EN LOS OJOS DEL REY – SONIA MARTÍNEZ MARTÍNEZ – ESSTUDIO EDICIONES, 2021.

Posted on

1631631813

TÍTULO: EN LOS OJOS DEL REY.

AUTORA: SONIA MARTÍNEZ MARTÍNEZYOUTUBEWEBFACEBOOK – TWITTERINSTAGRAM

EDITORIAL: ESSTUDIO EDICIONES, 2021 – WEB

PÁGINAS: 266.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 – SINOPSIS –

Yo, Alfonso XIII, nací rey en un momento histórico en el que dos eran los caminos posibles: pasar a la Historia como el rey que regeneró su patria o bien ser puesto en la frontera. Mi mayor temor se hizo realidad y terminaré mis días aquí, en el exilio, con la única compañía de mi adorada y querida Juana, a la que, antes de marcharme de esta vida, quiero hacer conocedora de la verdad, de mi verdad. A ella le debo la confesión de los secretos más íntimos de mi intensa existencia protagonizada por la lujuria y la sicalipsis, pero también por el rencor y el desengaño que me perseguirán hasta mis últimos días.

– AUTORA –

sonia-martinez-1590745134

Terminando el año 1980, Sonia Martínez Martínez nació en la costa levantina de Cartagena. En la Universidad de Murcia se licenció en Filología Hispánica dirigiendo su actividad laboral a la enseñanza del español como lengua extranjera. Actualmente reside en Madrid junto a la obra más bonita, a la que más tiempo dedica y que tiene autoría compartida con su marido: sus dos hijos.

– GUSTARÁarrow-145786__340

A los incondicionales de la novela histórica que disfrutan con las realidades y fantasías de personajes próximos en el tiempo y gustan de acciones y peripecias que puedan contrastar, refutar o “falsar” en entornos y épocas reconocibles. A los amantes de la narración de estilo directo, realista y carente de artificios. A los que intelectualmente aún se debaten, y debaten, sobre formas de gobierno.

– NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 

A los enemigos de los “narradores omniscientes” que se manifiestan desde el interior de los propios personajes de una novela. A quienes son incapaces de contemplar con benevolencia las luces y sombras de personajes históricos, aunque haya evidentes desequilibrios en la balanza. A quienes apuestan por la radical separación de géneros entre la biografía y la novela.

– LA FRASE vintage-1751222__340.png

«Poco duró la novedad del matrimonio y la fidelidad. Pronto volví a caer en las redes del erotismo de las actrices, condesas y duquesas de la corte y hasta de las putas de Arenal que me proporcionaba, entre otros, mi querido marqués de Viana. Según Ena, fue quién me condujo a la vida licenciosa y despreocupada que llevaba. Pero la realidad era otra, y es que, el hombre con el que se había casado, no era como le hubiera gustado».

– RESEÑAletter-576242__340.png

No es habitual, aunque tampoco insólito, que en el subgénero que conocemos como “novela histórica” el foco de la acción y el protagonismo indiscutible descanse sobre un personaje de la máxima relevancia política o social de su época, especialmente si la distancia temporal entre el personaje y la publicación es exigua. En el tango de Gardel veinte años no son nada, en la historia real lo ocurrido hace un siglo parece que fue ayer e indudablemente tiene su repercusión en el momento actual. Así que siempre resultará un tanto proceloso “transitar” por la peripecia vital de un rey cuyo nieto, en la actualidad, es noticia en algunos telediarios y el hijo de este, bisnieto del protagonista, ostenta la máxima representación de una nación.
Rey-Metro-k9eH--620x349@abcLa novela que nos ofrece Sonia Martínez Martínez, “En los ojos del rey”, tiene tanta carga biográfica e histórica y está tan próxima en el tiempo que resulta imposible enjuiciar y fotografiar al personaje imaginado, central, de esta narración cargada, como la propia autora anuncia, de lujuria y sicalipsis, separándolo de la real persona de su majestad Alfonso XIII. Si el subgénero existiese la calificaríamos de “biografía con licencias de autor”. Otros protagonistas egregios, mezcla de realidad y fantasía, como el emperador Claudio que por obra del admirado escritor y poeta, fallecido en 1985, Robert Graves, nos contó su historia en primera persona, pueden diseccionarse literariamente sin temor a crear recelos o desvíos indeseados y confundirse con sutiles o directas intenciones políticas.
El emperador romano Tiberio Claudio Druso Neo Germánico y tal cual, el “Yo Claudio” de la novela (su biografía real en ocho tomos se perdió para siempre) asumía su cojera y su tartamudez con naturalidad. Incluso se jactó de los “elogios” de muchos contemporáneos como incapaz y estúpido, incluso discapacitado mentalmente, pero llegó al poder que ejerció con prudencia y sabiduría. A estas alturas nadie, o casi nadie, se sentiría ofendido de tildarse a este emperador como cojo o tartamudo. Avanzando hasta el Medievo reparamos en otro personaje admirado, denostado o controvertido, como Rodrigo Díaz que, a los amantes de la novela de espada y brujería, nos entretiene y deleita en “Sidi” del genial Arturo Pérez-Reverte donde, por boca del protagonista, sacamos parte de su historia y de su alma. Novelada claro. El contrapunto lo hayamos en “El Cid, historia y mito de un señor de la guerra”, interesantísimo estudio histórico sobre el personaje, obra del doctor en Historia David Porrinas González, que nos revela con toda la minuciosidad y exactitud posible la verdadera imagen del protagonista. Separadas en el tratamiento y distantes los acontecimientos en el tiempo, ambas obras permiten el análisis y la disección, atinada o disparatada, sin provocar hoy catástrofes emocionales.
El hermano de Napoleón Bonaparte, don José I, rey de España y de las Indias, llegó a ser Premio Planeta de 1985, en forma de diario autobiográfico, como “Yo, el rey” por obra, gracia, inteligencia y buen hacer literario del eminente psiquiatra doctor Vallejo-Nájera. En esa obra y en su continuación “Yo, el intruso”, el monarca conocido despectivamente por los españoles como Pepe Botella, nos revela el devenir de sus experiencias como gobernante y sus más íntimos sentimientos plagados de luces y sombras. Probablemente más luces que sombras. Hoy ni el epíteto ni su legado despertarán pasiones.
6766f-proclamacion2bii2brepuplicaEn el caso de Alfonso XIII sería, cuando menos, inelegante adjetivar aquí muchas de sus inclinaciones, aficiones y actitudes, tal como se describen en la novela de Sonia Martínez Martínez. Dejamos pues a los historiadores con su trabajo y lo novelado al buen juicio del lector. En la parte formal de “En los ojos del rey” encontramos un estilo directo y dinámico que permite una lectura ágil y entretenida sobre la vida que nos cuenta el atribulado monarca, en forma de confesiones y revelaciones a su abnegada y comprensiva hija Juana. El niño nacido rey y bautizado como Alfonso León Fernando María Jaime Isidro Pascual Antonio de Borbón y Habsburgo Lorena, nombrado jefe del Estado a los 16 años, llegó al exilio en 1931, a la enfermedad, al olvido mundano, a la melancolía y a la muerte en Roma el 28 de febrero de 1941.
En la novela de Sonia Martínez Martínez el peso de los acontecimientos narrados se inclina hacia la parte más personal e íntima del monarca introduciendo situaciones y diálogos con terceros que contribuyen en general a mantener un ritmo de lectura ligera. Probablemente algunos lectores, amantes del misterio, echarán de menos algunos “complementos” curiosos como la meta “reconocible” de algún que otro pasadizo o las salidas secretas del Palacio Real. Quizás se pregunten sobre la autenticidad y el destino final de “los papeles del farero” y su repercusión ficticia, velada o efectiva en el futuro de la monarquía española. Otros lectores sentirán renacer las antiguas controversias sobre las diferencias entre la Jefatura de la Casa Real y la Casa del Rey. En todo caso “En los ojos del rey” podrán ver reflejados retazos de la historia de un monarca y de un hombre como fue, o como pudo ser.

alfonso-xiii-kUcG--620x349@abc

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s