EL GATO DE BALZAC – MIQUEL SEN – EDITORIAL CÍRCULO ROJO, 2019

Posted on Actualizado enn

balzac.jpg

TÍTULO: EL GATO DE BALZAC.

AUTOR: MIQUEL SEN – WEB – FACEBOOK – TWITTER

EDITORIAL: CÍRCULO ROJO – WEB

PÁGINAS: 202.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –

El señor Maulet, antigua lumbrera universitaria caída en desgracia por sus actos pedófilos cuando vivía en París, se mueve en la Barcelona vieja, con su pequeña pensión, unas escasas plumas, sus aficiones literarias, más unos deseos que apuntan insistentemente al pecado de gula. En sus paseos tropieza con un brocantero al que compra libros y objetos que acaba subastando como alivio de su miseria. Entre los textos encontrados figuran muchos de magia, en los que se menciona la posibilidad de existir como reencarnado. En medio de tantos papeles, Lázaro Maulet descubre un mecanoscrito titulado El gato de Balzac, curiosa historia de un hombre que muere por arma de fuego para transformarse en gato, que a su vez tiene el mismo fin. Una sucesión perversa que nos lleva a conocer al mismísimo felino que tuvo Balzac.
La proximidad entre el intelectual desvalido y el brocantero los lleva a discutir sobre lo divino, la vida y la muerte. Ambos saben del terremoto de Lisboa que liquidó cien mil portugueses, justo cuando daban gracias a Dios, dejando intactos los lupanares. Fue obra del satánico almirante Belial, que luce un anillo de rubí en el anular robado en la catedral. De esta joya, más un espejo negro que re?eja en un instante pasado, presente y futuro, sabe el anticuario que pone en contacto al intelectual con extraños personajes. Tras el asesinato del protagonista, la policía se interesa por el caso, prácticamente sin nexos con la realidad.

– AUTOR –

Miquel-Sen.jpg

Miquel Sen nació en Barcelona en 1946. Estudió biología en la Universidad de Barcelona. Su actividad periodística le ha llevado a interesarse por la gastronomía y su historia, publicando numerosos libros: Viaje por los Vinos de España (Agotado), Les Casas de Menjar, El País del Cava, Paseo por los restaurantes de Cataluña, Les Receptes de la nova cuina Catalana ( editorial Planeta), Enciclopedia del Cava, Comer por cuatro pesetas, Barcelona fin de Siglo, más una biografía: El escultor Emili Armengol, y tres novelas: La noche siempre llega, (editorial Altera), Un artículo de encargo ( RBA), y La memoria muda (Parsifal ediciones). Luces y sombras del reinado de Ferran Adrià (la Esfera de los Libros) supone una ampliación de su registro literario hacia el ensayo. Confieso que he comido es una divertida biografía gastronómica que hasta cierto punto muestra el camino literario de su última obra El gato de Balzac.
Es colaborador de las revista Vinos y Restaurantes, . Hasta el año 2012 ha colaborado  en La Guía del Ocio, dónde escribió durante 24 años una crónica semanal y del diario Avui en el que ha mantenido durante ocho años una sección en el Suplemento Dominical. Desde julio de 2006 es columnista de El Periódico de Cataluña. Miquel Sen ha sido  director del programa Cuines de la televisión autonómica catalana TV3 durante 15 años. Ha realizado más de 3800 programas, situándose ininterrumpidamente entre los ocho programas más vistos de la cadena, por lo cual ha recibido el premio de la Academia Catalana de Gastronomía al mejor programa de divulgación. Miquel Sen detenta también Le Prix France de Gastronomie.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los lectores que se deleitan con lo extraordinario, con lo esotérico, con lo fantástico, pero soportado sobre bases literarias aprehensibles. A quienes se toman tiempo para degustar el placer de leer y desmenuzar lo leído. A los diletantes de la filosofía y a quienes satisface la apertura de sucesivas matrioskas si contienen algo interesante en su interior.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A quienes son partidarios del dinamismo literario, sencillez y velocidad en el movimiento narrativo con el trasunto de la novela. A los que buscan acción directa e inmediata sin circunloquios ni introversiones que requieran dedicar tiempo a rebuscar en el alma de los personajes. A los que su tiempo o su fatiga solo permite la lectura de un par de páginas antes de caer en brazos de Morfeo.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

“Cuando fui el gato de Balzac, adquirí unos profundos conocimientos sobre el otro mundo, un espacio que el maestro vivía a diario, afirmando que estaba lleno de esferas superpuestas, todas ellas lumínicas, entre las que pululan los ángeles, los demonios, los kamarrupas, algún elfo afeminado y los gatos que no han sido hombres de bien”.

– RESEÑAletter-576242__340.png

maxresdefault.jpgHoy traemos para reseñar, El gato de Balzac de Miquel Sen. No puede sorprender, y es perfectamente congruente, tropezar antes del índice con la sentencia del Nobel Kazuo Ishiguro ”Cada piedra estaba maldita y cada gato vagabundo era un espíritu maligno”. Nos agrada comenzar con este breve encuentro con el admirado maestro Ishiguro, de polifacética tarea. Ajenos a las preferencias de cada cual, nos quedamos con su obra Los restos del día de 1989, trasladada al cine como Lo que queda del día donde apreciamos, entre otros, el talento del mejor Anthony Hopkins. Pero lo relevante en este caso es que, desde el inicio, Ishiguro nos hace notar que los gatos raramente consiguen alejar de ellos el sambenito de especie esotérica y más diabólica que luciferina. Y aquí tenemos, pues, al gato de Balzac. La novela es como una caja de engranajes con grandes y pequeñas piezas dentadas, más o menos visibles según su tamaño y posición, pero todas ellas imprescindibles para un engrasado rodaje. Aparte del gato narrador y su alter ego, de su orondo dueño con chalecos necesitados de lavandera, la escritora con nombre de varón, el propio señor Maulet y una pléyade de personajes variopintos, numéricamente superados por cocineros de postín, toma protagonismo un brocantero; Curiós, sin cuya participación esta obra no existiría.
2-brocanteur-1437381201.jpgPara lectores en español, despistados, que no deduzcan inmediatamente del contexto cual es el oficio de este personaje, citado doblemente en la contraportada y desde el cuarto párrafo del libro, les sugerimos “chamarilero”, “baratillero” o “mercachifle” como sinónimos, ya que dicha profesión no figura en el diccionario de la RAE. Tal vez es un guiño del autor a la nacionalidad francesa de sus personajes (brocanteur) o a su propia lengua natal. Puestos a avanzar, el caso es que nos atrevemos a pensar, sin confirmarlo, que el autor del Sideroploide barcelonés lo es a su vez del manual de exorcistas descubierto, y propietario original de la caja que lo contuvo, pues ignoramos si este artista fue también mago y charlatán. Júntese el hallazgo con unas páginas robadas a otra obra inquietante y nos encontramos con una especie de rueda kármica de textos e ilustraciones que nos introducen en un explosivo torbellino, que habrá que transitar con mucha atención bajo pena de desorientación y extravío. Trabajo ímprobo para el señor don Lázaro que con gran discernimiento (discernimiento es también palabra jesuítica) inicia la lectura del mecanuscrito.
Osias_Beert_-_Oysters_1610.jpgA partir de aquí se ofrece a sus ojos, a su mente, y a su imaginación, todo un universo vivido por humanos o felinos, vivos o reencarnados, literarios, seráficos, oníricos o potencias del astral. Acontecimientos históricos con sus protagonistas, celebrados o repudiados según de dónde sople el viento. Gestas y situaciones públicas, publicitadas y aireadas a conveniencia o camufladas y ocultadas en escondrijos y alcobas.  Paisajes campestres más bélicos que bucólicos. Selvas de asfalto o empedrado con números de portales como referencias o destinos más o menos confesables. Personajes de primera categoría universalmente conocidos, o secundarios casi siempre olvidados que encuentran la excepción cuando aparece su nombre impreso junto con su especial actividad. De los primeros de todo hay, si bien priman emperadores, reyes, zares, generales, escritores famosos, incluso papas, santos, profetas y el propio Jesucristo. Los otros, y las otras, se reparten entre artistas de varietés, militantes de partidos, profesores, soldados y cocineros, sobre todo cocineros y cocineras, con muchas de sus recetas incluidas.
No faltan los amigos de amigos, círculos de amistades, que incluyen compositores o pintores. Balzac sale muy realzado prestando su apellido al gato y siendo espiado y analizado por este. Si el escrito hubiese tenido como protagonista a su amiga George Sand, se hubiese disuelto más etéreamente en el grupo de sus amistades, en disputa con Eugène Delacroix, Heinrich Heine, Víctor Hugo, Julio Verne, Gustave Flaubert o Franz Liszt. Siempre al acecho de una tajada, o bajo el apremio de una pistola, uno de nuestros protagonistas recorre campos, se acoda en las barras de bares y garitos o atisba en las buhardillas. Otros se enzarzan en reflexiones y duelos dialécticos y filosóficos. Dependiendo de quién sea quién, tampoco se está a salvo de una severa amonestación de tía Monsita o que se reprochen modos y maneras poco viriles. El autor nos conduce, casi vertiginosamente, de un lado para otro mientras observamos con prismáticos  al metamorfoseado y trashumante visitador de intramundos o intentamos monitorizar y digerir, al vuelo, las conversaciones entre Maulet y Quirós. Por no hablar de intentar pasar del papel a ollas y sartenes caseras alguna receta descrita. Del comisario Monegal, de sus pesquisas, meditaciones, actitudes y sus angustias nada diremos. Son un premio que el fiel lector tiene que merecer.
Llegamos a la conclusión de que El gato de Balzac contiene sustancia suficiente para una segunda y más reposada lectura en lo literario, en lo filosófico y en lo gastronómico.  

honorc3a9-de-balzac.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s