Últimas Actualizaciones del Evento

AGUIJONAZOS – MARIO SILES – AUTOPUBLICACIÓN, 2020.

Posted on Actualizado enn

51QI3qiGqUL

TÍTULO: AGUIJONAZOS.

AUTOR: MARIO SILES – TWITTERFACEBOOK

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2020.

PÁGINAS: 144.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Desahucios, pobreza, deforestación y aniquilación de especies, corrupción, etc. Una antología de textos que abarcan desde el relato al ensayo, y cuyo hilo conductor no es otro que invitarnos a recobrar el sentido de nuestra propia existencia. Materializado mediante una narrativa honesta, firme y muy bien entrelazada, cargada de frescura. Donde la crudeza y el humor ácido se estrechan la mano de forma pertinente y amable. Lectura que, en definitiva, invita a la reflexión y a la autocrítica en el momento histórico que vivimos.

– AUTOR –

descarga

– GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores de piezas cortas y multitemáticas en las que hallarán, según el perfil de cada uno, razones suficientes para adaptar alguna de dichas lecturas a sus convicciones, inquietudes y reflexiones personales. Será también para aquellos que no tienen tiempo para la lectura profunda y prefieren degustar pequeños platos en lugar de novelas enciclopédicas. Para aquellos que son más de contenidos y finales más acordes con los tiempos que nos han tocado vivir que con perdices conclusivas de cuentos de hadas.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

No será del interés del lector de novela o de aquellos que no les llama la atención las colecciones de relatos o de piezas de longitud contenida. Tampoco será la lectura predilecta de aquellos que buscan en las colecciones de cuentos, giros finales inesperados o sorpresas a cada paso (la presente lectura gana más peso en el camino narrativo que en los desenlaces). Los lectores que no quieran ver los aspectos de las inmundicias que fluyen a su alrededor tampoco encontrarán aquí su lectura predilecta.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“El aletargado “Ciudadano X” se siente libre, porque desde la instituciones oficiales y a muy temprana edad así le es inculcado. Los mass media serán los encargados de perpetuar y reforzar ese sentimiento en adelante y durante toda su existencia. No es una labor difícil. A fin de cuentas, lleva a cabo elecciones a diario que le ayudan a sentirse de ese modo. Tiene la libertad de elegir sobre los pantalones que viste, o el teléfono móvil que quiere comprar invirtiendo en ello uno o varios meses de trabajo, quizá y con un poco de suerte incluso sobre ese preciado automóvil con el que sueña deslumbrar a los vecinos, pagado a cómodos plazos. Aunque eso se traduzca en vivir atado a un empleo que le subyuga, que le niega casi por completo la vida familiar, o que aniquila todos los anhelos fuera del plano estrictamente material”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Aguijonazos, de Mario Siles García. Un compendio de quince relatos reflexivos acerca de la contemplación contemporánea del entorno del autor. Todo es posible en el desfile inquisitivo de la mirada de Mario Siles por el callejero del alma que como escritor le ha tocado vivir. Los acontecimientos se suceden con cadencia de celuloide fílmico que, según la mirada del testigo, llegarán a fijarse en el acervo cultural de una sociedad o se dejarán pasar. A Dios gracias, incluso a contracorriente de los tiempos de transformación digital y de contenidos que nos han tocado vivir, no vamos mal surtidos de personas inquietas que intentan entender, dar una explicación o compartir lo que ven a su alrededor para dar de pensar al respetable. Trazan una vía de escape de la rutina ponzoñosa a la que muchos están sometidos y quieren dejar testimonio de los caminos tortuosos por los que transita una sociedad insaciable y hambrienta de engullir capital y cortar las cuerdas del resto de sus compañeros alpinistas. A todos ellos les han vendido la moto de que en la cima de la montaña se encuentra El Dorado. 
maxresdefaultEl autor ha llamado a esta recopilación de suelta de lastre personal, Aguijonazos. Nos viene a la cabeza por el amplio y variado significado de los relatos que aquí confluyen, las dos modalidades típicas de aguijón: el de la avispa y el de la abeja. El primera da un toque de atención, una especie de tarjeta amarilla futbolística que hace salir del ensueño a aquel que es picado por este himenóptero. Luego tenemos la picadura de la abeja, que a diferencia de la avispa, muere matando y dejando la impronta de su aguijón en la piel de aquel que le ha importunado gravemente. Esta se ve en la obligación de ir hasta el final para dejar su mensaje. Esta inmolación es parecida a la del escritor; desde el que escarba en la superficie mostrando las primeras capas de una multitud de historias que le asaltan en el día a día hasta el que se deja el pellejo en cada renglón y sufre con cada escena que le es tan cercana como a los protagonistas de ficción que la comparten con él. Valga este símil animal para hacer un rastreo de la pluma del autor que aquí nos ofrece un conjunto de cuentos modernos y urbanos: desde el toque de atención de la avispa, hasta el sacrificio defensivo de la abeja. El lector encontrará un bufé libre narrativo del que escogerá el contenido que más se le adapte. Esto es lo que casi siempre ocurre en los recopilatorios de amplia temática como el presente que boga entre la grave denuncia social, pasando por el existencialismo, la burla y la chanza envenenada, hasta la pintura hiperrealista de los actos cotidianos y, en apariencia, invisibles a los ojos de los transeúntes que no se paran a mirar al vagabundo que ya ha perdido toda esperanza de caminar entre sus antiguos iguales.
4Entre tantos conceptos, trazos y bosquejos, el autor transita desde la ficción más clásica, hasta la reflexión personal de la realidad vestida de cápsulas atemporales con mini discursos ensayísticos que en ningún caso, atendiendo a su brevedad y ausencia de profundidad académica, aburrirán al lector. De esta manera tan azarosa y aparentemente casual (como lo es la mente del escritor que salta de idea en idea llevado por una irremediable vorágine que le impide centrar el tiro en un solo objetivo) podemos observar como en un mismo volumen comparten narrativa: Kilian Jornet (uno de los reyes de todo lo que lleve la partícula “ultra” por delante), Pepe Mújica (querido por unos y vilipendiado por otros en el complejo equilibrio de gobiernos sudamericanos), un espejo del visionario Aldous Huxley que contemplamos como las premisas de su utopía cada vez más cercanas y, como colofón, un acercamiento histórico a la Rusia zarista y a todo lo que aconteció tras la caída de los Romanov. Mientras tanto, el autor también nos ha hablado de la corrupción, los desahucios, la solidaridad, la soledad, la institucionalización personal, el ocaso de la fauna en libertad o la creatividad literaria hundida en un vaso de alcohol y abrazada a “las mieles del éxito”.
Y así, agitando el avispero, el autor pretende remover conciencias, hacer limpieza tras la mudanza y reordenar las prioridades vitales y los problemas del primer mundo (muchos de ellos del todo insignificantes en el tercero). Desde la atalaya de la confortabilidad se pierde la noción de la problemática de la calle, de los infortunios de muchos y de la decadencia de las instituciones que miran hacia el sol que más calienta y se olvidan de las diferentes sensibilidades que conviven en un mundo que han creado con apariencia de homogeneidad, pero que en el fondo, no lo es. Aguijonazos es una pieza de lectura sencilla, comprensible para todos los públicos y que encierra las reivindicaciones del autor sin caer en sospechosos activismos ni adoctrinamientos. El mensaje es el del que comparte contenidos e inquietudes, no del que alecciona con soflamas inamovibles ex cátedra. Mario Siles contribuye con el presente texto a abrir el diálogo enriquecedor mediante apuntes cotidianos que sirven para que algunos metan la mano en el avispero y otros lo miren desde lejos una vez aprendida la lección.

awerfqwwefwergwe

LA HUMANIDAD VELADA – KARINE VIVIER – AUTOPUBLICACIÓN, 2018.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco51MTChLXLtL._AC_SY400_

TÍTULO: LA HUMANIDAD VELADA.

AUTORA: KARINE VIVIER: FACEBOOK

TRADUCCIÓN: MAR COBOS

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2018

PÁGINAS: 184.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La Humanidad velada pone en escena a tres personajes que, en un momento de su vida, han perdido su humanidad a los ojos de la sociedad. Tres personajes, tres historias paralelas, una misma historia. Una primicia de novela negra.

– AUTORA –

18162109

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los aficionados a la novela negra y policíaca en cualquiera de sus vertientes. A quienes saborean la ordenada cadencia de una lectura sin distracciones innecesarias. A aquellos que aprecian las situaciones dramáticas “límite”, pero exentas de “casquería” vulgar y gratuita. A los lectores que son capaces de sobrecogerse y meditar sobre la delgada línea que separa la ficción de la realidad. A los que valoran la aportación del traductor en el resultado de una obra.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los admiradores de la acción atropellada, incesante y sobresaltada, que renuncian a todo reposo narrativo. A quienes gustan más de los diálogos y menos de las descripciones. A los que eligen no apesadumbrase y prefieren desconocer la podredumbre que se oculta en los rincones más insospechados de nuestra sociedad.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La niña abrió los ojos. Todo estaba negro. Sus ojos se acostumbraron poco a poco a la oscuridad y distinguió una colchoneta que había en el suelo. Estaba en el sótano. Sentía la cabeza pesada. Se pasó la mano por la frente y sintió algo pegajoso en los dedos. Era sangre. Sí, ya se acordaba. El hombre la había golpeado en la cara”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: “La humanidad velada”, de Karine Vivier, traducida eficazmente por Mar Cobos Vera. Una novela negra donde se nos aboca a un oscuro pozo que desearíamos no hubiese existido nunca, ni siquiera en la imaginación de un escritor. Lamentablemente hemos de convivir con situaciones análogas que, en la mayor parte de las ocasiones, ni siquiera llegan a nuestro conocimiento. De esta forma, aparte de disfrutar con la ficción, acusamos un aldabonazo o campanada en el alma tan potente como si fuese propinado por la Tsar Kolokol (campana del Zar), si en algún momento hubiese funcionado, o por un noticiario de televisión mostrando el atentado de las Torres Gemelas. Con la primera bofetada nos viene a la mente un pensamiento: podemos llegar al mal absoluto. 1517674937_733884_1517675268_noticia_normal
¿Pero, qué es el mal absoluto? ¿qué importancia tiene la aplicación del término por parte de cada uno? Louis Pauwels y Jacques Bergier, creemos recordar, lo adjudicaron a flores que podrían cantar, o gritar, en el campo. Las víctimas supervivientes del holocausto nazi lo aplicarían a su experiencia, por contraposición del bien absoluto, de la lista de Schindler o de “El ángel de Budapest”, Ángel Sanz Briz. Podría adjudicarse el mal absoluto al Führer Adolfo, con sus “campos de trabajo”, echando una competición con “Papá” Stalin, y contraponiendo Auschwitz  o Sobibor a Holodomor o Katyn. Guerras y genocidios a lo grande, no importa el número de víctimas. Barbaridades antiguas y modernas: El incendio de Roma; el sitio de Numancia narrado por Apiano; la toma de Massada según Flabio Josefo; Ruanda, con los hutus exterminando tutsis; Camboya con Pol Pot, ahí está dicho todo. El Terror de la Revolución francesa; las sucesivas guerras yugoslavas; Verdun; las bombas terroristas de la ETA; el Estado Islámico y sus crueles consecuencias. Pero en algún momento hay que finalizar la lista. Yendo hacia atrás y adelante en el tiempo, y recorriendo el atlas al azar, no habría lugar ni espacio en estas notas para relacionar tanto mal.
ct-john-wayne-gacy-timelineEntonces, ¿y el mal “minorista”? ¿podría ser mal absoluto?. Cuando las víctimas en serie, pongamos por caso, no llegaran a cien. ¿Fue Jack, el que iba por partes, un malvado absoluto? ¿Tal vez el cinematográfico personaje Hannibal Lecter (procedente de la pluma de Thomas Harris y magistralmente interpretado por el genial Anthony Hopkins) se llevaría la palma? ¿Qué decir de Charles Manson? ¿o del  Payaso Asesino, John Wayne Gacy? De nuevo los ejemplos son casi inabordables por numerosos. El mal que representan es casi insoportable pero, a nuestro juicio, quedan más escalones. Arriba, en ese siniestro “ranking” se encuentran los que se valen de su autoridad moral o familiar para ejercer abusos de todo tipo, que siempre dejan secuelas, y que llegan incluso a la tortura y a la muerte de la víctima inerme. Reservamos el “top”, el “number one”, para esas bestias con forma humana que tienen a la infancia indefensa, física e intelectualmente, como blanco para su propio “uso” o para su infame comercio y, además, por cualquier medio a su alcance fuerzan, propician y obtienen la colaboración de otros menores para sus abyectos fines. Ahora sí habremos dado con el mal absoluto. (¿Recuerdan el caso de Jeffrey Epstein que todavía sigue abierto?) Los expertos psiquiatras, psicólogos, lingüistas y otros expertos se enzarzan en discusiones académicas sobre los significados y aplicación correcta de las palabras, pedofilia, paidiofilia, pederastia, parafilia, etc. Todos términos procedentes de la antigua Grecia, culta y civilizada, que más de un pederasta moderno querría para sí. Por nuestra parte, carentes de conocimientos y experiencias al respecto, dividimos el campo “grosso modo” entre los pedófilos –que tienen atracción sexual por los menores- y los pederastas que llevan dicha atracción hasta el abuso sexual y más allá. No hay más comentarios.
los-sin-nombreTodo lo anterior es una introducción (posiblemente excesiva) para definir el libro de Karine Vivier como la representación del mal absoluto, (recordamos en este punto la película de Jaume Balagueró, Los sin nombre, de 1999, basada en la novela de Ramsey Campbell. En ella se desglosa y se reflexiona acerca de los engranajes del mal absoluto). En una narración ágil, sin artificios, directa y amena, enfrentamos una novela negra que nos hará pasar, en cualquier caso, un rato entretenido. Podemos simplemente ceñirnos al relato novelesco o hacer comparaciones morales y jurídicas entre Dedé y Denis o entre Judith y Marybonne. Todos tienen su parte responsable en el intenso drama (o dramas) pero el grado de culpa no es en ningún modo comparable. La autora nos presentará algunos prismas sobre cuyas facetas no solemos detenernos habitualmente, a pesar de que son sobradamente conocidos. Nos muestra al recluso Denis Papin con sus actitudes, reflexiones y temores muy creíbles. El comportamiento del guardia Malek también es verosímil y encaja perfectamente en el ambiente. Todo nos lleva a configurar un desenlace que podría guardar sorpresas. Es frecuente ver que los accidentes, e incidentes, más significativos para la vida (y la muerte) de las personas se producen por nimias series de casualidades, y pequeños despistes, que conducen a que alguien esté en el lugar erróneo en el momento equivocado o, al revés, a que alguien esté ausente de su puesto en el instante preciso. El matrimonio de Judith y Alain se verá profundamente afectado por una de esas circunstancias que habrán de pagar muy caro.
bcce63d2a681bf27fecf35f0e03537abKarine Vivier nos va retratando a sus personajes con una cadencia acorde al sentido que la narración va desarrollando. Vemos como Dedé, en su faceta más zalamera, se introduce en la vida de una desconcertada y trastornada viuda para devolverle parte de su ilusión anterior, a cambio de un precio inasumible. Otra viuda, Brigitte Vasseur, toma carta de naturaleza en la vida de su nuevo y metamorfoseado vecino, de incierto nombre, y con calzador, se acomoda en ella. La autora nos permite seguir las pesquisas de la policía, encaminadas a encontrar a la niña Hélène. Nos asomamos así a una labor ordenada y metódica en lo profesional que, quizás, se resiente y afloja en el flanco personal y sentimental de alguno de sus miembros femeninos. La niña Marie, años antes y en otro contexto, no precisó búsqueda. “La humanidad velada” nos hace descubrir, con profundo pesar, las consecuencias nefastas que acarrean los cerebros desajustados que ponen a prueba la pericia y la paciencia de profesionales como Céline Vermont, la psicóloga. Karine Vivier nos inquieta en grado sumo con los personajes como Raoul y especialmente sus oscuros y presumiblemente poderosos clientes. Prevemos con horror el futuro de seres inocentes, cuya ilusión está puesta en un pasador rosa, unas gafas de Mickey o un teléfono con el que jugar a Angry Birds.
Hemos disfrutado y padecido con una novela negra, digna del género. El mal absoluto.

7924-frase-el-demonio-del-mal-es-uno-de-los-instintos-primeros-del-corazon-humanoedgar-allan-poe

NÉO KÓSMO – FRANCISCO JAVIER RODENAS – AUTOPUBLICACIÓN, 2020

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

neo-kosmo-de-francisco-javier-rodenas

TÍTULO: NÉO KÓSMO.

AUTOR: FRANCISCO JAVIER RODENAS – TWITTERFACEBOOKINSTAGRAM

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2020

PÁGINAS: 473.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Néo Kósmo es un lugar idílico donde no tienen cabida la ira, el rencor o la codicia; donde no se miente, no se roba, no se mata; donde nada es de nadie ni nadie es de nadie; donde leyes y policía no existen.¿Qué harías tú si fueras uno de sus habitantes? ¿Qué harías si un día se produjera un asesinato? ¿Y luego otro, y otro más? ¿Qué harías si se decretase el toque de queda ante la imposibilidad de asumir los hechos? ¿Cómo actuarías cuando empezaras a cuestionarte todos esos principios que creías inamovibles? Esas y otras preguntas se hace Corfú, el joven científico encargado de la investigación, antes de desaparecer más allá de los territorios prohibidos.

– AUTOR –

unnamed

Francisco Javier Rodenas (Villena, 1971), es una persona que escribe porque lee y que lee porque escribe, sin que importe el orden de los factores Por ese motivo busca en la lectura y la escritura mundos perfectos (o imperfectos, tanto da) donde la ficción, aunque sea a veces, pueda superar a la ficción. Es autor de las novelas Atardeceres desde la ventana (Libros.com, 2016), El mar cuando nos habla (2018), El club Homero (Libros Indie, 2019) y Néo Kósmo (2020), además de muchos relatos y artículos de opinión en su columna del periódico Portada.info.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos aquellos que disfrutan con la creación de mundos nuevos y con las cuestiones inherentes que les acompañan. Para los que entienden la ciencia ficción no solo como la exposición de unos planteamientos imposibles en el momento de su escritura, sino como la confrontación de los mismos con un futuro más o menos cercano. Será del interés de todos aquellos que han leído a los clásicos y saben encontrar pequeños matices en obras contemporáneas que aportan nuevos puntos de vista y reflexiones sobre el género humano. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los lectores clásicos de ciencia ficción que se deleitan con la arquitectura barroca (y a veces compleja) de las premisas de las obras de los máximos exponentes del género donde priman, principalmente, la reglamentación teórica sobre el frenesí narrativo de acción y aventuras. Tampoco será del estilo de los lectores más anclados a postulados tangibles, contemporáneos y realistas.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Cuando acabó la cuarentena y, con ella, pasó el peligro, aquella caterva de advenedizos regresó a sus casas. Incluso el ejército de científicos fue obligado a salir de su madriguera para celebrar lo que las altas esferas de la orden acordaron en denominar la Fiesta del Renacimiento, una efeméride que, según amenazó Barone se repetiría de manera anual para conmemorar el nuevo amanecer que se acababa de producir. Hubo una celebración por todo lo alto, en la que se llevó a cabo una ceremonia. Hubo baile y mucho vino. Y, finalmente, hubo una cena en el interior del templo a la que no faltó nadie”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

1_RCl1SqDTiuMgp1I-8eW1WQHoy traemos para reseñar: Néo Kósmo, novela de ciencia ficción anticipativa que nos muestra un mundo utópico/distópico (los extremos casi siempre se juntan) donde el avance sociocultural de la sociedad ha logrado frenar el crimen violento. Con la presente premisa de esta “nueva cosmología” que nos trae Francisco Javier Rodenas, el asiduo lector de género fantástico encontrará lugares comunes con otras totémicas obras inmortales y pilares fundamentales, así como retazos de obras más actuales donde prima más la acción sobre la densidad reflexiva. Podemos recorrer un amplio arco imaginativo entre el barroquismo y cientificismo de Isaac Asimov hasta el puro homenaje y el raudo artificio de Ernest Cline. Por medio, el impulso de un autor que trata de introducir al lector en, seguramente, uno de los más difíciles retos narrativos de la literatura: partir de cero en la creación de un contexto nuevo (un worldbuilding de raíz). La problemática de este ejercicio imaginativo radica en que hasta los cimientos deben ser forjados por el propio autor. No existe nada sin que el escritor lo amolde a sus inquietudes y a sus razonamientos éticos o lúdicos. Mientras que en géneros como el histórico, la novela negra, la costumbrista o el terror gótico, el lector se puede agarrar a una serie de concepciones y consensos comunes, tanto relacionados con hechos históricos, como en literatura comparada, sea esta coetánea o no; en la ciencia ficción, para que el lector no se despiste y las bases queden bien asentadas antes de entrar en materia, el autor debe guiar muy bien su pluma para que no existan errores de bulto ni malos entendidos. Si estos se cometen al principio de la exposición el lector entrará en conflicto entre lo que le indica el autor y lo que “cree entender” de la obra. Si las líneas maestras del relato no son inteligibles para el lector, este perderá interés o no captará la esencia del mensaje. Y es, precisamente, la ciencia ficción el género que es más proclive a los “falsos entendimientos”. La más profunda no contentará a los menos aficionados y la más “palomitera” no saciará a los experimentados lectores en la materia. Al igual que, salvando las distancias; 2001: una odisea espacial no está diseñada para el mismo público que Alien: el octavo pasajero.
metrc3b3polisFrancisco Javier Rodenas nos presenta un utópico mundo sin crimen que ya hemos transitado con anterioridad en múltiples obras de ficción, aunque en la mayoría de las mismas siempre ha existido una amenaza o reverso tenebroso (como en la presente). En la máquina del tiempo de H.G. Wells, el autor nos presenta a los Elois: hedonista y acomodada raza descendiente de la actual humanidad que ha logrado alcanzar un estatus en el que la contemplación es su única finalidad (luego aparecerán los Morlocks y entenderemos hacia dónde ha evolucionado la sociedad de clases del año 802.701). Disyuntiva de clases parecida nos plantea Fritz Lang en Metrópolis. En esta película muda de 1927 también nos encontramos con que las clases sociales se han polarizado con la subyugación de unos sobre los otros. La calma social, al igual que en Néo Kósmo es patente, pero siempre existe una latencia, una pulsión que hace que la utopía salte por los aires. Ahí tenemos a la cándida y engañada sociedad de La fuga de Logan (1967) de William F. Nolan y George Clayton Johnson o a la desmilitarizada y bobalicona policía del futuro en la película Demolition Man (1993). 
un_mundo_felizEn la presente novela podemos encontrar varios personajes con nombre de isla. Esto tendrá su razón narrativa, pero puede que (si así lo hubiera ideado el autor) sea también un homenaje a La isla (1962) de Aldous Huxley. Novela complementaria y contrapunto a su obra maestra: Un mundo feliz (1932). En ambas novelas se aborda una humanidad súper tecnificada y alejada de sentimientos, costumbres y ritos de los antepasados. El pensamiento individual cede ante el Gran Hermano (1984 – George Orwell, 1949). La pertenencia al grupo es el todo. La producción, los protocolos y formalismos atenazan al individuo que no se hace preguntas, sino que cumple con las expectativas a las que ha sido encomendado según su grupo genéticamente modificado para ello: Alfa, Beta, Gamma, Deltas y Épsilon.
La novela de Francisco Javier Rodenas cumple a rajatabla las partes de la novela clásica (presentación, nudo y desenlace). Nos introduce a lo largo de su primera parte en la explicación y arquitectura de la sociedad que ha creado para dar su visión de este Nuevo Mundo. Si en 1984 eran los ministerios del Amor, de la Paz, de la Abundancia y de la Verdad, en la presente novela son otros organismos e instituciones parecidas las que rigen el destino de los ciudadanos de esta, aparentemente, idílica sociedad.
Clonación-eligelavida-e1479816194897-276x300El autor también apunta a un tema clásico y muy de actualidad en el presente: El sexo como puro ocio despojado por completo de su función reproductora. Aldous Huxley bordó su planteamiento. Hoy en día estamos a las puertas de lo que ya hemos leído en todas estas obras clásicas: las técnicas de reproducción asistida, los métodos de clonación y modificación genética, los aportes conceptuales de Margaret Atwood en El cuento de la criada o los de P.D. James en Hijo de los hombres acerca de la infertilidad y, por consiguiente, sobre el fin de la humanidad. Es precisamente, en el momento en el que el sexo se desliga de la fertilidad, cuando ciertos convencionalismos sociales saltan por los aires. Ahora, incluso en nuestro presente, esto está cambiando también a pasos agigantados y Francisco Javier Rodenas no  ha perdido la oportunidad de dejarlo patente en la presente obra. Desde este asunto, hasta otras reflexiones sociopolíticas y culturales, el autor va confrontando a sus personajes. Ellos correrán las aventuras que el lector tendrá que descubrir, pero, mientras tanto, irán conformando el imaginario colectivo de su propio mundo, y con él, la arquitectura que el lector se va haciendo del presente cosmos que se le presenta.
Néo Kósmo es una novela que se ensancha y amplifica según pasan las páginas; desde la subida del telón inicial donde se introducen los cimientos de la imaginería del autor, a la historia del ¿cómo hemos llegado hasta aquí?, al último tercio del libro donde se cierran cuestiones y se abren algunas nuevas (en temas de ciencia ficción nunca se cierra el círculo por completo). Y, sobrevolando sobre todo lo anterior, la eterna pregunta de si el individuo que vive en la ignorancia es potencialmente más feliz que aquel que es conocedor de todas las circunstancias que le atañen y por tanto puede llegar a alcanzar el estatus de sujeto sufridor. Las dudas alcanzan a los protagonistas que se hacen así mismos una batería de preguntas que comparten con el lector. Tampoco olvidemos un “homenaje” al Juego de Ender (1985) de Orson Scott Card en el nombre de uno de los personajes.
Néo Kósmo juega con el thriller narrativo en ocasiones pero siempre con la cadencia de quien suelta migas de pan para que, quienes le sigan en lontananza, no pierdan la senda de las reflexiones, la filosofía vital y los distintos porqués convergentes del futuro de la humanidad. Francisco Javier Rodenas aborda un tema universal con pinceladas de inquietudes personales e intransferibles y aporta su pequeño granito de arena en la inmortal pregunta de qué futuro nos espera como sociedad y qué estamos dispuestos a hacer para defenderla. De nuestras obras, errores y aciertos dependerá que todo lo que han hecho nuestros antepasados merezca la pena o que caigamos en el olvido de un yermo mundo desolado por la barbarie, la incomprensión, la vanidad y el egoísmo.

cosmos-eye

A ELLAS QUE NO SON CONVENCIONALES – EDITORIAL ADARVE, 2019

Posted on

1566981357_portada-ellas

TÍTULO: A ELLAS QUE NO SON CONVENCIONALES.

AUTOR: EMILIO REY VERA

EDITORIAL: EDITORIAL ADARVE, 2019 – WEB

PÁGINAS: 68.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

La obra está escrita en primera persona por el cliente de un prostíbulo. A partir de sus encuentros con las «chicas», su realidad se agranda y, de forma inesperada, descubre que el ser humano nunca puede dejar de serlo; también en el interior de un puticlub puede haber verdad. Su relato está compuesto por la suma de distintas escenas que describen en cuerpo y alma a los personajes. La conclusión al final de la lectura del libro: ni todo es mentira en el interior del prostíbulo ni todo es verdad cuando cierra sus puertas.

– AUTOR –

20190226_165418_2

Soy profesor de Economía en un Instituto de Vigo y escribo desde los dieciocho años. Tengo seis obras acabadas, aún sin publicar: cuatro de estructura similar a A ellas, que no son convencionales pero de distinta temática. Entre 2007 y 2012, utilizando distintas firmas publiqué más de cien artículos en el Foro Metropolitano, un periódico de distribución mensual. Los principales temas que abordé versaban sobre medio ambiente, economía, sociología, derecho y política.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los que consideran los pensamientos ajenos, en libres versos, como soporte enriquecedor e imprescindible para la existencia. A quienes buscan a ultranza el contraste de los sentimientos impresos de un escritor con los suyos propios. A aquellos que aprecian el lenguaje rudo y descarnado de la cotidianidad más brutal.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los “enemigos” de los poemarios que retroceden ante cualquier verso. A los amantes de estructura formal para la poesía. A quienes eluden asomarse a las partes menos brillantes de la sociedad. A aquellos que prefieren la evasión literaria en forma de novela.   

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

¿Qué es lo que ves? ___ ¿Qué es lo que debes ver? ___ ¿Qué es lo que debiste ver? ___ Cuando caminas y miras de verdad, ___ Detrás de cada rostro ves una vida, ___ Un pasado y un presente caminando hacia el futuro.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: “A ellas, que no son convencionales (Dedicado)”, de Emilio Rey Vera, un libro de poemas relacionado, más bien fundido, con una de las profesiones más antiguas y controvertidas de la humanidad: la prostitución. Ya desde la contraportada se nos avisa del espacio geográfico en el que se circunscribe la obra por lo que no habrá sorpresas, ni se podrá reprochar la falta de alguna referencia a cualquier otro tipo, ámbito o tipología de seres involucrados. En ese sentido el autor se ciñe, en lo fundamental de la localización, a esos espacios con poca luz interior y brillantes “neones” exteriores, que alguien bautizó sobre la década de los 50 (eso nos parece, sin ninguna certeza) como “puticlubs”. “El María Moliner” no hace distinción específica entre burdel, casa de citas, mancebía, casa de prostitución, prostíbulo, lupanar o puticlub. Si se hiciese un amplio estudio de opinión al respecto, probablemente se desvelaría que, para “el público consumidor”, habría grandes diferencias, al menos en lo conceptual. La prostitución y, más concretamente, los puticlubs y su entorno han dado juego suficiente para crear noticias y debates en los más variados círculos políticos, religiosos, sociales o periodísticos. El cine y la televisión no han dejado de aprovechar este filón y frecuentemente han metido su cuchara, o sus cámaras, en esos recintos. Por descontado que en la literatura erótica y en la novela negra proliferan esas localizaciones. Por derivación, los “bares de alterne” aparecen profusamente en los cómics para adultos.
SCLAR001_0En lo que podría considerarse un paradigma de lo anterior, encontramos la creación de los guionistas argentinos Carlos Trillo y Eduardo Maicas “Clara de noche” que trasladó a las páginas del semanario “El jueves” la plumilla del dibujante Jordi Bernet y Cussó. Desde 1992 a 2015 las historietas de “Clara de noche” se publicaron ininterrumpidamente. Curiosamente, como contrapunto antitético, quedó el personaje inicialmente tenebroso de Doña Urraca creado en 1948 por el genial “Jorge” (Miguel Bernet Toledano, padre de Jordi) para el tebeo Pulgarcito. Hoy nos encontramos con el libro de Emilio Rey Vera que él mismo define como: “un poema épico al estilo de los cantares de gesta del medievo con distinta temática y no sujeto al condicionamiento que supone la métrica y la rima”. En sucesivos títulos veremos el recorrido comunicativo que “el héroe” de ese poema hace de su relación con sucesivas mujeres y sus reflexiones frente a sí mismo.
Un tema tan controvertido y “delicado” como la prostitución hace difícil la abstracción moral para una aséptica inmersión en lo estrictamente literario. Ante la ausencia de elementos mensurables como la métrica o la rima quedarán, como el propio autor anuncia, la sonoridad subordinada al ritmo emocional e intelectual de la obra. Y si sobrevolamos los sentimientos, y los comportamientos, introducimos indefectiblemente la moral. El amor, el deseo, los celos, la infidelidad, el despecho, la amistad, el sexo y la traición no cursan lo mismo entre adultos libres y equivalentes, que en el interior de una jaula dorada donde el “héroe” domina y subyuga. Si dicho “héroe” actúa como narrador, habremos de resignarnos a la posibilidad de encontrar juicios y opiniones viciadas. Emilio Rey Vera plantea un título que sugiere homenaje y, en cierta medida, reivindicación para unas “trabajadoras del amor” que en su mayoría lo ejercen contra su voluntad.
Sin embargo su personaje, “el héroe”, se manifiesta sofisticadamente como la otra cara de la moneda cuando imagina a Cami atemorizada ante la perspectiva de quererle demasiado y presume de saber las cosas que le gustan. Si él paga y ella cobra, los regalos posteriores quedarán tan devaluados como un amor, que siendo siempre posible, será altamente improbable. Cuando el personaje reflexiona o se dirige al “Narrador” el lector podrá vislumbrar retazos de su “alma” y como siempre en literatura, podrá establecer su propio juicio sobre el contenido y el continente. Avanzando en la lectura, contemplamos como el personaje protagonista aprende de Marisa unas cuantas verdades, disfruta de y con “La princesa maya” a la espera de  un nuevo encuentro y nos describe a Gisela con gran delicadeza. Varias veces encontramos a Cami en el poema (suponemos que no por casualidad) y llegamos a Alina que, con su triste historia, parece que consigue dignificar al “héroe”, pero este se empecina en empañar su imagen.
Genio y figura.
puticlub

RESEÑAS FOROLIBRO 1 ENERO – 15 JULIO 2020 – PREMIOS FOROLIBRO 2020

Posted on

Estimados autores, editoriales, lectores y amigos:
A pesar de este año complicado, y gracias a todos vosotros, hemos logrado reseñar del 1 de enero al 15 de julio del presente año 35 libros. De los cuales hemos sellado como recomendados a 15 de ellos. Estos 15, y de los que recomendemos hasta final de año, entrarán en la pugna por el TOP 10 FOROLIBRO 2020. Y de estos 10, elegiremos el LIBRO DEL AÑO FOROLIBRO 2020. Recordaros también que, entre todos los libros reseñados, elegiremos también el TOP 10 PORTADAS 2020, y de estas, la que más nos guste.
AQUÍ podéis consultar las 35 reseñas publicadas en lo que llevamos de año, o bien en GOOGLE tecleando: “Nombre del libro + Forolibro”.
Muchas gracias a todos por acompañarnos en este gran viaje literario.

 

LIBROS RECOMENDADOS 1 ENERO – 15 JULIO 2020

 

¿POR QUÉ SALLY PERDIÓ UNO DE SUS ZAPATOS? – A. QUILES – EDITORIAL EXLIBRIC, 2020.

Posted on Actualizado enn

419eeZY4XYL._SY445_QL70_ML2_

TÍTULO: ¿POR QUÉ SALLY PERDIÓ UNO DE SUS ZAPATOS?

AUTOR: A. QUILES – TWITTER

EDITORIAL: EDITORIAL EXLIBRIC, 2020 – WEB

PÁGINAS: 238.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

El reloj se para a las 22 horas. Dos agentes son llamados a resolver el misterio que ha tenido lugar en el instituto IES Ben Benítez. ¿Qué pasó con el rey y la reina del baile? El zapato es la clave. ¿Te atreverás a desterrar los secretos que se creían olvidados? El tiempo apremia. ¿Quieres conocer las respuestas? Adéntrate en el sendero.

– AUTOR –

20221368
Alberto empezó a escribir al descubrir que no sabía plasmar en el papel lo que realmente quería contar. Durante los años escolares esa frustración le llevó a escribir historias una y otra vez, relatos que empezaban y nunca terminaban. Alguna que otra crítica negativa de algún profesor de literatura le empujó a querer seguir creciendo y en alguna ocasión mandó alguna historia corta a concursos, de los cuales no recibió respuesta alguna. Para él, todo cambió cuando descubrió los microrrelatos, algo tan fácil, pero tan difícil a la vez; aquella oportunidad de expresar tanto con tan pocas palabras, algo con principio, nudo y desenlace. Como el ave fénix, era hora de hacer borrón y cuenta nueva; era la hora de transmitir en pequeña escala. Los microrrelatos evolucionaron a relatos cortos, que empezaron a coger forma y en uno de esos experimentos nació Sally; con Sally todo cambió, las palabras fluyeron solas y Alberto se convirtió en un mero espectador, un escritor fantasma de la historia que estaba a punto de descubrir.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A todos aquellos lectores que disfrutan con historias enclavadas en el mundo adolescente con tintes policíacos y de suspense. La presente novela recorre el ámbito estudiantil donde se perpetúan una serie de tradiciones y ritos, que en el presente caso, se cruzan con un hecho ignominioso. Novela para amantes del diálogo y el raudo suceso de los acontecimientos por encima de la descripción y el contexto narrativo.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos lectores que prefieran historias más armadas donde la descripción de las escenas y el trabajo de investigación interno sea notable. A los amantes de la novela negra y policíaca clásica se les quedará algo escasa también, sobre todo, por la ausencia de la profundidad de los personajes y de las tramas secundarias que los sustentan. La presente obra funcionará mejor entre el público juvenil que no acostumbra a leer obras clásicas con tintes más cruentos y gráficos que para el público adulto más avezado en el género.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La grabación terminó. La cinta no había aportado nada nuevo al subinspector, mas abrió su curiosidad sobre un tema que ya tenía olvidado. Accedió al archivo y realizó la búsqueda de las palabras “El Hombre sin rostro”. Esta le deparó muchos resultados, los cuales no le llegaban a nada; intentó recordar aquella fecha de aquel día en la playa, pero tras varios intentos desistió”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

carrieHoy traemos para reseñar: ¿Por qué Sally perdió uno de sus zapatos? de A. Quiles. Novela de suspense policial eminentemente adolescente y colegial. Su portada ya nos anticipa la sopa de letras que nos encontraremos en su interior para que el lector pueda averiguar qué le pasó al zapato de Sally y por extensión al rey y reina del baile. A. Quiles nos trae en la presente novela la tradición anglosajona del baile de fin de curso y de toda la parafernalia que tantas veces hemos leído y observado en series y películas norteamericanas. Este rito de paso al que se someten los estudiantes estadounidenses recala en la novela como expresión de la tensión juvenil. Normalmente es el momento de decir adiós al instituto para entrar a formar parte del círculo universitario que tendrá sus propias normas con las sociedades estudiantiles o hermandades. En el mundo anglosajón el sentimiento de pertenencia al grupo es muy fuerte y aquel que entone el canto del individualismo o la independencia se le considera un paria, “un bicho raro”. Siendo así las normas, el esfuerzo por encajar en el sistema es abrumador para las jóvenes mentes que tienen que luchar por hacerse un hueco con el resto de compañeros y evitar así el señalamiento y el acoso, ahora acuñado con el término bullying, que llevado al extremo nos lo podemos encontrar en Carrie (Stephen King, 1974, adaptada al cine por Brian de Palma, 1977), desde la primera escena de las duchas hasta la cascada de sangre durante la entronización. El color rojo como metáfora del afloramiento a una nueva vida.
La presente obra se cimenta mayoritariamente en el uso del diálogo indagador de la pareja policial protagonista. A lo largo de los interrogatorios se irá desmarañando el ovillo de mentiras, medias verdades e intereses ocultos de un amplio plantel de personajes que tienen, cada uno de ellos, una versión de los funestos hechos no siempre coincidente. El juego del gato y del ratón se pone en marcha y cada uno de los sospechosos tendrá que posicionarse y tomar partida sobre este tablero que guarda un as en la manga. Las pesquisas policiales, en forma de interrogatorios, llevarán al lector a intentar esclarecer, y a configurar sus propias apuestas, sobre quién o quiénes son sus candidatos y máximos sospechosos en este acto criminal. Las migas de pan se irán recogiendo al más puro estilo Poirot o Miss Marple hasta llegar a la resolución del misterio como en toda novela de suspense que dejará todo cerrado y bien cerrado o tendrá escena postcréditos (será el lector el que tenga que averiguarlo). Apuntar también que la presente novela nos recuerda mucho a: Michael merecía morir de Jackson Bellami, reseñada también por forolibro.com.
A lo largo de la búsqueda asistiremos al desvelamiento de algunos oscuros secretos que se esconden en el instituto y que este luctuoso hecho sacará a la superficie. Las relaciones entre algunos de los personajes van más allá de lo que las apariencias y sus superficiales explicaciones ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado pueden, a priori, apreciarse. En una etapa vital marcada por las inseguridades y la búsqueda de un lugar personal en el que encontrarse cómodo, algunos de los personajes que recorren esta novela cometen actos imprudentes, insolidarios, crueles y mal calculados. El resultado de todo esto es un juego de lágrimas que irá más lejos de lo que muchos habrían querido. Las consecuencias, para todo lo que rodea al IES Ben Benítez, serán dramáticas y permanentes. Y para que lo anterior se haga público, un medio de comunicación local: El sendero TV, será el encargado de radiar en directo todo lo relacionado con el presente caso. Siguiendo el rastro de los sospechosos, cual agente Cooper en Twin Peaks, iremos descubriendo las motivaciones y culpabilidades (de más leves a más graves) de todos ellos. También debemos recordar el paralelismo entre esta periodista y Gale Weathers de la película Scream, dirigida por Wes Craven en 1996. Ghostface no hace solamente de las suyas en Woodsboro.
¿Por qué Sally perdió uno de sus zapatos? se preguntarán los lectores. Desvelar lo que esconde esta moderna “Cenicienta” que se ausenta del baile antes de la cuenta será su trabajo de investigación. 

unnamed

 

HISTORIA DE DOS MUJERES – URLA A. POPPE – EDITORIAL BUBOK, 2017.

Posted on

Historia-de-dos-mujeres

TÍTULO: HISTORIA DE DOS MUJERES.

AUTORA: URLA A. POPPEWEB – TWITTER –  FACEBOOK – INSTAGRAM

EDITORIAL: BUBOK EDITORIAL – WEB

PÁGINAS: 86.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Camila es una muchacha tímida e introvertida que ha crecido marcada por el abandono de sus padres. Criada por la señora Aurora, su tía, solo quiere olvidar el pasado… Sin embargo, cuando descubre que Aurora le ha estado ocultando la verdad sobre aquel abandono, su vida cambia para siempre… Camila deberá replantearse todo lo que sentía por su madre. A través de sus cartas descubre la vida de ella, su pasado y sus razones. Historia de dos mujeres narra las vicisitudes de madre e hija en tiempos distintos, historias que se cruzan en la mentira, marcadas por las reglas de una sociedad rígida que no deja espacio al amor. Con este título, Urla Poppe pone punto y a su trilogía romántica sobre mujeres que vivieron ceñidas a reglas y obligaciones propias de su tiempo, y que a pesar de los contratiempos lucharon por seguir adelante y amar por encima de todo.

– AUTORA –

0

Hola, soy Urla. Soy una peruana afincada en Madrid con muchas ganas de luchar por una meta, ya no un sueño. Crecí rodeada de grandes libros que me inspiraron a tener grandes visiones del mundo. García Márquez, Virgina Woolf, Jane Auste, Allan Poe. No puedo mencionarlos a todos, pero siempre estarán presentes en mis escritos y pensamientos. Te invito a acompañarme en el mundo fascinante de la literatura.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores de novela romántica con tintes folletinescos y costumbristas. A quienes disfrutan contemplando un caleidoscopio de sentimientos humanos extremos, que abarca todo el espectro.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A todos aquellos lectores que rechazan de plano la novela romántica en cualquiera de sus variantes. A los que no tienen inconveniente en asomarse al romanticismo, pero exigiendo que tenga la suficiente potencia e intensidad, dentro de una meticulosa construcción.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Todas las noches, lo único que yo deseaba era ver a mi enamorado secreto, a mi enmascarado misterioso. Me sentía como una niña jugando al escondite, esperando que la encontrasen. Esa misma ansiedad y a la vez nervios en el estómago por averiguar si la habían encontrado”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

ThelmaandLouise_152207400_AZ_91160P._V345680914_SX1080_Hoy traemos para reseñar: “Historia de dos mujeres” de Urla Angela Poppe, que se nos anuncia como el cierre de su trilogía romántica. Quienes quieran profundizar en la obra de esta autora pueden asomarse también a las reseñas, publicadas con anterioridad en Forolibro, sobre “Un profundo silencio” y “La vida como un circo”
El sugestivo título que nos ocupa hoy encierra mucha de la fuerza que las mujeres, individualmente o en compañía de otras, han impreso a la literatura y al cine. Es especialmente recurrente la aparición de “parejas” que imprimen su sello personal. Rememoramos, a bote pronto, algunos variados ejemplos como “Fortunata y Jacinta” –Dos historias de casadas- novela de D. Benito Pérez Galdós, publicada en 1887 que, además de las numerosas ediciones publicadas, ha sido llevada al cine y a la televisión en tantas otras ocasiones. Vemos que, transcurridos más de cien años de aquello, binomios femeninos como “Thelma & Louise”, dirigida en 1991 por Ridley Scott, con la brillante actuación de Susan Sarandon y Geena Davis han seguido acaparando la atención del público. Antes pudimos apreciar la imborrable impronta que dejó en el neorrealismo italiano de posguerra el film de 1960 “Dos mujeres” (la Ciociara) de Vitorio de Sica  que, sobre el libro de Alberto Moravia de 1957, nos hizo disfrutar de la transformación, en una impresionante actriz dramática, de Sophía Loren con adecuada respuesta de Eleonora Brown.
Pero el numeral “dos” para el protagonismo femenino no se deja limitar  y cuando, en 2017, Martín Provost nos ofreció su “Sage femme”, aquí la contemplamos como “Dos mujeres”. Ya con el título completo de “Historia de dos mujeres” Rosa Montero, Premio Leyenda de la Asociación de Librerías de Madrid, nos propone su ebook para glosar las  figuras de Mary Wollstonecraft (hija de Mary Shelley) y Frida  Khalo “Dos mujeres que lucharon por cambiar el mundo y por construir su propia historia”. Tampoco falta una “Historia de dos mujeres” en la bibliografía de la más prolífica y celebrada escritora romántica, Corín Tellado, con más de 4.000 títulos publicados, de quién opinó el Nobel peruano-español José Mario Pedro Vargas Llosa: “la vasta producción de Corín Tellado quedará como muestra de un fenómeno sociocultural”. Encontramos pues, muy variadas “historias de dos mujeres” en épocas, contextos y situaciones muy diferentes pero con una similar esencia de carácter y relación entre ellas y, en general, frente al mundo hostil que las circunda.
descargaLa “Historia de dos mujeres” que hoy tenemos entre las manos es una breve novela romántica que cuenta con todos los aditamentos del género: celos, envidias, secretos, odios, traiciones, olvidos, renuncias, ingratitudes y amor. Un lecho de muerte y unas cartas ocultas durante años abrirán las compuertas del pasado dando lugar a un torrente liberado de sentimientos negativos y paso a las más crueles venganzas. Todo ello en un entramado que se nos antoja algo naif y a la vez algo enrevesado sin aparente causa. No sabemos si Urla Angela Poppe busca un efecto intencionado en la confusión de la relación entre personajes o si la presentación y ubicación de estos, como en el caso de la tía (o tías) Aurora en el organigrama familiar, es el resultado de un descuido. Confiamos en que no se trate de un fallo en nuestra atención. Las revelaciones avanzan y, con ellas, el conocimiento de situaciones que parecieran poco verosímiles, como los nocturnos encuentros enmascarados. Es verdad que la realidad a veces supera la ficción y esta no tiene límite. Ya vimos los embozados encuentros, sin reconocimiento mutuo, de Don Juan Tenorio con su padre o Don Mendo con Magdalena. Personajes, enmascarados como “El Zorro” o Clark Kent tras sus gafas, resultan irreconocibles por sus novias o amadas, así que todo es posible, pero pierde credibilidad.
Los personajes de Urla Angela Poppe deambulan por la obra con sus cargas y contradicciones a cuestas mostrándonos que, en cuanto a moral y dignidad, nada es totalmente blanco ni negro y, en esta ocasión, casi siempre es gris oscuro. Al fondo, agazapados, encontramos retazos, ambicionados por algunas, del género de “amor y lujo” con su engañosa valoración de la posición social, la fama y el dinero. Las dos mujeres protagonistas mantienen el foco, pero se encuentran “rodeadas” por otro elenco de féminas que se lo disputan y, en mayor o menor grado, en ciertos momentos adquieren relevancia equivalente. Muy al contrario surge algún personaje fugaz, como Javier Montero, cuya ausencia pasa desapercibida mientras que responsables directos de grandes males, como Eugenia, se desvanecen sin despedida. Podemos concluir que los lectores adictos al género pasarán un rato entretenido observando los recorridos de caminos y cruces vivenciales que, para Camila y Ángela, encierra esta “Historia de dos mujeres” dónde el perdón y el amor acabarán imponiéndose.

P1190692

ESOS ROLLOS SOBRENATURALES – SEÑOR PLÁTANO – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2020.

Posted on

lantia_cover_5e99c7e48e0e0_360

TÍTULO: ESOS ROLLOS SOBRENATURALES.

AUTOR: SEÑOR PLÁTANO – WEB – TWITTERINSTAGRAM

EDITORIAL: EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2020 – WEB

PÁGINAS: 220.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

¿Puede un solo demonio dominar el mundo? La gran mayoría responderían que no, pero L. A. tiene una idea muy diferente. Con sus alocadas genialidades, improvisa un plan que hará temblar los cimientos de la realidad. Pero… ¡por el amor de Dios! El ser supremo no se va a quedar de brazos cruzados, en parte porque Lucifer le ha pasado el soplo.

– AUTOR –

Screenshot_2020-07-08-21-57-20-762_com.instagram.android

¿Es un calabacín? ¿Es un limón? ¡No! ¡Es el Señor Plátano! 
Nacido en el 92, y con la fecha de caducidad aún incierta, se ha erguido como predicador de ideas y luchador del destino. En esta nueva entrega nos sorprende con una obra cargada de humor y denuncia. Rompiendo el estilo de sus anteriores libros (Biólogos en guerra y Acuñando un descalabro) carga su bufonería en contra de los esquemas impuestos en esta sociedad y como, independientemente de tu naturaleza, puedes romper los estereotipos. Otro de los detalles que marcan su obra es la aparición de fantasía/mitología con la que impregna cada página. Este acto te transporta del mundo real a otro imaginario, vinculando los hechos reales y los fantásticos, en una fusión que genera su propio universo. Los principales damnificados de esta novela son la política y la religión. Cargado de crítica social, sin dejar a un lado el humor, tiende a sincerar su punto de vista con argumentos claros y concisos. ¿Preparados para una nueva aventura juntos?

– GUSTARÁarrow-145786__340

A aquellos lectores de mirada ácida y deseosa del lenguaje crítico y mordaz. Será del interés de los que buscan lecturas que no están encorsetadas ni siguen el patrón de la moda o de los formatos “que funcionan”. Esos rollos sobrenaturales convencerá a lectores que buscan obras hilarantes, imposibles en la formalidad y raciocinio de la trama y que no dan puntada sin hilo al introducir migas de mensajes que confrontan con nuestro apacible y apaciguado estado del bienestar.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A aquellos lectores que prefieren lecturas más estructuradas, formales, de tramas más complejas, realistas y menos gamberras. La presente novela juega con una baraja marcada bajo los designios de la furia y el ajuste de cuentas personales del autor como podrán comprobar en su nota final. Es por ello que, a lo largo de la lectura, ciertos empachos narrativos se puedan entender mejor al término del libro (si llegan al final entenderán el porqué).

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“En ese momento Tetas decidió dejarse ver y atrajo hacía sí con el dedo al que quedaba. El segundo guardia se acercó con una evidente erección y, cuando llegó a su altura, empezó a desvestirse para ella. Cuando lo juzgó oportuno, se desvaneció frente a él y le dejó totalmente desnudo. Lo único que captaron las cámaras fue a un hombre desequilibrado desnudándose”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Esos rollos sobrenaturales del autor, Señor Plátano. Inclasificable sátira (nos viene a la cabeza en este punto el término “sátiro” que según varias acepciones de la RAE, lo podemos enclavar en: Mordaz; Ser de la mitología grecorromana, campestre y lascivo, con aspecto de hombre barbado con patas y orejas cabrunas y cola de caballo o chivo; Hombre lascivo). Porque la lascivia, el libertinaje, la promiscuidad o el fornicio son partes fundamental de esta fábula rebelde de crítica irónica de nuestra sociedad pero llevándolo a la parodia de un mundo elevado, (el cielo) y otro pagano y con más rock and roll que la cubierta de tercera clase del Titanic, (el infierno). El autor reta al lector a encontrar en cada frase su correspondiente paralelismo con el mundo en el que vivimos. Desde los siete pecados capitales clásicos e inveterados en el acervo colectivo hasta los actuales de la era de la comunicación y del omnímodo poder económico y político y, en menor medida, el religioso que va perdiendo terreno a favor de los nuevos gurús mediáticos y “virales” de Youtube, Tiktok, Instagram, y demás cultos al egocentrismo y al individualismo. Somos testigos del Cielo e Infierno en su máximo esplendor, de una suerte de la serie televisiva Good omens creada por el polifacético Neil Gaiman con una llamada al equilibrio de fuerzas entre ángeles y demonios (recordemos aquí la carátula bipolar del póster de la película homónima de Ron Howard, basada en el bestseller, Ángeles y demonios del novelista Dan Brown)cGKXJaDZQq7xhihcnQ14LkUf. Todo ello aderezado con la chanza, el ingenio, la burla, los dobles sentidos y una mecánica narrativa que busca enfrentar a los personajes principales (y a un interesante elenco de secundarios) con los problemas terrenales y mundanos por donde corremos los humanos como pollos sin cabeza pisando, en muchas ocasiones, las ilusiones y los intereses de nuestros semejantes.
Íncubos y súcubos han intentado desde los albores de la reglamentación de las bases de la cultura judeocristiana, y ya en la época medieval, arrastrar a la perdición a aquellas ovejas descarriadas que se salían del redil. Tentación y pecado, el binomio perfecto desde que Eva sucumbiera al demonio hecho serpiente (y de aquellos polvos nos llegarán los lodos desde Salma Hayek con su pitón albina en Abierto hasta el amanecer, el miedo de Indiana Jones a los colúbridos, la lengua parsel de la casa Slytherin en Harry Potter, hasta la secta de las serpientes de Thulsa Doom en la película Conan el bárbaro, basada en los libros del estadounidense Robert E. Howard).
En la base de la tentación siempre está presente el dilema entre el bien y el mal, entre hacer lo correcto o la propia voluntad; entre la libertad y el libertinaje. (Muy palpable en la escena de la chica sin nombre que arrastra a la lujuria a Adso de Melk en El nombre de la rosa de Umberto Eco). En la presente novela el autor recorre, desde la complicidad de la sonrisa del lector, hasta los sentimientos de posible rechazo y desasosiego por las descarnadas escenas que se suceden en este tablero de juego del pandemónium. Ya sabemos que cuando el diablo se aburre mata moscas con el rabo y siempre estará dispuesto a una buena sesión de tortura y perversión en lo más profundo del Hades, en función de la pena impuesta al alma del criminal en vida. Aquí, en concreto, encontraremos unas técnicas muy depuradas y sofisticadas de tormentos y suplicios que causarán la hilaridad de más de uno.
De la trama y de los personajes mejor que sea el propio lector quien los descubra (incluido, si es que lo podemos llamar así, el giro final, a modo de nota del autor, donde todo toma un cariz personal que requerirá, para quien se atreva, una relectura completa de la novela). La presente obra habla también de la libertad del hombre y de sus actos, de la docilidad de cómo nos entretienen con espectáculos vacuos en televisión, mientras unos pocos mueven los hilos del poder y de cómo les otorgamos dicho poder sin, ni tan siquiera, leernos el programa electoral de sus candidaturas (aunque luego el incumplimiento del mismo no traiga consecuencia alguna). El Señor Plátano introduce a sus personajes y los agita para observar (cuál crítica del Diablo Pacino sobre Dios ante el inocente abogado Reeves) hasta dónde somos capaces de llegar para dar rienda suelta a nuestras pasiones y así obtener el ansiado poder que tanto anhela el que lo persigue y que tanto le cuesta mantener al que lo detenta. El autor realiza una gira turística a lo Cicerone por los siete infiernos de Dante y pone preguntas en la mente del lector. Este podrá intentar encontrar respuesta en su propio día a día y en su círculo más cercano.

El Señor Plátano utiliza un lenguaje desinhibido, desenfadado y, en ocasiones, vulgar y soez para poner voz y contexto a una caterva de seres (alados y endemoniados) que pululan por el tablero de juego en busca de un sitio en el que defender sus intereses y hacer realidad sus deseos. Entre la tierra, el cielo y el infierno se mueve esta novela corta, de ritmo, nunca mejor dicho, “endiablado”, que pone su mayor peso y énfasis en los diálogos de donde sale la mayoría de su bilis y crítica despiadada. De la hipocresía, de lo que hace la mano derecha sin que lo sepa la izquierda, de quien no predica con el ejemplo sino que cacarea muy alto para que le escuchen sus acólitos que nunca faltan para seguir al gallo que más grita, y de quienes se visten de gala para cenar en primera clase pero que no ven el momento de bajar a tercera clase a echarse unos bailes y beber a morro de la botella de vino peleón trata esta parodia del mundo que pisamos al que damos tanta importancia a bombo y platillo mientras que lo que hace falta es menos soflamas vacías y egos disparados.

angel-caido-k2VC--620x349@abc

 

 

 

OSADA DESVALÍA – NOEMÍ SARRIÓN – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019

Posted on

51cBlLj5ntL._SX355_BO1,204,203,200_

TÍTULO: OSADA DESVALÍA.

AUTORA: NOEMÍ SARRIÓN FACEBOOKINSTAGRAM

EDITORIAL: EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019 – WEB

PÁGINAS: 134.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Osada Desvalía no es una novela: es la novela. La novela en la que conviven literatura y realidad. Osada Desvalía es la única novela que mezcla poesía, microrrelato y diálogo para expresar lo que siente un alma frágil en un mundo tan cruel. Porque ¿quién no se ha sentido frágil alguna vez?

– AUTORA –

Noemí Sarrión (Elche, 1991), apasionada desde la adolescencia de la literatura. Además de novela, también escribe poesía, microrrelato y relatos tanto de ficción como de no ficción.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A quienes anima transitar páginas ágiles con más aire que texto. A los incondicionales de los relatos breves cualquiera que sea su contenido.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A quienes aprecian la descripción de situaciones y la coherencia en el comportamiento de los personajes. A los que gustan de escenarios comprensibles incluso en el caos. A los que reverencian la parte de oficio que tiene la literatura.  

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La violencia crea violencia y la frustración es, cada vez, mayor. La única salida es la violencia. Pagar con violencia todo el amor que no es recibido”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

066-nivolaHoy traemos para reseñar: “Osada Desvalía”, de Noemí Sarrión. En la contraportada se nos presenta como “La novela” ya que “es la única novela que mezcla poesía, microrrelato y diálogo para expresar lo que siente un alma frágil en un mundo tan cruel”. Nos prevenimos ante tan rotundo y audaz anuncio. Nos viene a la mente el maestro Unamuno que en el primer capítulo de su novela “Niebla”, escrita en 1907 y publicada en 1914, nos presenta a Don Augusto Pérez, saliendo a pasear por la calle en un día lluvioso. En ese momento, el genio bilbaíno creó el género que llamó “nivola”, como dejó reflejado en el capítulo XVII de la propia obra. Recordamos también el aforismo “Greguería”, sorprendente y agudo, que nos legó Ramón Gómez de la Serna donde leemos  que “los mejillones son las almejas de luto”, como ejemplo de este “axioma” del celebrado autor. El premio Nobel, Camilo José Cela y Trulock, decidió experimentar y escribir, utilizando un solo punto en todo el texto, su memorable “Cristo versus Arizona” en 1988. Claro que antes ya había escrito, entre otros muchos títulos de su casi inabarcable bibliografía, “La familia de Pascual Duarte” (1942) o “La colmena” (1951). Habría otros “casos de éxito” para citar pero, como muestra baste un botón. Sin embargo muchos otros autores han naufragado en sus intentos de crear géneros literarios, reformarlos, o dotarlos de un empaque que los distinga y los prestigie en esta profesión. La realidad es que muy pocos lo consiguen y los intentos fallidos suelen conducir a la melancolía. Para crear, modificar, distinguir o publicitar, con reconocimiento, se precisa bastante más que la mera voluntad de un autor. Nos asomamos pues, ligeros de etiquetas, a la Osada Desvalía y tropezamos con una peculiar “Institución”, mezcla incongruente de manicomio, hospital y residencia de reposo, que se establece como marco ambiental para albergar la trama. Allí se encuentra Aimee, la sufriente gacela, que mortifica el cuerpo con su veloz carrera.
alguien_volo_sobre_el_nido_del_cuco_1975_3A partir de ese momento Noemí Sarrión nos plantea tal cantidad de interrogantes que nos cuesta mantener la atención en el hilo conductor del relato. No sabemos si es fruto del azar, de la precipitación, o premeditada táctica para llevarnos entre versos y diálogos por un vacío y un sufrimiento, presente en casi cada página, donde nada de lo demás cuenta. La “Institución” es manejada por una directora que, a fuerza de corrupción en opinión de Odeth, parece delictiva. ¿A qué reglamentos, leyes o normativa se atiene el centro? Esta pregunta sería un tema menor de no ser por las prácticas dignas del film “El Gabinete del Dr. Caligari” de 1920, salvando todas las distancias. Siete años después, en 1927, Fritz Lang colmaría los gustos cinéfilos de Aimee con otra película que también tiene lo suyo, “Metrópolis”. Y, por analogía asociada de recintos, mencionaremos a un impresionante Jack Nicholson cuando voló sobre “El nido del cuco”. Ambientes opresores enemigos acérrimos de lo excelso.
Por cierto, nos llena de curiosidad saber cuál es el papel “oficial” que permite a una persona ajena a la “Institución” intervenir con los internos y deambular como “Pedro por su casa” por las instalaciones. Respetando (como no puede ser de otra forma) la libertad de la autora para mostrar lo que considera oportuno y omitir el resto, intentamos saltar por encima de otras muchas incógnitas que, como lectores, hubiéramos preferido que nos fuesen despejadas. ¿Qué papel e influencia económica tiene el padre de Aimee para el sostenimiento de la Institución?, ¿sabe ese señor las circunstancias y condiciones en que su hija se “aloja” en el centro?, ¿cuál era la relación preexistente entre la directora y Odeth?, ¿qué méritos adornan a Odeth para que se le confíe tan delicado encargo?, ¿y las causas para retirárselo abruptamente? Definitivamente, eludiendo más interrogantes, nos centramos en la relación interpersonal de Aimee y Odeth que, suponemos, es el “leit motiv” de la autora. Aquí nos encontramos con una secuencia constante de altibajos, muchas veces contradictorios en su propia esencia, dulcificados por alguna que otra pastilla de chocolate. 
Noemí Sarrión en “Osada Desvalía” refleja triste y dramáticamente, como en la realidad misma, que las vidas jalonadas por la ausencia de autoestima, la rabia, la confusión, el dolor y el odio, transitan entre dagas y puñales camino del vacío y de la NADA.

28122019933491w

 
 
 

 

TIEMPO MUERTO – FRAN CASTILLO – AUTOPUBLICACIÓN, 2019.

Posted on

libro-recomendado-fondo-blanco

51pL9xR-vaL

TÍTULO: TIEMPO MUERTO.

AUTOR: FRAN CASTILLO – WEBTWITTERINSTAGRAMYOUTUBEFACEBOOK

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN, 2019

PÁGINAS: 329.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

Un extraño virus se está propagando rápidamente por todo Madrid y otras ciudades de España. Los infectados pierden la cordura y se vuelven agresivos. La capital ya no es segura y miles de ciudadanos se sumergen en un increíble caos que no pueden controlar. Sus rutinas se ven interrumpidas y sus vidas amenazadas. Tiempo muerto narra la historia de algunos individuos que intentan sobrevivir a las primeras horas de una situación extrema. Las decisiones que deben tomar para llegar vivos al día siguiente los empujan a sobrepasar sus propios límites. Tal vez sus actos serían diferentes si tuvieran otra oportunidad para decidir. Esta podría ser otra novela cualquiera de zombis, pero no lo es.

– AUTOR –

img_20200621_111338_658

Fran Castillo (Córdoba, 1979)
Ingeniero informático y traductor. Escritor y cineasta. Ha escrito y dirigido una veintena de cortometrajes, con los que ha sido galardonado en tres ocasiones: primer Premio en el certamen Freakfest Cortobasura (2002) con Dos van por tres calles; segundo Premio en Cortomanía (2004) con Un corto con La Buitrera; y primer Premio en el I Festival Internacional de Autocine (2004) con In-volutionComo escritor cuenta con relatos y novelas cortas, pero ha sido Tiempo muerto la obra con la que se ha dado a conocer de forma internacional en la plataforma online Wattpad y con la que ha dado el salto al mundo editorial.

 

– GUSTARÁarrow-145786__340

Principalmente a los amantes del género zombi, y de estos, a quienes busquen algún título que se diferencie del torrente de novedades editoriales que se publica sobre los No muertos en los últimos tiempos. A los lectores que sepan apreciar los cambios de rumbo o sorpresas narrativas y que se dejen llevar por las mismas. 

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los puristas del género o a aquellos que prefieren lecturas más armadas, profundas, descriptivamente pausadas y con un carácter más ambicioso. Tiempo muerto no oculta su concepción visual en su desarrollo y su carrera desbocada hacia un lugar que el autor oculta al lector adrede. Esta es la pieza fundamental de la narración que gustará o defraudará al lector. (También El bosque, de M. Night Shyamalan, es un peliculón por muy distintas razones, pero que no casa con todos los espectadores).

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“La enfermera salió de la habitación y siguió al grupo de personal médico del pasillo hasta la zona donde se realizaban las autopsias para ver con sus propios ojos lo que le había dicho el enfermero al psiquiatra. Allí encontró a un grupo bastante numeroso de trabajadores del hospital (médicos, enfermeros, celadores y auxiliares), que rodeaba a una camilla de autopsia. Se empujaban unos a otros para acercarse a mirar más de cerca”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

zombies--620x349
Hoy traemos para reseñar: Tiempo muerto, de Fran Castillo. Una novela de zombis donde lo primero que tenemos que destacar es su título. Tan aparentemente revelador en su superficie pero críptico en el fondo, (ya lo detectarán los lectores cuando lleguen a la mitad del camino). El lema promocional de la portada del libro que reza: “Podría ser otra novela cualquiera de Zombis”, hace honor a su contenido. Ciertamente, más allá de las normas del género que la mayoría de lectores asiduos a estos contenidos conocerá de sobra, la presente novela encierra un giro argumental (o plot twist que dicen ahora los modernos) que la llevará por unos originales derroteros. Esta apuesta narrativa por parte del autor será recibida por el lector con, seguramente, sensaciones encontradas, y es que cuando se rompen ciertas reglas no escritas, los resultados, al menos al principio, son algo desorientadores. En el riesgo está la fuerza de la narrativa. Caminos trillados hay muchos.
quentinEntonces, ¿esto no es una novela de zombis? Sí que lo es, por supuesto, plenamente de zombis. Lo dicho anteriormente que no espante a los lectores del género, ya que aquí encontrarán todas las dentelladas y persecuciones que el género exige. Lo que tratamos de comentar es parecido a la sensación que tiene un espectador que ve por primera vez la película Abierto hasta el amanecer (Robert Rodríguez, 1996). Lo que parecía una road movie tradicional sobre la huida de unos criminales hacia la frontera mexicana se torna es un espectáculo gamberro y desinhibido de supervivencia vampírica. Al igual que el libro de Fran Castillo, la película de Robert Rodríguez guarda un as en la manga a mitad de metraje. Si en 1994 Neil Jordan adaptó de una manera brillante la Entrevista con el vampiro de Anne Rice con un ejercicio de gótico tradicional, fotografía nocturna de velas y excelente dirección artística, dos años después, Abierto hasta el amanecer rompía la flema y las formas ampulosas del vampiro seductor e intelectual para poner a plena potencia una thermomix llena de picadillos. A eso nos referimos con este Tiempo muerto de Fran Castillo; es una novela jugona, urbana, autoconsciente, sencilla y trepidante (para disfrute de un tipo concreto de lector y no tanto para los que buscan mayor profundidad en tramas y personajes). El autor, en su viaje al caos y al apocalipsis, recorre muchos de los puntos más reconocibles de Madrid con el realismo de quien va a trabajar en metro a diario y ve como el mundo se desploma a su lado. (Mención especial, buscada o no por parte del autor, acerca de la desidia que nos embarga a los urbanitas con la suerte o la desgracia de nuestros semejantes cuando las circunstancias se ponen cuesta arriba. Para las risas nos apuntamos todos inmediatamente, pero para arrimar el hombro, ¡tonto el último!). 
pegatinas-coches-motos-riesgo-biologicoAdemás de la propia narrativa zombi (y el easter egg o huevo de pascua de su segunda parte) el autor juega en paralelo con un diario científico que va desgranando las claves del suceso apocalíptico que aquí se narra, la complejidad y explicaciones del paciente cero, las consecuencias de sus imprudentes actos, el devenir de los pasos que dejan sembrada la semilla del caos, etc. Este paralelismo hará que el lector entienda de una manera global qué está ocurriendo al tiempo que sigue a una serie de personajes en su lucha por la supervivencia en un Madrid en pie de guerra y mordiscos por doquier. Y a la carrera claro está; lejos quedaron aquellos primigenios tambaleantes de George A. Romero, ahora los zombis (que han promocionado al estatus de infectados) corren como hijos del viento (véanse 28 días después, Last of us o WWZ). Aquellos desnortados, lentos y bobalicones No muertos se alzan ahora campeones de atletismo y devoradores de buffet libre de carne humana. 
Todo esto leído durante la peor pandemia que ha asolado España en su historia reciente hace que la presente obra cobre una mayor relevancia en el ámbito reflexivo, tanto desde el punto de vista de aquellos que en los laboratorios juegan a ser dioses, como en cómo actuamos los ciudadanos en cuanto las circunstancias nos ponen patas arriba. Sí es cierto que la realidad no es tan peliculera como se creían algunos (aunque igual de cruel) pero la zombificación ha llegado para quedarse: desde las colas de los supermercados para atragantarse de papel higiénico, pasando por la falta de empatía conciudadana para frenar al virus, hasta la notas que algunos indeseables dejan en las puertas de sus vecinos sanitarios instándoles a que se marcharan del edificio para no infectarles. Esta es la sociedad insolidaria que hemos creado entre todos. Las consecuencias de la misma ya las estamos sufriendo. Vivimos en un mundo hiperconectado, pero le negamos la ayuda al vecino hasta que un día el olor en el rellano de la escalera es tal que llamamos a la policía. Tiempo muerto también apunta a la eterna pregunta de ¿hasta dónde seríamos capaces de llegar para salvar o proteger la vida de un ser querido? (Aquí podríamos hacer un desvelo o spoiler del final de Last of Us 1, que no haremos). En definitiva, parece que los tan apetecibles cerebros con los que tratan de alimentarse los zombis no tienen ya mucha sustancia ya que, a fuerza de egoísmo y falta de empatía, no nos queda mucho que ofrecerles; a lo mejor podían optar por la proteína vegetal, ya que muchos congéneres tienen menos neuronas que el denostado espantapájaros de El mago de Oz. Dura crítica social también podemos leer en Cell (Stephen King, 2006).

Fran Castillo nos trae una novela de puro divertimento pero con cierto poso que, sobre todo en su segunda parte, podría generar un debate acerca de cómo enmendar los errores del pasado para no tropezar con las mismas piedras del camino. Muy cinematográfica, rauda en la mayoría de escenas sin llegar a altas cotas de casquería ni repulsión, reflexiva en su contexto e interesante en la relación del elenco coral de protagonistas. Al final, como en toda obra sobre apocalipsis zombi, prima más y es mucho más interesante, la relación entre los supervivientes que la propia lucha contra los infectados. Así, mientras la serie The walking dead se ha convertido en un folletín y una parodia de sí misma que honra en poco el legado de Robert Kirkman, tenemos el estupendo Apocalipsis Z (al menos el primer libro de la trilogía) de Manel Loureiro. Son los personajes, sus decisiones, sus fracasos, sus miedos y sus rabias contenidas, lo que dan sustancia al género, y aquí creemos que Fran Castillo ha realizado una notable aportación. 

tmcubiertaamazon-copy_page-0001_opt