-

CÓMO OPOSITAR CON ÉXITO

CÓMO OPOSITAR CON ÉXITO

– GUSTARÁarrow-145786__340
A aquellos que buscan información antes de acometer uno de los retos más importantes de su vida: una oposición. También servirá de brújula a todos aquellos estudiantes o lectores en general que desean emprender un gran proyecto a largo plazo y quieren escuchar las pautas de aquellos que más paciencia y autocontrol tienen en este campo: los opositores.
– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png
A aquellos que no tienen ninguna intención de opositar y ni siquiera de vivir en carnes ajenas lo que les pasa por la cabeza a los opositores y a sus círculos más cercanos cuando se enfrentan a una dura y larga batalla. Tampoco será del interés de aquellos versos sueltos que prefieren tener su propio método de estudio y no atienden a consejos
– LA FRASE vintage-1751222__340.png
“Todo aquello que te otorgue angustia vital, tendrás que apartarlo. No es el momento de reformar el baño o ampliar la casa, ni tampoco de buscar el fondo de inversión, pues todas esas actividades consumen tiempo, recursos y sobre todo “ocupan espacio mental”. Ahora mismo, tu preocupación debe ser estudiar, y hacer del resto de tu vida algo sencillo, en la medida de lo posible. Sé que esto es más fácil de decir que de hacer, pero todo lo que puedas posponer sin un alto coste, te recomiendo que lo hagas. Eso incluye gestiones de futuro, no sólo tareas”.
– RESEÑAletter-576242__340.png
56046En una sociedad en la que los resultados se miden por la inmediatez, la figura del opositor cae en una especie de limbo de incomprensión y falta de atención. El opositor es la enfermedad rara de la medicina laboral. Los focos están orientados hacia aquellas profesiones más mediáticas del sector privado sobre todo en lo referente a las telecomunicaciones, la economía y las finanzas, el deporte o el turismo, dejando más ocultos a cerca de dos millones y medio de trabajadores que comportan aproximadamente el 13,5% del total de ocupados en España. Además, normalmente, y exceptuando los casos de los funcionarios de sanidad, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y bomberos que se les tiene en alta consideración, los funcionarios de “despacho” como son los de la administración de Hacienda, Seguridad Social o Justicia, se han visto siempre vilipendiados por la opinión pública bajo el concepto del “vuelva usted mañana”. Unas veces con razón y otras sin ella, lo que si es verdad es que la imagen del funcionario queda en segundo plano en relación a otras profesiones, multinacionales, lobbys, etc. Julio César Estudillo nos abre la posibilidad con su libro, Cómo opositar con éxito, de ver la cara oculta de esas miles de personas anónimas que cada año en toda España, se postulan para poder adquirir una plaza en propiedad en un clima laboral abonado de incertidumbres, inseguridades y frecuentes cambios normativos.
doppelgc3a4nger-no-tiene-sombra.jpgEl autor nos trae una concepción de 360º acerca del mundo del opositor y de su trabajo (la oposición). Porque sí, es un trabajo, de ocho horas diarias y seis días a la semana, incluidos festivos, puentes, cumpleaños y demás obligaciones personales y familiares. Para cada opositor cada día es lo más parecido al día de la marmota, sus variaciones son escasas, en contraposición con un estudiante al uso o con cualquier otro trabajador. Su competencia es contra otros, pero sobre todo contra sí mismo, y contra los miedos que originan su estado. Una oposición es un caso único de búsqueda de resultados tras un estudio prolongado. Lo demás estudios: escolares, universitarios, masters, doctorados, aún con sus dificultades intrínsecas, con esfuerzo y paciencia casi todo se termina aprobando. El problema de las oposiciones radica en que la lucha no es contra el examen y los conocimientos, sino contra uno mismo y el resto de postulantes. El opositor sabe desde el principio que es posible que tras duros años de estudio, finalmente, no pueda conseguir aprobar los exámenes que le lleven a optar a la plaza ofertada. La fortaleza interior, la dedicación y la perseverancia de estos estudiantes supera con mucho la de los habituales.
Test.jpgJulio César Estudillo nos habla de múltiples factores a la hora de afrontar una oposición con unas mínimas garantías de éxito. Tales como la organización horaria, lo que conlleva a los sacrificios personales, la adaptación familiar y de convivencia sentimental que será el pilar fundamental del éxito o del fracaso del opositor, las ventajas e inconvenientes de opositar con el panorama socioeconómico actual de incertidumbre y crisis permanente, los sistemas de motivación y estudio, la elección del tipo de oposición según las características del opositor, la metodología y los planes de estudio, el “timing” hasta la hora del examen y cómo afrontar el día en el que se han volcado todas las aspiraciones y sueños. Los que en alguna ocasión hemos afrontado una carrera de ultra resistencia nos podemos hacer una idea de los parecidos que tiene batallar contra una oposición. Por su dureza, por su fatiga, por la fuerza de voluntad que hay que sacar en los peores momentos, por el sufrimiento en cada tramo, por las dudas mentales ante la posible incapacidad de alcanzar la meta. En este libro encontraremos las claves que nos ofrece su autor para que el autocontrol, la templanza y la paciencia lleven a los opositores a su fantaseada y merecida meta. Aunque sin obviar que otros, lo más, se quedarán por el camino, unos temporalmente, y otros, para siempre. Como la propia vida.
El autor del presente manual, que sufrió en primera persona el camino del opositor, nos muestra en su obra la visión multidisciplinar de todas las tramas y capas que tiene una oposición. Nos la describe con el realismo y la crudeza de la verdad. No omite los momentos más pesimistas de este proceso (como, inciso, decir que hay muchos libros de autoayuda, mindfulness y coaching, donde se exacerba lo bueno y se empequeñece lo malo). La oposición según Julio César Estudillo es un ser vivo, voraz e implacable pero con la venda en los ojos y la balanza de la justicia en la mano. Pide un tributo a todas las atribuladas almas que se acercan a ella. Unos serán devorados, otros volverán a lamerse las heridas para regresar en una futura batalla y, los menos, conseguirán doblegar a este ser monstruoso. Desde Forolibro, mucho ánimo a todos los soldados que están en el barro luchando por sus sueños. ¡Ánimo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s