PINCELADAS DE HARMONÍA.CON – JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ JUAN – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019.

Posted on Actualizado enn

libro-recomendado-fondo-blanco
unnamed
TÍTULO: PINCELADAS DE HARMONÍA.CON
AUTOR: JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ JUAN.
TWITTERWEBFACEBOOKINSTAGRAM
EDITORIAL: CÍRCULO ROJO – WEB
PÁGINAS: 149.
¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

Pinceladas de Harmonía.Con es la continuación de Pinceladas de Harmonía. Si te enamoró la primera parte, esta segunda tam­poco te dejará indiferente. Diecisiete nuevas pinceladas de lumi­nosos colores que seguirán enganchándote a las aventuras de los entrañables habitantes de Harmonía. En seguida comprenderás por qué a todos nos gustaría vivir allí. El innovador estilo literario con el que se narran las pinceladas te proporcionará otro atractivo factor de seducción. Su prosa poéti­ca, embellecida por surrealistas juegos de palabras, te invitará a la relectura para seguir desnudando matices que te habían pasa­do desapercibidos. Podrás leer el libro infinitas veces y siempre te parecerá diferente. La retórica verbal y el descubrimiento sutil adquieren su razón de ser en esta obra literariamente agenérica y de rabiosa actualidad. El genuino optimismo, la utilidad social, la alegría de vivir, y sobre todo… ¡el permanente sentido del humor! acaban por con­vertir Pinceladas de Harmonía.Con en una obra de lectura abso­lutamente recomendable.

– AUTOR –

Nace en Valencia. Sus progenitores son los célebres Pepita Juan (burócrata de pro) y Luis Fernández (subcampeón mundial escolar de baloncesto con el colegio de Nuestra Señora del Pilar de Valencia en 1983 en Graz). Estudió en su ciudad natal en el colegio de los Jesuitas. Concluye los estudios universitarios licenciándose en Filología Valenciana y Filología Hispánica por la Universidad Literaria de Valencia. En 1996 se activa en el colegio de Nuestra Señora del Pilar de Valencia, donde continúa ejerciendo hasta la fecha labores de profesor y educador impartiendo docencia en la ESO y Bachillerato en asignaturas como Lengua y Literatura Española, Valenciano o Comentario de Texto. De solida formación humanística estima sobremanera a los Marianistas y a su ideario. Apuesta decididamente por la educación integral de la persona, formando a alumnos en valores como el sentido de la libertad, el respeto, el espíritu de colaboración, la verdad o la defensa de la esperanza. Gran admirador de la época dorada de la música pop española (1ª mitad de los 80). Conjuntos como Tequila, Trastos o Los Nikis siguen siendo adalides en sus preferencias si bien nunca ha dejado de rendir pleitesía a clásicos del siglo XX como Luis Aguilé, Vainica Doble, Beatles o ABBA y a realidades del XXI como Luis Tseng o Rosalía. Siente veneración por genios del humor absurdo como Jardiel Poncela, Ramón Gómez de la Serna, Gomaespuma, Pepe Macías o Les Luthiers. Siempre ha pensado del humor que es la segunda palabra más hermosa de nuestro idioma. Su innata curiosidad artística le ha llevado a participar en campos de diferente calado como el teatro, el cine o la publicidad.
Ha dirigido obras teatrales colegiales como “Abracadabrante” (1999), “Entremés psicodélico”(2001), “Entremés caleidoscópico” (2002) o “Esto no tiene remedio” (2004). Ha colaborado como ensayista en “El camino del corazón solidario” (2012). En 2014 publica la sorprendente novela “Pinceladas de Harmonía”. En 2015 participa como actor en la compañía de teatro T-Teatre con la obra “Sweet Home Transilvania”. En 2017 actúa en la obra escrita, dirigida e interpretada por Vicente Marco Aguilar “Pinceladas de Jarmoni en Praga”. También actuarán juntos en la obra “Analepsis, prolepsis y veleidades varias”. También en 2017 publica el delirante ficcionario,”El diccionario de JLFJ”. En 2018 participa en la antología de poemas “Versos descubiertos” con “Serendipia etérea”. Ha firmado libros en la Feria del libro de Valencia: con “Pinceladas de Harmonía” en la 50 edición (2015) y con “El diccionario de JLFJ” en la 53 (2018). En 2018 interpreta con el músico Fernando Contel la obra de 11 actos “Pinceladas de Humor y Harmonía”. En enero de 2019 la revista argentina “Realidades y ficciones” en su especial 10º aniversario selecciona a José Luis Fernández Juan entre los autores hispanoamericanos más destacados de estos últimos 10 años, a partir de su obra “El diccionario de JLFJ”. En 2019 participa en “Tinta de luna” con su poema “Mement0s lunares”. En diciembre de este mismo año 2019, publica “Pinceladas de Harmonía.Con” la continuación de “Pinceladas de Harmonía”. En febrero del 2020 interviene en la obra surrealista Los huevos de Dalí”.

GUSTARÁarrow-145786__340

A los diletantes del lenguaje. A los aficionados a los crucigramas y a todo lo que acabe, o empiece, en “grama”. A los sutiles degustadores del humor inteligente. A los lectores que son capaces de “multidireccionar” su atención sin perder la concentración. A quienes aún confían en Edward de Bono y practican el “pensamiento lateral”.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A quienes prefieren senderos lineales y trillados en la literatura. A los que “no tienen tiempo” para dedicar a la lectura mínimamente exigente. A los que el diccionario les parece un mamotreto fuera de tiempo.  A todos los que el dios Momo no ha concedido dones.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Para de escribir y escúchame, José Luis. Tus pinceladas han de ser una unidad de afecto que al lector le consigan alimentar el alma, mantener en buena forma física, enriquecer el conocimiento, estimular la inspiración, adiestrar el cerebro, rastrear nuevos mundos, avivar la imaginación, afianzar retos, agudizar la concentración, desplegar el pensamiento lógico, aminorar el estrés, alentar la curiosidad, acentuar el ingenio, mejorar el vocabulario, potenciar la memoria y liberar emociones”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

Hoy traemos para reseñar: Pinceladas de Harmonía.Con, de José Luis Fernández Juan, donde ya desde el título transmite un primer mensaje subliminal: “Lector, no te compliques con la dicotomía armonía-harmonía, mi Harmonía es otra cosa”. De manera premonitoria el autor se interpela en LA FRASE que hemos visto arriba y se espolea hacia altos objetivos. Con resignación no exenta de placer y a fuer de ser considerados complacientes, hemos de confesar que a nuestro parecer ha cumplido sobradamente sus propósitos.
puvju5eo6ebtnntmcbj7t4xxxl4j3hpexhjnof_p3ymrypkwj94qgrtdb3sbc6kyUn vistazo a la contraportada aportará al lector pistas y estímulos para asirse al pescante de esta obra y no tomar el portante ante el variopinto y portátil planteamiento. Metidos en faena sobrevolamos el espacio de Harmonia.Con y despacio, cual un circense “portor”, nos arriesgamos sin importarnos lo que aporta de realidad figurativa o parte ensoñadora, o todo. Y la obra nos mete “a porta”, que no gayola pero sí de rondón, en el importante microcosmos de Harmonía.con o sin punto con. En realidad sí aporta, con elegante porte, algo importante. Rogamos pues por tanto, quizás por tan poco, disculpas por el arrebato de venial e ingenuo contagio impetuoso. Las “Pinceladas de Harmonía.Con” configuran un cuadro panorámico donde no caben los trazos gruesos ni los brochazos sin ton ni son. Los personajes que pueblan y transitan por la obra, a fuer de diversos y originales, son indisolublemente complementarios e intercambiables, aunque seguramente no son conscientes de ello ni les importa. Cada uno merecería su propia, extensa, detallada y especialísima reseña. La del conjunto podría tener brillante finalidad pero no final.
5c8b23383b000072066d1155José Luis Fernández Juan nos ofrece, con cada pincelada, toda una paleta de combinaciones cromáticas, líricas, “gramáticas”, semiológicas, estrambóticas y humorísticas, que “solas o en compañía de otras”, tienden hacia un infinito fractal de complicado ordenamiento. La clasificación se embarulla más a la hora de pretender transmitir la idea global de su polifacético contenido a quienes no hayan tenido el libro en sus manos. Aunque el intento puede ser fallido, digamos, que en “Pinceladas de Harmonía.Con” caben, o hay retazos, del humor de Groucho Marx, o de Chiquito de la Calzada, o de Oscar Wilde, o del diccionario de Coll, o de Forges, o de Mark Twain, o de Tip, o de lo mejor de tantos otros alrededor del mundo, que recordamos, admiramos y no incluimos, que merecieron colaborar en “La revista más audaz para el lector más inteligente”.
1366127370_877038_1366128512_sumario_normalEl caso es que no solo de humor se vive en Harmonía. Los harmonienses, teledirigidos por José Luis Fernández Juan, pueden obligarte a “laburar” argentinamente el cerebro y proponerte excitantes “latinajos” que harán añorar, al lector aplicado, lo que César hacía en sus campamentos o cuarteles de invierno. Pueden conseguir que recuerdes a Cela dentro de la colmena de su Colmena, disfrazado de Matías Martí, regalando palabras inventadas, como “bizcotur”, a los tertulianos literarios del Café La Delicia, especialmente a un generoso y empobrecido académico “in pectore”. Borges se sentiría encantado con neologismos que superan, con mucho, los utilizados por su personaje chocarrero, Carlos Argentino Daneri, del Aleph. Larga la distancia y diferencia entre “blanquiceleste” (que devino en deportiva camiseta), “lactario” o “lactescente” del primo de Beatriz Viterbo y los “ecolindante” de Claudio Bayona o el “tanfluyó” de Teodoro. Salta a la vista y queda claro que Claudio y Teodoro son harmonienses y aclaramos que representan una mínima muestra del saber y el sabor local.
Todos los habitantes de Harmonía, como ya se ha dicho, merecen su laico panegírico y lo justo sería glosar a todos por igual o a ninguno, pero la voluntad es débil y aunque suene a favoritismo, dejamos aquí nuestro recuerdo especial para Yalinka Galdámez, la propietaria, gestora y diseñadora del emporio Mundo Cebras, S.L. (secundada o precedida por la tropa de asesores y colaboradores). ¡Cuánto partido podrían haber sacado de su talento Dalí, Picasso, Buñuel o el mismísimo Dr. Rodríguez de la Fuente! 
Pinceladas de Harmonía.Con tiene un formato cómodo y manejable. Se puede leer de un tirón. Se puede leer durante un viaje en avión o en trayectos cortos de transporte público. Se puede leer en la playa, mientras los niños juegan alrededor, y los bañistas pasean por delante de nuestra hamaca. Se puede leer mientras llega el sueño en la noche o en la siesta. Se puede leer con las noticias de la tele como fondo. Vamos, se puede leer de cualquier manera siempre que se asuma que se va a desperdiciar más del 80 % de su contenido. La ventaja es que se puede releer tantas veces como uno guste y prestar atención a las claves, juegos de palabras, dobles o triples intenciones que el autor nos propone. No hemos percibido escritura especular estilo Da Vinci, pero no aseguramos su ausencia. Recomendamos al lector que no deje de escudriñar todo lo que vaya entre comillas o en letra cursiva, si hace falta lea del derecho o del revés. No sea tímido, llegado el caso, para hacer uso del diccionario. Obligue a su cerebro y a su vista a “laburar” en distintos planos: panorámico, corto y primerísimo. Sobre todo disfrute sin recato del universo de Harmonía.

noticia165-inner01

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s