Últimas Actualizaciones del Evento

EL COMANDO SENIL Y LA AUXILIAR DE GERIATRÍA – VICENTE N. CALVO – EDITORIAL LETRAME, 2019

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

PORTADA_Elcomandosenil_931mm-compressed.jpg

TÍTULO: EL COMANDO SENIL Y LA AUXILIAR DE GERIATRÍA.

AUTOR: VICENTE N. CALVO – WEB

EDITORIAL: LETRAME – WEB

PÁGINAS: 176.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Cuando Gabriel presencia cómo raptan a una auxiliar de geriatría en su residencia de ancianos, decide dejar la rutina de lado para tratar de rescatar a la chica. Su empeño le llevará a recorrer los bajos fondos de Madrid y Barcelona, luchar contra la mafia albanesa, filtrar información a la policía y hacer de intermediario entre la comunidad china y los rusos. Una hilarante aventura en la que el protagonista tendrá que hacer uso de su ingenio y picaresca para salir de extrañas situaciones mientras sufre y comenta los fallos y carencias de las instituciones españolas y la sociedad actual en la que vivimos. Una crítica sutil al sistema, los organismos gubernamentales, la degradación humana y las mafias, aderezada con un poco de humor.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores que se deleitan con narrativas sencillas y directas, teñidas de humor más o menos ácido, que dejan claros los espacios de la presentación de personajes, la trama, y la resolución final. Lectores que disfrutan siguiendo una senda de piedrecitas identificables que ofrecen entretenimiento en cada mojón. Y con sentido del humor, por supuesto.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A quienes son partidarios de la construcción más barroca de la novela negra, policiaca o de misterio, con actores de oscuros principios, motivaciones y procedimientos. Con tramas ramificadas y escenarios complejos, dónde haya que buscar en los entresijos del alma de cada personaje para escudriñar sus movimientos.  

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Salí a la calle y caminé cabizbajo y pensativo hasta el metro. Siguiente parada en mi vida: la rutina del geriátrico con la ausencia de Karina en ella. No tenía nada que hacer. Le había prometido a Rosa que lo dejaba. Me dio pena pensar en aquellas chicas, pero si la policía no podía hacer nada qué pretendía hacer yo contra la mafia albanesa desde mi condición de seudojubileta acomodado… Debía olvidarlo y pasar página”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

el-accidente-que-arruino-el-sueno-franquista-de-convertir-a-espana-en-potencia-nuclear.jpgEn el año 1966 tuvo lugar un accidente aéreo a 10.000 metros de altura sobre la vertical de la pedanía de Palomares, municipio de Cuevas del Almanzora, provincia de Almería, España. No fue un suceso menor pues se trató de una colisión de un bombardero estadounidense B-52 y un KC-135 cargado para abastecimiento de combustible en vuelo. Del B-52 se desprendieron cuatro bombas de fusión, atómicas para entendernos, con una potencia destructiva muy superior a la de Hiroshima. Afortunadamente ninguna produjo la temida explosión termonuclear, aunque sí hubo otras consecuencias que aún colean a día de hoy. El caso fue que para el entonces ministro español de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, y para el embajador norteamericano, Angier Biddle Duke, resultó obligado tomar un baño en el mar y “demostrar” que no había peligro ni contaminación radiactiva. Así pues Don Manuel, con su “meyba” desmesurado, es la imagen en blanco y negro, jocosa a pesar de los pesares, que se conserva en la memoria de los españoles más mayores. Lo anterior viene a cuento porque nada más iniciar la lectura de El comando senil y la auxiliar de geriatría nos encontramos con un residente nonagenario de un geriátrico que, al grito de guerra de <<¡¡viva Fraga, viva Palomares!!>> se abalanza sobre una enfermera con “lúdicas” intenciones.
abuelos-geriatrico-2.jpgAsí estalla una de las escenas más hilarantes que puedan narrarse en 23 renglones. De llevarse al cine, en nada envidiaría a las mejores secuencias de La Pantera Rosa o del camarote de Los Hermanos Marx. Es tradición asociar los geriátricos con las tristes historias motivadas, en lo fundamental, por la cantidad de reservas vitales agotadas ya por sus residentes. También suelen aparecer la ternura o el amor invernal y, ocasionalmente, los actos de sublime amistad o abnegación. Rara vez aparece el humor. El comando senil y la auxiliar de geriatría no pretende ocultar ninguna de las múltiples posibles realidades a las que se enfrenta la tercera y, a veces, la cuarta edad. Pero, eso sí, el enfoque que le da Vicente N. Calvo hace que nos predispongamos a la sonrisa, o a la carcajada, dejando para más tarde la meditación trascendental. En la novela seguiremos las peripecias de Gabriel, un peculiar residente del geriátrico, que en su búsqueda de “desfacer entuertos”, rescatar doncellas (digamos mejor muchachas), combatir malandrines, meterse en camisas de once varas de follones y mafiosos, transitará por un calvario, frecuentemente traumático y cutre, digno de cualquier antihéroe de Woody Allen, con tintes y pinceladas del Torrente de Santiago Segura. Con un claro objetivo y una determinación a prueba de flaquezas, Gabriel realizará su esforzado periplo al tiempo que nos mostrará, casi de soslayo, una “fauna” de personajes arquetípicos de nuestra sociedad. Esa sociedad que padecemos y disfrutamos, la mayor parte de las veces, sin tener la menor conciencia de ello.
Arrugas-700638317-mmed.jpgEn estos centros para mayores se han producido algunas de las aventuras más míticas del cine: desde Tomates verdes fritos a Cocoon, pasando por la película de animación Arrugas (incluso un hilarante capítulo de la serie televisiva de los ochenta El equipo A). Hay algo en estas narraciones que reivindica el papel de las personas mayores en el guion de cualquier género. El problema llega de una sociedad que les niega un papel ya que los ancianos en su, aparente falta de productividad física, intelectual y económica, han quedado relegados. En los tiempos del usar y tirar sin opción a la reparación, los ancianos corren la misma suerte. Son aparcados en cementerios de elefantes que no hacen otra cosa que lapidar la poca salud que les queda. La presente novela reivindica, además de ese aire de joya picaresca clásica del que hace gala su protagonista, el papel de los mayores como partícipes de la sociedad que les ha tocado vivir, de sus problemas y de sus soluciones. Los cuerpos podrán ser más lentos, pero la determinación por alcanzar una meta, en alguno de ellos, sigue intacta.
El lector, cuando llegue al final, tendrá todos los elementos para decidir qué lado de la moneda prefiere boca arriba. Nos viene a la mente una de las secciones del desaparecido, y celebrado, semanario de humor “La codorniz” (La revista más audaz, para el lector más inteligente). ¡Tiemble, después de haber reído!

cocoon-1985-05-g.jpg

VOLUNTAD. LA FUERZA HEROICA QUE ARRASTRA LA VIDA. VOL 1: VOLUNTAD INDIVIDUAL – MARTÍN LÓPEZ CORREDOIRA – EDITORIAL EAS, 2019

Posted on Actualizado enn

voluntadlafuerzaheroicaquearrastralavida_web.jpg

TÍTULO: VOLUNTAD. LA FUERZA HEROICA QUE ARRASTRA LA VIDA. VOL 1: VOLUNTAD INDIVIDUAL.

AUTOR: MARTÍN LÓPEZ CORREDOIRA WEBWIKIPEDIA

EDITORIAL: EDITORIAL EAS – WEB

PÁGINAS: 375.

¿DÓNDE COMPRARLO?: AQUÍ

– SINOPSIS –

Es precisa la búsqueda de lo más noble y elevado en el ser humano, algo que nos saque del entumecimiento. El fin es la Voluntad con mayúsculas, el impulso que nos lleve hacia empresas magnánimas, los movimientos exaltados por alzarse más allá de la existencia vegetal, el hombre por encima del hombre y de la decadencia cultural y espiritual de nuestra época, lejos de las religiones o sectas, desdeñando la politiquería vulgocrática o la cultura circense para la plebe, al margen de la actividad estéril de especialistas académicos, del declive del arte o de la sumisión a los mercados y poderes económicos. La Filosofía, hoy como en cualquier época, nos sirve para tales propósitos. Este magnum opus estructura su discurso entre centenares de citas de pensadores clásicos para abrirnos paso por el pensamiento fuerte y sublime, por el sentido e identidad del Ser en el hombre, de la Voluntad que le ayude a vivir. Su recorrido es una síntesis de las grandes aspiraciones intelectuales humanas: ontología y ciencias, psicología y sociología, política e historia, ética y estética. También habita aquí la literatura, en forma de narrativa o de poesía, en la figura del caminante que sueña con tener a su anhelada Voluntad, el más amado de los seres, aguardándole con los brazos abiertos. Un camino de belleza y sabiduría en el deber ser impregnado de una fusión del ego con la totalidad de la existencia, una visión materialista donde se borran los límites de los individuos en la Naturaleza. Se aborda, pues, como la mayor de las entelequias, una odisea del pensamiento hacia la obra total cuyo fin nunca llega a alcanzarse.

– AUTOR –

cientifico-Martin-Lopez-Corredoira-IAC_EDIIMA20170705_0470_19.jpg

Nacido en Lugo el 8-12-1970, Ldo. en Cc. Físicas (Complutense de Madrid, 1993), Dr. en Cc. Físicas (La Laguna, Tenerife, 1997), Dr. en Filosofía (Sevilla, 2003). Lugares de trabajo como investigador en astrofísica: LAEFF-INTA (Villafranca del Castillo, Madrid, 1992-1994), Instituto de Astrofísica de Canarias (1994-2001, 2005-2010; investigador titular 2011- ), Astronomisches Institut der Universitaet Basel (Basilea, Suiza, 2001-2003). Autor de alrededor de un centenar de artículos en revistas científicas internacionales con árbitro, la mitad de ellos como primer autor; editor conjuntamente con el Dr. Carlos Castro Perelman del libro “Against the Tide. A Critical Review by Scientist of How Physics and Astronomy Get Done” (2008). Autor de diversos artículos de Filosofía y de los libros (ensayos) “Diálogos entre razón y sentimiento” (1997), “Somos fragmentos de Naturaleza arrastrados por sus leyes” (2005), “The Twilight of the Scientific Age” (2013), “Voluntad. La fuerza heroica que arrastra la vida” (2015). Co-autor conjutamente con el Dr. Francisco J. Soler Gil del libro “¿Dios o la materia? Un debate sobre cosmología, ciencia y religión” (2008). Premio Platero-2002 de Poesía concedido por el “Club del libro en Español”-Naciones Unidas (Ginebra, Suiza). Mención especial en el “XV Certamen Literario Universidad de Sevilla” (2009), modalidad de teatro, por la obra de teatro en verso de tintes filosóficos “El sinsentido de la vida” (publicada en 2010). La cosmología en el siglo XXI: entre la física y la filosofía, 2012 y The Twilight of the Scientific Age, 2013.

GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores que disfrutan de los caminos poco transitados y que prefieren llegar a la meta por el sendero más largo. Será del gusto de todos aquellos amantes de las obras de no ficción y ensayísticas que intentan mostrar o explicar su punto de vista acerca de las herramientas y los resortes que nos mueven y nos acompañan durante la batalla de la vida.

NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png

A los aficionados a la novela y a la ficción. Tampoco será del gusto de aquellos que prefieren entender la vida a través del espejo de los eslóganes de Mr. Wonderful o del lineal de los libros más vendidos de la categoría de autoayuda. Aquellos que entienden la filosofía sobre la base de frases positivas y de superación y no en el pulso del tránsito vital por un mar de lágrimas y arañazos tampoco encontrarán en esta lectura su decálogo de superación personal.

LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La inmortal obra de Miguel de Cervantes Don Quijote de la Mancha nos ilustra a un caballero idealista, loco pero idealista. Quijote desenfunda sus armas contra los fantasmas de su imaginación. Sancho le advierte que esos que cree sus enemigos no son sino molinos, u ovejas, o…, pero Quijote, el insigne caballero Don Quijote de la Mancha, no ve más que enemigos, y encantamientos cuando las cosas se tornan de otro modo del que él las concibe. Quijote somos también en cierto modo cuando desde lo alto hablamos a los elementos de la Naturaleza o la sociedad, y creemos que éstos son enemigos que nos quieren arrebatar la libertad. Quijote es aquél que lucha en la nada, donde nada hay por lo que luchar, quien no se rinde a las evidencias y mantiene vivos sus ideales caballerescos. Se imagina en un mundo en que tiene que defender los valores que ama, y adorar Dulcineas que no lo conocen. ¿Será nuestra búsqueda una locura?”.

RESEÑAletter-576242__340.png

creative-brain-1030x968.pngHoy traemos a la primera línea de la trinchera de las reseñas literarias, “Voluntad. La fuerza heroica que arrastra la vida. Vol. 1: Voluntad individual” del doctor en filosofía y ciencias físicas, Martín López Corredoira. Hercúleo regurgitar de ideas, idas, venidas, vueltas y retuertas en busca del punto de apoyo arquimédico para mover el mundo del insigne clásico siracusano. Porque de esto se trata el presente volumen ensayístico/filosófico/pugilístico. De lo que se mueve, de quién lo mueve y del lugar de afección de la triada determinista/libre albedrío/fatalista. En las páginas de esta obra destematizada y alejada de la ortodoxia académica y formativa nos podemos encontrar casi de todo, cual botica real bien aprovisionada. El autor propone y el lector dispone. El bufé libre se sirve con ceremonial esmero y ya cada cual será el que tome, cate, aparte o repita de aquello que le haya satisfecho las papilas gustativas y la materia gris. En este carrusel variopinto el lector coincidirá con el autor/Virgilio que le guiará por diferentes sendas (a veces paralelas, a veces aparentemente contradictorias) sin pedir que se abrace su razón, su credo o se acepten sus opiniones. Al igual que el novelista no pide al lector que crea en sus historias el filósofo, en muchas ocasiones, ha querido sentar cátedra urbi et orbe expresando su forma de entender el mundo al tiempo que descalificaba al pensador contrario a sus postulados. Se agradece la humildad de un autor que, en temas controvertidos y alejados de “¿la verdad?” científica, deje en su discurso espacio para la duda y la confrontación dialéctica. Incluso en las ocasiones, que las hay, en las que sus exposiciones son categóricas, firmes e indomables. Con respecto a la corrección política de la que carecen los niños que no tienen pudor alguno en decir que “no es no” el autor enarbola su bandera particular bruñida en el libertino lenguaje de aquellos que no pasaron por la genuflexión y dejaron que Los versos satánicos, Lolita, La naranja mecánica, Persépolis, El guardián entre el centeno, Trópico de cáncer, Escupiré sobre vuestra tumba, Las uvas de la ira, Mein Kamp o El Origen de las especies fueran compañeras de examen y análisis en libertad.
megaphone-3154479_960_720.pngTodo lo polémico nace de la defensa de las ideas sin tamices ni cortapisas. Ningún tertuliano de medio pelo se podría ganar el jornal en un programa del corazón o de charla deportiva solamente comentando lindezas, cumplidos y palabras bellas. Al contrario, el polemista profesional de la telebasura y de los contubernios mediáticos y vituperantes conoce el fango por el que se arrastra y, por tanto, conoce a la perfección los resortes para que suba la audiencia en proporción a la decadencia cultural que deja a su paso. Estos “Atilas” no dejan crecer la hierba educativa allá por donde pasan. Se puede ser polémico por convicción o por desconocimiento. Aquel que lo hace por esta segunda causa es aquel que se dedica simplemente a decir lo que piensa (como un niño) sin necesidad de buscar el asentimiento y visto bueno del receptor de su mensaje. Se puede ser polémico a sabiendas del resultado (económicamente provechoso en la mayoría de ocasiones) que se desata o simplemente divulgar un mensaje que ha sido reflexionado e interiorizado y que luego, ya cada cual, lo reciba como estime conveniente: desde el repudio frontal al abrazo de sus postulados. Antes del mundo contemporáneo, interconectado y digitalizado en el que ahora vivimos, la crítica y el disentimiento quedaba reducido al coloquio de café, al reducto universitario, al plató televisivo o al programa radiofónico (previa invitación con credenciales ampliamente referenciadas). Ahora, cualquiera puede dirigir su megáfono hacia el mundo entero mediante distintas herramientas digitales, y no nos engañemos, la crítica de cada individuo no vale lo mismo que la de otro. Los “odiadores” profesiones, amparados en el anonimato, proclaman sus soflamas que son asumidas por hordas de cacatúas que buscan sangre y toman como propio cualquier moda pasajera, reivindicación, griterío neblinoso y demás vacuidades sin reflexión ni análisis previo. Estos repetidores hacen de la crítica un juicio lapidario sacado del mejor gag de La vida de Brian.
30661_153552_1.jpgLa crítica permite el avance en todos los campos del conocimiento, con ella se contraponen los razonamientos de cada escuela o pensamiento (que se lo digan a Kant) pero la crítica descarnada lo único que consigue es eliminar de cualquier enjundia y capacitación al que emite el juicio. Y con todo nos parece que en otros tiempos el capítulo 4 de este libro sería más polémico que el capítulo 5… Dentro de 100 años será otro. Los tiempos cambian y los modelos de pensamiento con ellos. No son inmutables, por ello, son los años lo que mueven el dial de lo que genera más o menos conflicto cultural. Hablamos del capítulo 4 porque para muchos podría tacharse de eugenesia intelectual. Aquella que deja (o debería dejar) fuera de las posiciones del atril de la élite a aquellos que el autor denomina como vulgo. El autor defiende que, al igual que no todos valemos para ser maratonianos o astronautas, no todos podemos llegar a cubrir los puestos que el conocimiento intelectual reserva a los más preparados. Ahí están las oposiciones para distintos puestos de la función pública o las pruebas de cocientes intelectuales, etc. Esta premisa dejaría fuera de ciertas posiciones de responsabilidad a todos aquellos que no cumplen una serie de requisitos intelectuales. Este tema, lógicamente, queda eclipsado por el siguiente capítulo por el que la obra fue censurada y eliminada del catálogo de la anterior editorial en la que fue publicada. El “fatídico” quinto capítulo denominado “La cosa esa de ser mujer” habla, “al por mayor”, y sin entrar en sesudas especificaciones técnicas ni científicas (tampoco es su intención como así lo indica el propio autor), de la cosmología del fenómeno femenino en relación con su propio sexo y con el sexo masculino. Todo ello con lógica deductiva e inductiva del observador que comparte aquí sus reflexiones acerca de este concepto. Si el observador fuera otro o la experiencia vital del observador fuera distinta, las conclusiones pudieran ser otras. Pero estas son las suyas, propias e intransferibles. En todo caso si fueran unas reflexiones impuestas por un centro educativo o incluidas en un currículum académico las críticas podrían venir de la falta de consenso entre los diferentes puntos de vista respecto a este asunto, pero viniendo del particular punto de vista de un creador pensamos que este no debe dar cuentas a nadie salvo a él mismo (a él mismo y al ordenamiento jurídico que hasta la fecha le ha dado la razón en sus legitimas pretensiones legales). Todo lo demás: el buen gusto, la pertinencia, los límites del humor, la chanza, la hipérbole o el aullido del lobo sediento de sangre deben quedar al arbitrio del público (libre consumidor de los productos que se le presentan). Muy resumidamente este capítulo dice (o pensamos que quiere decir) que hombres y mujeres son iguales en derechos y obligaciones como dicta la mayoría de ordenamientos jurídicos (tristemente no todos), pero que las capacidades, enfoques, metas, cualidades y procedimientos vitales de ambos sexos son diferentes. Esto no es ni mejor ni mejor, solo es. A ojos no solo del observante autor, sino de una multitud de eruditos, escritores y filósofos que han abordado este tema a lo largo de la historia, además de los estudios científicos que han revelado diferencias significativas en las distintas conexiones evolutivas cerebrales entre ambos sexos. Al igual que los atletas de raza negra copan las primeras posiciones en las distancias cortas en atletismo, pero flaquean a la hora de incorporarse a un pelotón ciclista en las grandes pruebas, los hombres y las mujeres persiguen los mismos sueños pero por distintos caminos. El autor habla de lo que ha visto, ha experimentado y ha estudiado sobre este asunto. Que cada cual contraponga sus convicciones a las del presente texto y tome sus propias (preferiblemente no borreguiles ni comunales) conclusiones.
atenas2.jpgEn este volumen el autor, y eso descarga la densidad de la obra, interrelaciona los temas, los mezcla y los complementa sin servirlos en compartimentos estancos. La mayoría de los lectores agradecerán que los distintos capítulos no vayan hasta las últimas consecuencias intelectuales. De la felicidad en la búsqueda del placer y/o la ausencia del dolor vía hedonista, epicureísta o estoicista para bogar con las altas y bajas pasiones. Todo ello en un camino (caminante…) hacia un horizonte que a cada paso que damos se aleja un metro más. Así las cosas caer en el nihilismo y en el abandono es fruto de nuestro tiempo (atención al índice de suicidios en el mundo occidental que es solapado por otras estadísticas más interesadas por distintos grupos de presión). Cuando se apagan las luces, los anuncios televisivos, los certámenes de belleza y los guerreros del griterío y el autobombo, queda una sociedad huérfana de sentido, valores, metas trascendentes y motivaciones enriquecedoras (es el hombre de Fernando Pessoa). El autor sigue observando y continua con su crítica mordaz (que repetimos que no busca ser compartida por el lector, pero sí escuchada). El propio filósofo propone y los lectores disponen. El receptor pizca de aquí y de allá y se compone un traje a medida según su conocimiento, anhelos e intereses. Lo demás lo desechará para siempre o para futuras relecturas donde pueda picotear de nuevo. Martín López Corredoira tira la piedra y enseña las dos manos. Estas son sus reflexiones y las defiende como parte del derecho inalienable a proclamar sus ideas (las que sean) por encima de una censura que, en demasiadas ocasiones, incide por unos derroteros para olvidarse voluntariamente de otros.
“Voluntad. La fuerza heroica que arrastra la vida. Vol. 1: Voluntad individual” es una visión personalista sobre el ser y el deber ser de un caminante que se pregunta hacia dónde van sus pasos y los de sus congéneres. La obra es un vehículo de exploración tanto del territorio conocido como del territorio hostil y desconocido, como reza la frase difundida por Mario Benedetti (aunque parece que no fue de su invención) “Cuando teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas”. Y así, mientras damos un paso, la verdad y el conocimiento dan dos. Los filósofos, aún sabiendo que probablemente nunca podrán alcanzarla, la siguen en la lejanía vislumbrando algunas de sus múltiples ramificaciones. Este trabajo de búsqueda debe ser reconocido, más si cabe, en un mundo que se jacta de certezas omnímodas y líneas de pensamiento único.
Hombre mirando al mar de tormenta - Friedrich Sorolla (1).jpg

CALLEJEANDO POR MADRID – MANUEL G. SANAHUJA – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019

Posted on Actualizado enn

callejeando-por-madrid.gif

TÍTULO: CALLEJEANDO POR MADRID.

AUTOR: MANUEL G. SANAHUJA INSTAGRAMFACEBOOKTWITTER

EDITORIAL: CÍRCULO ROJO – WEB

PÁGINAS: 480.

¿DÓNDE COMPRARLO?: AQUÍ

– SINOPSIS –

¿Sabías que la Gran Vía nunca se llamó así oficialmen­te hasta 1981?, ¿por qué la Puerta del Sol tiene ese nombre si allí no hay ninguna puerta?, ¿cuál es la calle más larga de la ciudad?, ¿qué tiene que ver la muralla de Felipe IV en el nombre de alguna de las avenidas más famosas de Madrid?, ¿cómo y por qué se numeran las casas en todas las calles? Todo eso te lo cuenta el Gato Madriles en esta apasionante obra, de un modo simpático, divertido y, sobre todo, tremendamente instructivo, muy a su estilo dicharachero y castizo, de forma que te hará conocedor de muchas historias y leyendas que desconocías sobre las calles de la capital de España.

– AUTOR –

174c8681fabcbed99878c393a61812fa

Manolo G. Sanahuja nació en Madrid, y toda su vida ha residido en el centro de la ciudad, que conoce bastante bien. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, e hizo prácticas en algunas emisoras de radio, como Radio Intercontinental, Cadena Rato y Onda Madrid, pero el destino truncó su carrera, y su vida ha corrido por otros senderos distintos. Apasionado del deporte, sobre todo del fútbol y del baloncesto, pasiones que comparte con las nuevas tecnologías, llegó a dirigir la pequeña revista baloncestística Rugidos durante unos meses, aunque, pasados los años, decidió escribir un blog, primero, pluritemático, y más tarde, exclusivo sobre Madrid, y del cual nació la idea de escribir este libro, cuya primera edición data de noviembre de 2016. Posteriormente ha participado en la antología Ópera de Sueños, editada por el grupo de Facebook Escritores y lectores, y Que entre la luz, otra antología de relatos, esta vez en contra de la violencia de género y el maltrato infantil, publicada en junio de 2018.

GUSTARÁarrow-145786__340

Al ser un libro muy específico en su temática será del gusto de aquellos que amen Madrid y que vivan o tengan una relación muy directa con la capital. Será del interés también de todos aquellos a los que les gusta bucear en los lugares con historia y desentrañar todo aquello que ahora pasa desapercibido y oculto en un mundo moderno y desubicado de referencias.

NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png

A aquellos que se mueven por el impulso de google maps y evitan saber todo lo que subyace detrás.

LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Ya os conté la historia de la ciudad, y posteriormente sus misterios, y ahora os voy a hablar de las preciosas calles del Distrito Centro, sus leyendas, sus historias, sus nombres, y por qué se llaman así, todo esto con mi estilo directo, dicharachero y divertido que tanto os gusta”.

RESEÑAletter-576242__340.png

Esta obra queda perfectamente resumida en la frase del principio del libro. El Gato Madriles ha persuadido a Manuel G. Sanahuja para escribir otro libro sobre Madrid. Tenemos la sensación de que ese gato “liante” abusa de la paciencia de Manolo y se aprovecha de su erudición y conocimiento de los recovecos y entresijos matritenses. Sobre todo, abusa de “su negro” porque conoce perfectamente sus debilidades y sabe que su mayor punto flaco es su amor por Madrid. Pensándolo bien, ese comportamiento manipulador del Gato Madriles nos beneficia a todos sus seguidores y nos permite disfrutar de lecturas que, de no ser por ello, muy difícilmente hubiesen caído en nuestras manos. Así que perdonamos las tretas de Madriles y le agradecemos su labor. En esta ocasión nos trae un ¡Callejero!
15x15-Plaza-Mayor-Cartel-Calle-Azulejo.jpgSeguro que esta propuesta sorprende a más de uno y a más de dos. ¿Para qué diantres necesitamos hoy en día un callejero de papel? si tenemos a Siri o al asistente de Google al alcance de un click o de una voz. Es una buena pregunta. Intentamos sintonizar telepáticamente con Madriles, aunque somos de carne y hueso y él suele usar este medio con fantasmas y espíritus, a ver si conseguimos una respuesta satisfactoria. Seguro que el minino enredador la tiene, porque nunca da uñetada sin garra. Nos parece percibir, o lo imaginamos, o lo recordamos, que hubo una época no tan lejana en la que, en la guantera de cada vehículo, dormitaba intermitentemente, entre uso y uso, un callejero de la ciudad residencia habitual del conductor. Normalmente la edición anterior y obsoleta iba a parar al domicilio, pero siempre se le encontraba alguna utilidad. También, en los coches solía viajar un mapa de carretas, pero esa es otra historia. Tenemos la percepción, o sensación, de que “Callejeando por Madrid” está diseñado para funcionar al revés, vamos que seguramente no se va a utilizar para saber cómo ir a una determinada calle o para encontrarla. Las calles te encontrarán a ti y puede que te llamen desde sus páginas y te cuenten detalles de su historia y circunstancias que jamás hubieses sospechado. Después, puede que sientas cómo el Gato Madriles te impulsa a visitarlas físicamente y a pasear por ellas.
Puerta_del_Sol_-_01.jpgEl ajetreo de los “tiempos modernos” condiciona de tal forma la vida de los humanos, que muchas veces necesitamos la ayuda de un ser “menos racional” para recuperar algo de cordura o, al menos, algo de sensibilidad emocional. Pasamos raudos en coche por escenarios urbanos de impresionante trayectoria sin reparar en ello y, si actuamos como peatones, nuestra atención tampoco suele mejorar, abstraída en la mayor parte de las ocasiones, en la contemplación de la hipnótica pantalla de nuestro móvil. El Gato Madriles, creemos, pone un punto de reflexión y de relajado ocio cultural para aquellos que sentimos la “almendra central” de Madrid como el corazón primigenio de esta gran capital. No importa de dónde procedas o dónde hayas nacido, si te interesas por Madrid, no lo dudes, Madrid te atrapará. Probablemente la mayor parte de la información que ofrece “Callejeando por Madrid” puedes encontrarla en otras fuentes. Prueba de ello es que el propio felino autor incluye, intencionadamente, múltiple bibliografía y enlaces online para que amplíes tus conocimientos y la “trampa madrileña” acabe de cerrarse irremediablemente sobre ti. También proporciona un código QR para facilitar al lector un inmediato y ágil “teletransporte” a todas y cada una de las referencias, calles o plazas, que se citan en el libro. Es justo recordar que, para que estén todas, Manuel G. Sanahuja ha tenido que realizar algún que otro meritorio esfuerzo extra, que nos comenta en la introducción.
5059d867ca947ea64d2e0319888bfb34.jpgAhora bien, siendo todo lo anterior muy útil, ameno e interesante no es, a nuestro juicio, lo más relevante de la obra. La forma de concebir su estructura, incluyendo desde la imagen identificativa, hasta la forma y materiales de los rótulos de las calles, la selección del territorio geográfico que circunscribe, su división y ordenación por barrios, marcando límites y “fronteras” hacen del recorrido por sus páginas un deseable paseo. Es especialmente de agradecer la medida extensión de cada descripción o comentario, dando a cada calle, plaza, callejón o plazuela aquella explicación que requiere para el caso, ni más ni menos. En cada ocasión el Gato Madriles mide con exquisita delicadeza felina la oportunidad, o no, de incluir sus comentarios y experiencias personales en sus recorridos y visitas en solitario o acompañado de otros congéneres. El peculiar sentido del humor de este gato castizo aparece ocasionalmente en muchos momentos para amenizar la lectura. Baste, como botón de muestra, su comentario sobre la calle Antonio Flores que, lógicamente, no reproduciremos aquí. Hay que decir, que ese comentario (entre otros), pone de manifiesto la cantidad de datos que generalmente se ignoran sobre Madrid y tantos otros que se confunden. Sucintos ejemplos de lo anterior serían, para los no conocedores, la calle de los Abades que hace referencia a un apellido familiar y no a un “oficio” eclesiástico, o que la calle de la Rosa lleva el nombre de la regente de un garito cerrado por un alcalde. Tampoco faltan calles y lugares con denominaciones alimenticias, como pan o pasas, de curioso origen y amplio anecdotario.
En Callejeando por Madrid encontraremos multitud de paradigmas como los citados, que el Gato Madriles nos ofrece con su peculiar estilo, proporcionándonos entretenimiento, orientación y cultura madrileña. Cumple a la perfección la máxima de “enseñar divirtiendo” y, no nos cabe duda, de que los gatos “de pura cepa”, los forasteros y extranjeros, cada cual en su medida, sacarán buen jugo a su lectura. ¡Viva Madrid!

IMG_0415

Pedro_Teixeira_Albernaz_(1656)_Madrid.png

CALENDARIO PREMIOS FOROLIBRO 2019

Posted on

 

PREMIOS FOROLIBRO 2019

 

Estimados amigos, autores y editoriales,

Os recordamos que todas las reseñas marcadas con el sello de LIBRO RECOMENDADO hasta el 31/12/2019 pugnarán para llegar al TOP 10 anual. De estos 10 libros seleccionados saldrá el LIBRO DEL AÑO FOROLIBRO 2019.

Suerte y letras a todos.

Os acompañamos a continuación el calendario de los premios:

  • 31 de DICIEMBRE: Último día publicación reseñas 2019.
  • 9 de ENERO: Listado completo “Libros recomendados 2019”.
  • 13 de ENERO: “Top 10 portadas 2019”.
  • 16 de ENERO: “Mejor portada 2019”. 
  • 20 de ENERO: “Top 10 libros 2019”.
  • 23 de ENERO: “Mejor libro 2019”. 

CUENTOS PARA SENTIR – FERMI BELLO – AUTOPUBLICACIÓN, 2019.

Posted on

41iHuhWhlcL._SX322_BO1,204,203,200_.jpg

TÍTULO: CUENTOS PARA SENTIR.

AUTORA: FERMI BELLO

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN.

PÁGINAS: 80.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

CUENTOS CLÁSICOS. Cuentos, donde por medio de la ficción y profundizando en los sentimientos a través de sus personajes, la autora quiere resaltar, esos valores que poco a poco se van perdiendo: EL AMOR, LA AMISTAD, LA FAMILIA Y EL RESPETO POR LA NATURALEZA, son algunos de ellos. Porque todos llevamos un niño dentro. Porque a todos nos gusta SOÑAR.

– AUTORA –

IMG-20191221-WA0000.jpg
Nací en un bonito pueblo de Cáceres llamado Arroyo de la luz, aunque desde muy pequeña he vivido en Tolosa, un bello pueblo de Guipúzcoa. Estudié Peluquería y Auxiliar de enfermería, aunque mi verdadera vocación iba por otros derroteros. Desde la infancia me atrajo la lectura visitando a menudo la biblioteca del pueblo. Allí empecé a leer los primeros cuentos o libros de aventuras. Me encantaban. Con 14 años, empecé a escribir mi primer diario y mis primeros poemas, algo que nunca he dejado de hacer. Ya, al hacerme más mayor me presenté al concurso de cuentos de la escuela donde aprendía euskera y con “El misterio de la cueva”, conseguí el Primer Premio. Obra que posteriormente decidí pasarla al castellano. Antes de ser Madre, me animé a escribir mi segundo cuento para la hija que esperaba y después escribí un tercero con la ilusión de que pudiera leerlos cuando fuera más mayor. Esas tres historias formaron parte de determinados momentos de mi vida y así, juntándolas  todas, surgió está pequeña obra.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos aquellos lectores, adultos y niños, amantes de las narraciones clásicas; sensibles, metafóricas, ejemplarizantes, sencillas, cargadas de valores y distintas perspectivas relacionadas con la naturaleza, la amistad, el coraje, el afán de superación, la empatía, el compromiso, la madurez y el amor hacia los semejantes. Será del interés de todos aquellos lectores que siempre les han deleitado las narraciones de los hermanos Grimm, Andersen, Perrault, etc.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores de obras más complejas, graves y extensas, ya sean en modo cuento o novela. Tampoco será del interés de aquellos lectores, jóvenes o adultos, que prefieren que las narraciones que consumen vayan unidas al rigor de los tiempos; digitalización y tecnificación incluidas.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La bruja, tras mirarlo con cara de satisfacción, y sin demorarse por más tiempo, puso en marcha todos sus poderes. De repente, Martín empezó a sentir algo raro en su cuerpo, y en pocos segundos, vio como sus manos arrugadas se convertían, de nuevo, en manos jóvenes. A continuación, la bruja recordó a Martín que le daba tres días, y que una vez concluido es plazo de tiempo ella volvería para quitarle la vida. Tras decir esto, y casi al instante, desapareció”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar Cuentos para sentir de la escritora Fermi Bello. Un breve libro de cuentos de fantasía de tono clásico con una narrativa concisa, lineal y que se ciñe a los sucesos más que a las descripciones y a los enredos de obras más complejas y para un público más adulto. La autora logra con tres narraciones diferentes, autoconclusivas e independientes formar una pequeña obra que tiene en común el sabor tradicional de los cuentistas de antaño, del legado oral al abrigo del hogar y de los grandes escritores de este género: Perrault, Hermanos Grimm, Andersen, Iriarte y Samaniego, Dickens o los más contemporáneos: Quiroga, Stine o Dahl. 
Offterdinger_Aschenbrodel_(1).jpgTres historias diferentes pero con el punto de unión que acompaña el sabor arraigado del contador de historias primigenio. Encontraremos personajes que deben superar pruebas que forjarán su carácter y la construcción de su personalidad ética y moral desde la comodidad de la niñez a la vida salvaje e impredecible de la fase adulta, donde los problemas son reales y no meras fabulaciones. También hallaremos personajes atrapados en su alter ego animal (recordemos la magnífica Lady Halcón, Richard Donner, 1985), tentaciones a las que es difícil no rendirse (como las de la malvada bruja Úrsula que roba la voz a la sirenita a cambio de transformarla en humana). Veremos también la superación del tiempo y del aspecto físico que no conoce barreras en los asuntos del amor (que podemos comparar con la película Big, Penny Marshall, 1988 y también con La bella y la bestia de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont). Por último, en la última narración podemos encontrar una vuelta de tuerca de La cenicienta o de El prisionero de Zenda (esta vez no será el zapato el que zanje el misterio de la identidad del personaje protagonista sino algo que tendrá que leer el lector y que aquí no desvelaremos). Cuentos para sentir habla de temas clásicos, historias que los lectores más jóvenes reconocerán perfectamente sin entrar en pasajeras modas actuales, reivindicaciones claramente identificables ni soflamas de ningún tipo. Aunque, como todo cuento, la moraleja o el aprendizaje se encuentra intrínseco, la autora no tiene la necesidad de ondear ninguna bandera ni eslogan más allá de la propia aventura del cuento de fantasía. A determinadas edades el sueño del lector debe volar libre sin necesidad de encorsetamientos ni caminos delimitados y señalizados. Los propios jóvenes lectores son “muy adultos” para detectar aquellos mensajes que se les adaptan mejor y que son de mejor compresión y asimilación. Forzarlos a que abracen algún credo narrativo por distintas motivaciones ideológicas es una tarea estéril. Siempre se ha dicho que los chavales son los más exigentes con los productos que consumen, ya que no tienen miedo a decir “NO” a las conveniencias de ser política y socialmente correctos. 
ebc01665aede2f29d147b896b2d339c2.pngCuentos para sentir está enfocado principalmente para un público infantil que podrá leerlo, sin necesidad de un adulto, ya que el tono de la narración es bastante asequible para todas las edades. De la misma manera el lenguaje y el vocabulario empleado es también apto para niños. La presente obra, pese a su efímera duración (¿no son así los cuentos tradicionales?) representa un agradable vehículo de retorno a aquellas narraciones que todos recordamos con mucho cariño. El estilo es, sin duda, el de aquellos tiempos, alejándose por tanto de la tecnificación y la digitalización de las actuales narraciones. Teniendo un mundo contemporáneo infantil saturado de pokemons, digimons, mangas, superhéroes marvelianos, etc… siempre es una buena noticia contar con obras que indaguen en el clasicismo, en los valores que hicieron rica la tradición oral y en las tramas sencillas pero cargadas de simbología y segundas lecturas.
Pese a una portada que no anticipa claramente el contenido infantil/juvenil de su interior, nos encontramos tres narraciones que se retroalimentan mutuamente y que hacen de la ficción la realidad de muchos niños que, entre aventura y aventura, van creciendo, formando y llenando su mochila de aprendizaje vital.

cuento_infantil.jpg

EL GATO DE BALZAC – MIQUEL SEN – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019

Posted on Actualizado enn

balzac.jpg

TÍTULO: EL GATO DE BALZAC.

AUTOR: MIQUEL SEN – WEB – FACEBOOK – TWITTER

EDITORIAL: CÍRCULO ROJO – WEB

PÁGINAS: 202.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

El señor Maulet, antigua lumbrera universitaria caída en desgracia por sus actos pedófilos cuando vivía en París, se mueve en la Barcelona vieja, con su pequeña pensión, unas escasas plumas, sus aficiones literarias, más unos deseos que apuntan insistentemente al pecado de gula. En sus paseos tropieza con un brocantero al que compra libros y objetos que acaba subastando como alivio de su miseria. Entre los textos encontrados figuran muchos de magia, en los que se menciona la posibilidad de existir como reencarnado. En medio de tantos papeles, Lázaro Maulet descubre un mecanoscrito titulado El gato de Balzac, curiosa historia de un hombre que muere por arma de fuego para transformarse en gato, que a su vez tiene el mismo fin. Una sucesión perversa que nos lleva a conocer al mismísimo felino que tuvo Balzac.
La proximidad entre el intelectual desvalido y el brocantero los lleva a discutir sobre lo divino, la vida y la muerte. Ambos saben del terremoto de Lisboa que liquidó cien mil portugueses, justo cuando daban gracias a Dios, dejando intactos los lupanares. Fue obra del satánico almirante Belial, que luce un anillo de rubí en el anular robado en la catedral. De esta joya, más un espejo negro que re?eja en un instante pasado, presente y futuro, sabe el anticuario que pone en contacto al intelectual con extraños personajes. Tras el asesinato del protagonista, la policía se interesa por el caso, prácticamente sin nexos con la realidad.

– AUTOR –

Miquel-Sen.jpg

Miquel Sen nació en Barcelona en 1946. Estudió biología en la Universidad de Barcelona. Su actividad periodística le ha llevado a interesarse por la gastronomía y su historia, publicando numerosos libros: Viaje por los Vinos de España (Agotado), Les Casas de Menjar, El País del Cava, Paseo por los restaurantes de Cataluña, Les Receptes de la nova cuina Catalana ( editorial Planeta), Enciclopedia del Cava, Comer por cuatro pesetas, Barcelona fin de Siglo, más una biografía: El escultor Emili Armengol, y tres novelas: La noche siempre llega, (editorial Altera), Un artículo de encargo ( RBA), y La memoria muda (Parsifal ediciones). Luces y sombras del reinado de Ferran Adrià (la Esfera de los Libros) supone una ampliación de su registro literario hacia el ensayo. Confieso que he comido es una divertida biografía gastronómica que hasta cierto punto muestra el camino literario de su última obra El gato de Balzac.
Es colaborador de las revista Vinos y Restaurantes, . Hasta el año 2012 ha colaborado  en La Guía del Ocio, dónde escribió durante 24 años una crónica semanal y del diario Avui en el que ha mantenido durante ocho años una sección en el Suplemento Dominical. Desde julio de 2006 es columnista de El Periódico de Cataluña. Miquel Sen ha sido  director del programa Cuines de la televisión autonómica catalana TV3 durante 15 años. Ha realizado más de 3800 programas, situándose ininterrumpidamente entre los ocho programas más vistos de la cadena, por lo cual ha recibido el premio de la Academia Catalana de Gastronomía al mejor programa de divulgación. Miquel Sen detenta también Le Prix France de Gastronomie.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores que se deleitan con lo extraordinario, con lo esotérico, con lo fantástico, pero soportado sobre bases literarias aprehensibles. A quienes se toman tiempo para degustar el placer de leer y desmenuzar lo leído. A los diletantes de la filosofía y a quienes satisface la apertura de sucesivas matrioskas si contienen algo interesante en su interior.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A quienes son partidarios del dinamismo literario, sencillez y velocidad en el movimiento narrativo con el trasunto de la novela. A los que buscan acción directa e inmediata sin circunloquios ni introversiones que requieran dedicar tiempo a rebuscar en el alma de los personajes. A los que su tiempo o su fatiga solo permite la lectura de un par de páginas antes de caer en brazos de Morfeo.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Cuando fui el gato de Balzac, adquirí unos profundos conocimientos sobre el otro mundo, un espacio que el maestro vivía a diario, afirmando que estaba lleno de esferas superpuestas, todas ellas lumínicas, entre las que pululan los ángeles, los demonios, los kamarrupas, algún elfo afeminado y los gatos que no han sido hombres de bien”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

maxresdefault.jpgHoy traemos para reseñar, El gato de Balzac de Miquel Sen. No puede sorprender, y es perfectamente congruente, tropezar antes del índice con la sentencia del Nobel Kazuo Ishiguro ”Cada piedra estaba maldita y cada gato vagabundo era un espíritu maligno”. Nos agrada comenzar con este breve encuentro con el admirado maestro Ishiguro, de polifacética tarea. Ajenos a las preferencias de cada cual, nos quedamos con su obra Los restos del día de 1989, trasladada al cine como Lo que queda del día donde apreciamos, entre otros, el talento del mejor Anthony Hopkins. Pero lo relevante en este caso es que, desde el inicio, Ishiguro nos hace notar que los gatos raramente consiguen alejar de ellos el sambenito de especie esotérica y más diabólica que luciferina. Y aquí tenemos, pues, al gato de Balzac. La novela es como una caja de engranajes con grandes y pequeñas piezas dentadas, más o menos visibles según su tamaño y posición, pero todas ellas imprescindibles para un engrasado rodaje. Aparte del gato narrador y su alter ego, de su orondo dueño con chalecos necesitados de lavandera, la escritora con nombre de varón, el propio señor Maulet y una pléyade de personajes variopintos, numéricamente superados por cocineros de postín, toma protagonismo un brocantero; Curiós, sin cuya participación esta obra no existiría.
2-brocanteur-1437381201.jpgPara lectores en español, despistados, que no deduzcan inmediatamente del contexto cual es el oficio de este personaje, citado doblemente en la contraportada y desde el cuarto párrafo del libro, les sugerimos “chamarilero”, “baratillero” o “mercachifle” como sinónimos, ya que dicha profesión no figura en el diccionario de la RAE. Tal vez es un guiño del autor a la nacionalidad francesa de sus personajes (brocanteur) o a su propia lengua natal. Puestos a avanzar, el caso es que nos atrevemos a pensar, sin confirmarlo, que el autor del Sideroploide barcelonés lo es a su vez del manual de exorcistas descubierto, y propietario original de la caja que lo contuvo, pues ignoramos si este artista fue también mago y charlatán. Júntese el hallazgo con unas páginas robadas a otra obra inquietante y nos encontramos con una especie de rueda kármica de textos e ilustraciones que nos introducen en un explosivo torbellino, que habrá que transitar con mucha atención bajo pena de desorientación y extravío. Trabajo ímprobo para el señor don Lázaro que con gran discernimiento (discernimiento es también palabra jesuítica) inicia la lectura del mecanuscrito.
Osias_Beert_-_Oysters_1610.jpgA partir de aquí se ofrece a sus ojos, a su mente, y a su imaginación, todo un universo vivido por humanos o felinos, vivos o reencarnados, literarios, seráficos, oníricos o potencias del astral. Acontecimientos históricos con sus protagonistas, celebrados o repudiados según de dónde sople el viento. Gestas y situaciones públicas, publicitadas y aireadas a conveniencia o camufladas y ocultadas en escondrijos y alcobas.  Paisajes campestres más bélicos que bucólicos. Selvas de asfalto o empedrado con números de portales como referencias o destinos más o menos confesables. Personajes de primera categoría universalmente conocidos, o secundarios casi siempre olvidados que encuentran la excepción cuando aparece su nombre impreso junto con su especial actividad. De los primeros de todo hay, si bien priman emperadores, reyes, zares, generales, escritores famosos, incluso papas, santos, profetas y el propio Jesucristo. Los otros, y las otras, se reparten entre artistas de varietés, militantes de partidos, profesores, soldados y cocineros, sobre todo cocineros y cocineras, con muchas de sus recetas incluidas.
No faltan los amigos de amigos, círculos de amistades, que incluyen compositores o pintores. Balzac sale muy realzado prestando su apellido al gato y siendo espiado y analizado por este. Si el escrito hubiese tenido como protagonista a su amiga George Sand, se hubiese disuelto más etéreamente en el grupo de sus amistades, en disputa con Eugène Delacroix, Heinrich Heine, Víctor Hugo, Julio Verne, Gustave Flaubert o Franz Liszt. Siempre al acecho de una tajada, o bajo el apremio de una pistola, uno de nuestros protagonistas recorre campos, se acoda en las barras de bares y garitos o atisba en las buhardillas. Otros se enzarzan en reflexiones y duelos dialécticos y filosóficos. Dependiendo de quién sea quién, tampoco se está a salvo de una severa amonestación de tía Monsita o que se reprochen modos y maneras poco viriles. El autor nos conduce, casi vertiginosamente, de un lado para otro mientras observamos con prismáticos  al metamorfoseado y trashumante visitador de intramundos o intentamos monitorizar y digerir, al vuelo, las conversaciones entre Maulet y Quirós. Por no hablar de intentar pasar del papel a ollas y sartenes caseras alguna receta descrita. Del comisario Monegal, de sus pesquisas, meditaciones, actitudes y sus angustias nada diremos. Son un premio que el fiel lector tiene que merecer.
Llegamos a la conclusión de que El gato de Balzac contiene sustancia suficiente para una segunda y más reposada lectura en lo literario, en lo filosófico y en lo gastronómico.  

honorc3a9-de-balzac.jpg