ALMAS PERDIDAS – (REMORDIMIENTO) – F.J. BERISTÁIN – AUTOPUBLICACIÓN 2016

Posted on Actualizado enn

recommended-stamp-4-1024x793
51w-mD88BcL

 

TÍTULO: Almas perdidas (Remordimiento).
AUTOR: F.J. Beristáin
EDITORIAL: Autopublicación 2016.
PÁGINAS: 309.
¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS:
Tras una década de exilio, Julián regresa a Getaria con su flamante título de psicología; ha sido contratado por el alcalde como colaborador de la policía local.
Pero aún permanecen inalterables, enterrados en la zona más oscura de su alma, los recuerdos de la tremenda discusión con su padre ante el consumido cadáver de su madre. Aquella cama de hospital, con los restos que el cáncer quiso dejar de su madre, han quedado atrás junto con ese aborrecible hombre que abandonó a su madre a las puertas de la muerte. Julián, apenas es capaz ya de recordar ya el rostro de ese hombre maldito: sus caminos se separaron tras aquella pelea y nunca más volvieron a cruzarse… o al menos eso cree Julián.
Nada parece haber cambiado en el pequeño pueblo costero: la absoluta tranquilidad, la lluvia constante, diríase que perfecta e inalterable. Las gentes esquivas, desconfiadas, incluso hurañas… Todo parece haberse conservado exactamente igual; cómo si nunca se hubiera ido. Pero la misma semana que toma posesión de su cargo, Julián se ve inmerso en un tan sangriento como inexplicable asesinato: ”un muchacho lugareño que jamás había roto un plato machaca, con inusitada violencia, el cráneo de un forastero”. 
¿Es posible que ese chico candoroso haya aplastado el cráneo de un hombre? Se pregunta Julián justo antes de practicar el primer interrogatorio a un muchacho que parece puro y absolutamente encantador.
Inmerso en el análisis del enigmático crimen, en las palabras afables y en extremo inteligentes del joven asesino, Julián luchará contra todas las adversidades con el fin de desencriptar el porqué de violencia tan brutal.
Pero al cerrar los ojos cada noche, Julián cree distinguir en la oscuridad que hay algo más, algo desfigurado proveniente del pasado. Algo de lo que lleva huyendo desde que se marchó. Y esa desfiguración le susurrará al oído esos secretos familiares que nunca quiso escuchar. Secretos tan remotos como terroríficos que será necesario descubrir para que todas las piezas por fin encajen.
– GUSTARÁ:arrow-145786__340.png
A los lectores exigentes en la pulcritud narrativa y en el exquisito empleo de la palabra. A los amantes de los ambientes y los personajes profusamente descriptivos, de la pausa literaria y del formato redondeado que nutren los engrasados engranajes de una buena novela. El menú es largo y sabroso, así que hay que degustarlo con los sentidos a pleno rendimiento, con mantel de hilo y cubertería de plata. Mejor acompáñenlo de chimenea que de flexo de Ikea.
– NO GUSTARÁ: arrow-145782__340.png 
Al lector de “thrillers” de temporada, lista de los más vendidos y “bestsellers” de librería del aeropuerto o kiosko de variedades de un gran hospital. Gustosos de los ritmos desenfrenados buscando al asesino de turno o desentrañando una conspiración judeomasónica ancestral. Aquí hay que atender al escritor y a sus vericuetos dramáticos en primera fila de pupitre. De otra manera se perderá el banquete.
– LA FRASE:
“Quizá el empuje del pueblo pudiera servir como bálsamo de comprensión. Quizá el pueblo podría perdonar lo que la justicia no. El pueblo de Judea había condenado a Cristo; quizá este otro pueblo fuera más benévolo frente a conductas que caminaban con un pie en el lado de la venganza y el otro en el de la justicia”.
– RESEÑA:
Existen pueblos o pequeñas localidades varadas en los infortunios del pasado. Lugares donde una marea invisible de acontecimientos ha calado hasta el tuétano y los vecinos saben cuando los vigías del ayer vuelven a sus puestos de observación porque les duelen los huesos. Son emplazamientos que han sido golpeados con fuerza por el tiempo de las desesperanzas, los naufragios familiares y los secretos “fuenteovejunos“. Su laberinto está tan enquistado que ni el aire fresco y perfumado de las nuevas generaciones es capaz de abrir los postigos de sus lúgubres y desvencijadas ventanas para poder mirar a un futuro en el que el olvido y la normalidad lleguen a sus costas al abrigo del espigón. En ciertos lugares es mejor hablar en un tono bajo y proscrito, ya que la llama del ocaso se encuentra en cualquier recodo de sus traviesas calles adoquinadas. Calles que filtran todos los sentimientos de sus personajes cuando llueve y los guían hasta los vertederos del alma.
Getaria duerme el sueño de los justos. Mientras, sus vecinos se afanan por desempeñar el papel que la ruleta les ha arrendado en sus grises vidas. El renqueante letargo parsimonioso y el frágil equilibrio en el que se hayan todos los personajes de esta tragicomedia, detonará cuando la gota que colma el vaso de la memoria, la venganza, la justicia y el honor perdido, rebose sin freno alguno por los mentideros más oníricos de los fumaderos de opio del municipio. Cuando el cancerbero pierde la atención y se echa una cabezadita, los asuntos pendientes manan su reflujo en las alcantarillas. Y una alcantarilla que rebosa nunca trae nada bueno, solamente inmundicias y un pasado mal enterrado por las prisas y el miedo.
En esta roldana endogámica de recuerdos apresados bajo mentes débiles, siempre sucede que un día salta el resorte chispeante que hace recordar las viejas historias y en la que, una vez eliminado el primer sopor, los implicados en aquellos polvos se calzan las botas de agua para lidiar con los nuevos lodos. La manivela que abre el telón de la función de estreno y rearma al público olvidadizo llega cual elegante aldabonazo cadavérico de Laura Palmer en Twin Peaks, pudiendo acabar con la inquisitorial metáfora de La Comunidad de Alex de La Iglesia. Todos callan mientras el beneficio les sonríe, pero todos pugnan cuando el honor y el pellejo de cada uno se pone en riesgo.
Remordimiento (Almas perdidas) o Almas perdidas (Remordimiento), tanto monta… se debe tomar por ese tarro de cristal que ha roto su precinto de vacío y que por una fisura se han introducido pequeñas partículas infinitesimales que con el tiempo han creado una ponzoña en su interior. A través del vidrio se puede observar que algo no va bien, el color se ha tornado algo deslucido. Pero solamente al abrir dicho tarro para su consumo, podremos observar y oler que la aparente calma y normalidad de su contenido ha sido contaminado por años de filtraciones. Su corazón está muerto. Solamente la fachada sigue en pie ante los embates de la marejada e, incluso eso, con el tiempo, acabará por caer junto con la desdicha de sus protagonistas.
En esta novela, su autor, F.J. Beristáin, nos habla de las incidencias de los secretos del pasado que olvidados en la confianza de la oclusión que el velo del tiempo suaviza, retornan con mayor virulencia. El secretismo y el poder se hermanan con el pasado y el olvido para abrir nuevas vías de agua en las ya de por sí deterioradas relaciones personales de sus protagonistas. Asistimos a una prosa muy cuidada, elegante, compleja en ocasiones (densa dirán algunos), exploratoria de texturas y matices de los personajes. Agónica y asfixiante en unos momentos. Dramática e hiperrealista en otros. La envoltura de la pesadumbre se cierne sobre un pueblo que difícil redención podrá encontrar.
Recuerden: Cuando el período vacacional finaliza en alguna de las pequeñas localidades a las que acude el solícito turista en busca de sosiego y largas caminatas, sus habitantes cierran el chiringuito y se recogen en un estado de hibernación plagado de cuentas pendientes. Su paraje idílico de verano se tornará en una insondable negrura del almas perdidas paciendo en un inverno de remordimientos. Y, en esos momentos, es mejor apartarse de su camino, volver a la marabunta de la gran ciudad, dejando que el choque de cuchillos largos siga su curso natural hasta la desembocadura del crimen.

d1e1d9315abc4e3506d4d564710695bb.jpg

2 comentarios sobre “ALMAS PERDIDAS – (REMORDIMIENTO) – F.J. BERISTÁIN – AUTOPUBLICACIÓN 2016

    Manuel Lozano (@ManuelLozano5) escribió:
    11 abril, 2018 en 8:16 am

    ForoLibro nos ofrece una reseña de un depurado barroquismo, que predispone al lector a enfrentarse a una obra que le exigirá mucha atención, y sus mejores capacidades de receptor literario, si pretende apurar hasta la última gota de un contenido de calidad.

    Me gusta

    […] “Remordimiento – Almas perdidas” de F.J. Beristaín […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s