OPERACIÓN PICASSO – PEDRO SAUGAR SEGARRA – (AUTOPUBLICACIÓN 2017)

Posted on Actualizado enn

51XDjwXsIhL._SX331_BO1,204,203,200_.jpg

 

 

TÍTULO: OPERACIÓN PICASSO

AUTOR: PEDRO SAUGAR SEGARRA. FACEBOOK TWITTER 

EDITORIAL: AUTOPUBLICACIÓN.

PÁGINAS: 394.

¿DÓNDE COMPRARLO?:  AQUÍ

 

 – SINOPSIS –
Un joven Picasso que se plantea demoler los cimientos del arte con “Les Demoiselles D’Avignon”.
Un joven aspirante a bohemio que languidece en provincias abjurando de su destino.
Pasiones ocultas que se entrelazan y estallan desbocadas.
Un crimen que conecta el París de las vanguardias con la Cuenca de principios del siglo XX.
Una sociedad secreta que quiere demoler el orden establecido.
Un descubrimiento que remueve los cimientos del cubismo.
  – AUTOR 
Pedro Saugar Segarra (Cuenca, 1964). Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, trabaja en la Administración desde 1.990 (Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha).  Actualmente su puesto es de jefe de servicio de transportes en la Dirección Provincial de la Consejería de Fomento en Cuenca. El paso de lector voraz a escritor novato no se atrevió a darlo hasta que la crianza de sus hijas le fue dejando algún hueco de tiempo del que antes carecía, siendo OPERACIÓN PICASSO su primera y, hasta la fecha, única obra literaria. Sus aficiones principales, aparte de la literatura y la familia, son la frecuentación de los amigos, el deporte, el cine y los viajes.
 GUSTARÁarrow-145786__340
A un surtido y heterodoxo grupo de amantes del arte, de la intriga, de la Historia y de Picasso en particular. La presente novela es un vehículo multidisciplinar que recorre gran parte de nuestra Historia desde la óptica de varios narradores, pero siempre con los ojos puestos en la figura del genial malagueño Pablo Ruiz Picasso. Recorreremos más de un siglo a la caza de uno de los mayores misterios artísticos contemporáneos.
 NO GUSTARÁ arrow-145782__340.png 
A los gustosos del thriller atropellado y vertiginoso. Aquí hay que leer con trazo fino, paleta de colores bien delimitada y pincel virtuoso. No valen los atajos ni los saltos de renglón. Tampoco llamará la atención a aquellos que leen de Pascuas a Ramos, ya que perderán el hilo narrativo. 
– LA FRASE vintage-1751222__340.png
“Mira que le tengo manía al dichoso cuadro, y no solo porque le chupa la sangre como una sanguijuela, puede pasarse noches enteras bocetando y dándole vueltas sin ni siquiera advertir mi presencia, sino sobre todo por las bromitas de los amigos. Y no precisamente por el nombre, qué más dará llamarlo “las egipcias”, “el burdel filosófico” o “las señoritas de Avignon”, como proponía Salmon el otro día. Lo que realmente me cabrea es que me identifiquen con una de las putas, aunque las otras sean Marie Laurencin… Sí, sé que forma parte de su constante burla, los conozco muy bien, disfrutan como bufones con estas cosas, pero me repatea, y eso que Pablo, para quitarse hierro, no para de repetir que son personajes imaginarios.”
– RESEÑAletter-576242__340.png
Lo primero que tenemos que destacar es un aviso a los futuros lectores de esta obra de Pedro Saugar, sobre la arriesgada fragmentación del arco narrativo. ¿Conocéis ese momentos en el que os están contado una anécdota y esta va tomando varias ramas y puntos de vista diferentes, pero queremos llegar al final?, pues eso mismo le puede ocurrir al lector novel con la presente novela. Aquí contamos con cinco arcos narrativos diferentes, que según van avanzando las páginas van haciendo encaje de bolillos para aclarar la laberíntica trama en un único punto. Recorremos la figura de Picasso desde 1897 hasta 2013. Desde el París de las luces hasta la Cuenca contemporánea, iremos desgranando su vida y obra, desde su juventud, hasta más allá de su muerte con el legado actual.
En este París de comienzos de siglo, nos encontramos a un Picasso en plena efervescencia juvenil, abrazado a la bohemia de la capital, inconformista, soñador e idealista. Se va conformando la figura del genio que sería más tarde. Es la época en la que aprende (y aprehende) el oficio, se fija en los grandes de la pintura, idea nuevos métodos pictóricos y despliega todo su saber en la búsqueda de nuevos caminos para su arte, más allá de lo que ha existido hasta la fecha. Picasso necesita ir un paso más allá de lo que ha visto y experimentado… El genio se abrirá camino, ante los sinsabores de la vida; familiares, personales y económicos.
Llegó entonces 1907 y Picasso rompió todos los moldes de la Historia del Arte. “Las señoritas de Avignon”, fruto de la mezcla de su período africano y del protocubismo que sería la semilla del cubismo posterior. La rotura con la tradicional del realismo pictórico le encumbrará al Olimpo de la maestría pictórica. Algunos afirman que pudo estar influenciado por El Greco, Cezanne o Ingrés, pero lo cierto es que hay obras que trascienden a su autor y esta lo es. Pero no siempre fue así. Hasta la compra del cuadro a mediados de los años veinte del siglo pasado por el MOMA de Nueva York fue criticado, incluso por sus propias amistades del círculo artístico, coleccionistas, galeristas y críticos del arte vanguardista. Si algo es común en la labor del Genio, es precisamente la incomprensión. Una vez despojado de toda influencia y crítica se puede abrir a su futuro el verdadero maestro de las artes. Es la única manera de llegar a dónde nadie ha llegado, a base de riesgo, incomprensión y ciertas notas de locura. Ante el fracaso, el dolor social, la herencia trágica y los infortunios de la vida, el gran creador rompe los moldes y las reglas establecidas para exponer al mundo su ambición. Una obra pura que mira de forma virginal y sin prejuicios. Se abre al mundo la crisálida.
Y, con todo esto, el autor nos encierra en un bucle de crimen, misterio histórico y sociedades secretas, tras un misterio que trastocará para siempre los pilares del arte contemporáneo. El halo de lo arcano y el hermetismo siempre acompañarán a las grandes creaciones de la Historia de la humanidad. Es precisamente esta falta de conocimiento y de seguridad en los datos sobre el origen de la construcción y diseño de ciertas obras y construcciones, lo que origina que la creación se torne en leyenda y así será contemplada durante los siglos. Aquello que está incompleto en sus explicaciones siempre tendrá un lugar preeminente y honorífico en el imaginario colectivo de una sociedad.
Deambulan con sentido y lugar propio todos los personajes que nos encontramos en esta novela. Todos ellos nos acercan a la figura de Picasso desde ópticas diferentes. Todos ellos arriman su granito de arena para que nos imbuyamos de los trazos de un pintor que ha dejado su impronta en los siglos venideros. Pero hay un personaje en concreto que atenazará el corazón del lector, por razones que aquí no desvelaremos, (Fernande Olivier), el primer y tempestuoso gran amor de juventud del autor. La llaneza, fortaleza y complejidad de este personaje es del todo cautivador.
Sobre el arte, la vida y la muerte, son únicamente los genios los que pueden desgranar su funcionamiento interno y su lógica filosófica. Son ellos los que nos guían. Algunos los llaman locos, pero sin esta locura la cauces de la civilización irían invariablemente por una autopista de cinco carriles sin opción a una salida del pensamiento único. Ellos nos abren los ojos. Nuestro deber es mantener su memoria intacta de fanatismos y de dañinos adalides de la reescritura de la Historia.
Picasso, de la mano de Pedro Saugar Segarra, toma cuerpo, voz y voto en nuestro pensamiento.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s