada historia donde la aparición de un misterioso felino supondrá el inicio de una serie de crímenes que cogerán de imprevisto al doctor Carlo Fontana, a quien parece va a serle difícil tener una vida tranquila.

– AUTOR –

PhotoTrimmer_24-9-2020-10-30-3

Nacido en Cádiz en octubre de 1979, José «Zé» Carlos Benítez, ya mostraba admiración por la lectura y la escritura a una edad muy temprana. Amante del carnaval de su ciudad y carnavalero desde que vino al mundo, se refugió en la escritura para escapar de la depresión, siendo precisamente en ese mundo de oscuridad y tinieblas donde nace este libro. Aunque forma parte de un grupo de teatro, le habría gustado estudiar arte dramático y animación 3D; sin embargo, no renuncia a ninguno de sus sueños, ya que, como se suele decir, mientras hay vida, hay esperanza.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los amantes del relato corto y la novela negra breve. A los que gustan ver las situaciones con los ojos de varios intervinientes. A quienes desean pasar un rato entretenido sin complicaciones. A los que se sienten como en casa transitando por escenarios y localizaciones reconocibles. A los que agrada el lenguaje sin artificios.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los que prefieren temáticas exentas de violencia en cualquiera de sus formas y manifestaciones. Tampoco gustará a los taurófilos que se sientan concernidos o maltratados por las opiniones de algún personaje. A los que aburre el género negro ligero de atormentadas reflexiones.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“En el casco histórico de Cádiz, hay una calle que se llama Adolfo de Castro, situada cerca del Teatro Falla y la Alameda. Bien, pues casi al principio de esa calle hay una plaza pequeña que se llama plaza de la Oca. Ahí vivo yo, en el número uno, bajo izquierda. Me pareció un bonito lugar para mudarme, para vivir tranquilo. Y así es.”

– RESEÑAletter-576242__340.png

2xHoy traemos para reseñar: Perros, gatos y asesinatos, de Z. C. Benítez, una narración corta para encuadrar en el género negro-policíaco, con múltiples referencias a una ambientación geográfica reconocible, que aporta credibilidad y contrapeso a la ficción. Tomar una cerveza en la calle Arbolí quizás nos daría una pista y, tal vez, la Sorpresa. Quizás transitar con un veterinario por la calle José del Toro nos abocaría a la Tierra Media y al auténtico Sauron. Podríamos alojarnos en el Hotel de Francia y París con la esperanza de encontrarnos con algún torero. En cualquier caso Z.C. Benítez comparte con nosotros su visión, y casi el tacto, de la entrañable ciudad de Cádiz. La familiaridad con la que un lector gaditano en particular y uno español en general verán reflejados notas y tintes del día a día de la cultura andaluza realza la ficción que aquí nos presenta el autor, la hace reconocible y palpable a lectores que gustan de moverse por territorios y culturas conocidas. Seremos testigos de localismos varios y de un amplio despliegue, tanto del callejero gaditano como de formas y giros propios de la zona. 
puedes-alimentar-a-tus-perros-y-gatos-con-una-dieta-veganaEl estilo narrativo, ágil y directo, al alcance de todo tipo de lectores, contribuye  a una fácil y amena lectura, adobada con descripciones, pinceladas humorísticas y verosímiles situaciones cotidianas en una clínica veterinaria. En la sociedad actual marcada (ya antes de la pandemia actual por el Covid-19) por el distanciamiento social, la “cercanía” digital y el aumento de las viviendas unipersonales, ha aumentado la estadística de mascotas en los hogares que hacen, en muchas ocasiones, de sustitutos de compañías más, digamos, molestas; que responden, ponen pegas, tienen manías u otro punto de vista de las reglas de la convivencia. En cambio, los animales, son el último reducto del amor incondicional y el consuelo de sus compañeros humanos. Se produce, irremediablemente, la reflexión de quién es más bestia e irracional: las personas o los propios animales que solo les ata el instinto y no la maldad. De ahí, que haya ciertos pasajes jalonados de la sensibilidad hacia las mascotas que cada día más son la piedra angular de la realidad de muchas almas solitarias.
gato_detective-696x531Las inevitables licencias literarias de la novela hacen del uso bajo demanda del polígrafo de la policía un asunto asumible con naturalidad, así como el peculiar comportamiento de algún miembro de dicho cuerpo. La obtención, móvil en mano, de algún que otro truculento video y su uso posterior por alguno de los personajes podría cuestionarse en el mundo real, pero el universo literario y la ficción tienen su propio y maravilloso espacio. Añade incluso trazos, quizás gruesos, de erotismo que aportan mordiente a la trama. Un conjunto digerible y disfrutable. Por otra parte los personajes mantienen, en general, la debida coherencia con sus propias acciones y comportamientos e, incluso, con sus contradicciones y delirios. El lector puede encontrar puntos de afinidad con algunos o rechazo con otros, pero difícilmente la total indiferencia. Así que con esos mimbres está tejida una narración que hace honor a su título. Los perros, los gatos y los asesinatos deambulan por la historia acaparando protagonismo. En la parte animal, el perro Sauron y la gata Darkness (que podría salir del imaginario de Jaume Balagueró) se llevan la palma y circundan el triángulo que conforman el Dr. Carlo Fontana, su ayudante Rocío y su novia Marina.    
La novela de Z.C. Benítez nos entretiene con las anécdotas y tribulaciones cotidianas del Dr. Fontana en el ejercicio de su profesión de veterinario y en su distribución de afectos y tiempo libre. Situaciones complicadas o dramáticas se tiñen con un tinte humorístico gracias a su expresiva narrativa y, cuando más confiados estamos, se nos sumerge de sopetón en el macabro escenario de los asesinatos. Desde ese momento será difícil cerrar el libro sin haberlo terminado de un tirón.

veterinary-clinic-medical-personnel-vector

ULTRAMARINOS Y COLONIALES – ÓSCAR BILBAO – AUTOPUBLICADO, 2020

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

31C2JwNtUsL

TÍTULO: ULTRAMARINOS Y COLONIALES. 17 RELATOS Y UN (FALSO) POEMA.

AUTOR: ÓSCAR BILBAO.

LINKEDIN – INSTAGRAMFACEBOOKYOUTUBE – WEB

EDITORIAL: AUTOPUBLICADO, 2020.

PÁGINAS: 114.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

Ultramarinos y coloniales, pulperías, colmados, abarrotes, expendios, ramos generales, tienditas…, muchos nombres para un mismo lugar según del lado del Atlántico en el que te encuentres: almacén y tienda, especialistas en nada y llenos de todo, en los que se mezcla el olor a bacalao con el del café y las especias, en los que se pide la vez y se fía a una clientela que es del barrio y como de casa. En los que jugar cartas y ver televisión las aburridas tardes de domingo. Casino, centro cultural, mentidero, trastienda de amores furtivos y estraperlo… Lugares de una época que ya no va quedando, que fueron comidos por todoacienes que se inflaccionaron hasta todoauneuro, que se travistieron en chinosdebarrio y badulaques, que los que aguantan aferrados a sus mostradores de mármol blanco desgastados por el paso del tiempo y las monedas son la resistencia. Qué mejor título para un libro que mezcla con desorden relatos salvajes, de amor y desamor, de vida y de muerte, cuentos que quieren hacer reír, o llorar, o las dos cosas. Picantes como el chile o amargos, y tristes, como una acelga. 
Antiguos algunos, casi Gran Reserva —espero —, tanto que uno de ellos hizo que el que esto escribe fuese seleccionado y etiquetado como uno de los «Los Nuevos Escritores Latinoamericanos» en un ya lejano 2003, y otros —espero — fresquitos y como recién salidos del horno. Relatos de este, y del otro, lado del Atlántico, depende del lado en el que te encuentres tú. Relatos ni largos ni cortos, ni siquiera micro relatos, simplemente historias con vida propia que llevan el ritmo que marcan sus protagonistas. Porque, al fin y al cabo, son ellos quienes te cogen de la mano, o de las pelotas, para que las vivas junto a ellos de principio a fin. No te digo más que hasta una poesía que ni siquiera lo es tiene cabida en este batiburrillo que viene a ser como la vida misma. Está abierto.
Pasa, piérdete entre las historias.
No hay prisa, no hay horarios.
Estás en tu casa.

– AUTOR –

51HzAu9PX8L._SY600_

Creativo y redactor publicitario, empecé mi carrera profesional en 1989. Desde 2005 soy uno de los fundadores de Herederos de Rowan, agencia que tiene por lema “para convencer a miles, les hablamos uno a uno”.
Durante este tiempo, he trabajado para grandes anunciantes líderes en los más variados sectores obteniendo numerosos premios tanto de carácter nacional como internacional (New York Festival, John Caples Awards, Best of Europe…) siendo también jurado en el PUBLIFESTIVAL, Festival Internacional de la Publicidad Social 2017 y en el SALUDFESTIVAL Festival internacional de Publicidad Alimentaria y Salud 2018.

Soy autor de “Estimado lector: descubre cómo escribir cartas de marketing directo efectivas” (ESIC 2004), “Management a la guipuzcoana” (Herederos de Rowan 2015) y la novela corta “los nietos bastardos de Warhol” (2010) y “Ultramarinos y coloniales. 17 relatos y un (falso) poema” (2020). Además de co-autor de “Mejor Marketing” (AMDIA 2016), “Personal Branding, hacia la excelencia y la empleabilidad por la marca personal” (Madrid Excellence 2011) y del “Manual de Primeros Auxilios de Correos para las PYMES” (ESIC 2014)
Profesor de ESIC Business School y del Instituto de Economía Digital ICEMD-ESIC, también he coordinado cursos online y soy director del Máster en Marketing Digital en la sede de Pamplona. Colaborador habitual en revistas y blogs del sector además de ponente en charlas y seminarios nacionales e internacionales sobre publicidad, marketing directo, personal branding, creatividad y comunicación tanto off como on-line.

– GUSTARÁarrow-145786__340

Prácticamente a cualquier lector que tenga interés en una composición poética de fondo, pero prosaica en la forma. Obra sensible (que no ñoña, ni moñas), de incisiva reivindicación en ocasiones y experimental, ociosa y negra en otras. Incorrecta en su política de planteamiento narrativo y heterogénea en los temas que aborda. Precaución: puede contener trazas de varios ingredientes indigestos para estómagos sensibles a salirse del trending topic y de las modas ridículas y pasajeras.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A todos aquellos lectores que no les cuadre el formato de relatos por mucho que el contenido de los mismos sea, incluso, de su interés. No es lectura para los que necesitan varios cientos de páginas de armazón narrativo en los que la trama y los personajes pueden crecer pausadamente. Tampoco será del interés de los amantes de la lectura predecible, tipificada y poco ajetreada.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Quizás cuando cogió su primera pea en la taberna de Encarna <<La perla negra de las Antillas>>, que ni era negra, ni de las Antillas, ni Cristo que lo fundó. Pero eso ya es otra historia. Y la aventura de la taberna tampoco es que la tenga muy presente. Se peó hasta las cachas con los Loperena y acabó en la hamaca de la Encarna, desnudo y con ella esmerándose entre sus piernas. A la tercera embestida se fue. Y es que la Encarna era mucha mujer para una primera vez. Luego vinieron los mareos y terminó vomitando hasta la primera papilla en la acequia del patio trasero”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Ultramarinos-Hoy traemos para reseñar: Ultramarinos y coloniales (17 relatos y un (falso) poema), del creativo y redactor publicitario, Óscar Bilbao. Una recopilación de relatos que sale mucho más barata que el precio que aparece en la  portada. Guiño clásico a ese charcutero o carnicero que todos hemos conocido y que banderilleaba con maña y puntería el trozo de carne después de pasarlo por el tajo. El autor sitúa a este profesional del corte en un colmado, ahora denominado “el chino de la esquina”, pero con un componente, al menos social y comunitario, diferente. Aquellos lugares, que ganaban un interés inversamente proporcional al tamaño de la localidad en la que se establecían, eran, al igual que su gran competidor: el bar del pueblo, los espacios para el chisme, el marujeo, la discusión, las cábalas y demás intrigas (que, de los palacios, pasaron a estos reductos del pueblo llano). Allí, al igual que en el presente libro, se anunciaban embarazos, se daban pésames, se intercambiaban favores o se engrasaba la ingeniería celestínica casamentera de las familias. Todo ello confluía en aquellos pocos metros atestados hasta la bandera de productos en las estanterías (ahora denominados “referencias” en los “lineales”) de todo orden y condición. El propietario del mismo se jactaba de conocer muy bien a sus parroquianos como para tener la mercancía siempre a punto para que, cuando este entrara por la puerta, solamente tuviera que levantar una ceja. La vida misma se agolpaba en un espacio en el que la excusa era comprar unas medias de nailon o un kilo de garbanzos y la práctica era la de perpetuar la tradición oral. Precisamente ese espíritu de puertas abiertas, dimes y diretes, miradas juveniles a hurtadillas, lágrimas en la lluvia, necesidades del corazón que la razón no entiende y algarabía que se pierde en debates ininteligibles en los que se sale malparado eran parte de su acta fundacional. La conjunción del sentimiento humano fabricado con el yunque de las pequeñas historias es lo que Óscar Bilbao ha bruñido con esmero en esta casa de todos. Fotografías en movimiento a las que, según les van pasando los años, el espectador va cambiándoles el sentido. Historias que se ciñen a un grano de arena y otras que se desbordan por el desierto… Si desean comprobar uno de los aspectos del paso del tiempo solamente intenten comparar las relaciones estrechas de los otrora tenderos con los, perdónennos muchos de ellos, frialdad y desinterés de los responsables de regentar las actuales tiendas de alimentación de barrio. (“-Aquí no se viene a charlar. ¿Quiere algo más?, venga, venga, circule”). Por tanto, donde no hay intimidad y confianza, no hay historias que contar ni secretos que compartir. Por suerte, el autor rescata aquí los posos de una forma de narrar que parece que se van perdiendo con el auge de la poesía libre y los micrrorelatos, antes de pasar a la ficción novelada. Si, efectivamente, las colecciones de relatos se están quedando sin espacio (y con una menor demanda) ante otros formatos de mayor pujanza. Solamente tienen que darse una vuelta por alguna editorial con su propuesta debajo del brazo para comprobar a ver si su texto tiene cabida entre youtubers, instagramers, triunfitos, tiktokers, poetas mediáticos y autores ya consagrados.
Pero claro, de la senda trillada (y de la maquina digital que empalaga de Autotune toda la música actual) no se hallan nuevos caminos que explorar y narrativas que ofrecer a los cuatro vientos. En este caso, estamos de enhorabuena. Óscar Bilbao ha cogido lo mejor del cuentacuentos de hoguera de campamento, del cantautor que compone solamente bajo el chubasco de la madrugada y del enamorado que pretendía dar una sorpresa a su amada pero es él el sorprendido cuando la ve bajar al andén del brazo de un mulato portentoso. De la diversidad de los relatos que aquí tenemos entre manos es difícil encontrar una temática común para reducirlo al etiquetado del código de barras y la simplicidad tan de boga en los tiempos que nos ha tocado vivir de desvelos, spoilers, casillas marcadas y compartimentos estancos. Pero lo que sí podemos asegurar es que, en esta miscelánea inclusiva, entran todos los estados relacionales con los que puede empatizar un lector. Al fin y al cabo, siempre que se cumpla el contrato tácito entre lector y escritor, el cambio raudo de escenario será lo de menos. 
fae861431ebd93fa953bd0df55e5da3a-icono-de-calendario-fecha-17-by-vexelsAl igual que en el plano humorístico no es lo mismo el chiste, la anécdota, el monólogo o el entremés, en los formatos literarios ocurre un tanto de lo mismo. Hay historias que, para que queden redondas, solamente se pueden contar en una o dos cuartillas, otras, en forma de telegrama donde un “te querré siempre” no es lo mismo que un “siempre te querré”. Algunas necesitan crear una ambientación y un crecimiento del personaje para que nos importe algo sus infortunios. Finalmente, otras tantas, necesitan crear un mundo entero para disponer los peones del juego y que estos batallen hasta las últimas consecuencias. En el presente libro nos encontramos, al igual que en otras colecciones de relatos, con dos dificultades principales con las que, normalmente, se enfrenta el escritor: la concreción de la historia de cada relato no puede irse por las ramas si se quieren incluir 17 textos en poco más de cien páginas y, poder compaginar historias más estructuradas y clásicas con otras más experimentales, oníricas, reivindicativas, reflexivas o, simplemente, nacidas del furor y la rabia del momento, mientras la musa te empotra contra el teclado y te regala una sesión de escritura en suspensión lisérgica. Aquí surge la duda del escritor: ¿se entenderá realmente lo que he querido decir o sugerir?, ¿llegará al lector tal y como lo he plasmado en la cabeza? Dudas que solamente se pueden responder con la interacción directa con el lector. Pero volvamos a lo de antes; quien transita por sendas con maleza en lugar de por autopistas cargadas de retenciones de bestsellers de fin de semana que ansían llegar lo antes posible a la playa, corre el riesgo del explorador: Hallar El Dorado o morir en el intento (o hacerlo en la orilla).
mamajuana-spicy-700mlAsí las cosas, nos enfrentamos a un totum revolutum o cajón de sastre, en el que cada lector encontrará respuesta según sus necesidades. Desde el ocio más puro con olor a Nivea playera, al recogimiento interior propio del diván del psiquiatra. Solamente de esta manera es posible reunir en la misma obra al “Sabina” más irredento, canalla y ácido con El sol del caribe y Soleá para <<o>>, que oscilan entre los vapores del Mamajuana y el arte del coso taurino; a la nostalgia de andenes y catenarias en “Nunca más, sally, nunca más”; al teatro de lo absurdo de Miguel Mihura con Trío de ases; a la fabulación moderna de Cantaba la rana; a la kafkiana Metamorfosis cromática de Dakarai Abara; a la sobrenatural y voyerista Línea 45; a un Hotel du palais sacado de la pesadilla del Overlook de Stephen King o a la conjura de los no tan “necios” de John Kennedy Toole. Y por último, la canción desesperada de Neruda que aquí se transforma en un trampantojo de falso poema de sanvalentín ennegrecido por los eslóganes de centros comerciales y cenas con velas del todo a cien.
Hallarán de todo en este bazar, desde un mogwai sin instrucciones de uso hasta una rueca con el huso afilado esperando al primer lector que crea que este libro es inofensivo. Pasen a este gabinete de las curiosidades. De momento, no se reserva el derecho de admisión.

unnamed

CRÓNICA DEL CREADOR DEL VIRUS – WINSTON CANARIS – AUTOPUBLICADO, 2020.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

cronica-del-creador-del-virus

TÍTULO: CRÓNICA DEL CREADOR DEL VIRUS.

AUTOR: WINSTON CANARIS

EDITORIAL: AUTOPUBLICADO, 2020.

PÁGINAS: 150.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

La comunidad médica ignoró inicialmente el peligro. Después quedó atónita y desconcertada, mientras el mundo se pregunta cómo pudo hacerse realidad la pesadilla del SARS-CoV-2 y recela cada vez más de la capacidad de autoridades políticas y científicas. Eso es lo que el creador del virus supo ver antes que nadie, al decidir golpear la arrogancia y presunción infundadas de las élites científico-médicas. Y lo logró. Tuvo claro desde 2004 que no hacía falta un supervirus, aunque muchos crean que lo es, incluido los supuestos expertos. Bastaba un virus sigiloso, uno que se extendiera sin causar alarma afectando, sobre todo, a viejos y enfermos. Casi como cualquier virus de los que han asolado a la Humanidad durante milenios.
La resuelta y perturbada mente del virólogo encontró un primer aliado en un Gobierno chino que en 2003 sufrió una fuerte crisis interna a causa del brote de SARS, hasta el punto de tambalease. Estas son las memorias del responsable del desarrollo del SARS-CoV-2, de quien recibí el manuscrito a mediados de 2017. Yo, Winston Canaris, me he limitado a traducir, novelar parte del texto, pulir y publicar el relato. Durante casi dos años no comprendí cabalmente lo que me contaba. Hasta febrero de 2020, momento en que todo cobró sentido.
¿Cuánto hay de ficción y cuánto de realidad? No lo sé con seguridad, pero todo lo que cuenta está resultando clarividente, y la ciencia lo va descubriendo día a día. La narración, además, se cimenta sobre sólidas bases científicas, históricas y cronológicas que me hacen otorgar total veracidad al texto. Relata sus propios orígenes, cómo concibió y creó el virus y su relación con varios grupos de poder que impulsaron la financiación de su desarrollo con fines políticos y estratégicos. No esperen disparatadas conspiraciones de inteligencias superiores. El mundo no funciona así. Por el contrario, en estas páginas se encontrarán con la desmesura, la soberbia, la hubris y la codicia de un mundo más bien regido por la chapuza y la improvisación -como dice en un momento de lucidez uno de los protagonistas-. Los personajes no entienden ni están a la altura de lo que se traen entre manos.
Esta es la crónica de Li Yun, el primer “cazador” de virus, cuya “obra” podría abrir una nueva y estremecedora época de armas biológicas devastadoras confundidas con zoonosis y pandemias naturales.

– AUTOR –

anonimo

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todo lector que valora el riesgo de un autor que ofrece un formato  narrativamente ambiguo en el juego entre la realidad y la ficción. Esto hace que el propio lector tenga que abrazar unas premisas y desechar otras en función de sus prejuicios, su punto de vista y sus ideas preconcebidas. Este docudrama de telerrealidad será del interés tanto de conspiranoicos y descreídos, como de racionalistas que degustan la parte más científica del proceso epidemiológico que se narra.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos que prefieren el formato de novela de corte thriller de intriga clásico donde los golpes de efecto, los capítulos trepidantes y la acumulación del más difícil todavía se agolpan en cada página. Tampoco será del interés de aquellos que se aferran a sus posiciones de juicio de tal manera que no permiten entablar con ellos un diálogo que pueda cuestionar sus premisas sobre cualquier asunto.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Como ha sido expuesto anteriormente, queremos que el CAF12 posea una baja virulencia. Buscamos el equilibrio óptimo entre capacidad de propagación y agresividad. El modelo de virus que defendemos debe resultar asintomático o de efectos leves en la mayoría de la población, sin que provoque una mortandad por encima del 1,5%. Dicho porcentaje es más que suficiente: anteriores pandemias no tuvieron tasas mayores de letalidad, pero provocaron enormes estragos, miedo y caos. Queremos insistir en la necesidad de hacer que CAF12 se extienda con el máximo silencio y que pase desapercibido -o confundido inicialmente con otra infección- para las autoridades sanitarias. Esa es la manera de saltar los controles. De lo contrario, cualquier foco infeccioso será enérgicamente extinguido tras haber hecho saltar las alarmas. Es aquí, pues, donde nos enfrentamos al mayor reto: combinar una alta infectividad con una patogenicidad muy por debajo de la del SARS, de modo que se confunda inicialmente con algún tipo de gripe. El modelo en términos epidémicos es el virus causante de la pandemia de 1889-1890”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

coronavirus-siluetaHoy traemos para reseñar: Crónica del creador del virus. Si fuera una creación televisiva podríamos catalogarla como “docuserie“, “docudrama“, “telerrealidad” o “basado/recreado en hechos potencialmente reales“. En una época en la que la línea que separa la realidad y la ficción se acorta progresivamente, novelas como la presente ahondan en el entrechocar de verdades, mentiras y relatos conspiratorios. Aunque no nos engañemos, antes de la hiper digitalización de la sociedad moderna, también la narración era emponzoñada por fuerzas interesadas que intentaban arrimar las ascuas a su sardina. La diferencia radica en que las fuentes de conflicto narrativo eran menores y nos llegaban por medios, digamos, más institucionales y aparentemente supervisados por profesionales del periodismo, literatos, historicistas, etc. Con la llegada de la globalización comunicativa, todo individuo con acceso a internet puede subirse al púlpito de las ondas y proclamar sus soflamas a los cuatro vientos sin filtro alguno. Y lo peor, siempre habrá alguien escuchando, amplificando el mensaje y autodenominándose como profeta de tal o cual nueva corriente de pensamiento. La reflexión y el enjuiciamiento sobre los contenidos a los que somos sometidos diariamente se diluye en un mar de contradicciones, declaraciones partidistas y niconfirmosnidesmientos. Es precisamente en este mar enrarecido y en estas tierras movedizas y cambiantes donde la presente “¿novela?” hinca su filo que aguijonea al lector como cuchillo caliente en mantequilla. El presente relato de los hechos nos introduce en lo que, de todos los escenarios posibles del inicio de la pandemia de SARS-COV-2, ha podido ser uno de ellos. De formato novelado y con ruptura del contrato de verosimilitud que a todo relato de ficción se le supone entre lector y escritor, aquí nos encontramos ante una narración inclasificable en este aspecto por la desorientación que genera en el propio lector. Esto es debido, principalmente, al ingente trabajo de documentación y recreación científica que pone el autor sobre la mesa de operaciones. Con esta manera de abordar el presente asunto conocido (a medias) por todos, nos consigue “engañar” con un juego de espejos en el que el primero en no poder sostener su propia mirada pierde, tanto a los puntos, como por k.o. técnico.  
1f489Estamos atravesando días, meses, quizás años, en los que deberemos acostumbrarnos (el ser humano tiene una capacidad de adaptación innegable, aunque tengamos predilección por la confortabilidad y la certeza) a la lucha contra un agente invisible con una tasa de letalidad y de efectos secundarios que los científicos, con el paso del tiempo, irán mensurando y acotando. Ahora nos situamos en las primeras fases de la explosión contagiosa y con los gobiernos y las autoridades sanitarias haciendo lo que pueden a tenor de la información recibida (el futuro dirá si dicha información ha sido suficiente para las medidas tomadas o estas fueron ineficaces e insuficientes por falta de previsión y dejadez). Todo en el presente se ve con los ojos de la premura y la desorganización. Solo el tiempo y la pausa que dan los estudios históricos pondrá a cada responsable en su sitio. Que luego se exijan o no responsabilidades y que estas se asuman o no ya será harina de otro costal. Lo que sí está claro, volviendo al plano de la ficción, es que en estos precisos momentos se están tecleando miles de páginas acerca de esta gran pandemia del siglo XXI, con respeto al Ébola que asoma de vez en cuando su cabeza por amplias zonas del continente africano, pero que, hasta que no llegue al mundo desarrollado, se le seguirá tratando como un mal de segunda división. Ya parece que se nos olvida que allá por el lejano 2017 (la memoria de pez es flaca y cortoplacista) un ínfimo (comparado con el presente contagio de Covid19) brote de ébola llegó a España. Muchos solo recordarán el sacrificio del perro Excalibur, de la auxiliar de enfermería, Teresa Romero. No hay nada como focalizar la narración de un relato en un protagonista que empatice con el público potencial para que el mensaje llegue claro y fuerte a las masas. Ahora, lo que empezó catalogándose (por algunos) como gripe virulenta o neumonía más compleja, ha destapado sus cartas y, como dato cierto, se ha llevado por delante a, al menos, cincuenta mil compatriotas y otros miles a los que todavía no se les ha podido concretar hasta dónde llegarán las secuelas de la infección. Miles de páginas decimos, desde tesis doctorales, hasta guiones cinematográficos, ensayos de todo tipo, novelas con formato de thriller a lo Robin Cook… todo ello, tengan por seguro que se irá publicando a lo largo de los próximos años: desde los estudios científicos más sesudos, hasta las obras de entretenimiento más ociosas. Pero seguramente ninguna de ellas tendrá el prodigio de la navegación por un río tan turbulento entre el sueño y la vigilia, entre la verdad y la falsedad, entre la realidad y la conspiración, como la presente obra. Ahí radica su originalidad e interés. Sus credenciales quedan claras desde el principio (menos para algún despistado que no sepa leer entre líneas). El autor va de frente con una propuesta argumentada de telerrealidad con la que exige al lector que enjuicie el porcentaje de veracidad de la historia y la parte de mago del engaño del escritor. Al final, todo escritor de ficción es un estafador narrativo que opera en connivencia con el lector estafado. Nos dejamos que nos roben la cartera mientras miramos embobados su juego de manos sin entender muy bien dónde está el truco.
Contagio-Portada1La Crónica del creador del virus envida fuerte en su propuesta. Desde una pormenorizada enumeración de los protocolos científicos y de las rutinas de laboratorio que el público en general desconoce, hasta una trama política de los entramados de los poderes en la sombra muy al estilo de John LeCarré o Frederick Forsyth. Aunque, por lógica, en apenas ciento cincuenta páginas no da espacio a sacar la artillería pesada en forma de narración de espías y dominación mundial y, seguramente, tampoco sea esta la intención del autor. Aun así, somos testigos de cómo la manipulación, la vanidad, la soberbia y el egocentrismo más exacerbado convierten a las personas en tiranos de sus propios congéneres. Esto les hace tomar decisiones motivados únicamente por la búsqueda del reconocimiento. A nadie se le escapa que el mundo se divide entre los que tienen la fusta en la mano y los que miran recelosos a la espera del próximo latigazo. La presente obra nos recuerda en ocasiones a Estallido (Wolfgang Petersen, 1995) o a Contagio (Steven Soderbergh, 2011). Winston Canaris, en un ejercicio de metraje encontrado al estilo Blair Witch Project, nos expone, desde diferentes puntos de vista y con varios recursos de óptica de narrador, un documental (“un robado” en argot de paparazzi) que cautiva al lector. Este no sabrá muy bien dónde se recrea el autor y dónde introduce trazas de una pesadilla que es tan real que la podemos ver pasar en ambulancia desde la ventana de nuestra casa. Como reza el reclamo del film anterior: “Nada se expande como el miedo”.
vacunas-18-3-19-compressorY en medio de todo esto tenemos a negacionistas, antivacunas, intereses farmacéuticos, sin escrúpulos aprovechados que hacen su agosto personal, políticos entonando el “sálvese quien pueda” pero que no se apean de su burro, grandes inversionistas y empresarios que ven cómo se vacían sus bolsillos o grupos mediáticos que siguen el guion que les marca la amenazadora línea editorial. Y, debajo de todos ellos, el pueblo llano que no sabe ya a quién creer, qué medidas cumplir y cómo llegar a fin de mes con un trabajo precario o inexistente, además de una burocracia de la que ya no se fían y que podría, con una buena gestión de los recursos, paliar la crisis que parece que se enquistará durante bastante tiempo. En la mente de todos ellos, la gran pregunta que de tener respuesta focalizaría las iras de unos y otros en un sujeto u organismo concreto: ¿el virus lo ha creado el hombre o es pura casualidad de la zoonosis?, ¿lo sabremos algún día? En caso de ser una creación humana, ¿los responsables lo podrán ocultar lo suficientemente bien para que no salga a la luz y así puedan seguir con sus tejemanejes?, ¿qué pasaría si la ocultación es tan perfecta que se confunde con una pandemia fruto del azar natural más indetectable?, ¿no abriría esto la puerta a la creación de verdaderos monstruos víricos que se saltarían todos los medios de contención? Son más preguntas que respuestas lo que nos ofrece el autor, ¿pero no es precisamente este ejercicio de investigación y análisis personal el método más saludable para cuestionarnos cualquier hecho?
Crónica del creador del virus es un relato aterrador, de una actualidad indiscutible y raudo como la propagación del virus y el miedo inherente al mismo. Su brevedad facilita su lectura cinematográfica y le resta la carga de densidad de toda la exposición científica que, para los legos en la materia, podría llegar a aturdir y, si acaso, a aburrir. Es didáctica en ocasiones y esclarecedora en otras. Cruel por momentos y esperanzadora en algunos otros. La supervivencia como eje reflexivo de la razón de nuestra existencia y el hermetismo epidemiológico como una de las grandes armas del futuro: más económicas, menos destructivas, más focalizadas y quirúrgicamente objetivadas. Imaginemos un arma silenciosa que barra de un plumazo solamente a una etnia en concreto, a una franja de edad, a un sexo, o a los individuos que tengan alguna característica genética concreta: ¿los listos?, ¿los tontos?, ¿los pelirrojos?, ¿los altos?… El sueño de la eugenesia a la carta de algunos hecho realidad mediante un enemigo invisible que se mueve en las sombras con un rifle de francotirador.

5de8f5ce26053.r_1575791389375.0-384-1920-1373

 

HUMANOFOBIA – JOEL SANTAMARÍA MATAS – EDITORIAL LIBROS INDIE, 2020

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

41m8YThcKOL._SX317_BO1,204,203,200_

TÍTULO: HUMANOFOBIA.

AUTOR: JOEL SANTAMARÍA MATAS. 

FACEBOOK  INSTAGRAMWEB

EDITORIAL: EDITORIAL LIBROS INDIE, 2020WEB

PÁGINAS: 275.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

«Escúchame, hereje. En el fondo es todo más simple de lo que parece: nosotros defendemos la Verdad y el Bien. Si tú no eres de los nuestros es que defiendes la Mentira y el Mal, por lo tanto eres una enemiga y mereces ser purgada. ¿Lo ves, qué fácil? No hay nada que discutir.»
Año 2089. Estamos en una Barcelona que forma parte de una Unión Europea superpoblada y regida por la teocracia del azraelismo, una ciberreligión creada recientemente y basada en el Antiguo Testamento y el Marxismo-Maoísmo. Calles vigiladas por los Guardianes de la Virtud, mujeres relegadas al ámbito privado y un paisaje dominado por la violencia, el terrorismo y la inseguridad extrema… Gabriel es un adolescente que se queda huérfano en una de las primeras purgas azraelitas y, a medida que la Tercera Guerra Mundial estalla y va desplegándose por todo el orbe, tiene que ir refugiándose y cambiándose de escondite con su amiga Gala, ciudadana de un área residencial protegida. Humanofobia ha quedado como primera finalista y ha recibido el primer accésit del Premio Isaac Asimov de Ciencia Ficción 2019, en palabras del jurado, por su «excelente calidad literaria».

– AUTOR –

_241_f565c64a

Nací en Reus, estudié primaria y secundaria en centros públicos. He estado viviendo unos años por Barcelona y residiendo unos meses en Coventry (Reino Unido) y Viena (Austria). Actualmente vivo en Salou. Desde niño me apasiona la lectura. Mi padre contaba con una buena biblioteca de obras clásicas que no he parado de leer desde entonces. Empecé a escribir de adolescente; pero curiosamente, cuando inicié mis estudios de Filología Hispánica y Anglo-germánica, dedicados precisamente a la Lengua y a la Literatura, se esfumó mi vocación literaria. No regresó hasta quince años después, cuando aprobé las oposiciones de secundaria. Desde entonces dedico mis veranos a escribir novelas. Tardo unos tres o cuatro en terminar una de ellas. Me es imposible hacerlo mientras trabajo, cuando escribo entro a menudo en una especie de trance y me quedo a medio camino entre los dos mundos, el ficticio que estoy creando y el real. He dado clases de muchas cosas: latín, francés, alemán, inglés y actualmente, lengua y literatura españolas y literatura universal. Todas mis obras se basan mayoritariamente en las lecturas de literatura universal que explico a mis alumnos. Hay autores de todas las épocas, todos los países y todas las razas, y eso es precisamente lo que me gusta de ella, que no se ciñe a los colores de una bandera. Vivo en pareja y tengo un hijo. Aparte de la literatura, otros gustos que tengo son escuchar música (en especial música rock, de todos los estilos imaginables) y viajar a mi bola, perderme por sitios a los que difícilmente accede el turismo masivo.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los amantes de la ciencia ficción, no tanto por la complejidad en su apartado narrativo, si no en su exposición de motivos y en el escenario elegido por el autor. Será del interés de todos aquellos que gustan de la aventura y las correrías pero que no les es suficiente para disfrutar a fondo con la lectura, sino que quieren más y por ello escarban en las opciones que tenemos como sociedad que llega a un punto presente de colisión política, social y medioambiental. Joel Santamaría suma sus inquietudes y las comparte con los lectores asiduos a un género que debería crecer por estos derroteros y no por otros más pisados (aunque muy de moda en el presente).

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores que prefieren lecturas ligeras, sencillas en la narración y manejables en las descripciones. La presente novela tiene más de desesperanza que de supervivencia y más de impotencia que de frenesí cinematográfico. El lector acostumbrado a historias que no hurguen en la herida de nuestro imperfecto mundo de rumbo renqueante y fatigado quedarán algo defraudados.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Opinaba Saúl que la libertad sexual de los residentes, sus continuos líos sentimentales, no eran en realidad más que síntomas de un tremendo autismo, de una incapacidad manifiesta para aguantar a otra persona viviendo bajo el mismo techo durante más de medio año seguido. Le solía decir también a su hijo que el entusiasmo con el que a veces se enredaban con los foráneos para eventuales aventuras amorosas se trataba en realidad de una farsa, pues al valorar a alguien, lo que más pesaba era su vivienda habitual”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

04_2bartertown1Hoy traemos para reseñar: Humanofobia, de Joel Santamaría. Distopía con trazas de ciencia ficción postapocalíptica y urbana. No tenemos que irnos a paisajes de ficción como el Panem de los Juegos del hambre, la Negociudad de Mad Max o los atoles dispersos de Waterworld. Ni siquiera al Nueva York de Soy Leyenda, al Londres de 28 semanas después, al París de La noche devora el mundo o al Madrid de Apocalipsis Z de Manel Loureiro. Estamos en la Barcelona de 2089, en la que, tras diferentes conflictos internacionales, el orden establecido y conocido por todos en la actualidad ha volado por los aires. El equilibrio democrático se ha tornado en una especie de chavismo venezolano donde, bajo una apariencia democrática, un orden supragubernamental dirige los designios de todos los ciudadanos mediante el férreo control de los medios de comunicación, de producción y de educación. Todo sucede mientras una pequeña élite vive a cuerpo de rey protegida por el ejército y deriva grandes fortunas a bancos foráneos para el hipotético momento en el que tuvieran que salir por patas. Al mismo tiempo, las milicias campan armadas hasta los dientes por las calles imponiendo sus juicios sumarios a los disidentes del régimen. La teoría es el imperio de las urnas, pero la práctica es que los resultados de las elecciones están viciados de raíz. En Humanofobia encontramos claros ejemplos en nuestro presente, así como toda una explicación estructural y arquitectónica que expone los cimientos de esta nueva sociedad que nace de las cenizas de la anterior. Una cohabitante mezcla de maoísmomarxismo con el fundamentalismo religioso del Antiguo Testamento bíblico hace crecer a una nueva fuerza. Cuando la civilización llega al punto de no retorno del caos, irremediable siempre salen los supuestos salvadores que son aupados por el gentío muerto de hambre. Son jaleados para que restablezcan el orden sobre la corrupción que les ha quitado el pan de sus hijos. Ellos se izan al poder para, a continuación, aplastar a sus propios correligionarios con interminables purgas internas. Jacobinos, bolcheviques, Camisas negras, Despotismo ilustrado, Jemeres Rojos, SS, Hutus, Sendero luminoso… Innumerables purgas a lo largo de la historia han creado órdenes dictatoriales y monstruos en sus tronos. De ahí el interés sociológico y literario de estos modelos políticos. No son pocos los investigadores y estudiosos que piensan que vamos, irremediablemente, hacia regímenes totalitarios y plenamente controladores de la intimidad de sus ciudadanos. Por lo tanto Orwell, entre otros muchos, parece que no iba tan desencaminado.
61x2p7YGJILDel mundo futurista que nos propone Joel  Santamaría lo primero que destaca es el desarrollo de sus utópicas propuestas en la ciudad de Barcelona, que la hace reconocible al lector pero con suficientes variaciones para que avance setenta años en el tiempo sin que pierda parte de la esencia contemporánea. Aquellos que transiten a diario por las calles barcelonesas se verán especialmente contagiados del espíritu de este relato de ficción y verán cómo del presente de derechos, esparcimiento y libertades se puede pasar a un escenario aberrante y subyugante. A destacar también en el aspecto social, el espacio que ocupa la mujer que se retrotrae a tiempos medievales, al presente islámico de muchos países árabes o a la también distopía de Margaret Atwood en El cuento de la criada. La influencia bíblica, una vez más, y las reinterpretaciones estrictas del Antiguo Testamento, al igual que en la obra de Atwood, derivan a llevar al universo femenino a la reducción en derechos y función social. El colectivo femenino que destaca e iguala sus derechos en sociedades democráticas avanzadas, a fuerza del sudor de las reivindicaciones y las lágrimas de sus pioneras que se enfrentaron con sus proclamas a las porras de los que quisieron acallarlas, son ahora las más damnificadas cuando las sociedades se enfrentan al traumatismo del apocalipsis o durante el auge de gobiernos con fuertes componentes dictatoriales o de legislación basada en la teocracia. A lo largo de toda la novela el autor nos relata, con puntual cita, la realidad de las mujeres cuando la democracia cae y la ley del más fuerte y el costumbrismo histórico imperan de nuevo. Unas aceptarán su nuevo rol. Si cumplen las reglas podrán continuar con sus vidas con relativa normalidad; mientras tanto, otras se rebelarán y no se doblegarán a la imposición de perder todo lo que les ha costado tanto alcanzar. Como siempre, en estos momentos de opresión, son muy interesantes los personajes femeninos que intentan imponer la “sharia” a sus propias compañeras (recordemos a “las Tías” de El Cuento de la criada que someten, con las estrictas reglas del sistema, a las propias criadas, y a la élite de “las esposas” que desvían la mirada mientras consigan el propósito de ser “madres”). La lucha de intereses y clases supera a la de géneros cuando el orden establecido toca a su fin.
the-leftovers-remanente-culpableUno de los puntos fuertes de la novela es la construcción del culto azraelita (término que podría hacer referencia al ángel de la muerte para los judíos y musulmanes, además de un guiño al gato de Gárgamel en Los pitufos del dibujante belga, Peyo). La construcción históricosocial de este culto por parte del autor es muy interesante ya que la define mediante la descripción narrativa y en los propios diálogos de los personajes de tal manera que conforma una idea muy realista de la Barcelona futurista que nos expone. Al contrario de otras obras utópicas, donde las corrientes de pensamiento totalitario se dibujan con clichés, lugares comunes, obviedades y recursos mas que manidos, en el presente caso el autor realiza una inmersión suave y progresiva en la sociedad que ha inventado y que bebe de fuentes presentes para explotar en un futuro descorazonador. Dos referentes nos vienen a la cabeza sobre esta construcción que parte de un pequeño grupúsculo minoritario de adeptos que son vilipendiados por la mayoría hasta que, por distintos motivos, consiguen alzarse, cambiar las reglas y asentarse como la nueva (y única) creencia permitida. Es en ese preciso momento cuando intentarán erradicar cualquier atisbo de disidencia. Valga la película Ágora, Alejandro Amenabar, 2009 y la serie The Leftovers, Damon Lindelof, 2014 como ejemplos de las repercusiones que afloran en una sociedad cuando se cortan las vías de la reflexión personal y se abraza el borreguismo por la presión constante del grupo. Muere entonces la inteligencia y nace la opresión dictatorial, tanto física como psicológica. Nunca se debe subestimar el poder de una secta.
El_Ministerio_del_Tiempo-Cronologia-Ciencia_ficcion-Fisica-Investigacion_213739811_33812647_1024x576Humanofobia tiene también ese poso de los grandes clásicos de la ciencia ficción donde las vacas sagradas del género se pausaban en las reflexiones y en los diálogos acerca de la sociología y la lógica del desarrollo de la cultura y de la civilización. Así, por ejemplo, en La maquina del tiempo de H.G. Wells es igual de importante la aventura puramente verniana que los diálogos de los amigos del viajero en el tiempo acerca de los movimientos sociales; o del propio protagonista en su crítica a la lucha de clases con el paradigma de los Elois y los Morlocks. También podemos encontrar algo de Rebelión en la granja de George Orwell y su frase inmortal “Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros”. Fueron obras escritas en tiempos especialmente revolucionarios. Ahora, al menos en Europa, (donde se desarrolla la presente trama) vivimos en una tensa calma que lleva vigente desde el fin de la segunda guerra mundial. Quizás el futuro, al menos como lo imagina Joel Santamaría, no sea tan prometedor como los anuncios de televisión de bienes de consumo. Solo es cuestión de tiempo averiguarlo. 
109979Debemos comentar, muy a favor de la presente obra, que la estructura formal y el contenido de la misma se aleja de la (a nuestro juicio) excesiva cultura de la ciencia ficción manufacturada (no siempre) para adolescentes. No le restamos ni un ápice de mérito a todas estas propuestas que han llegado muy lejos en su recorrido para sus (nosotros mismos) lectores. Sagas como: Los juegos del hambre, Divergente, El corredor del laberinto, Soy el número 4, etc, han adaptado y rejuvenecido tramas e introducido elementos de género para el público más joven. Si hace años se calificaba como literatura juvenil a 20.000 leguas de viaje submarino (de lectura imprescindible) hoy lo es a la saga del Sinsajo. Y no está de más no olvidarse de los pilares del género, empezando por uno de los mayores humanofóbicos de la historia de la literatura, el capitán Nemo. Pues bien, en la presente novela, el autor ensancha el panorama de la ciencia ficción contemporánea sin buscar un público juvenil (aunque perfectamente adaptable a la presente obra). La complejidad de ciertos elementos y su acercamiento a los temas políticos van más allá del encorsetamiento de las tramas centradas en la pura supervivencia. Son tiempos en los que vamos sobrados de purgas, refritos de Battle royale y Fornite. Los lectores que quieran ir más allá estarán de enhorabuena con Humanofobia.
Por último, comentar que la presente novela guarda un par de ases en la manga. Ni nos queremos acercar a ellos por solo la posibilidad de desvelar algo; preferimos mantenernos en silencio. Disfrútenlo y, sobre todo, háganse al menos la mitad de las preguntas sobre las que el autor reflexiona al final de la obra.

En-busca-de-un-fin-del-mundo-catastrofico-y-creible

AGUIJONAZOS – MARIO SILES – AUTOPUBLICACIÓN, 2020.

Posted on Actualizado enn

51QI3qiGqUL

TÍTULO: AGUIJONAZOS.

AUTOR: MARIO SILES – TWITTERFACEBOOK

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2020.

PÁGINAS: 144.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Desahucios, pobreza, deforestación y aniquilación de especies, corrupción, etc. Una antología de textos que abarcan desde el relato al ensayo, y cuyo hilo conductor no es otro que invitarnos a recobrar el sentido de nuestra propia existencia. Materializado mediante una narrativa honesta, firme y muy bien entrelazada, cargada de frescura. Donde la crudeza y el humor ácido se estrechan la mano de forma pertinente y amable. Lectura que, en definitiva, invita a la reflexión y a la autocrítica en el momento histórico que vivimos.

– AUTOR –

descarga

– GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores de piezas cortas y multitemáticas en las que hallarán, según el perfil de cada uno, razones suficientes para adaptar alguna de dichas lecturas a sus convicciones, inquietudes y reflexiones personales. Será también para aquellos que no tienen tiempo para la lectura profunda y prefieren degustar pequeños platos en lugar de novelas enciclopédicas. Para aquellos que son más de contenidos y finales más acordes con los tiempos que nos han tocado vivir que con perdices conclusivas de cuentos de hadas.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

No será del interés del lector de novela o de aquellos que no les llama la atención las colecciones de relatos o de piezas de longitud contenida. Tampoco será la lectura predilecta de aquellos que buscan en las colecciones de cuentos, giros finales inesperados o sorpresas a cada paso (la presente lectura gana más peso en el camino narrativo que en los desenlaces). Los lectores que no quieran ver los aspectos de las inmundicias que fluyen a su alrededor tampoco encontrarán aquí su lectura predilecta.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“El aletargado “Ciudadano X” se siente libre, porque desde la instituciones oficiales y a muy temprana edad así le es inculcado. Los mass media serán los encargados de perpetuar y reforzar ese sentimiento en adelante y durante toda su existencia. No es una labor difícil. A fin de cuentas, lleva a cabo elecciones a diario que le ayudan a sentirse de ese modo. Tiene la libertad de elegir sobre los pantalones que viste, o el teléfono móvil que quiere comprar invirtiendo en ello uno o varios meses de trabajo, quizá y con un poco de suerte incluso sobre ese preciado automóvil con el que sueña deslumbrar a los vecinos, pagado a cómodos plazos. Aunque eso se traduzca en vivir atado a un empleo que le subyuga, que le niega casi por completo la vida familiar, o que aniquila todos los anhelos fuera del plano estrictamente material”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Aguijonazos, de Mario Siles García. Un compendio de quince relatos reflexivos acerca de la contemplación contemporánea del entorno del autor. Todo es posible en el desfile inquisitivo de la mirada de Mario Siles por el callejero del alma que como escritor le ha tocado vivir. Los acontecimientos se suceden con cadencia de celuloide fílmico que, según la mirada del testigo, llegarán a fijarse en el acervo cultural de una sociedad o se dejarán pasar. A Dios gracias, incluso a contracorriente de los tiempos de transformación digital y de contenidos que nos han tocado vivir, no vamos mal surtidos de personas inquietas que intentan entender, dar una explicación o compartir lo que ven a su alrededor para dar de pensar al respetable. Trazan una vía de escape de la rutina ponzoñosa a la que muchos están sometidos y quieren dejar testimonio de los caminos tortuosos por los que transita una sociedad insaciable y hambrienta de engullir capital y cortar las cuerdas del resto de sus compañeros alpinistas. A todos ellos les han vendido la moto de que en la cima de la montaña se encuentra El Dorado. 
maxresdefaultEl autor ha llamado a esta recopilación de suelta de lastre personal, Aguijonazos. Nos viene a la cabeza por el amplio y variado significado de los relatos que aquí confluyen, las dos modalidades típicas de aguijón: el de la avispa y el de la abeja. El primera da un toque de atención, una especie de tarjeta amarilla futbolística que hace salir del ensueño a aquel que es picado por este himenóptero. Luego tenemos la picadura de la abeja, que a diferencia de la avispa, muere matando y dejando la impronta de su aguijón en la piel de aquel que le ha importunado gravemente. Esta se ve en la obligación de ir hasta el final para dejar su mensaje. Esta inmolación es parecida a la del escritor; desde el que escarba en la superficie mostrando las primeras capas de una multitud de historias que le asaltan en el día a día hasta el que se deja el pellejo en cada renglón y sufre con cada escena que le es tan cercana como a los protagonistas de ficción que la comparten con él. Valga este símil animal para hacer un rastreo de la pluma del autor que aquí nos ofrece un conjunto de cuentos modernos y urbanos: desde el toque de atención de la avispa, hasta el sacrificio defensivo de la abeja. El lector encontrará un bufé libre narrativo del que escogerá el contenido que más se le adapte. Esto es lo que casi siempre ocurre en los recopilatorios de amplia temática como el presente que boga entre la grave denuncia social, pasando por el existencialismo, la burla y la chanza envenenada, hasta la pintura hiperrealista de los actos cotidianos y, en apariencia, invisibles a los ojos de los transeúntes que no se paran a mirar al vagabundo que ya ha perdido toda esperanza de caminar entre sus antiguos iguales.
4Entre tantos conceptos, trazos y bosquejos, el autor transita desde la ficción más clásica, hasta la reflexión personal de la realidad vestida de cápsulas atemporales con mini discursos ensayísticos que en ningún caso, atendiendo a su brevedad y ausencia de profundidad académica, aburrirán al lector. De esta manera tan azarosa y aparentemente casual (como lo es la mente del escritor que salta de idea en idea llevado por una irremediable vorágine que le impide centrar el tiro en un solo objetivo) podemos observar como en un mismo volumen comparten narrativa: Kilian Jornet (uno de los reyes de todo lo que lleve la partícula “ultra” por delante), Pepe Mújica (querido por unos y vilipendiado por otros en el complejo equilibrio de gobiernos sudamericanos), un espejo del visionario Aldous Huxley que contemplamos como las premisas de su utopía cada vez más cercanas y, como colofón, un acercamiento histórico a la Rusia zarista y a todo lo que aconteció tras la caída de los Romanov. Mientras tanto, el autor también nos ha hablado de la corrupción, los desahucios, la solidaridad, la soledad, la institucionalización personal, el ocaso de la fauna en libertad o la creatividad literaria hundida en un vaso de alcohol y abrazada a “las mieles del éxito”.
Y así, agitando el avispero, el autor pretende remover conciencias, hacer limpieza tras la mudanza y reordenar las prioridades vitales y los problemas del primer mundo (muchos de ellos del todo insignificantes en el tercero). Desde la atalaya de la confortabilidad se pierde la noción de la problemática de la calle, de los infortunios de muchos y de la decadencia de las instituciones que miran hacia el sol que más calienta y se olvidan de las diferentes sensibilidades que conviven en un mundo que han creado con apariencia de homogeneidad, pero que en el fondo, no lo es. Aguijonazos es una pieza de lectura sencilla, comprensible para todos los públicos y que encierra las reivindicaciones del autor sin caer en sospechosos activismos ni adoctrinamientos. El mensaje es el del que comparte contenidos e inquietudes, no del que alecciona con soflamas inamovibles ex cátedra. Mario Siles contribuye con el presente texto a abrir el diálogo enriquecedor mediante apuntes cotidianos que sirven para que algunos metan la mano en el avispero y otros lo miren desde lejos una vez aprendida la lección.

awerfqwwefwergwe